Albóndigas de Berenjena Blanca con Salsa de Verduritas al Curry

albóndigas-berenjena-blanca-salsa-verduritas-curry

Hoy os enseño un plato que he cocinado por primera vez y que estaba deseando probar, y es que parece mentira, con lo que me gusta la berenjena, que nunca haya hecho albóndigas con ella. Aprovechando la buena cosecha que hemos disfrutado este año en el huerto de mi padre, y que a estas alturas del año, aún quedan algunas, las cociné con berenjenas blancas, aunque por supuesto podría haberlas elaborado con cualquier otra variedad, ya que teníamos sembradas también berenjenas negras y rayadas.

La diferencia entre unas y otras reside básicamente en el color de la piel, y en el de la pulpa cuando se cocina, en la variedad de berenjena blanca, que por cierto es la que más me gusta como os he contado en otras ocasiones, queda de un color verde pálido muy bonito, al contrario que la berenjena negra, esta tiende a oscurecerse demasiado, y aunque no interfiere en su sabor, no es tan atractivo.

salsa-salsera-cartuja

Para tomar ideas de cómo cocinarlas, hice un recorrido por algunas cocinas amigas, he visto publicadas albóndigas de verduras en más de un blog, y siempre me gusta tener referencias antes de cocinar algo nuevo, estuve revisando el recetario de mi hermana Pilar | La Olla Vegetariana que es amplio y dónde, dada su particular dieta vegetariana, podemos consultar un buen recetario de albóndigas, incluida alguna vegana; para al final acabar haciendo mi propia versión libre de unas albóndigas llenas de matices y sabores deliciosos, creando de nuevo toda una experiencia Gourmet perfecta para incluir en un menú de Domingo o Festivo.

albóndigas-plato

Sé que la Tradición invita a compartir dulces típicos en estas fechas, pero ya me conocéis, me va más lo salado que lo dulce, y no puedo evitar que la balanza a la hora de publicar se incline por platos saludables y reconfortantes como alternativa a todas esas delicias dulces que estos días inundan la Blogosfera y que yo por supuesto disfruto viéndolas con gusto; de todos modos, para los que venís a mi cocina buscando Lo más dulce de nuestra casa, encontraréis un buen surtido de recetas como los Boniatos asados o cocidos, las Castañas asadas o en almíbar, el Cabello de Ángel, las Empanadillas, las Poleás y los Membrillos por recomendaros algunos de mis postres favoritos de Otoño, y que igualmente podréis disfrutar en cualquier otra época del año.

Para festejar en casa, de un modo diferente y a mi manera, este puente atípico y extraño por las circunstancias que estamos viviendo, he querido hacer estas albóndigas que son un bocado delicado y elegante, perfecto para un día festivo en España, como es el 1 de Noviembre, Día de Todos los Santos. 
Si os apetece disfrutarlas, os explico con detalle cómo se hacen. Comenzamos.



INGREDIENTES 
Para las Albóndigas (28 un. de 40 gr)
  • 3 Berenjenas Blancas
  • 2 Huevos
  • 6 c/s de Pan rallado 
  • 1 c/p de Perejil Liofilizado
  • 1 c/p de Eneldo Liofilizado
  • Sal y Pimienta
  • c/n de Harina 
  • c/n de Aceite de Oliva Virgen Extra
 
berenjenas-blancas

Para la Salsa
  • 1 Cebolla
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 Zanahoria
  • 1 Pimiento Verde
  • ½ Pimiento Rojo
  • 2 Tomates de Pera Maduros
  • 1 pastilla de Caldo de Verduras Concentrado
  • 2 c/p de Harina
  • 1 vaso pequeño de Vino Blanco
  • 1 vaso grande de Agua
  • ½ c/p de Cúrcuma
  • ½ c/p de Curry
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra 
 
verduras-frescas-salsa

ELABORACIÓN
De las Albóndigas
  1. Pelar y picar en dados pequeños las berenjenas.
  2. Ponerlas en una cazuela de vidrio con tapa, apta para el microondas, y cocinar en función verduras, en 2 tiempos de 6'10" con 2' de reposo entre cada uno, o a máxima potencia en 3 tiempos de 5' con 2' de reposo entre ellos. 
  3. Dejar templar unos minutos y salpimentar.
  4. Añadir el perejil y el eneldo. Mezclar.
  5. Cascar los huevos y mezclar con la berenjena.
  6. Añadir el pan rallado poco a poco, hasta que quede una masa lo suficientemente compacta como para poder dar forma a las albóndigas.
  7. Con las manos ligeramente húmedas, hacer pequeñas bolas y pasarlas por la harina.
  8. Calentar en un perol, el aceite en cantidad suficiente para freír las albóndigas. Sacar a un plato, reservar.
  9. Una vez fritas las albóndigas, decantar el aceite, y cubrir el fondo de una cacerola con parte de este mismo aceite para hacer la salsa.

 albóndigas-berenjena-pasos 

De la Salsa
  1. Pelar las zanahorias, la cebolla, los ajos, y los tomates. Picar en brunoise.
  2. Quitar las semillas a los pimientos. Picar en brunoise.
  3. En la cacerola, con el aceite que hemos colado después de freír las albóndigas, poner la cebolla y los ajos.
  4. Añadir la zanahoria y los pimientos. Mezclar y sazonar. Sofreír hasta que las verduras estén tiernas y doradas, aproximadamente unos 10'
  5. Añadir los tomates y sofreír unos 5'
  6. Añadir la pastilla de caldo desmenuzada y la harina, remover y verter el vino blanco y el agua.
  7. Llevar a ebullición y cocinar 5'
  8. Añadir la cúrcuma y el curry. Cocinar 3' Rectificar de sal si fuera necesario, y de espesor. Ha de quedar una salsa ligeramente ligada, no espesa.
  9. Calentar las albóndigas unos minutos en el microondas y servir con la salsa a parte o introducir las albóndigas en la cacerola con salsa hirviendo y calentar durante 3'
Mis consejos y recomendaciones
  • Puede sustituirse el pan rallado por miga de pan blanco o copos finos de avena, en cantidad necesaria.
  • Estas albóndigas se pueden servir secas, con la salsa a parte, tanto en caliente como frías, pudiendo ir acompañadas de una mayonesa ligera o similar.
  • También cocinadas en la propia salsa, aguantan sin romperse bien la cocción, aunque quedan más tiernas y habrá que manipularlas con cuidado.
  • Se pueden congelar en seco sin salsa, poniéndolas sueltas en una bandeja, y una vez congeladas guardarlas en bolsas de congelación.
  • Para su posterior uso, descongelar en el frigorífico previamente cuando vayamos a utilizarlas de nuevo. Procederemos a cocinarlas con la salsa elegida, que puede ser esta misma u otra de nuestra elección, como salsa de tomate frito casero, por ejemplo.
 
salsa-verduritas-curry-pasos1
salsa-verduritas-curry-pasos2


albóndigas-berenjena-mesa

albóndigas-verduritas-salsa

albóndigas-berenjena-blanca







Para la elaboración de estas albóndigas he utilizado el microondas como método de cocción imprescindible para que las berenjenas queden ligeras, sin grasas, ni empapadas en agua. Sumo este post al proyecto compartido por mis Bloggers amigas Elisa y Marisa | En Buena Onda donde cada mes, del día 15 al 14, recopilan un buen montón de consejos y recetas, enseñándonos a dar utilidad a este electrodoméstico que muchos tan solo utilizamos para calentar y poco más.








Comentarios

  1. Según he leído el título de la entrada he pensado "esta receta tengo que hacerla yo" y conforme iba leyendo la receta más me reafirmaba en mi pensamiento, pues tienen que estar buenísimas, con esa salsita llena de verduras y tan aromática. Vamos, que qué ganas de hacerlas, que tengo berenjenas en el frigo y no te digo que para el lunes no caigan y eso porque para mañana ya tengo programada la comida, que si no, mañana mismo. Eso sí, con berenjena negra, que por aquí las blancas ni se ven y menos a estas alturas del año, a veces encuentras rayadas, pero tampoco mucho, tanto que ya he pensado en sembrarlas para el año que viene.
    Yo estuve dudando entre publicar unos buñuelos, tan típicos de un día como hoy o la receta que al final he elegido y que no tiene nada que ver con la fecha, pero pensé que ya habría un montón de blogs por ahí publicando recetas relacionadas con la festividad de Todos los Santos y me decanté por la otra. Tal vez el año que viene.
    Me han encantado tus albóndigas y ya me las he apuntado.
    Disfruta del domingo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel yo es que no sigo un calendario estricto, en el sentido tradicional, a veces puede ser que coincida, y la receta sea apropiada para la fecha, pero llevando casi 8 años blogueando es difícil que no tenga ya publicadas todas las recetas tradicionales que se hacen en mi casa, tampoco es que recuerde por estas fechas que en mi casa se hiciera una comida especial para Los Santos, tan solo las Empanadillas de Cabello de Ángel, los Roscos, las Poleás y para de contar, mi madre siempre dice que este era “el mes de los difuntos” y en mi casa no se festejaba nada, hasta el 8 de diciembre, día de mi onomástica, y era entonces cuando se daba el visto bueno a toda la comida y los dulces propios de Navidad. Por eso para mí, comer albóndigas de carne, o de berenjena como las. de hoy,, o un buen plato de pasta como la tuya, es lo normal y lo que más nos gusta, que todo hay que decirlo, Jajajaja...
      Espero que te gusten, a nosotros nos encantó y como salen bastantes, las hice con más salsa, cocinándolas unos minutos dentro, y también con salsa de tomate, como explicó arriba, y no veas, si con una salsa están buenas, con la otra tampoco se quedan cortas.
      Besos y feliz día de Todos los Santos.

      Eliminar
    2. Simplemente deliciosas. Sólo me he permitido la licencia de añadir a las albóndigas un par de pimientas de cayena frescas muy picaditas para que le dieran un ligero toque picante. Una receta que ya se ha quedado en mi recetario y de la que ya he ideado una versión y una reconversión del excedente de salsa. Gracias por esta gran receta. Un beso.

      Eliminar
    3. Bueno Isabel, esto sí que me alegra, lo de añadir esas Cayenas, es lo máximo, ayer salí de compra y las busqué frescas porque cada vez me gusta más el picantito sin pasarse, pero no las encontré frescas, otra vez será. Deseando ver tu nueva adaptación, si es que es lo que yo te diga, en la cocina solo basta hacer unos cuantos cambios para disfrutar de un nuevo plato, sin duda, exquisito. Besos.

      Eliminar
  2. Hola Concha, buenas noches. Acabo de acostarme y al ir a apagar el móvil he visto tu receta. Me parece que este domingo las dos nos damos una sorpresa agradable en forma de receta.
    No he hecho albóndigas de berenjena nunca, sí que tengo unas croquetas publicadadas. Si tenía ya ganas de hacerlas, ahora más.
    Junto con la salsa, solo falta un buen pan.
    Gracias por estar con nosotras en En buena onda. Vot a dormir que ya no puedo más.
    Espero que te guste...
    Besos y cuidaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Marisa, supongo y sospecho que tu sorpresa tiene que estar relacionada con El Club de la Tortilla Perfecta, no quiero adelantarme, no vaya a ser que esté equivocada, pero ahora mismo voy a verte...., ya que estamos de Aniversario, vosotras y nuestro Club, lo propio es celebrarlo por todo lo alto, y que mejor para tres Foodbloggers empedernidas como nosotras, que hacernos regalos deliciosos, Jajajaja..., ya he echado una ojeadita a tu post, y muero de amor, gracias Marisa por tan riquísimo regalo. Voy a verlo con detenimiento.
      Besos, y que tengas felices sueños.

      Eliminar
  3. Buenos días Concha!
    Que bonitas estas berenjenas, este año fue horroroso, con el confinamiento y el huerto a punto de ser plantado, y yo sin poder moverme para comprar las plantas, fue un fastidio. Las compro mi marido todas ya que el por trabajo tenia un permiso para moverse. Le hice una nota y me trajo todo de aquella manera y lo más básico, lechuga, piensos, tomates, berenjenas etc.. pero no es como cuando voy yo que me fijo más en la variedad de la planta y traigo más costas, en fin que a ver si para el año estamos mejor. Nunca he comido estas albóndigas y las veo deliciosas, no se si están mejor las albóndigas o la salsa, madre mía que salsa reina, mojaria pan hasta rebañarla del todo, me han encantado.
    Hoy amaneció lleno de niebla y lloviendo, el peque no puede venir, Pontevedra esta cerrada, esto es un caos te lo juro, y el caso es que los infectados suben no bajan. Hoy quedarse en casa y manita y alguna labor en la mano jeje.....Besitos y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esther esto está riquísimo, tanto las albóndigas, como la salsa, aunque para las fotos, las puse secas, luego las introduje un ratito en la salsa y no veas como se pusieron de buenas, una locura para rebañar con pan sin límites.
      Lo de la pandemia nos está saturando, y desbordando, es tan fácil para los que actuamos con responsabilidad, como quedarse en casa y solo salir lo imprescindible, aunque sea malo para la economía, la Salud es lo que debe prevalecer, sin ella no hay nada que hacer. En fin, roguemos porque salgamos de ella lo antes posible. Mientras tanto no nos queda otra que mantener las manos y la cabeza ocupada en cosas que nos aporten bienestar. No te preocupes por tener a Mario sin verlo, gracias a Dios hoy podemos suplantar esa ausencia, temporalmente, con las videollamadas, que no veas la de ratitos divertidos que dan, supongo que tú también las harás.
      Besitos y disfruta de esa mantita de sofá, yo tengo una mañana intensa en casa de mis padres.

      Eliminar
  4. Buenos dias Concha:
    Yo me comería estas albóndigas de dos en dos, con el pintón que tienen y barriendo de paso la salsa, si no las preparo más es por mi family, que exceptuando a mi hija, solo les gustan de carne o pescado, por eso aprovecho cuando viene la susodicha, ya que por lo menos estamos en igualdad de género. Picarlo todo tan menudo lleva su tiempo, pero yo también lo prefiero a meterlo en una picadora, me sabe mejor. Un plato sencillo, de buena elaboración y mejor producto, ¡quién pudiera pillar esas berenjenas por aquí! Bueno, no nos haremos mala sangre, nos arreglaremos con las negras, que también son ricas.
    Un beso. Buen domingo de Santos Difuntos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola es mejor picar las berenjenas a cuchillo, el corte brunoise es perfecto para estas albóndigas, teniendo en cuenta que una vez estén cocidas en el microondas, reducen bastante su volumen, en las imágenes se aprecia más o menos.
      Igual para las verduras de la salsa, se podría triturar si alguien es un poco delicado, pero ni la consistencia, ni el sabor, ni por supuesto la textura serían las mismas. Desde mi punto de vista, la salsa es perfecta, incluso si cocinas las albóndigas, una vez fritas, unos minutos dentro de la salsa, yo lo hice, ya que eran muchas y quedan riquísimas.
      Menos mal que yo para las verduras en general, no tengo problemas con la familia, son buenos comensales y les gusta todo lo que les cocino.
      Besos, feliz “Tosantos”

      Eliminar
  5. Querida Concha, yo tampoco he hecho albóndigas de berenjenas , ni se me hubiera ocurrido, pero viendo lo bien que te han quedado, me lo anoto para hacerlas. No se si me quedarían tan ricas como las tuyas, yo no tengo esas berenjenas del huerto de tu padre . Ya sabes que siempre me produces envidia sana, me encantaría poder probar una berenjena de esas. Y que puedo decir de esa salsa, solo ver los colores que tiene tan bonitos en las fotos ya se vaticina un sabor espectacular. Que daría por mojar una albóndiga en esa salsa y saborearla lentamente!!!!! Un fuerte abrazo !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mj con berenjenas normales, también salen riquísimas, lo único que recomiendo siempre, es comprar las berenjenas justas que vayamos a consumir, ya que no es recomendable meterlas al frigo, son cuestiones químicas, pero por mi experiencia, cuanto más frescas están, más buenas, es decir, no hay que tenerlas muchos días guardadas, mejor comprar y cocinar, máximo un par de días lo más tardar.
      Besos, feliz domingo.

      Eliminar
    2. Gracias por tan sabio consejo!!!!!

      Eliminar
  6. Ay Concha de mi alma y de mi corazón, no me puede gustar más estas albóndigas . Tengo que probarlas sí o sí esta delicia tan auténtica. La salsa enamora con ese color y ese aroma de las especias les va que ni pintada.
    Voy saliendo y llevo pan? jajaja...
    Menuda comida para hoy , más festiva imposible.
    Menos mal que también he preparado hoy unas berenjenas rellenas que mañana subiré al blog, y por eso , es que me voy más satisfecha porque si no , aquí me quedaba pegadita a la pantalla.
    Jamía, qué cosas más ricas y más bien presentadas nos compartes, da gusto.
    Feliz día , a pesar de los pesares , mucho ánimo y a cuidarse .
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bego esas berenjenas rellenas que te esperan para hoy, seguro no tienen nada que envidiarles a mis albóndigas, Jajajaja...
      No sé qué decirte, si me gustó más la salsa o las albóndigas, lo que si te digo es que están para repetirlas. Ahora sí, la próxima vez será más rápido y fácil porque no tendré que fotografiar nada y eso sí que lleva tiempo.
      Besos y feliz tarde de domingo.

      Eliminar
  7. Holaaaaa, he venido corriendo porque me ha llegado el olorcillo de tu cocina. ¡¡ Encantada estoy con este plato de albóndigas de berenjenas!! da gusto ver la salsa que las acompaña, para mar pan y no parar y ver esas albóndigas tan bien hechas. Este verano publiqué unas albóndigas de berenjenas y ni me pasó por la cabeza hacerlas en microondas. Aprendiendo siempre Concha, lo pondré en práctica seguro. Sí que he puesto las de carne y pescado. En fin, mil gracias por estar En buena Onda de nuevo, lo estaba esperando encantada, pues siempre hay mucho que aportar y compartir. Así, se enriquecen nuestros proyectos, nunca se sabe todo y siempre aprendiendo. Si es de tu cocina nada mejor. Un beso muy grande y un achuchón!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa ha sido un placer enviaros a ti y a Marisa, para vuestro proyecto, mi post. Además tu cocina fue una de las que visité, pero ya me conoces y tenía una idea en la cabeza metida, como siempre quise rizar el rizo y hacer mi propia receta.
      Creo que te gustará hacerlas, más tú que le tiene pillado el punto al microondas. Realmente este es el método que siempre utilizo para las verduras, es rápido y limpio, además de económico y saludable, ¡vamos! Que lo tiene todo, jajaja...
      Besitos.

      Eliminar
  8. ¡¡Hola Concha!! Siempre que veo verduras de un color diferente al que estoy acostumbrada me fascina y mucho. Ya había visto tus berenjenas blancas, pero es que sólo sigo viéndotelas a ti, nunca las vi en una tienda ni en ningún otro sitio. Está bien eso de que no oscurezca tanto como las moradas, que es verdad que según en lo que se pongan, parecen oxidadas. Bueno, ya sabes que yo no soy de berenjenas, pero sé lo que tiene que ser algo muy rico y bien hecho, y no hay más que ver tus albóndigas para darse cuenta que en su preparación hay sabiduría y mimo. Lo que me ha encantado es la salsa, divina de verdad y me vas a permitir que recalque la salsera, ¡pero qué cosa tan bonita! Ya sabes que me gustan estas cosas, esos pequeños detalles y me parece una pasada de bonita. Te confieso que es en lo primero que he puesto los ojos, luego en la salsa y por último en las albóndigas, ja, ja, se ve que ha sido por orden de preferencia. Aunque, de normal, se me van primero los ojos a lo que cocinas, te lo aseguro y no me fijo tanto en el atrezzo, pero hoy, me los has puesto complicado. Todo de lujo, Concha, como siempre. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel, como siempre que cocino algo con berenjenas, te tengo en mente, más por buscar alternativas, que no es cuestión de darte de comer a la fuerza lo que no te gusta como si fuera un purgante, jajaja..., alguna idea tengo, pero no te digo nada hasta que no las haga para publicarlo, y así te mantengo expectante.
      La salsera que ves en las fotos, en realidad no es una salsera, aunque es de gran tamaño, es un juego de dos lecheras, de Porcelana de La Cartuja de Sevilla, que compré hace mil años en un fin de existencia de la fábrica, tengo varias piezas, algunas ya las he compartido en diferentes post, la verdad es que son piezas caras y que reservo para cuando tengo invitados en casa, pero con esto del blog, de vez en cuando saco algo porque me viene de repente la luz, jajaja..., creo que no exploto mi menaje y servicio de mesa, tengo tantas cosas guardadas, que por ir siempre corriendo y con mi gata por medio, nunca me paro a sacarlo para las fotos. En mi casa encontrarías verdaderos tesoros para tus fotos, y que yo no sé sacarles rendimiento, sin duda, jajaja...
      Besitos.

      Eliminar
  9. Concha nunca la he preparado asi, pero se ven riquisimas y esa salsa tiene que estar para mojar pan besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma te gustarían, solas están riquísimas, y con la salsa, ni te cuento. Besos.

      Eliminar
  10. Me encantan las albóndigas de berenjena Concha, te han quedado perfectas y con esa salsita tan rica tienen que estar para liarse y no parar. Yo tengo publicada una receta de albóndigas de berenjena y patata, pero sin salsa. Y otra de albóndigas de soja texturizada a la jardinera, muy ricas también. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, también estuve mirando en tu cocina, lo que pasa es que ya tenía claro cómo las iba a cocinar.
      Estas te gustarán, están buenísimas.
      Besos.

      Eliminar
  11. Madre mia Concha tienes el don de ponerme los dientes largos 🤤me encantan las berenjenas y aunque no las encuentro tan bonitas como esas blancas, me apañaré con las del mercadillo😉y es que se ven tan ricas..tan jugosas que apetece entrar en la pantalla. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fely tienes que probarlas, ya verás como te encantan, sabrosas y muy ligeras.
      Besitos, pasa un feliz día.

      Eliminar
  12. Buenos dias Concha, estas berenejenas son las gourmet de las berenjenas, pocas veces he tenido la oportunidad de probarlas y la verdad que son una exquisitez,. En albóndigas se ven deliciosas y las salsa que acompaña le viene de perlas.
    Feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aso es Silvia, son una exquisitez, que hasta hace muy poquito solo se podían encontrar en la carta de algunos sitios de alto copete. Yo hace años que las estoy publicando, gracias al huerto de mi padre, nos damos el lote en verano, Jajajaja...
      Besos, pasa una buena tarde de lunes.

      Eliminar
  13. Vaya lujo de productos, de receta y de cocinera, mi arma... te habrás quedado a gustísimo con este post, pues a bonito, elegante y rico no le gana ninguno, hija mía. Pero qué manos tienes para la cocina, te quiero una hartá!!! Me tienes salivando a más no poder... a chorros, diría yo, jajaja!! ¡Quién cogiera ese palto ahora mismo... lo dejaría limpio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estuvimos hablando cuando las hice, y te lo dije, las tienes que probar, este verano ha sido exprés y la verdad es que no hemos tenido tiempo de cocinar juntas tanto como nos gusta, y este fue uno de los platos pendientes, pero aquí lo tienes enterito para ti.
      Yo también te quiero una jartá ❤️❤️❤️

      Eliminar
  14. Hola Concha!!!
    No me vas a creer, pero a mi llama más un plato salado que uno dulce. Así que si me das a elegir entre estas albóndigas, bueno, entre las empanadillas rellenas de cabello de ángel no, pero entre los boniatos asados, elijo las albóndigas jeje.
    Ya te dije la última vez que este tipo de berenjena no lo he visto nunca y me da pena, porque la verdad que es muy atractiva y me gustaría encontrarla algún día.

    Y esa salsa de curry tiene que estar tremenda, ya que el curry me encanta!!
    Una semana más estoy encantada de sentarme en tu mesa :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi, lo de las empanadillas me ha matado, Jajajaja..., yo también me comería un par de ellas ahora mismo, que este año aún no he tenido tiempo de hacerlas, y es que esto de la movilidad reducida, me impide ir a buscar la calabaza cidra al sitio que seguro las venden.
      Las berenjenas blancas son una preciosidad, si se ven bonitas en fotos, hazte una idea de cómo son al natural, cada vez que las veo en las matas, me vuelvo loca de felicidad.
      Besos. Feliz tarde.

      Eliminar
  15. buenas tardes Concha, ¡guauuu! me encantan las albóndigas, y las berenjenas, y el curry (jajaja), justo hoy he preparado para comer "pollo al curry", lo hago millones de veces..., bueno me he pasado un poco..., tanto como millones de veces...¡exagerada que es una!
    No acostumbro a comprar la berenjena blanca pero mi amiga Claudia es la que compra y le chifla.
    Me encanta! y la puedes hacer en tortillas, cocas, al horno, como acompañamiento de guisos..., y ahora en albóndigas ¡divina!
    Curioso lo de sustituir el pan rallado por copos finos de avena, nunca lo había oído. Acostumbro a poner miga de pan pero un día probaré lo de los copos.
    La salsita divina, para empezar a mojar pan y terminar con la hogaza ¡qué peligro!
    Espero que sigáis bien. Un abrazo y bonita semana.
    He pasado a echar un vistazo a tus castañas asadas y ¿sabes? nunca las he hecho en sartén. Siempre en horno o hervidas. Las de la Bañeza (mi tierra) son también divinas.
    Les pones sal pero no sé cuánta cantidad y cuál es el momento de ponerla. Es que justo el sábado lo comentaba con mi marido porque tampoco añadimos sal...fíjate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sil están de lujo, un sabor equilibrado y de contrastes, ni sobra, ni falta nada. Yo quiero volver a repetirlas, esta vez ya con berenjenas del mercado, porque las matas de mi padre están para semillas.
      Las castañas asadas las publiqué hace años, tengo que repasar la receta porque no la recuerdo, pero si que te puedo decir es que la sal se la pongo al principio, tengo un pequeño truco para que se pegue a la castaña, me mojo las manos y las sacudo sobre las castañas, para que con las gotas de agua, forme una fina capa con la sal, bueno ahora que lo pienso, puedes utilizar un pulverizador de agua, aunque yo no tengo ninguno de uso alimentario y no quiero hacerlo con el que utilizo para mis rizos, Jajajaja...
      Tampoco es una cantidad medida, solo un poco como cuando estas sazonando la comida o un poco más, y ya si me apuras, suelo hacerlo con sal gruesa, pero supongo que también podrás poner sal fina. Bueno esto es todo un tutorial sobre cómo asar castañas en casa, ahora sí que voy a tener que revisar mi receta, Jajajaja...
      PD: Han llegado los tres, todos perfectos, y todos en su sitio, ya he eliminado los repetidos, Jajajaja..., pero no te preocupes si no los ves al instante, es que tengo puesto la revisión antes de hacerlos públicos ;-)

      Eliminar
  16. Buenas tardes Concha, que albóndigas más ricas y originales has hecho, me encantan!! La verdad es que es la primera vez que veo unas albóndigas de berenjena y eso que me chiflan de todas las maneras, me voy a guardar tu receta y seguro que caerá....aunque sea con las rayadas, porque blancas por aquí no se ven. Y la salsita me parece de categoría para acompañarlas!!
    Un bst bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mavi, ya ves que solo es cuestión de echarle imaginación al asunto y te salen platos tan ricos como este, la verdad que estoy muy contenta con el resultado, es de los que recomendaría mil veces y siempre triunfaría.
      Besos.

      Eliminar
  17. Fijate que esta semana ya he visto dos y con tu receta tres, albóndigas con berenjena, la verdad es que me tienta probarla, quien sabe igual versiono tu receta en thermomix y la pruebo, que en la nevera queda alguna todavía del huerto y hay que darle salida.
    Mil besos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no son muy comunes, pero ahora que lo vegetariano está tan de moda, se van viendo muchas cosas distintas con verduras que hace pocos años eran inimaginables.
      Estas albóndigas te las recomiendo cien por cien, son una exquisitez que no te defraudará.
      Si te animas a hacerlas en la TMX ya nos las enseñarás. Besos

      Eliminar
  18. Hola Concha
    No se por donde empezar, si con esas deliciosas albóndigas o con esa sabrosisima salsa.
    Desde luego que no tiene desperdicio esta receta de principio a fin... quedando de lo más elegante en mesa.
    Esas berenjenas son preciosas. Ahora si se encuentran fácilmente e los super, es todo un gustazo saborear cada comida con productos de primera calidad.
    Mi suegro ya apenas planta nada en el huerto, con la de verduras que hemos tenido siempre y el sabor que tienen, nada comparable con lo que llega de cámaras.
    Menos mal que aquí en los mercados semanales si llegan productos de cosecha propia y de la zona, por lo menos comemos verduras con sabor.
    Lo dicho que este plato esta para rebañar y comer a conciencia.
    Riquisimooo !!! Bonita presentación.
    Mil besosssssss !!!😗

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puri la verdad es que tener verduras de cultivo de proximidad a tu alcance, hoy es día, es un lujo que en las grandes ciudades no es fácil, ni económico, por eso lo poco que cultivan mi padre y mi hermano, me sabe a gloria. Las berenjenas se ve que se han enamorado del sitio porque no veas la vitalidad que tienen, bueno ya tan solo queda un par de matas que tienen reservada para semillas, ayer cociné la última que recogió y ya estoy echándolas de menos.
      Besos

      Eliminar
  19. Concha con el sonido de los pajaritos me despierto por acá pata venir a verte, apenas voy a iniciar mis visitas de la semana en modo loco ya es viernes y esta semana se me fue en un soplo..., literal.
    Las albóndigas tienen un no sé qué que las vuelve tentadoras siempre, no sé si haya alguna persona que no guste de ellas; por mi parte te digo que las encuentro deliciosas. Es bien interesante ver maneras de cocinarlas, (en casa de mis padres nunca las fritan, siempre van cocidas en sus salsas; ese punto las vuelve bien diferentes. Claro, nunca las hacen de vegetales, por lo que la forma la mantienen mucho mejor, quedan bolitas de carne más apretada, no quedan jugosas pero sí llenas de sabor por cuenta de ajos y hierbas).
    Eso es lo que me gusta de las ventanas de cada cocina, de los estilos de cocción de las diversas partes del mundo y me resulta siempre enriquecedora cada receta.
    Que delicia poder seguir disfrutando y aprovechando las berenjenas del huerto de tu padre con sus colores diversos y todo lo que nos describes de ellas. Una delicia total, siempre su textura me ha gustado y tanto berenjenas como setas son para mi cuerpo sinónimos de carne vegetal (lo digo por su textura), yo no sé pero me encantan, suelo ser lo más ligera de carnes posible (Aunque cuando preparó carnes rojas, soy contundente, pero creo que solo están un par de veces al mes; ya de resto mucho huevo en la mayoría de días de lluvia mes, últimamente pescado, algo de pollo. la suscrita más que Mr.G; aunque este año la cosa ha sido más bien equitativa y no he podido tener tantos días sin carne como quisiera, claro él disfruta de todo sin chistar ;), y ya me voy yendo del tema....

    Pero regreso, con tus albóndigas, una versión para disfrutar de las berenjenas y de esa deliciosa salsa, no dudo que ir a ver a Pilar es siempre un deleite de ideas vegetarianas estupendas. Tu versión la encuentro deliciosa, ideas estupendas para quienes tengan microondas y a sacarle el jugo a este aparato.
    Te mando un abrazo grande, ya mi estómago me pide algo de comida Jajajaja, me disculpo por pasar tan tarde, me llevo un sabor de boca delicioso con esta idea, donde definitivamente muchas veces la carne ni se nota que no esta (ese mito de tener algún tipo de carne todos los días, en casa de mis padres es una cosa que con mi papá sobre todo es medio imposible de hacerle caer en la cuenta, 🤣🤣🤣).
    Bueno mi querida Concha, voy a entrenar un poco, te dejo un beso y me llevo un bocado de estas delicias, las anotaciones finales se me hacen también ideales, esa idea con la avena me llama la atención.
    Abrazos bonita, que tengas un lindo fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi Nati.
      Comienzo por el final, lo de la avena es una sugerencia que me recomendó Pilar hace tiempo, en alguna de sus albóndigas y hamburguesas la utiliza, y a mí que las he probado, me encanta.
      Lo de comer carne, nunca lo he seguido al pie de la letra, ya sabes lo de la pirámide alimenticia, que nuestra dieta mediterránea recomienda, pero en cuanto a lo de las carnes nosotros también nos lo pasamos de largo, sustituyendo por huevos. Pero sin descuidarnos ya que nuestro metabolismo necesita de ese equilibrio para no verse descompensado, precisamente la carencia de B12 suele darse en las personas jóvenes precisamente por el bajo consumo de carnes, generalmente en personas vegetarianas, aunque por supuesto mi opinión no tiene ningún rigor científico, Jajajaja..., ya que también depende de cómo cada individuo sintetice los nutrientes, muchos no padecen carencias y ahí están, sanos como una pera, Jajajaja...
      Qué bien que te cuides haciendo ejercicio, no hay más que verte lo guapísima que eres.
      Besitos, y disfruta de un lindo día.

      Eliminar
  20. Concha, llegué. Una maravilla de receta y encima con esas berenjenas blancas de tu padre, tan bonitas...
    Una receta original y unas fotos preciosas, me encanta ese close up de la última imagen que solo queda cogerla y darle un mordisco. Me ha encantado todo, hasta la salsa en esa salsera tan tradicional y preciosa, receta para quitar algo de carne de la dieta, unas albóndigas vegetales que se merecen un premio.

    Mil besos y cuidaos mucho que está Andalucía bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patty, cuando tienes en las manos unos ingredientes de primera, nada mejor que cocinar algo que te deje sin aliento, y este plato lo hizo, por sabor, textura y presentación. Está feo que yo lo diga, pero cociné unas albóndigas de autor increíblemente ricas.
      Besos, pasa buena noche.

      Eliminar
  21. ¡Hola Concha! No eres la única que no ha hecho albóndigas de berenjenas hasta ahora... hay alguien más jajaa... Chiquilla... pero cómo puedes hacer estas albóndigas tan redonditas y con tremenda pintaza que tienen, con todo ese dorado tan igualito por todos lados??? Si es que la presentación se ve de restaurante gourmet... de verdad que se te da de escandalo... por cierto... hablando de tu sección de dulces... tengo unas ganas locas de hacer los roscos de mandarina y canela... jajaa... yo no se que va a pasar con esto de volvernos a confinar... pero yo salgo rodando por las escaleras... seguro jajaa... Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, gracias guapísima, se hace lo que se puede, pero si, sin duda me quedaron perfectas, y eso que no podéis probarlas, pero estábamos de escándalo.
      Te recomiendo que hagas los roscos, eso sí que está para morirse del gusto, Jajajaja..., son un pecado divino, además en la cantidad perfecta para no darse el lote, pero tampoco quedarse con ganas de más. Yo los hice tantas veces el invierno pasado que este año me dijo mi santo, que me esperase un poco y dejara algo para navidad, pero de momento hoy he comprado un panettone porque tenía una pinta fabulosa, y no me puede decir nada, porque roscos, no son, Jajajaja...
      Besitos

      Eliminar
  22. Para quitarse el sombrero esta receta, debe estar espectacular, entre la salsa y las albóndigas, no sé qué me gusta más, jj. Bss linda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maríán, me alegra que te guste mi receta, al igual que agradezco tu visita. Fue un placer compartirlo. Saludos y feliz día.

      Eliminar
  23. Hola Concha, tus recetas son de cuarto de facultad, fijo... Intento hacer algunas pero me cuesta.
    De todos modos, aunque no te comento siempre, te sigo y me encanta aprender de ti.
    Saludos desde Chipiona, Cádiz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias María, agradezco tus visitas, que aunque sean anónimas, mejor sumar, que restar, y si de paso te llevas buen sabor de boca sintiéndote a gusto en mi cocina, como si fuera la tuya propia, me doy por recompensada por todos esos comentarios que seguro quisiste dejar, y hasta hoy no rompiste el hielo.
      Siempre que tengas dudas, pregunta, que en la medida de lo posible, intentaré resolverlas.
      Un saludo, y espero verte con frecuencia.

      Eliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.