Lomo a la Pimienta asado sin Horno



El lomo asado es una forma sencilla de cocinar la carne, ideal para menús festivos o de domingos.
Yo la suelo cocinar sobretodo en Navidad, al horno y con verduritas que me sirven de base para elaborar junto con los jugos del asado, una deliciosa salsa para acompañarla si queremos servir el lomo como plato caliente.
La manera que os voy a enseñar hoy, es una forma simplificada de cocinar el lomo sin necesidad de utilizar el horno (útil para aquellos que se os resiste, y aún no habéis perdido el miedo a cocinar en él).
El resultado es muy similar, y aunque la carne no está realmente asada, la textura, apariencia y sabor son prácticamente los mismos que los del lomo asado en horno.
Esta es una receta que da mucho juego en la mesa, y en función del resto del menú que decidáis poner, puede llegar a ser todo una exquisitez, digna de las mejores ocasiones.
Hoy he acompañado este delicioso lomo de unas tiernas y jugosas patatas París, súper fáciles de cocinar y que le van como anillo al dedo.
Espero que os guste, y una vez que la hayáis cocinado, os animéis a cocinarla en el horno, porque realmente no es nada complicado.


LOMO A LA PIMIENTA, ASADO SIN HORNO CON PATATAS PARÍS

INGREDIENTES

  • 1 trozo de lomo alto de cerdo de 1,200 kg aproximadamente
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 ramita de tomillo
  • 150 ml de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de harina
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de agua
  • Sal y Pimienta negra

ELABORACIÓN

  • El lomo debe estar lo más limpio posible de grasas por fuera.
  • Lavar bien bajo el chorro de agua fría y secar con papel de cocina la carne.
  • Salpimentar el lomo por todos lados.
  • Poner en una cazuela de fondo grueso una buena cantidad de aceite de oliva virgen, en cantidad suficiente para que la carne se dore y no se cueza.
  • A fuego vivo dar vueltas a la carne para que tome color dorado por todos lados, una vez bien dorada la carne, bajaremos el fuego a temperatura media y le añadiremos la cebolla cortada en trozos grandes, los ajos machacados con la piel y la mata de tomillo.
  • Ir volteando la carne de vez en cuando para que se cocine homogéneamente.
  • No tapar la cazuela para que no se condense la humedad y así evitaremos que se cueza.
  • Transcurridos unos 35 minutos aproximadamente pincharemos la carne con una aguja para comprobar si está completamente cocinada, el jugo que suelte debe ser transparente y la aguja estará algo templada, si los jugos que salen por el orificio donde la hemos pinchado se vuelve ligeramente blanquecino pero no en exceso nos indica el punto ideal de la carne, quedará jugosa y muy tierna.
  • Con los jugos que haya soltado el lomo haremos la salsa: añadir la cucharada de harina y ligar con una varilla, verter el vino blanco y el agua dar el punto de sazón que os guste.
  • Triturar con la batidora y colar la salsa con un chino.
  • Volver a poner al fuego y desespumar en caso necesario.
  • Servir la carne cortada en lonchas muy finas en frío con unos granos de sal Rosa Del Himalaya por encima o cubierta con la salsa muy caliente.
  • Acompañar de unas Patatas París como guarnición.
  • Para cortar la carne, ésta debe estar fría del frigorífico.
  • Si cuando cortemos la carne en lonchas, está demasiado rosa por dentro y no os gusta así le podéis dar un golpe de calor en el microondas pero siempre cubierta de salsa para que no se seque demasiado.
  • Una vez cocinada la carne la dejamos enfriar y la envolveremos bien en film antes de meterla en el frigorífico, donde se conservará en buen estado casi una semana, si no la consumís toda, la podéis congelar y descongelarla posteriormente dentro del frigorífico para su consumo.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...