Patatas Chips y Tortitas de Patatas Paja

Hoy quiero compartir con vosotros estas riquísimas patatas chips que si bien no son nada complicadas elaborarlas, son bastante más sanas que las compradas envasadas. 

Además me apetecía enseñaros este curioso aparatito que sirve para cortarlas en un santiamén, se llama Spirali, lo compró mi hermana por Internet, me lo trajo para enseñármelo, y ahora no paramos de inventar… que si patatas chips, que si espaguetis de verduras, etc., etc.

Una curiosidad característica del aparatito es que por ejemplo las patatas no salen cortadas a rodajas sino en tiras espirales superfinas que si tenemos suerte y no se rompen llegan a ser muy pero que muy largas.

De todos modos si no disponéis de este utensilio, siempre podéis recurrir a la clásica mandolina de cocina o si os dais buena maña las podéis cortar a cuchillo, que aunque no resulten tan uniformes en el corte, el sabor sigue siendo el mismo.

En definitiva las patatas chips son un verdadero vicio, y si son caseras como éstas, un vicio realmente sano y delicioso.

 PATATAS CHIPS Y TORTITAS DE PATATAS PAJA

INGREDIENTES

  • 1 kg de Patatas Nuevas
  • Aceite de Girasol alto oleico
  • Agua
  • Sal

ELABORACIÓN

  • Lavar muy bien las patatas, con ayuda de un cepillo de cocina, ya que si son unas patatas de calidad les dejaremos la piel.
  • Cortar las patatas en láminas muy finas y sumergirlas en abundante agua lavarlas de nuevo ya cortadas y así soltaran el almidón que contienen, y facilitar la fritura para que no se peguen unas a otras.
  • Escurrir muy bien y secarlas con un paño limpio y seco. 
  • Echar el cestillo de la freidora en varias tandas, y proceder a freírlas cuando el aceite esté muy caliente (170 ºC). 
  • Escurrir y sacar a una bandeja con un papel de cocina (aunque no suelen absorber nada de aceite), echar un poco de sal fina por encima antes de servir.






Tortitas de Patatas Paja

  • Como podéis ver también os muestro como preparar unas deliciosas y crujientes  tortas de patatas pajas. 
  • Para ello freiremos las patatas una vez cortadas muy finas, las hacemos a fuego suave para que se peguen un poco unas a otras y cuando estén doradas las escurrimos muy bien y las ponemos en una sartén caliente para darle forma, aplastándolas un poco. 
  • Las cortamos en porciones estando aún calientes y las servimos como guarnición de nuestro plato de carne o pescado favorito.