Bocadillos

bocadillos-comer-cinco-sentidos

Para hacer un buen bocadillo tan solo hay un ingrediente indispensable, el panEl resto de ingredientes son de elección libre.
Podemos hacer desde el más básico bocadillo de pan con aceite o mantequilla, hasta el más sofisticado de los bocadillos en el que podamos pensar, todo depende de lo que tengamos a mano.
Se me ocurren muchísimos bocadillos que os pueda sugerir, para un tentempié, una merienda o incluso para una cena rápida. Recuerdo especialmente aquellos bocadillos que mi madre nos preparaba a mis hermanas y a mí para merendar en casa, en el colegio o cuándo íbamos de excursión o a pasar la tarde en el campo. El fragante aroma a pan crujiente y esponjoso, recién horneado, inundaba la cocina ¡qué delicia!
El de pan con chocolate, el de Nocilla, el de leche condensada, el de mortadela italiana, el de chorizo, el de salchichón, el de queso, el de jamón, etc., etc., cualquiera de ellos estaba riquísimo, no sé si eran las manos de mi madre y el mimo que ponía al hacerlos, o las ganas con las que los comía, el caso es que ya nada sabe cómo lo de antes.
Mi favorito era una combinación que me hacía en verano con jamón cocido, chorizo y salchichón a partes iguales, aunque no se me puede olvidar el que me hacía para el recreo del colegio, cuándo tenía algún resto de pescado frito o carne del puchero, y con un huevo y una ramita de perejil, me hacía una tortilla que estaba de escándalo.
Y como no mencionar aquí, cuando íbamos a casa de mi abuela y me hacía para merendar ese bollo de pan recién horneado con leña con una tortilla francesa con una puntita de ajo y unas hojas de perejil… ¡Ay, Dios mío! Qué recuerdos.
Y como olvidarme del famoso bocata de calamares, que en las ocasiones en que he visitado Madrid, no he podido dejar de comer ¡Imprescindible!
Aquí os dejo un pequeño repertorio de algunos de nuestros bocadillos, si os apetece comer uno tan sólo tenéis que echar una miradita al siguiente vídeo y os entrarán unas ganas locas de pillar el que sea, la boca se os hará agua y seguro que saldréis disparados hacia la cocina a ver cuál es el que os haréis más rápido…ja, ja, ja.

Uno, dos y tres ¡A comer!

Bocadillos

TODOS LOS BOCADILLOS DE NUESTRA CASA