Ir al contenido principal

Esta semana en DBM

Risotto de Arándanos | Risotto ai Mirtilli

Siempre que tengo una nueva receta en mente, no puedo evitar sentir mariposas en el estómago, es una extraña sensación que me hace sentir como si fuera la primera vez en mi vida que cocinase, pero que desaparece en cuanto me pongo delante de la cocina y enciendo los fogones. Eso es lo que me sucedía con este Risotto; cuando cociné por primera vez mi Risotto de Fresas, me gustó tanto cocinar con frutos rojos, que tuve la idea de hacer uno similar con Arándanos porque me fascinan, era una fijación que no podía quitarme de la cabeza, pero antes de hacerlo consulté en Google a ver si alguien lo había hecho antes que yo, y casi me quedo "muuuerta" 😵 cuando ante mis ojos aparecieron un sin fin de ellos, llamadme ingenua (porque pensé que era la primera 😂) no podía creer la cantidad de referencias que había (parece ser que ya está todo inventado 😅);  Por lo visto es una receta originariade losAlpes Austriacos, ¡claro! cómo no iba a serlo teniendo los bosques que tienen, seguro …

Masa Para Pizzas

Hoy Pizzas, a cualquier hora del día las podríamos comer, la verdad es que es tan fácil de hacer que son muy socorridas, sólo tienes que disponer de un poco de tiempo para el reposo lo demás son sólo ingredientes que casi siempre tenemos en casa, yo os animo a que las hagáis, pues cuándo las pruebas nunca más volverás a comer pizza precocinada ni congelada, anímate y ya me contarás.




INGREDIENTES

  • 300 gr de harina de repostería (Gallo o Aragonesa). 
  • 150 ml de leche tibia. 
  • 15/20 gr de levadura prensada de panadero. 
  • 2 Cucharadas Soperas (c/s) de aceite de oliva. 
  • 1 pizca de sal.

ELABORACIÓN

  • Mezclar en un bol la harina con la sal, el aceite de oliva y la levadura que previamente habremos diluido en la leche tibia (no caliente pues esto hará que no fermente). 
  • Amasar primero con un tenedor o con los dedos y después con las manos, añadiendo un poco de harina si fuera necesario hasta que se despegue de las manos. Esto habrá de hacerse durante unos 15 minutos aproximadamente. 
  • Tapar con un film y un paño y mantener cerca de una fuente de calor, para que leude entre 30 min y 1 hora según la temperatura ambiente, o si es verano o invierno. 
  • Cortar en dos porciones y dar la forma deseada, según queramos más o menos gruesa la masa. 
  • Extender sobre el mármol con la ayuda de un rodillo. 
  • Untar una placa de horno con aceite de oliva y un poco de polenta o semolina de trigo. 
  • Proceder al relleno deseado. 
  • Precalentar el horno 10 minutos a 250º C. 
  • Hornear entre 8 y 10 minutos a 250º C o hasta que esté la masa ligeramente dorada y crujiente y el queso con un bonito color dorado.






Todo el Paso a Paso de forma fácil y divertida