Ir al contenido principal

Lo más actual en DBM

Ensalada de Judías Verdes y Queso Azul con Vinagreta de Arándanos y Melocotón

Tenía previsto publicar durante este mes recetas de la cocina tradicional casera, que evocan en mí recuerdos entrañables, esos platos que saben a gloria bendita y que son todo un cúmulo de sensaciones agradables cuando los comes muy de tarde en tarde; como os contaba hace un par de semanas en mi Ensalada de Pasta con Fruta, Langostinos y Vinagreta de Mango, pero realmente lo que me apetecía hoy era cocinar algo distinto, algo nuevo, con el calor que hace, qué mejor que otra riquísima y refrescante ensalada de las que son, al menos para mí, plato único, y que además de ligera es muy fácil de preparar.
Esta semana en el mercado compré unas judías verdes fresquísimas, y me parecieron ideales para hacer una ensalada, pero quería que fuera diferente a la que cocino habitualmente,tenía claro que la quería con fruta y queso,¡Me encanta esa combinación! Así que me fui a la compra y seleccioné ingredientes muy básicos, pero que siempre gustan a todos en casa.
Otra cuestión fue el tema aderezo

Strudel o Apfelstrudel

El Strudel es un rollo muy fino de masa de hojaldre, relleno de compota de manzana, azúcar, canela y pasas, horneado. A veces incluye piñones, nueces, o almendras ralladas.
El arte de su elaboración consiste en hacer la pasta lo más delgada y elástica posible. Los maestros pasteleros austriacos y alemanes afirman que para que esta esté en su punto justo, debería poder leerse un periódico a través de ella.
Para cocinar el Strudel, se deben elegir manzanas que tengan un buen aroma, que queden con textura suave en compota y un "toque" ligeramente ácido.
El Strudel debe servirse recién horneado y todavía caliente, con algo de azúcar glas espolvoreada por encima. En ocasiones se acompaña de crema aromatizada con vainilla; también es habitual presentarlo con helado de vainilla.

STRUDEL o APFELSTRUDEL

Ingredientes

  • 1 Lámina de hojaldre congelado 
  • 4 manzanas reineta 
  • 1/2 c/p de mantequilla 
  • 50 grs de pasas de corinto 
  • 2 c/s de azúcar moreno 
  • ½ c/ p de canela molida 
  • 2 c/s de mermelada de albaricoque 
  • 1 huevo

Elaboración

  • Descongelar el hojaldre a temperatura ambiente, extender y poner sobre papel de hornear. 
  • Pelar 2 y 1/2 manzanas, cortar a cuadraditos y poner en un cazo, con la mantequilla y las pasas de corinto, dorar ligeramente y dejar que la manzana vaya soltando el jugo a fuego lento, añadir 1 c/s de azúcar moreno, dejar reducir. Una vez obtenida la textura deseada, no debe quedar muy blanda, dejar enfriar. (Si la manzana soltara mucha agua, será necesario escurrir bien la compota antes de rellenar el hojaldre). 
  • Cubrir el centro del hojaldre con ésta compota, dejando a los lados suficiente masa para taparla (yo la he dividido, sin cortarla, en tres partes iguales y he puesto la compota en el centro). 
  • Pelar la manzana y ½ que nos queda y cortarla a láminas no muy finas (2 mm); Ponerla sobre la compota y espolvorearla con un poco de azúcar moreno y canela molida. 
  • Pintar con la mermelada de albaricoque y proceder a taparla; Para ello haremos unos cortes en ángulo de 45º y de 1´5 cm de ancho aproximadamente, a ambos lados del relleno sin llegar completamente a éste, es decir dejando un espacio alrededor de unos 2 cm. 
  • Tapar primero los extremos y después ir entrelazando las tiras de hojaldre en forma de trenza. Pintar con el huevo ligeramente. 
  • Hornear a 150º C unos 35 min. O hasta que el hojaldre esté completamente dorado y haya subido.