Pastel de Berenjenas Blancas

pastel-berenjenas-blancas-pasticcio

La cosecha de este año del huerto de mi padre, está siendo bastante enriquecedora, y no lo digo solo por la gran cantidad de Berenjenas (de tres colores), Calabacines (blancos y verdes)TomatesPepinos Pimientos, además de las riquísimas Manzanas, que estamos cosechando, sino por su alta calidad, en sabores y aromas, que dan gusto oler cuando están recién cortados, este año sin embargo no ha sido bueno para la Uva Moscatel, la poda indiscriminada de un "ayudante poco avezado", dio al traste con los mejores racimos, eso sí bonita dejó la parra, que parecía aquello los setos de los jardines de un palacio; Aún así, cuando se acumulan cajones por todos los rincones de casa, incluido el frigorífico, no sabes que hacer con tanta verdura, además de cocinar una buena cantidad de Pisto, que hartaría al más insaciable, bueno ¡ejem!, excepto a mí, que sería capaz de comer una semana seguida lo mismo sin cansarme, y es que según mi madre, de lo que me gusta, "no me harto ni en un verde". Tarde o temprano, llega el momento que, o te las ingenias para hacer cosas nuevas, o la familia se planta haciendo un boicot a tu comida. 

Después de algún que otro tarro de conserva o táper congelado para cuando ya no tenemos estas delicias que el trabajo de mi padre y la tierra nos regalan, aún me quedan ganas de seguir cocinando algunos platos más, como este Pastel, que no Lasaña, porque no lleva Pasta, y os aseguro que me ha quedado tan bueno, que no se la echa para nada en falta.


La Berenjena Blanca es una variedad mucho más fina y dulce, que otras variedades de berenjena. Su piel es blanca nacarada, tan tersa y fina que casi desaparece al cocinarla, cuando son pequeñas. Su pulpa de un blanco impoluto se torna de un color verdoso muy suave al cocerse, pero si se hacen a la plancha, mantienen su color, y además la gran ventaja es que no tiene semillas cuando están recién cosechadas, por experiencia, no las guardéis en el frigorífico, porque se oscurecen, pero si os veis obligados a hacerlo, se guardan sin meterlas en bolsas y se consumirán en pocos días para que así conserven al máximo todas sus cualidades, de lo contrario la piel se arruga, la carne se ablanda y las semillas crecen volviendo la pulpa oscura; valgan estas recomendaciones para las otras variedades, pues les ocurre lo mismo.

Podemos cocinar este Pastel en cualquier momento, ya que encontramos berenjenas en el mercado todo el año, nosotros aún disfrutamos de algunas berenjenas blancas en las matas, no sé si será el clima que se está dando, pero este año están resistiendo; Así que no dudéis en prepararlo porque, se puede elaborar con antelación, incluso de un día para otro, a esperas solo de hornearlo justo antes de comer, en templado o frío también está riquísimo, incluso se puede cocinar en el microondas, si no os importa que no quede gratinado por arriba, así que no me diréis que no es un plato perfecto para cualquier ocasión. ¿Te apetece saber cómo lo hago? Comenzamos.



INGREDIENTES
    • 2 Berenjenas blancas 
    • 200 gr de Salsa de Tomate Frito Ecológico
    • 200 gr de Jamón Cocido en lonchas finas
    • 8 lonchas de queso Emmental
    • 100 gr de queso Emmental rallado
    • Sal Rosa del Himalaya
    • Albahaca liofilizada
    • Orégano liofilizado
    • Cebollino fresco
    • Albahaca fresca
Para la Bechamel
    • 1/2 l de Leche
    • 15 gr de Mantequilla
    • 15 gr de Aceite de Oliva Virgen Extra
    • 30 gr de Harina fina
    • Sal
    • Nuez moscada recién rallada
pastel.berenjenas-pasos1
pastel-berenjenas-pasos2

ELABORACIÓN
    1. Lavar y secar las berenjenas. Pelar y cortar en rodajas finas.
    2. Cocinar a la plancha (sin sal ni aceite), cuando se doren, ir reservando en un plato hasta completar todas las berenjenas.
Cocinar la Bechamel
    1. En un cazo hacer un roux con la mantequilla, el aceite y la harina. 
    2. Verter un poco de leche y ligar con una varilla de repostero, para que no se formen grumos. 
    3. Completar con la leche, sazonar y añadir un toque de nuez moscada recién rallada. 
    4. Continuar batiendo, cocinando la bechamel a fuego suave hasta que comience a hervir, dar la consistencia deseada (ha de quedar cremosa pero no espesa) y reservar.
Montaje del Pastel
    1. Cubrir el fondo de una fuente de hornear con una o dos cucharadas de salsa de tomate frito.
    2. Disponer una capa de berenjena asada. Sazonar ligeramente con Sal Rosa del Himalaya. Espolvorear con albahaca y orégano.
    3. Cubrir con lonchas de Jamón cocido.
    4. Disponer 4 lonchas de queso Emmental
    5. Cubrir con una fina capa de Bechamel.
    6. Disponer una capa de rodajas de berenjenas. Sazonar y espolvorear las especias.
    7. Cubrir con un poco de salsa de tomate.
    8. Disponer unas lonchas de jamón cocido.
    9. Cubrir con 4 lonchas de queso Emmental.
    10. Verter otra fina capa de Bechamel.
    11. Poner la tercera y última capa de berenjenas asadas. Sazonar y añadir las especias.
    12. Cubrir con el resto de Bechamel.
    13. Espolvorear el queso Emmental rallado.
Horneado y Presentación
    • Precalentar el horno 10 minutos a 240 ºC
    • Hornear 25 minutos a 175 ºC
    • Gratinar 3 minutos a 190 ºC
    • Servir espolvoreada con albahaca y orégano liofilizados.
    • Decorar el plato con unas ramitas de cebollino y unas hojas de albahaca fresca, al gusto.

pastel-berenjenas-pasticcio-melanzane-plato

pastel-berenjenas-mesa













Espero que os haya gustado y no os marchéis sin dejar un comentario.
¡¡Gracias!!

Comentarios