Ir al contenido principal

Esta semana en DBM

Risotto de Arándanos | Risotto ai Mirtilli

Siempre que tengo una nueva receta en mente, no puedo evitar sentir mariposas en el estómago, es una extraña sensación que me hace sentir como si fuera la primera vez en mi vida que cocinase, pero que desaparece en cuanto me pongo delante de la cocina y enciendo los fogones. Eso es lo que me sucedía con este Risotto; cuando cociné por primera vez mi Risotto de Fresas, me gustó tanto cocinar con frutos rojos, que tuve la idea de hacer uno similar con Arándanos porque me fascinan, era una fijación que no podía quitarme de la cabeza, pero antes de hacerlo consulté en Google a ver si alguien lo había hecho antes que yo, y casi me quedo "muuuerta" 😵 cuando ante mis ojos aparecieron un sin fin de ellos, llamadme ingenua (porque pensé que era la primera 😂) no podía creer la cantidad de referencias que había (parece ser que ya está todo inventado 😅);  Por lo visto es una receta originariade losAlpes Austriacos, ¡claro! cómo no iba a serlo teniendo los bosques que tienen, seguro …

Buñuelos de Bacalao

Si hay un plato estrella de la Semana Santa Sevillana son los Buñuelos de bacalao.
Son ligeros, crujientes y esponjosos y os aseguro que no hay bocado más exquisito.
Si además va acompañado de una cervecita bien fresquita, es la tapita ideal para compartir con tus amigos.
Seguro que los conocéis, pero si no es el caso, os recomendamos que los hagáis, pues son súper fáciles de hacer y siempre resultan un éxito seguro.


INGREDIENTES

  • 400 grs de bacalao desalado y sin espinas 
  • 350 grs de harina 
  • 7 grs de bicarbonato 
  • 150 grs de cebolla 
  • 2 dientes de ajo 
  • Hierbabuena, perejil, sal, colorante, agua 
  • Aceite de oliva

ELABORACIÓN

  • Picar la cebolla finamente y el ajo, también la hierbabuena y el perejil. 
  • Cortar el bacalao e taquitos muy pequeños. 
  • Mezclar con la harina y el bicarbonato, añadir la punta de una cucharilla de café de colorante y una pizca de sal. Añadir agua hasta conseguir una masa ni líquida ni muy espesa. 
  • Con una cuchara de postre, ir vertiendo pequeñas cantidades en el aceite caliente, e ir friendo hasta obtener un ligero color dorado. 
  • Esta masa resulta más rica de víspera.