Tomates Cherry Confitados

tomates-cherry-confitados

A estas alturas del año, aquí por el Sur, pocos huertos son los que aún siguen dando cosechas de tomates, el nuestro desde primeros de septiembre no da ni uno, pero quizás no haga falta esperar a la próxima cosecha de verano, para hacer estos deliciosos Tomates Cherry Confitados porque los podemos encontrar siempre en los mercados, además en el caso de no disponer de cosecha propia, tampoco será necesario hacer mucha cantidad, con medio kg será suficiente para darnos el gusto, y más si no queremos envasarlos en conserva o congelar, ni siquiera yo lo hago, pero debido a la enorme cantidad de tomatitos que este año hemos cosechado me vi obligada.

Además de haberlos disfrutado en un sinfín de platos de pasta y ensaladas, los preparé así como os enseño hoy, parte en conserva y otros tantos congelados, es una receta tan básica que la hago a ojo, sin pesar ni medir, y salen siempre riquísimos; además de los tarros que hice hace semanas y que ya tengo bien guardados, aprovechando la última recolecta antes de arrancar las tomateras, preparé estos tres tarros, pesando las cantidades para enseñároslo, y así quienes no tengáis huerto propio, pero os apetezca probarlos, podéis daros el gusto cocinando unos poquitos en cualquier momento.

tomates-cherry-ecológicos
Tomates Cherry Ecológicos del Huerto de mi Padre

Para elaborarlos seguí el método tradicional, cocinándolos a fuego lento, más fácil y económico que horneados, particularmente nunca los hago así porque no me parece práctico encender el horno para medio kilo de tomates; cocinados al fuego quedan muy jugosos, y con un caldito espeso, casi como una salsa, de esas que te vuelves loca mojando pan en ella, ideal si la emulsionamos con un poco de vinagre y aceite, como aderezo para ensaladas. 

¿Y para qué hacer tomates confitados y cómo puedo consumirlos? Es algo que en alguna ocasión me había preguntado, hasta que los probé por primera vez. Los tomates confitados, tienen infinidad de aplicaciones, como guarnición de carnes o pescados asados, en Arroz Pilaf, con un saciante bol de Couscous, o como parte integrante de un plato de Spaghetti sencillo al que con poco más que un buen Parmigiano Reggiano y unas hojas frescas de albahaca, será suficiente para rozar el cielo.

Ponen un toque aromático en una finísima Pizza Primavera recién horneada, igualmente son perfectos sobre unas tostadas con unas lonchas de un buen jamón, o en un bocadillo de lomo asado con pimientos asados. Con unas finísimas lonchas de mortadela de Bolonia y unas lascas de Pecorino Romano sobre una bruschetta de pan tipo Ciabattason de auténtica locura, riquísimos sobre unos exquisitos Smørrebrød, como relleno de un rico sándwich de miga o sencillamente en un bocata de atún.

¿Pero qué os parece si los ponemos en un sofisticado bagel, un bocadillo de tortilla perfecta, o una ligera ensalada? Solo es cuestión de dejarse llevar al decidir qué queremos comer. Hablando de “sofisticado” y demás cositas ricas, el viernes preparé un par de Bagels con Salmón al Natural que me quedaron espectaculares de ricos, los hice de manera similar a los que tengo publicados, con tomates confitados y en esta ocasión sin guacamole; espolvoreé el salmón con eneldo generosamente, cubrí con unas hojas de rúcula, dispuse unos cuantos tomatitos con su propio jugo en el pan de la base, un poco de salsa de eneldo en el pan de la tapa, y me quedaron ¡de lujo!

Lo he comprobado personalmente y quedan perfectos con hamburguesas, en lugar de poner la clásica rodaja de tomate crudo, cubrimos el pan de la base con unos cuántos tomatitos confitados; por ahora no se me ocurre nada más, os sugiero que dejéis volar vuestra imaginación y ya me contaréis si no están para perder el sentío.

tomates-tarros


INGREDIENTES 
  • 1/2 kg de Tomates Cherry, ecológicos
  • 2 o 3 dientes de Ajo
  • 100 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 2 c/s de Vinagre de Manzana
  • 2 c/p de Azúcar 
  • 1/2 c/p de Sal Rosa del Himalaya 
  • 1 c/p de Tres Pimientas
  • 2 ramitas de Tomillo fresco ecológico 
  • 1 ramita de Romero fresco ecológico 
  • Unas hojas de Albahaca fresca ecológica 
  • 3 tarros de 200 ml, herméticos con cierre metálico para conservas 

tomates-cherry-mise

ELABORACIÓN 
  1. Lavar y escurrir los tomates. Disponerlos en una sartén amplia donde quepan sin amontonarse para que no se aplasten.
  2. Cubrir, hasta la mitad aproximadamente con el aceite.
  3. Añadir los ajos enteros, con piel y rajados longitudinalmente.
  4. Añadir el vinagre, el azúcar, los granos de pimienta, el romero y el tomillo.
  5. Lavar las hojas de albahaca y añadirlas, ligeramente troceadas con los dedos.
  6. Llevar a ebullición, tapar y cocinar a fuego lento, hasta que estén tiernos, durante aproximadamente 35’/45’ (aunque alguno se rompa la mayoría conservará su forma)
  7. Rellenar los tarros, previamente esterilizados, y completar con un poco más de aceite, si fuera necesario, dejando un espacio de 1 cm hasta el borde sin cubrir.
  8. Cerrar los tarros y disponerlos en una cacerola, con un par de servilletas de papel en el fondo, esto evita que los frascos golpeen el fondo al hervir y no se rompan.
  9. Cubrir con agua, tapar y llevar a ebullición. Hervir a fuego medio durante 20’
  10. Dejar enfriar por completo dentro del agua. Secar con un paño limpio y listos para conservar.

tomates-cherry-pasos

Mis Recomendaciones y Sugerencias 
  • Si el vacío y la esterilización de los tarros está bien hechos, se conservarán en lugar seco y oscuro varios meses. 
  • Para comprobar que el vacío se hizo correctamente, esperar unos 15 días antes de consumirlos, en el caso que tuvieran un poco de moho y no hiciera el sonido característico al abrir el tarro, se desecharán sin contemplaciones.
  • En climas cálidos, como aquí en Sevilla, los guardo en el frigorífico, para asegurarme una larga duración.
  • Se pueden congelar, sin necesidad de hervirlos previamente. En congelador no frost, por debajo de -18 ºC se conservan durante meses.
  • Las cantidades de especias e hierbas aromáticas son orientativas, pudiéndose cambiar al gusto por guindillas o Cayenas, orégano, salvia, etc., o cualquier otra especia que tengamos a mano como clavos de olor, nuez moscada rallada, cardamomo, semillas de cilantro, cominos, etc.
  • También se puede añadir en lugar de ajos, cebolla blanca o morada, cortada en juliana, al comienzo de la cocción, quedan riquísimos.
  • El azúcar pude ser blanco o moreno, no los he hecho nunca con panela o azúcar de abedul, pero es cuestión de probarlo. 



tomates-mesa

tomates-cenital

tomates-conserva










Comentarios

  1. Concha primero he pasado a dar un tour y me quedé cautivada con el bocadillo de atún, no me dejó comentarte..., ando babeando de lo lindo con tus delicias que siempre son de todo mi gusto.
    Muchas gracias por esta deliciosa idea, siempre que veo este tipo de preparaciones que no sé casi nada de confitar, me viene muy bien, hace unos meses precisamente hice un atún que vamos a ver cuando comparto...; pero, de resto no he realizado este tipo de delicias y lo que me llama la atención es precisamente que podemos ponerle los aromas al gusto de cada una, como cuando se hace mermelada.
    La verdad es que aunque no tengo la costumbre de consumir productos confitados, no porque no me gusten, sino porque no tengo esa costumbre..., me parece que es necesario aprender siempre, además que en épocas de tomates pues qué mejor que aprovechar cuando se cosechan estos pequeñitos y preciosos del huerto de tu padre, que ahora mismo he recordado tu pasta y me derrito y antojo de nuevo.
    Ahora que podré viajar de nuevo a la finca de mi suegro (cruzo dedos de emoción por viajar de nuevo y ver a mis padres, abuelos, familia..., me ha entrado la ansiedad y ando como un volador sin freno de la dicha, en modo conteo regresivo y así tan bien con el blog ;D), creo que buscaré a ver si tiene alguna mata de tomatitos, la última vez que fui estaba acabado la única que había (una pena, vamos a ver que sorpresas encuentro). Y ya me fui por las ramas, sabes lo que disfruto de tu cocina, es llegar y disfrutar como una vieja amiga vecina que toca a la puerta en medio de un día de sol y a disfrutar y charlar de lo lindo, que siento que se pasarían las horas y ni nos enteraríamos.
    Pues mi bonita, es una maravilla aprovechar estos frutos del huerto de tu padre. Creo que el punto nueve debe ser agua; me gusta todo el contraste de hierbas que pones, leo que se podría utilizar panela (que interesante), fundamental tener unos frascos de vidrio con su tapita hermética por si acaso, aunque estos frascos son preciosos, mi madre me hizo dejarlos de lado y ahora veo que tu los has utilizado para hacer vacío y mira que se ven maravillosos, son preciosos, y así cocidos deben quedar más jugosos sin duda, yo me sentaría como niña chiquita con una rica golosina, frente a un tarrito de estos con una buena hogaza de pan, a tostar rodajitas y cada una a bañarla de tomates confitados, que dulce y mágico placer, una delicia celestial, creo que en una sentada podría acabarlos O.O me parecen deliciosos, con ver los tuyos ya me quedó alucinada, te mando un beso grande
    y muchos abrazos mi querida Concha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi querida Natalia, por el tour, y por disfrutarlo, esa es la finalidad al fin y al cabo de todo esto, y si encima, te llevas ideas ricas que alegren tus comidas día a día, mejor todavía, cómo digo, objetivo conseguido, Jajajaja…
      Qué bien que vayas a viajar de nuevo, y te puedas dar un chute de energía familiar, imagino estarás contando los días con mariposas revoloteando tu corazón y tu cabeza, para nosotros este verano pasado ha sido lo mismo, un verano triste por la ausencia de mi madre, pero felices por haber podido reunirnos toda la familia unos días, llenándonos de alegría y levantándonos el ánimo, especialmente a mi padre que estaba muy decaído. Pero la vida continúa y la familia ayuda mucho a impulsarte con ganas. Seguro tú sabes de qué hablo, verás como te vienes con miles de sentimientos bonitos, y un buen montón de recetas para contárnoslas.
      El bocadillo de atún que has visto, es una de mis primeras recetas compartidas en el blog, y no sé porqué le inhabilité los comentarios, muchos de mis primeros post los tengo así, pendientes de revisar porque quisiera hacer una nueva sesión de fotos, pero es que no me da tiempo o no me acuerdo en su momento, ya ves que lleva salsa rosa, que sé que te chifla, poquita, pero la suficiente como para darle un punto de sabor y untuosidad riquísimo.
      Estos tarros son ideales, los tengo hace años, en varios tamaños, para guardar líquidos y conservar patés, cremas, mermeladas, etc. son muy prácticos, estos pequeños tiene el tamaño ideal para que una vez abiertos, no correr el riesgo de estropearse, tienen la cantidad justa para un par de veces o tres, depende de lo golosa que una sea, Jajajaja….
      Lo de la panela, es una sugerencia que personalmente no he probado, pero sé que a muchas os gusta utilizarla como alternativa al azúcar blanco, y como estos tomates llevan muy poquito, será interesante.
      Confieso que lo de confitar tomates, es algo relativamente nuevo en mi cocina, no recuerdo que mi madre los hiciera, yo es que desde que me casé he ido sumando a mi cocina, recetas interesantes, haciéndome con un amplio surtido de platos diferentes que alegran mis días, Jajajaja…
      Besos, disfruta un bonito domingo.

      Eliminar
  2. Buenos días:
    Diré que los tomates cherrys no son de mis preferidos, pocas veces los compro, pero ha sido ver los tuyos y leer todas las recetas en que los pones y me han entrado ganas de probarlos. Quedan de lujo en esos tarros, nada me gusta más que una estantería llena de conservas, dulces y saladas, caseras. Mi madre las hacía mucho antes, yo me temo que soy más perezosa, salvo mermeladas, no soy de prepararlas. Estoy segura que alguna receta nos traerás con ellos, además de las citadas, verla in situ es lo que más inspira. Una presentación bonita es lo que se queda en la retina esta mañana.
    Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Lola, los tomates Cherry me gustan, es evidente, pero imagina la diferencia con estos que son naturales y ecológicos, crecen al sol con alegría. Son más tiernos y de piel mas fina que los que comprarías en el supermercado, pero merecerá la pena que los haga. Si te gustan las conservas, esta es la tuya, se hace prácticamente sola, no es como una mermelada que tienes que estar constantemente removiendo y vigilando las salpicaduras, aquí solo es cuestión de tener los tarros preparados, para rellenar y cerrar, ¡ah! Y ñor supuesto porque es una de esas recetas super sencillas, de las que a ti y a mí nos encantan.
      Besos, pasa un bonito domingo.

      Eliminar
  3. Buenos días, Concha. También me gustan los cherry y como no tengo la suerte de tenerlos de cosecha, los compro muchas veces ecológicos. Siempre he visto confitarlos en el horno, pero hace dos años o tres, no recuerdo, hice unos pocos tomates confitados en el microondas y me quedaron deliciosos. Era para ponerlos en aceite y consumirlos rápido.
    Tu forma de hacerlos me parece mucho mejor que el horno porque nunca me ha gustado tenerlo encendido tantas horas, menos ahora que la luz está tan cara.
    Nos das ideas para conservarlos y la de congelar, si se hace mucha cantidad es genial.
    Me los imagino en un buen bocadillo con pan casero y atún. No necesitaría más.
    Voy a seguir con el domingo que tengo a mi hijo unas pocas horas por aquí y eso no puedo perdérmelo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Marisa, a estas horas seguro estás de sobremesa con tu hijo, así que disfrútalo cuánto puedas.
      Estos tomatitos son una explosión deliciosa en boca, he dado muchas sugerencias porque los he probado y casan con todo. En un bocadillo de atún están impresionantes, es un vicio, te lo aseguro, jajaja...
      Bueno como lleva poco azúcar y sé que tú no puedes tomarlo, mejor no ponerla, tampoco pasa nada, no he probado con azúcar de abedul, quizás más adelante, estoy empezando a experimentar con ella porque mi hermano no puede tomar azúcar tampoco, y la verdad es que en repostería tiene muy buenos resultados, quizás tú ya lo sabes, creo recordar alguna vez lo has utilizado en tus recetas.
      Besos, feliz tarde de domingo.

      Eliminar
  4. Hola guapa, en primer lugar , tengo que alabar los tomatitos, son una preciosidad. Y si son de tu huerto ( del de tu padre) ya imagino lo ricos que deben estar¡¡¡ Yo suelo comprar muchos tomatitos, nos gustan mucho. Los tomamos en ensaladas y /o combinados con otros tomates. Me parece una idea muy práctica el prepararlos confitados. Has hecho un paso a paso muy claro y perfecto. No creo que tenga ninguna duda para poder replicar la receta.
    Las fotografías de los tomatitos te han quedado muy bonitas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mj, adoro los tomatitos, los compro todo el año en grandes cantidades, por eso mi padre en cuanto llega la primavera siembra un montón de matas, pensando en todas las cositas ricas que haré con ellos, muchas más de las que comparto, pero todo se andará, jajaja...
      La receta es super sencilla, ya me conoces y sabes que de complicaciones las mínimas. Besitos.

      Eliminar
  5. Buenos días Concha o tardes, dada la hora. Siempre que veo recetas como la tuya me llaman mucho la atención, pero no las hago porque luego no se me ocurre en qué utilizar los tomates. Ahora bien, con la de ideas que das, ya no hay excusa. Ya se me está ocurriendo cómo versionarlos, eso sí, con cherrys comprados porque aunque por falta de tiempo aún no hemos arrancado las tomateras, ya casi no tienen nada aprovechable.
    Feliz y otoñal domingo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pena Isabel que no hayamos estado conectadas este verano, te hubiera dado ideas, como estos tomatitos confitados, que hace ya unas semanas que los hice, pero he tenido que ir demorando su publicación, entre una cosa y otra.
      De todos modos, pruébalos aunque sean tomates del supermercado, ya verás qué cosa más rica.
      Besos, disfruta del otoño, por aquí se resiste.

      Eliminar
  6. Hola Concha, casi siempre tengo estos tomatitos en casa, a mí me gustan mucho hasta de aperitivo, sin más. El domingo pasado los puse de aperitivo para acompañar la cervecita del medio día pinchados con una anchoa. Tus tomatitos del huerto no tendrán comparación en cuanto al sabor a los comprados. Con esas fotos tan impresionantes me has provocado el antojo, la idea de confitarlos y tenerlos a mano para muchas recetas es una fantástica. Mil besos preciosa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa es cierto, los tomates Cherry se comen que da gusto, yo los tengo siempre listos para picotear, incluso cuando vamos a la playa bajamos con una bolsita fresquita para disfrutar mirando al mar, Jajajaja… En fin, por falta de ideas que no se diga.
      Besos

      Eliminar
  7. ¡¡Hola Concha!! ¡¡Cómo me gusta tu receta de hoy!! ¡¡Me encanta!! Te diré que es una de mis preferidas, de las que cuando empiezas a comer, no puedes casi parar. Yo también los hago así, no en el horno y los hago muy parecidos, salvo que no le pongo vinagre y le añado un poco más de aceite para que me quede bastante líquido, que luego me encanta añadirlo a las ensaladas, si es que sobre, que luego no te creas que sobra tanto. Yo puse la receta el año pasado en Instagram y se la guardaron más de 100 personas, creo que es la receta que he puesto por allí que más personas se la han guardado. Pero es que están riquísimas. A veces, también regalo algún bote ya envasado y las veces que lo he hecho, me han dicho que están riquísimos. Y es que quedan muy, muy ricos. Hace tres veranos, como cenamos todos los amigos (de mi marido) todos juntos en la piscina todos los miércoles de verano y nos llevamos la cena, quitado las bebidas que las pedimos allí, compartimos comida y yo traje estos cherry y lo que triunfaron, simplemente en pequeñas tostas que yo traje ya tostadas, repartí los botes por las mesas nuestras y me traje los botes vacíos, que otras, veces, cuando me he llevado algo, pues haces de más, y siempre sobra algo, pues esta vez, nada de nada, y todos me dijeron que vaya cosa buena. Tampoco quedó líquido, pues cuando se acabaron los tomates, la gente se echaba sólo el caldo sobrante, ja, ja.
    Es una receta para triunfar, y si los cherrys, además, son de cosecha propia, pues ya no quiero ni imaginar, lo riquísimos que te han tenido que quedar. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel no recuerdo tu receta, pero vamos es que estos tomates tampoco tienen ciencia que valga, ya te digo que siempre los hago a ojo, esta vez lo he pesado todo para dar las cantidades exactas, por si alguien que está aprendiendo a cocinar, quiere tener referencias.
      Entiendo lo de tus amigos con estos tomates, son un vicio, y quedan riquísimos con todo lo que acompañen. Es una buena idea lo de regalar estas conservas caseras, no hay color con las industriales, especialmente si los productos como los que yo he utilizado son ecológicos, las hierbas aromáticas incluidas, son todo del huerto de mi padre, un placer recién cortadas, y como ves, he puesto una ramita de romero, que en este tipo de preparaciones me recuerda al clásico bouquet garni, y que utilizo mucho en mis asados y estofados.
      Besos, feliz semana

      Eliminar
  8. Hola mi queridísima amiga, este año he vagueado mas de la cuenta pero ya estoy de vuelta, menuda receta rica que nos traes, me requeteencanta. Soy muy aficionada a las conservas caseras pero te quieres creer que los encurtidos no los he probado hacer hasta este año! así que estos tomatitos confitados se vienen a mi recetario y aunque no dispongo de huerto no dudes que los hare de los comprados. Te lo dije en IG cuando publicaste ese platazo de cherrys, que enamorada me dejo con lo que me gustan. Como te puso Natalia revisa el punto nueve, je,je.
    Por ultimo deseo que te guste mi publicación, la acabo de colgar, no he podido esperar a mañana que es mi día de publicar, ja,ja,ja.
    Un besito corazón y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ayomá! Que me estoy oliendo que me tienes regalo para el Club, y siendo tuya, no me cabe duda de que será una Tortilla Perfecta.
      Gracias por lo del punto 9, menos mal que no el G, un descuido terrible y ya subsanado, Jajajaja,… porque esta mañana con Nati me quedé un poco a cuadros, pues no me enteré de nada, no di con lo del punto por más vueltas que le di, Jajajaja…
      Besitos y voy para allá, espérame.

      Eliminar
    2. Ay que me meo, con lo del punto, jajajaja. Te comento aquí que seguro que lo ves antes que si te contesto en la receta de mi tortilla. Querida mía eres mas lista que yo que se, no se te escapa ni una, me tienes a tus pies. Como bien has visto son langostinos porque las gambas se habían acabado, pongo gambas en la receta porque aunque los corté quedaron duros dentro de lo tierna que es la tortilla. Ahora bien el sabor que soltaron en la tortilla fue buenísimo. Besos a miles.

      Eliminar
    3. ¡Ah! Ya entiendo, entonces ya sé, son gambas porque lo dices tú y punto, y el que quiera que coma y calle, jajaja…

      Eliminar
  9. Buenas noches Concha, te han quedado unos tomates maravillosos. Que buenos que quedan confitados, y cuántas utilidades les podemos dar, para un montón de recetas. Y para alegrar nuestros platos, da gusto este tipo de Conservas. Que tengas una buena semana, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Silvia, estas cosas que se hacen en un abrir y cerrar de ojos, dan mucho juego en la cocina y nos alegran muchos platos.
      Besos

      Eliminar
  10. Buenos días Concha, te quieres creer que nunca los he preparado así y mira que me gustan!!
    Se los vi una vez prepararlos también a Silvia y ya me tentó y ahora tu, no se si me voy a animar a preparar unos pocos porque las matas que empezaron a echar en septiembre aun tenemos para días y como ya el frio empieza apretar no son muy grandes, creo que perfectos para hacerlos así.
    Que ricos tienen que estar con esas hierbas aromáticas, por cierto veo que le has puesto romero y a ti se que no te gusta, imagino que no le aportara mucho sabor, no? y predominan el resto de aromáticas.
    Un beso cariño, que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías probarlos Raquel, se hacen casi solos, no dan nada de trabajo y luego te encuentras con la octava maravilla del mundo, cuando los comes, Jajajaja…
      Las hierbas aromáticas son de las que cultiva mi padre, el romero lo he puesto porque es de una ramita que clavó mi madre, en una maceta, el año pasado y agarró, y está precioso. Desde ese momento decidí que el romero de mi madre me gusta con locura.
      Besos

      Eliminar
    2. Pues si los tengo que hacer, al ver los tuyos me han entrado ganas.
      Ya decía yo que me extrañaba lo del romero, jaja, imagino que cada vez que lo ves la ves a ella ❤😘😘

      Eliminar
  11. Que perdición!!! M declaro fan de los tomates cherries

    ResponderEliminar
  12. Hola Concha. Me alegro mucho al volver a verte. ¿Qué tal te ha ido el verano? Espero que muy bien.
    Nosotros no nos podemos quejar y aunque no hemos salido con ración de playa y piscina, casi a diario, tampoco se pasa mal.
    Hasta hace bien poco este tipo de tomate lo utilizaba en contadas ocasiones pero de un tiempo a esta parte rara es la tarde que no me pongo 8 o 10 partidos por la mitad y solo con una pizca de sal, son una delicia jj.
    Como nunca he hecho conservas, le tengo reparo por la conservación, me llama la atención como los has preparado y no dudo de que tienen que estar exquisitos. Este tipo de tomates le viene como anillo al dedo a la gran cantidad de recetas que indicas y a cada cual más rica.
    Por el aspecto que tienen deben estar exquisitos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, veo que has tenido un verano “la mar de duro” Jajajaja… Yo también, en casa, con mis niñas, aprendiendo a sobrellevar mi nueva vida.
      Tendrías que probar estos tomatitos, ya verás qué fácil y ricos, son una alternativa deliciosa como ves para muchas cosas distintas.
      Estas conservas son ideales, siempre que hagas bien el proceso de envasado y vacío, como es poca cantidad caben en cualquier rincón del frigo y así te aseguras que siempre estén en perfecto estado.
      Besos y Bienvenido.

      Eliminar
  13. Yo no suelo preparar conservas Concha, aunque pienso que tienen que venir muy bien. Los tomates cherry no suelen faltar en casa, sobre todo los echo siempre en mis ensaladas diarias y también en tostas, pero frescos no confitados. Tengo que probar tu receta aunque sea con tomates de la frutería, que nunca serán como los del huerto de tu padre.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar sólo por darte el gusto, deberías probar, se hacen fácilmente, casi solos, y están impresionantes de buenos, merece la pena.
      Besos

      Eliminar
  14. Concha, conchita, conchi jajaja me has leído el pensamiento cariño, porque resulta que acabo de hacer lo mismo que tu solo que en robot de cocina, quedan buenísimos así confitados y los tuyos especialmente, porque les has puesto un montón de cosas ricas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oye! ¿Pero qué son todas estas confianzas? ¡Jajajaja…!
      Bueno lo permito porque eres tú Cristina, Cristinita, Cristi, Cris, Jajajaja….
      Deseando ver tus tomatitos, porque seguro nos los vas a enseñar, o no, Jajajaja….
      Besos guapísima.

      Eliminar
  15. Hola Concha !
    Por fin me he decidido a regresar al blog, me ha dado el punto y dicho y hecho .
    Lo que te ocurre a ti con los tomates, me pasa a mi con las manzanas. Tengo una cantidad enorme de ellas . Primero me había dado mi tia una caja entera de su cosecha y ayer una vecina me ha traído dos cajas enormes, así que ando dándole a la cabeza para darles salida, ya he hecho dulce para acompañar el queso y mermelada, pero en ello ando...
    Pero bueno que me desvío del tema , me ha gustado mucho tu manera de hacer estos tomatitos confitados y las varias opciones de consumo que nos das, si es que eres una crack, cuanto se aprende contigo.
    Hasta para hacer un regalo quedan ideales .
    Me quedo con la idea por si la pongo en práctica , aunque en mi casa son más de tomate normal que de cherrys .
    Te envío un super abrazo y te deseo muy buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima, qué bien que te animes a publicar de nuevo, luego me paso por tu cocina a ver qué delicia nos enseñas. Seguro que me encanta.
      Mi padre tiene un manzano, pero al ser ecológico y con el calor que hace por aquí, las manzanas se estropean fácilmente, ahora que las que recogemos están divinas, lamentablemente este año no me dará para postres, aunque algunas recetas tengo publicadas con ellas, de otras cosechas.
      Estos tomates gustan a todos, nadie que los prueba pone pegas, anímate y verás qué cosa más riquísima.
      Besitos

      Eliminar
  16. ¡Hola Concha! A mí me parece una idea maravillosa el poder conservar tus propios tomates cherry para luego poder usarlos en cualquier preparación... Por cierto... menuda fuente de envidia que recogiste... sin duda, no hay nada mejor que tener una huerta en la familia. A mi me gustan y sabes donde siempre los pongo?, como broche final de las brochetas... ahí nunca me faltan... si no... parece que no son brochetas si no termino con un tomate cherry jajaa... aunque también me gustan para las ensaladas... pero si voy a preparar... si que salgo a buscarlos si no tengo y ya los demás los uso en otras recetas... Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diré Elisa que esa fuente que enseño solo es una pequeña muestra de la cantidad enorme que hemos recogido, este año no nos podemos quejar, la única pega es que ahora me arrepiento de no haber hecho más conservas, claro que evidentemente en ese caso me hubiera visto privada de comerlos crudos, lo que también es un placer divino, jajaja…
      Besos, que é tengas un buen domingo.

      Eliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.