Ir al contenido principal

Lo más actual en DBM

Ensalada de Judías Verdes y Queso Azul con Vinagreta de Arándanos y Melocotón

Tenía previsto publicar durante este mes recetas de la cocina tradicional casera, que evocan en mí recuerdos entrañables, esos platos que saben a gloria bendita y que son todo un cúmulo de sensaciones agradables cuando los comes muy de tarde en tarde; como os contaba hace un par de semanas en mi Ensalada de Pasta con Fruta, Langostinos y Vinagreta de Mango, pero realmente lo que me apetecía hoy era cocinar algo distinto, algo nuevo, con el calor que hace, qué mejor que otra riquísima y refrescante ensalada de las que son, al menos para mí, plato único, y que además de ligera es muy fácil de preparar.
Esta semana en el mercado compré unas judías verdes fresquísimas, y me parecieron ideales para hacer una ensalada, pero quería que fuera diferente a la que cocino habitualmente,tenía claro que la quería con fruta y queso,¡Me encanta esa combinación! Así que me fui a la compra y seleccioné ingredientes muy básicos, pero que siempre gustan a todos en casa.
Otra cuestión fue el tema aderezo

Canelones de atún


Dentro del apartado de las pastas, los canelones son una rápida manera de poner un toque festivo a la comida de los domingos. 
Estos de atún, son súper fáciles de hacer, y muy económicos, pero se pueden hacer de mil rellenos diferentes, solo depende de tu imaginación, o lo que tengas en tu despensa.

INGREDIENTES
  • 16 placas de canelones precocidos (125 grs) 
  • 3 latas de atún en aceite de girasol (200 grs) 
  • 2 tarros de paté de atún (250 grs) 
  • 150 grs de tomate frito 
  • 100 grs de queso rallado
Para la bechamel
  • ½ l de leche 
  • 40 grs de mantequilla 
  • 40 grs de harina 
  • Sal y nuez moscada
ELABORACIÓN
  1. Remojar las placas de canelones 10 min en agua templada. 
  2. Escurrir y secar. 
  3. En un bol, mezclar el paté con el atún y la mitad del tomate frito. 
  4. Hacer una pasta no muy fina. 
  5. Proceder al relleno de los canelones, poniendo una cucharada de la mezcla anterior en cada placa. 
  6. Ir ordenando en una rustidera con el resto de tomate frito en la base. 
  7. Hacer una bechamel cremosa, poner la mantequilla en un cazo, añadir la harina y dorar ligeramente (roux), ir añadiendo la leche poco a poco, batiendo con una varilla. 
  8. Dar el punto de sal y un toque de nuez moscada recién rallada. 
  9. Cubrir los canelones con la bechamel, el queso rallado. 
  10. Hornear para calentar y gratinar.