domingo, 30 de junio de 2013

Pizza de Manzana con queso Azul y Nueces

Hoy quiero compartir con vosotros esta riquísima pizza que hacemos con bastante frecuencia y cuánto mas la cocinamos más rica nos sale, es otra de las que los italianos llaman pizza bianca, ya que no lleva tomate. 

No os preocupéis por eso, porque no es necesario, la manzana aporta jugosidad a la pizza y combina a la perfección con el queso que puede ser cualquier variedad de tipo azul, el que más os guste y junto a las nueces que le da un toque crujiente, tenemos una de las pizzas más exquisitas que os podáis imaginar...

¡Buon Appetito!

PIZZA DE MANZANA CON QUESO AZUL Y NUECES

INGREDIENTES

  • 1 porción de masa para pizza (la mitad de la masa de nuestra receta Masa Para Pizza)
  • 100 gr de queso curado rallado
  • 5 nueces
  • 1 manzana Golden Delicius grande
  • 125 gr de queso azul
  • 50 gr de queso curado en tiras
  • orégano seco

ELABORACIÓN

  • Extender la masa para pizza y colocarla encima de la placa del horno, untada con aceite y espolvoreada con polenta. 
  • Cubrir con el queso rallado (puede sustituirse por mozzarella), pelar y picar las nueces y añadirlas al queso, cortar la manzana en láminas finas y disponerlas encima de las nueces. 
  • Trocear el queso azul y repartidlo por encima de la manzana. 
  • Cortar un trozo de queso curado en bastoncitos y añadirlo a la pizza. Espolvorear con orégano seco. 
  • Hornear a 250 ºC unos 10 minutos; 2 minutos antes de terminarla, rallar un poco de Parmesano Reggiano por encima.






sábado, 29 de junio de 2013

Fideuá de Langostinos



Hoy os traigo un sencillo plato de pasta, que Francesca no conocía a pesar de ser italiana, una amiga de mi hermana que vino a pasar unos días a conocer Sevilla, se hospedó en casa de mi madre y le gustaba todo lo que le cocinábamos, mi madre y yo, pero cuándo llevaba varios días aquí se moría por un plato de pasta, mi hermana nos sugirió que le hiciésemos la pasta al estilo italiano, yo muy diligente voy y le digo a mi madre: Ni se te ocurra cambiar tu receta, porque cuándo Francesca pruebe tus fideos va a levitar de gusto.
Así fue, no podéis imaginaros lo que esa mujer disfrutó comiéndose nuestros fideos, y le fascinaron.
Hoy os traigo esta historia familiar, porque he cocinado el mismo plato en una cazuela súper chula que me ha regalado otra de mis hermanas, por mi cumpleaños y me apetecía contároslo.
Espero que os guste tanto como a mí.
Gracias Pepita, por esta magnífica cazuela, la voy a usar todos los días, porque es fantástica. 

INGREDIENTES 

(Para 2 Personas)

  • 180 gr de fideos huecos (fideuá o gramigna)
  • 350 gr de langostinos pequeños
  • 1 pimiento verde
  • 1 trozo de pimiento rojo
  • ¼ de cebolla blanca
  • 1 tomate maduro pequeño
  • 3 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • un ramito de perejil
  • ½ c/c de cúrcuma
  • agua
  • aceite
  • sal

ELABORACIÓN

  1. Limpiar y quitar las pieles a los langostinos, en un cazo con un poco de aceite, las doramos y apretamos las cabezas con una cuchara de madera para que suelten el jugo de su interior, sazonamos y cubrimos con agua, lo llevamos al fuego y cuándo hierva apagamos este y reservamos el caldo obtenido.
  2. Cortar los pimientos en tiras y la cebolla en dados, sofreír en una cazuela con un poco de aceite.
  3. Pelar y picar los ajos con el prensador, añadirlo a la cazuela y dorarlos.
  4. Picar el tomate en dados y añadirlo al sofrito, fondear bien y cubrir con el caldo de los langostinos, cuando alcance el punto de ebullición, añadimos la pasta y la cúrcuma, removemos y dejamos que vuelva a hervir.
  5. Cocer durante unos 8 minutos y agregamos los langostinos ligeramente salados.
  6. Cocinar un minuto, rectificar de sal, apagar el fuego y dejar reposar unos 5 minutos para que la pasta termine de absorber el caldo antes de servir el plato.









 










viernes, 28 de junio de 2013

Anís Verde o Matalahúva

Pimpinella anisum


  • El anís de sabor  y aroma particular, es utilizado como condimento en panadería y repostería aportando su fuerte y característico sabor, además de para realizar el licor de anís, se utiliza en dulces y postres, compotas, galletas, etc., así como en verduras al curry, o en guisos de pescados y mariscos.  
  • Toda la planta es comestible, si bien los tallos tienen una textura parecida al apio y son mucho más suaves de sabor que las semillas, es en estas donde se concentra su aroma, tendiendo a predominar sobre el resto de ingredientes, con lo que debe usarse moderadamente, maridando muy bien con el clavo, el jengibre y la vainilla.
  • Es utilizado en la cocina mediterránea: España (rosquillas de anís, pestiños o tortas de matalahúva). Portugal, Italia y Francia (sopa bullabesa), así como en la cocina asiática. La destilación de las semillas libera un aceite volátil que se utiliza en el tratamiento de cólicos flatulentos. Como infusión sirve para trastornos digestivos.
  • Su nombre científico “Pimpinella anisum”,  Su nombre científico identifica a esta planta herbácea anual popularmente conocida como anís verde o matalahúva, es originaria de Asia, pudiéndola encontrar en todo el Mediterráneo. La planta alcanza hasta 1 m de altura. Las hojas en la base son simples, de 2 a 5 cm de largo ligeramente lobuladas mientras que en la parte superior del tallo son pinnadas y más profundamente divididas. Las flores, de 3 mm, son blancas, penta pétalos y surgen en densas umbelas. El fruto es un esquizocarpo oblongo de 3 a 5 mm de largo con un fuerte sabor aromático y fresco. 
Anís Estrellado
  • El anís estrellado obtenido de los pericarpios en forma de estrella de la planta Illicium verum, nativa de China, no está emparentado botánicamente con el anís, aunque debido a su sabor y aroma similar se utiliza frecuentemente como un sustituto más barato en panadería y elaboración de licores. Tan solo se utilizan las semillas. Es carminativo, favoreciendo la digestión, mejora el apetito, alivia los cólicos, las náuseas y flatulencias.
  • El aceite de anís ayuda a aliviar los cólicos, y espasmos estomacales.
  • Para la infusión hervir una taza de agua, dejar reposar una cucharadita de semilla de anís molidas, 10 minutos, tomar 1 o 2 tazas al día.
  • La decocción para el cólico, se prepara al hervir 1 cucharadita de semilla en 1/2 litro de leche durante 5 a 10 minutos. Se debe tomar caliente.





Bizcocho de Coco, Limón, Naranja y Anís Verde

Y para recibir el fin de semana con algo muy dulce, os propongo este bizcocho, que es una versión derivada del clásico bizcocho de yogur de limón.
Debo reconocer que lo hacemos en la cocina de nuestra casa con bastante frecuencia pues la mezcla del anís, con el sabor del yogur de coco, resulta exquisita.
Yo soy una amante del coco en todas sus versiones, pero si vosotros no sois especialmente fans de él, os aconsejo que lo probéis, porque tan solo tiene un sutil aroma que junto a la esencia de la ralladura de limón y de naranja, y el intenso aroma del anís verde, le dan un toque distinto, a la vez que muy mediterráneo.
Esperamos que os guste y ya me contaréis…
¡Buen Provecho!


Bizcocho de Coco, Limón, Naranja y Anís Verde (Matalahúva)

Ingredientes

  • 2 Yogures de Coco
  • 3 Huevos
  • 2 Vasos de Azúcar
  • 1 Vaso de Aceite de Girasol
  • 1 Sobre de levadura Royal
  • 4 Vasos de Harina
  • 1 Cucharada de Anís en grano
  • Ralladura de 1 Limón y de 1 Naranja

Elaboración

  • En un bol, poner los 2 yogures, el azúcar, la ralladura de limón y de naranja, el aceite, los huevos, el anís machacado en un mortero, la sal, la harina y la levadura.
  • Mezclar con una varilla de repostero hasta que no queden grumos, esto ha de hacerse ligeramente.
  • Engrasar un molde corona con un poco de margarina y enharinar bien, para que no se pegue, sacudiéndolo para quitar el sobrante.
  • Verter la masa en el molde.
  • Precalentar el horno previamente, y hornear a 150º C durante 45 ó 50 minutos aproximadamente.
  • Desmoldar en templado y enfriar sobre una rejilla.
  • Decorar al gusto.





















Merluza al Horno

Esta es una forma de las más sencillas, pero a la vez más ricas, que se puede cocinar la merluza. 

Tan solo le ponemos un poco de sal, aceite y si acaso un chorrito de vino blanco y ya está, se cocina en 8 minutos y si la queremos enriquecer le hacemos una sencilla bilbaina ( aceite, ajo, guindilla y un chorrito de vinagre o zumo de limón) o si como es el caso de hoy, le añadimos un poco de pimentón y perejil picado bien podría ser a la gallega. 

La cocinemos como la cocinemos, siempre resulta exquisita.



MERLUZA AL HORNO

INGREDIENTES

  • 1 Merluza de 1´200 kg
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • ½ c/c de pimentón de La Vera
  • Perejil fresco
  • ½ vasito de vino blanco.

ELABORACIÓN

  • Una vez limpia y sin escamas la merluza, la abriremos por la mitad (esto se denomina abrirla en libro, lo podemos hacer nosotros mismos o pedírselo al pescadero).
  • Ponemos la merluza en una rustidera con un poco de sal y aceite de oliva y la introduciremos en el horno, previamente calentado, durante 10 minutos a 180º C, a media cocción le podemos añadir un poco de vino blanco.
  • Pelar y cortar los ajos a rodajas y dorarlos en una sartén con un poco de aceite de oliva, una vez dorados lo retiramos del fuego y añadimos el pimentón de La Vera.
  • Picamos el perejil y lo añadimos al pescado en el momento de sacarlo del horno y rociamos por encima el ajo con el pimentón.
  • Servimos el pescado con un puré de patatas natural con un poco de perejil finamente picado.