Ir al contenido principal

Lo más actual en DBM

Ensalada de Judías Verdes y Queso Azul con Vinagreta de Arándanos y Melocotón

Tenía previsto publicar durante este mes recetas de la cocina tradicional casera, que evocan en mí recuerdos entrañables, esos platos que saben a gloria bendita y que son todo un cúmulo de sensaciones agradables cuando los comes muy de tarde en tarde; como os contaba hace un par de semanas en mi Ensalada de Pasta con Fruta, Langostinos y Vinagreta de Mango, pero realmente lo que me apetecía hoy era cocinar algo distinto, algo nuevo, con el calor que hace, qué mejor que otra riquísima y refrescante ensalada de las que son, al menos para mí, plato único, y que además de ligera es muy fácil de preparar.
Esta semana en el mercado compré unas judías verdes fresquísimas, y me parecieron ideales para hacer una ensalada, pero quería que fuera diferente a la que cocino habitualmente,tenía claro que la quería con fruta y queso,¡Me encanta esa combinación! Así que me fui a la compra y seleccioné ingredientes muy básicos, pero que siempre gustan a todos en casa.
Otra cuestión fue el tema aderezo

Turbantes de Lenguado con Patatas París

Hoy otro plato de pescado con una salsa ligera, que ayuda a mantener la jugosidad del pescado pero sin camuflar su sabor. ¡Exquisito!


TURBANTES DE LENGUADO CON PATATAS PARÍS

INGREDIENTES

  • 400 gr de filetes de lenguado limpios 
  • 300 gr de patatas de guarnición 
  • ½ cebolla fresca 
  • ½ c/c de pimentón de La Vera 
  • 1 c/c de harina fina 
  • 20 ml de vino blanco 
  • c/n de caldo de pescado 
  • sal 
  • aceite de oliva 
  • cebollino picado.

ELABORACIÓN

  • Sazonar los filetes de lenguado y enrollarlos, sujetándolos con un palillo para que conserven su forma. 
  • Picar la cebolleta y dorarla en un poco de aceite hasta que esté pochada, añadir el pimentón, la harina y el vino, reducir y agregar el caldo de pescado (fumé) necesario para conseguir una velouté ligera. 
  • Dar un hervor y añadir los filetes de lenguado y cocinar unos minutos. Rectificar la salsa de sal si fuera necesario. 
  • Pelar unas patatas de guarnición y cocer en agua con un poco de sal. 
  • Cuando estén tiernas, escurrir y servir como guarnición del plato. 
  • Espolvorear con un poco de cebollino picado.