Salsa de Tomates Amarillos, con Patatas y Huevos Cuajados

salsa-tomates-amarillos-patatas-huevos

Estaba deseando compartir esta receta, no es complicada, para nada, el que más y el que menos, tiene su propia forma de cocinar una salsa de tomate frito casero, yo misma tengo varias publicadas, en función del plato preparado, según sea carne o pescado, incluso solo, o como en la receta de hoy que está enriquecida con patatas y algunos ingredientes más. Pero como no solo cocino para los que andamos sobrados de experiencia, sino también para aquellos que comienzan y buscan en mi cocina recetas fáciles que den buenos resultados a la primera, por su sencillez es mi deseo publicarlo.

Lo interesante del plato de hoy, son los ingredientes que he utilizado para elaborarlo, la mayoría son de cosecha propia, los tomates amarillos ecológicos que mi padre sembró sin saber qué eran amarillos, los pimientos verdes ecológicos de sabor y aroma exquisitos, y los huevos de corral de nuestras gallinas felices, que son pequeños pero riquísimos, y el color de la yema tan amarillo casi anaranjado que tienen, evidencia de la alimentación exclusiva con maíz y algunas verduras del huerto, convierten en conjunto este humilde guiso casero, en un plato excepcional.

Obviamente podemos cocinar esta salsa con tomates rojos maduros de la variedad que más os guste, en ese caso el color cambia evidentemente, pero también el sabor, ya que los tomates amarillos son ligeramente dulces y afrutados, con casi nada de acidez, por lo que sí queréis no será necesario añadir esa pizca de azúcar que yo pongo para corregirla.

tomates-amarillos-nuestro-huerto
Tomates Amarillos Ecológicos de Nuestro Huerto


Este es uno de los primeros guisos que cociné con los Tomates Amarillos Ecológicos, recordaréis cuando os conté cómo mi padre me ponía ojitos al ver la cantidad ingente que me trajo mi hermano con el primer cajón, pero luego, y después de haberlos disfrutado todos estos meses, pena nos dió que se acabara la temporada, que para no haber tenido más que cinco matas sembradas, la cosecha fue más que abundante, lo suficiente para el consumo de casa.

De ellos salieron para DBM dos Salmorejos, uno de ellos con Mango que estaba increíblemente delicioso y tenía un color precioso, también hubo lugar para un buen Gazpacho para nada convencional pero extraordinariamente rico, que fue lo que más veces repetimos, y un par de platos más para publicar, la salsa de tomate frito casero que os traigo hoy, como me salió mucha cantidad, guardé la mitad en un frasco para congelar (podéis verlo en el paso a paso fotográfico), y con la otra, hice el plato de hoy, una cazuela de las que más nos gustan en casa por lo sencilla, rápida de cocinar y socorrida, además hice una ensalada espectacular, os la enseñaré en un próximo post, fue todo un festín en la mesa y como nos gustó tanto, tuve que repetirlo en un par de ocasiones.
Y ahora si os apetece saber cómo se hace, os lo cuento con detalle a continuación. Comenzamos.



INGREDIENTES
Para la Salsa de Tomate
  • 1 ½ kg a 2 kg de Tomates Amarillos Ecológicos
  • 1 Cebolla blanca
  • 3 dientes de Ajo 
  • Aceite de Oliva Virgen Extra 
  • Sal y Azúcar 
tomates-amarillos-ajos-cebolla

Para la Fritada
  • 4 Patatas medianas
  • 4 Pimientos Verdes Ecológicos
  • Huevos de Gallinas Felices (1 o 2 por comensal)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra 
huevos-pimientos-patatas


ELABORACIÓN
De la Salsa de Tomate
  1. Pelar los ajos y la cebolla. Picar en brunoise.
  2. Cubrir el fondo de una cazuela con aceite y sofreír ajos y cebolla.
  3. Lavar los tomates, trocear y triturar. Colar por el chino, presionando con el pico de madera. Desechar pieles y semillas. Verter el triturado directamente sobre el sofrito, una vez colado.
  4. Llevar a ebullición y cocinar a fuego fuerte para que reduzca, hasta la mitad aproximadamente.
  5. En cuanto comience a espesar, tapar con una tapa perforada para evitar salpicaduras, pero que deje salir el vapor.
  6. Bajar el fuego hasta conseguir el punto deseado de espesor, sazonar al gusto y añadir un poco de azúcar si fuera necesario para reducir la acidez del tomate.  
  7. Mantener a fuego mínimo mientras freímos las verduras. 
De la Fritada
  1. Pelar las patatas y cortarla al gusto, en láminas, medialuna o rodajas.
  2. Lavar, escurrir y freír en abundante aceite hasta que se doren ligeramente.
  3. Lavar los pimientos, quitar las semillas y cortarlos a tiras. Freír en el aceite de las patatas cuidando que no se quemen.
Acabado y Presentación
  1. Sobre la salsa caliente, introducir de manera ordenada las patatas fritas.
  2. Cascar los huevos en un cuenco.
  3. Disponer con cuidado sobre las patatas. Sazonar ligeramente.
  4. Repartir los pimientos fritos encima.
  5. Tapar y cocinar unos minutos a fuego medio hasta cuajar los huevos al gusto. 
  • Las cantidades de tomates son aproximadas, si os resulta demasiado salsa, se pueden sacar unos tarros de cristal, y proceder para guardarlos ➯ congelados o ➯ en conserva 
  • Poner uno o dos huevos por comensal, según tamaño, y/o preferencias.
  • El punto de cuajado irá al gusto, para un huevo poco hecho el tiempo será aproximadamente de tres minutos, para un punto medio (clara cuajada, yema semi líquida) cocinar cinco minutos, para un punto homogéneo (clara y yema, completamente cuajados) cocinar al menos siete minutos. Siempre con la tapadera puesta sobre la cazuela sin que escape el vapor.
salsa-tomates-amarillos-pasos1
salsa-tomates-amarillos-pasos2


salsa-tomates-amarillos-patatas-huevoscrudos

salsa-tomates-amarillos-patatas-huevosalgusto



Otros guisos con Patatas y Huevos cuajados en DBM

Patatas Guisadas con Huevo Cuajado 
Patatas a la Riojana con Huevos Cuajados 
Patatas Cocidas con Tomate Frito y Huevo Cuajado

Algunas salsas de Tomate en DBM

Tomates Ecológicos Fritos en Conserva
Salsa de Tomate Ecológico, para congelar
Albóndigas en Salsa de Tomate



Click 👆 en cada imagen para ver la receta elegida









Comentarios

  1. Hay Concha pedazo cazuela has cocinado!! me ha encantado. Este año no tuve tomatitos amarillos, el año pasado fue mucho los que hubo y nunca se me ocurrió hacer salsa, queda con un color maravilloso y tiene que estar deliciosa. Tomo buena nota, por aquí en su tiempo siempre hay plantitas a vender de tomatitos amarillos y el otro día vi en televisión unos tomatitos verdes que eran preciosos. Esta cazuela es una obra magistral guapa, todo ecológico es una pasada, esto esta al alcance de pocos....Besitos y feliz fin de semana reina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Esther tú sabes bien lo que supone tener estos productos a nuestro alcance, no solo los disfruto en la mesa, también cocinándolos y es que los resultados son inigualables, en sabor, aromas y color, en especial estos tomates, los hemos disfrutado como nunca podía haber imaginado, con todos los platos sin excepción, un producto magnífico, que estoy deseando volver a tener si todo va bien, el verano que viene. Los tomatitos verdes también los conozco, pero nunca los hemos sembrado, a ver si en Primavera mi padre encuentra las plantas.
      Besos, y feliz domingo igualmente para ti.

      Eliminar
  2. Me parece una delicia y acierto de plato. Además de estéticamente apetecible, el color de los tomates muy sugerente, un beset

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paloma, la comida por la vista entra, más cuando los ingredientes son de calidad. Besos.

      Eliminar
  3. Cuando ves esta cazuela la primera idea que tienes es ir a por un bollo de pan, que no barra, es demasiada glotonería tan temprano, del aspecto que tiene tan bueno. Yo cuando preparo el tomate frito lo rallo y desecho la piel, así me evito un paso. También me ha llamado la atención en el vídeo la cantidad de líquido que tenía, puede ser una percepción visual, pero el mío nunca tiene tanto, los tomates que compro desde luego nada que ver con los tuyos. La reducción no puede ser más rica, que bueno sacar un tarro del congelador para cualquier sofrito. En mi casa no quedaría nada de esa cazuela si la pongo en la mesa, yo creo que en ninguna, no sé si será un plato muy español porque no conozco a nadie que no le guste. Y es que es una ricura.
    Un beso, que pases un buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola no sé si alguna vez has cocinado tomates de cultivo orgánico, son totalmente distintos a los del mercado porque son naturales, tienen mucho más sabor, y aroma, y también contienen mucha agua, la verdad es que lo que ves es lo que hay bastante líquido, por lo que tarda más en reducir, teniendo en cuenta que tiene que evaporarse todo el liquido. Pero todo el trabajo merece la pena.
      Y si, un buen bollo es imprescindible.
      Besos, pasa un buen día.

      Eliminar
  4. Buenos días Concha, has preparado un plato digno de un buen restaurante, aunque es un plato de lo más sencillo la calidad de esos productos ecológicos y de casa hace que sea un plato especial, sin duda un me apuntaba a comer a tu casa, pero no te preocupes que un buen pan casero y vino de mi zona harían un buen acompañamiento y eso lo traigo yo, que te parece? .
    Mil besos amiga y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo encantada, por supuesto que disfrutaría sentándote a ti y tu familia en mi mesa, sabes que me quedé con las ganas cuando viniste a verme, aunque echamos una tarde noche buenísima, que no olvidaré en la viada.
      Aunque la compañía es lo más importante, para mis mejores amigas, reservo mis mejores platos.
      Besitos preciosa ♥

      Eliminar
  5. ¡¡Hola Concha!! Vaya, vaya, vaya cazuela rica donde las haya. Si me dejas empiezo ahora mismo a mojar pan ahí dentro. Me parece un plato principal riquísimo, y si además lo has acompañado con una estupenda ensalada, ese día comisteis de maravilla (aunque intuyo que en tu casa se come siempre de maravilla).
    Nunca hay que por sentado que una receta es fácil o que casi todos saben como hacer las cosas. Y lo digo por mí misma, aunque cada vez me voy cogiendo con las recetas del día a día, ya sabes que mi experiencia con la cocina cotidiana era bastante nula hasta que me casé hace unos años, creo que llevo ocho ya (¡como pasa el tiempo!). Pero si no fuera por mis queridos blogs, los vuestros, estaría aún en pañales. Para mí, si es fácil, mucho mejor, porque aún dudo mucho en cómo hacer esto o lo otro, porque al final, siempre tiras a lo mismo, y todas las idea son pocas para mí.
    La salsa de tomate es una de las que no siempre le doy el toque, de hecho, hago pocas veces porque no sé si añadir más sal o menos, más azúcar o menos, y al final o la cargo de una cosa o de otra pero no consigo el equilibrio. Supongo que si la hiciera más veces, acabaría cogiendo el tranquillo, como ya he hecho en otras cosas.
    Bueno, este tipo de comidas están riquísimas, con esos huevos (huevos de verdad, ja, ja, nada de harina de garbanzos y agua) sobre todo si me la das ya hecha, porque esa salsa de tomates amarillo, tiene que estar de muerte lenta, Concha, ay qué pena no poder tener este plato delante ahora mismo. Siempre lo digo, no puedo venir a tu cocina a estas horas, me matas, me matas de deseo, je, je. Besitos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel me alegra cuando me dices que has cocinado alguna de mis recetas, algo que tenía en mente cuando comencé a escribir en DBM era enseñar a cocinar a quienes comenzaban, no me gusta echarme flores a mí misma, soy una persona a la que gusta pasar desapercibida, hago las cosas lo mejor que sé. Y sé que lo hago bien, no porque yo sea vanidosa, sino por todo el que han comido mi cocina, y son unos cuántos. Por eso cuando compartía mis fotos (entonces no eran nada blogueras, jajaja) en Facebook para mis amigos, y me pedían la receta, me planteé un montón de veces escribir un blog, alentada por mis niñas, y mi hermana Pilar que fue mi impulsora, ya que ella creó La Olla Vegetariana unos días antes que yo, y me lo contó, me animó a hacerme mi propio espacio en la red, y entre ambas fuimos creciendo y aprendiendo blogueramente hablando, jajaja...
      Después de tantos años estoy más que acostumbrada a la cocina vegetariana y vegana, por ella, pero si te digo la verdad, cuando estamos juntos, comemos vegetariano, hasta que llega el momento que el cuerpo te lo pide, y sin ser yo excesivamente carnivore, un poquito de jamón, yo un bocata de salchichón me pierden, jajaja... Y bueno, esos huevos de nuestras gallinas felices, que están para perder el sentío, eso sí que no lo dejo ni "mueeerta", jajaja...
      Besitos, ¡Ea! A por la paella, jajaja...

      Eliminar
  6. Hola Concha.
    La verdad que poco es lo que te han dicho nuestras amigas bloguera de este guiso o mejor dicho salsa.
    Que el color es ya de lo más apetecible, pero sin duda el sabor tiene que ser de lo más sabroso.
    Claro con con esos ingredientes el plato es de 10.
    Un color muy otoñal. Y como siempre unas fotos de lo más bonitas.
    Yo también he cocinado con productos ecológicos del cortijo de mi suegro y la verdad que el sabor nada tiene que ver con los productos de supermercado, que a saber el tiempo que llevan aguardando en cámaras.
    Un besazoooo guapaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Puri, conseguir un plato sabroso sin utilizar especias ni condimentos, hoy en día no es fácil, como dices esos productos del mercado resultan insípidos, porque lo natural no nace bajo plásticos ni madura en cámaras, crece y madura al aire libre y bajo los rayos del sol, y eso no hay química ni tecnología que lo supere.
      Besos, pasa una buena tarde.

      Eliminar
  7. Que rica esta cazuela y que color mas bonito tiene esos tomates besitos

    ResponderEliminar
  8. Hola Concha querida! Por aquí me tienes ya .Ensimismada en tu cocina, tan natural, tan pura, tan rica, y no sigo por no ser pesada, que calificativos buenos no me faltan. En tu casa se come de escándalo. Los tendrás a todos muy contentos. Hace mucho. que ni recuerdo ya, he comido un plato como el que nos traes hoy. Me has abierto el apetito, el color de la fritura de tomates llama la atención, imagino por lo que nos cuentas, que sabrá a gloria bendita,jjj, Como verás haciéndote la pelota para que me mandes un plato, jjj. Yo te mando miles de besos, apreciada amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia me alegra verte por aquí de nuevo, sabes que no es necesario que me hagas la pelota para sentarte a mi mesa, Jajajaja... Que las buenas amigas, siempre tienen un sitio reservado en preferencia aunque nos veamos de tarde en tarde. Para mí es un placer que vengas a mi cocina, así como visitar la tuya.
      Besos y gracias por tus elogios.

      Eliminar
  9. Hola, Concha:

    ¡Madre del amor hermoso, qué ricos tienen que estar estos huevos con patatas y con esa deliciosa salsa de tomates! ¡Qué suerte poder consumir productos cultivados por familiares! Hoy en día ya no sabemos qué comemos y, personalmente, considero que es un auténtico privilegio poder saber el origen de los ingredientes que usamos en la cocina. El color de la salsa de tomate es maravilloso. No quiero ni imaginarme lo rico que te tuvo que quedar. ¡Qué desconsuelo!

    Besos y feliz semana, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto lo siento Rosa! No es posible hacéroslo llegar, pero la imagen es súper gráfica, sin filtros ni Photoshop, natural como la vida misma, es la magia de la cocina que con cuatro ingredientes de lo más comunes, se puede conseguir un plato de Estrella, aunque sin grandes pretensiones, Jajajaja...
      Besos, que tengas buena noche.

      Eliminar
  10. Me acaba de dar un flas y casi tengo que ponerme las gafas...😎peazo color y maravillosos tomates🍅🍅 de la cazuela no digo nada que no esté dicho👌 besinos solete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, lo bueno si breve, dos veces bueno, Jajajaja. Gracias Fely. Besitos, que tengas una buena semana.

      Eliminar
  11. Hola Concha, estos tomates amarillos me tienen fascinada, es que son preciosos por el color, y el aroma y sabor que me imagino porque aún no los he probado. Se por tus recetas que son una exquisitez. Como el plato que nos traes hoy que es para para mojar pan y disfrutar de una sentada. Yo me apunto, más completo y apetecible es impiosible. Me encanta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Has vista Silvia? Es que son realmente una preciosidad, es un espectáculo verlos en la tomatera, y ya cuándo los tienes en tus manos, es una experiencia indescriptible, si no fuera porque no son eternos, no los comería, los dejaría en mi cocina decorando en el frutero, jajajaja...
      Me alegra que te guste mi post. Besos.

      Eliminar
  12. Aquí no o he visto esos tomates y tienen un colorido precioso , que bien que tú padre los haya plantado sin saber así habéis podido catarlos.
    Te ha quedado un plato de relujo y seguro que está de rexupete 😋
    Bicos mil y feliz semana wapa 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiempo al tiempo Chus, en menos de lo que pensamos seguro es un producto habitual en el mercado. Besos.

      Eliminar
  13. Hola Concha !
    Un plato, qué digo plato, un platazo de esta categoría con productos de primera calidad , es un privilegio que no está al alcance de cualquiera hoy en día.
    Cuando uno es joven no se valoran en su justa medida estas cosas que nos parecen normales, pero cuando faltan, entonces sí que se abre el baúl de la memoria para recordar con cariño aquellos productos de la huerta que el abuelo nos suministraba.
    Voy a buscar pan para mojar en esa yema que está diciendo cómeme y me hace ojitos ja ja.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Bego, la memoria a veces es corta y otras nos juega malas pasadas, pero a veces también nos rememora buenos momentos que cuando tienen que ver con las cosas del comer, son de los mejores recuerdos que podemos tener.
      Besos.

      Eliminar
  14. Querida Concha, no me extraña que te haya salido un plato estrella, todo con productos de primera calidad, ecológicos y cultivados por vosotros, eso si que es un tesoro. Y como te envidio , me encantaría tenerlos cerca de mi. Lo de los tomates amarillos me parece muy gracioso, nunca he visto, salvo los tuyos. Esta receta es una maravilla, de sabor , color y visualmente . Me encanta. 😚😚😚😚👍👍👍👍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mj, estos tomates son un espectáculo, yo los había visto en la cocina de Jamie Oliver, y otros cocineros extranjeros, también en imágenes de Pinterest, y lo más cercano que había conseguido eran los cherrys que venden surtidos, pero tener toda esta cantidad a mi disposición me hizo disfrutar un montón, y sé que lo que se podría esperar era haber cocinado platos super rebuscados, pero yo he optado por hacer los platos que habitualmente veis en mi cocina, y me alegro, porque es como más accesible, más real, y con éxito, porque están riquísimos.
      Besos.

      Eliminar
  15. Hola Concha !! te puedes creer que no he visto esos tomates por mi zona , y eso que hay una variedad cada día mas inmensa , me ha encantado su color esa salsa esta para mojar pan, bueno la salsa y el conjunto por que ha quedado una cazuela ....esta primavera mirare en el vivero haber si tienen matas de estos tomates ,no quisiera quedarme con las ganas de probarlos
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary espero que tengas suerte y consigas esas matas en el vivero, mi padre ya lo tiene pendiente, es que han sido un éxito en todo lo que los he utilizado.
      Besos.

      Eliminar
  16. Concha, a que puede saber este guiso con todos los ingredientes del huerto por dios!!
    Además de la elaboración. Esas patatas, esos pimientos fritos, que aunque sea todo más calórico, es como mejor sabe. Para qué andar con tonterías jeje
    Cada semana me trasladas a mi casa (la de mamá) con tus platos.
    Qué como bien dices, el que empieza no tiene ni idea de como hacer una salsa de tomate. Así que bienvenida tu receta a la Blogosfera ;)

    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi, ya sabes que hago un tipo de cocina sin pretensiones, me gustan las cosas sencillas, por supuesto que también disfruto con otras cosas más elaboradas, pero como todos no vamos a hacer lo mismo porque acabaríamos aburriéndonos, me quedo con mi cocina casera y tradicional, que es lo que caracteriza la cocina de nuestra casa.
      Besos.

      Eliminar
  17. Sólo con ver esa cazuelita empieza uno a salivar, vaya delicia! Tiene que estar increible y con un buen pan ni te cuento para untar en la yema y la salsita.
    Un abrazo
    Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Clara, este plato es de los de "toma pan y moja" porque sino no se disfruta de la misma manera.
      Besos.

      Eliminar
  18. ¡Hola Concha! Que quieres que te diga corazón... si es que no me puede gustar más tu plato... son de esos que cuando lo ves... dices... hoy voy a comer de lujo... A mi no me hace falta platos muy elaborados... ni ingredientes rebuscados, para hacerme feliz, (De hecho no me suelen gustar jajaa...) porque a la vista está... que debería llevar las 5 estrellas Michelín... La buena materia prima, con los que lo has creado (de la huerta de tu padre...) y el amor y cariño, que sé que le pones a tu cocina... yo te las daría ahora mismo. Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa, yo me siento ganadora, aunque sea en la nube, y es que no solo el placer de cocinar productos como esto, que podrían estar en un plato de alta cocina, de esos meritorios de galardones, sino que saber que con un plato sencillo, hice feliz z mi familia, ni soñando pensé que mi padre me iba a repetir mil veces que estaba riquísimo, eso para mí es una estrella, pero de verdad, jajaja...
      Besitos y gracias por tus 5 ✩✩✩✩✩

      Eliminar
  19. Concha estos tomates amarillos me tienen enamorada. Ya le dejé caer a mi padre que quería tomates amarillos el verano próximo y hasta raro me miró. A ver si me hace caso.

    Me ha gustado muchísimo esta salsa, con sus pimientos, patatas y huevos cuajados. Sólo me falta la barra de pan y te dejo el perol ¡reluciente! yo solita y con este "cuerpo escombro" pero es que mis niñas dan mucha guerra y yo además tengo muchos frentes abiertos.

    Soy de gustos sencillos y sé que iba a disfrutar mucho esta receta. Sí, con tomates rojos también se hace, tú bien lo cuentas, pero no, el sabor no es el mismo aunque mantengamos la esencia del plato.

    Siempre disfruto mucho tu cocina y hoy no iba a ser menos ¡aunque a veces tarde mucho en aparecer por aquí! Tú sabes a qué ritmo vivo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que te entiendo Cuca, es tarea complicada trabajar fuera de casa y lidiar con las niñas, y a eso supongo que si le sumas todo lo demás, es agotador.
      Tú pasa cuando puedas, que yo te reservo tu platito bien tapado y calentito, jajaja...
      Con respecto a los tomates, insiste a tu padre, son una delicia que hay que probar sí o si.
      Besitos.

      Eliminar
  20. Querida Concha! Con todos los frutos de la tierra sembrados con tanto amor y de las gallinitas felices no dudo que sea un plato con sabor único, como siempre tu cocina muy casera y querendona. Si me invitas a disfrutar de esta cazuelita, llevo el pan, que por cierto hoy voy a hornear ;)
    Besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angélica, sabes que sigo una línea de cocina y publicaciones en plan tradicional y casero, si cramoisies todos lo mismo, sería aburridísimo.
      Envidia me das, con ese rico olor a pan recién horneado en casa ♥
      Besos

      Eliminar
  21. Qué envidia me das de poder contar con productos de la huerta, no te haces una idea. Mi hermana vive en el campo y tiene terreno para aburrir, pues te puedes creer que no planta ni una lechuga?? Mi hijo el vegano también tiene un buen terreno pero no tiene tiempo, así que solo me trae naranjas que crecen solas... en fin, mercadona me lo agradece.
    No se qué decir de tu receta, me he quedado con la boca abierta! La salsa ya me parece una pasada, pero encima te montas un platazo añadiendo patatas y huevos?? Me quito el sombrero, Concha. Lo que no dices es cuántos kilos de pan caen detrás!!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria mi padre no se ha dedicado nunca en su vida laboral al campo, pero desde hace más de cuarenta años que tiene este huerto lo ha cultivado para nuestro disfrute familiar, la verdad es que da mucho trabajo, pero la calidad y el sabor de lo cosechado recompensa todo el trabajo. Tu hijo y tu hermana deberían planteárselo, especialmente tu hijo si es vegano sabrá el valor de todo lo que cultive.
      Y pan hace falta, mucho, el único límite lo pones tú, jajaja...
      Besos.

      Eliminar
  22. Querida Concha, con esos ingredientes tan magníficos y tus manos, es imposible que salga algo malo.
    Esta receta que nos traes es una delicia, no sabes lo que disfruto cuando hago huevos al plato y si encima están hechos con tomates amarillos (solo los he probado una vez), pimientos verdes italianos y huevos de gallinas felices, ya me cojo la barra de pan y no paro hasta dejar bien rebañada la cazuela jaja.
    En fin tesoro que se está haciendo hora de cenar y si no fuera por que he quedado con una amiga, me preparaba este plato tuyo tan rico, eso sí, con tomate rojo.
    Un besazo gordo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad Merche, es que no es por nada, pero es que esta cazuela me salió impresionante de rica, cuándo mis padres lo comieron, fue una oda continua de elogios y alabanzas, jajajaja, y bueno yo que soy complaciente, lo repito las veces que haga falta por darles el gusto, lo malo es eso, que ahora tendrá que ser con tomates rojos, pero deseando estamos de volverlos a cultivar, porque son una gozada en todos los sentidos.
      Besitos y espero que lo pases genial con tu amiga.

      Eliminar
  23. Veo la cazuela y me tiaría a ella como si fuera una piscina, de cabeza!! Ainsss, qué salsa, qué huevos... sigo buscando los tomates, como te dije sueño con ellos, ja ja ja!! un beso guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja, ja, ja...! Sabía que este plato te gustaría con locura, aunque en mi casa las papas con tomate se han cocinado toda la vida, desde que tú las publicaste, siempre que las hago yo, no te me caes de la cabeza, jajaja...
      Besitos.

      Eliminar
    2. Ay mi Concha bonita, tu eres sol, luz y buena energía siempre. Gracias!!!! Ese amarillo tan bonito de estos tomates me encanta!!!. No puedo dejar de decir que es una fortuna tener tantas delicias del huerto de tu padre, la naturaleza y la tierra nos regalan la comida que tú con esas ideas fantásticas continúas ese ciclo de alimentación consciente, con tanto sabor, con tanto cariño.
      Esta salsa de tomates con sus patatas y huevos es muestra de ello, así como tantas delicias que nos regalas, ideas para aprovechar, para quienes son expertos como dices o para personas que quizás nunca se han lanzado en este arte de repartir amor con la comida, plasmar esa energía que llega desde la semilla, sembrar, crecer, cosechar, recibir esos frutos con esa gratitud y llegar a platos como este tan sencillo y delicioso.

      Gracias por tus palabras mi querida amiga, esta noche inicia el viaje y mañana estaré en casa, con todo y lo que hay por allí. Pero hay que seguir y luchar siempre por mejores condiciones, clamores que el mundo desde distintos hace eco y pide un cambio, esa súplica por tantos temas que los gobiernos parece no tienen agenda para ello. Pensiones, mejores condiciones, salud, educación, medio ambiente, paz... En fin. Ya veremos qué pasa, por ahora me llevo mi plato delicioso, seguiré publicando regularmente desde allí, besitos!!!!! 

      Eliminar
    3. Mi querida Natalia, espero que hayas tenido buen viaje y que el reencuentro con tu familia haya sido de lo más gratificante, mejor disfrutarlo al máximo, hay cosas que se escapan a nuestras manos, y por mucho que queramos no depende de lo que queramos o hagamos para que se solucionen los problemas, pero al menos que no quede en nada, y que sirva para algo los sacrificios y padecimientos.
      Besos, nos seguimos leyendo.

      Eliminar
  24. Yo no puedo por menos que felicitarte por el plato tan rico que acabas de compartir.
    Un plato que nunca pasará de moda, que gusta a todos, que es socorrido y que, si los ingredientes son caseros, ya se convierte en el no va más. Pocas personas podrán disfrutar de ese sabor único que proporcionan todo lo que es plantado y criado con cariño y atención.
    No sabía de la existencia de los tomates amarillos, pero después de ver la foto, me parecen ideales.
    Te dejo cariños en un abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kasioles, dicen que los tomates amarillos son los originales, de los primeros que se conocen como comestibles, no sé si ese dato estará contrastado, pero aunque para nosotros sea una novedad, hay países dónde se consumen desde hace años.
      Besos.

      Eliminar
  25. Qué maravilla Concha!! Yo si como huevos y este plato me parece un auténtico manjar. Estos son los platos vegetarianos que más me gustan, con ingredientes sencillos que normalmente todos tenemos en casa. Bueno, menos los tomates amarillos que no son fáciles de encontrar, pero como dices, con tomates rojos de calidad quedaría riquísimo también. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar este plato se puede comer sin el huevo, solo lo pongo porque le da un aporte de proteínas perfecto, y ya si hablamos del placer visual y/o el sabor, es éxtasis total, jajaja... Besos.

      Eliminar
  26. Hola Concha. La verdad es que tienes mucha suerte al disponer tanto de un hermano como de un padre que te proveen de productos o que te los plantan en tu huerto jj. Yo, por desgracia, no dispongo de lo uno ni de lo otro.
    No he visto tomates amarillos, si los rosa, y por lo que dices su sabor es totalmente diferente ya que no tienen tanta acidez.
    Este plato que nos presentas tiene que estar fabuloso aunque como ya sabes a mí, los huevos así, no los pruebo, debe ser reminiscencia del pasado. Soy incapaz de comerlos, así que te pediría un plato aparte solo con el tomate, las patatas y los pimientos, eso sí, en cantidad jj. Disfrutaría mucho aunque no llevará huevo.
    Buen fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan una opción a los huevos cuajados, es ponerlos fritos, o incluso no ponerlos, que tampoco pasa nada, aquí el verdadero protagonista es la salsa de tomates, que si no los encuentras amarillos, pues nada, echas mano de los rojos, que están igual de ricos, de hecho es con ellos que llevamos en casa, cocinando este plato, toda la vida.
      Disfruta un buen fin de semana, un beso.

      Eliminar
  27. Hola Concha, te puedes creer que con esta cazuela que has hecho me has recordado a mi madre? los tomates no eran amarillos pero la receta es la misma, en un momento se ponía y la preparaba, nos encantaba a todos. Yo ahora también la ha hago alguna que otra vez, y me chifla cuando la yema se sale por el tomate....ummm que rico. Pero bueno, con tomates amarillos tengo que hacerla y ver la diferencia de sabores, ya te contaré.
    Las recetas sencillas de toda la vida son las mejores, a mi son las que más me gustan!!
    Un bst guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la esencia de mi cocina, recuperar y conseguir los sabores que nos recuerdan momentos de nuestra vida, y que consiguen hacernos felices al menos el rato que estemos en la mesa.
      Besos.

      Eliminar
  28. Gracias, con esas explicaciones ya es más fácil la localización, me volvía loca buscando.
    Disfruta del fin de semana.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.