San Jacobo de Lomo Ibérico con Boletus Edulis

Hoy para almorzar, tenía unos filetitos de lomo. Como no quería repetir una de mis recetas ya publicadas, decidí hacerlos empanados. Habitualmente no cocino muchos fritos debido a las calorías o el colesterol que nos pueden aportar, pero lo que no se convierte en hábito de consumo, no puede hacer daño.
Rizando el rizo, se me ocurrió hacer un San Jacobo un tanto diferente.Me gusta  que la cocina De Buena Mesa, sea sencilla y que nunca podáis decir que los platos son tan elaborados y difíciles de realizar, que os echen para atrás a la hora de cocinar. Vamos a hacer una cocina sencilla a la vez que exquisita, y así conseguiremos que no os aburráis cocinando rico y rápido.
El resultado final, ha sido un plato digno de los mejores gourmets.  

 SAN JACOBO DE LOMO IBÉRICO CON BOLETUS EDULIS

INGREDIENTES

Para 1 San Jacobo por persona

  • 2 Filetes muy finos de lomo
  • 1 loncha de queso fundente
  • 1 ó 2 lonchas muy finas de jamón curado de buena calidad
  • 30 gr de setas congeladas
  • huevo
  • harina
  • pan rallado
  • sal fina
  • pimienta de Jamaica recién molida
  • aceite para freír

Para la guarnición por persona

  • 3 rodajas de tomate duros un poco verdes
  • 2 patatas nuevas
  • un poco de queso parmesano recién rallado
  • sal
  • pimienta de Jamaica
  • aceite para freír

ELABORACIÓN

  • En una sartén pequeña con un poco de aceite haremos las setas fileteadas hasta que evaporen toda el agua que suelten.
  • Poner los filetes en la tabla de cocina y aplastarlos con la mano, sin romperlos, para que queden lo más finos posibles. 
  • Espolvorear con un poco de pimienta de Jamaica y una pizca de sal fina.
  • Sobre un filete poner las lonchas de jamón procurando que no sobresalgan del contorno del filete. 
  • Cortar la loncha de queso en dos y cubrir con ella el jamón.
  • Repartir por encima las setas y tapar con el otro filete. 
  • Aplastar suavemente con la mano para que quede bien uniforme.
  • Para empanar los San Jacobos, pasamos por un poco de harina fina, los sacudimos para que no lleven exceso de harina. 
  • Los pasamos por huevo batido, y a continuación los rebozamos bien con pan rallado. 
  • Los aplastamos bien con las manos para sellar todos los bordes, para que al freírlos no se salga el queso.
  • Poner una sartén con aceite al fuego, cuándo esté lo suficiente caliente pero sin humear, freímos con cuidado los filetes para que queden dorados y crujientes sin quemarlos, cuidando al darles la vuelta que no se abra el empanado y así evitamos que el queso que se fundirá con el calor, no se salga.
  • Con el huevo batido que nos sobre, empanaremos unas rodajas de tomates verdes y las freímos, para servirlas como guarnición del plato. 
  • Le rallamos un poco de parmesano por encima que se fundirá con el calor y un toque de pimienta de Jamaica recién molida. 
  • También los podemos acompañar con unas patatas fritas corte cerilla.