Ir al contenido principal

DBM | Recetas con Historia

Risotto de Tomate al aroma de Albahaca

De pequeña vivía en una casa, en la que el patio colindaba con los de los vecinos, apenas estaban separados por un muro de no más de un metro de altura, por el que podíamos pasar de una casa a otra sin dificultad, pero aun así, ninguno quebrantaba la privacidad de los demás.

Recuerdo como intercambiábamos, lo que se tenía, que si unas aceitunas recién aliñás, que si unos añejos para el puchero; mi padre se tomaba los domingo al mediodía, una copita de vino "Patacabra" de Espartinas, con José, nuestro vecino, y en el muro a modo de mesa ponían unas tapas de queso o chorizo de la matanza de su pueblo. A mi vecina Isabel, le gustaba el pan "pringao", unas ricas rebanás de pan frito que mi madre hacía los sábados para desayunar, ella entraba a mi casa, como si de la suya se tratara para tomárselas con el café recién hecho, pasándolas por un platillo que se ponía en el centro de la mesa, con azúcar y canela. Mi vecina Rafaela tenía 10 o 12 hijos, y uno de ellos trabajaba…

Muffins de Calabaza



Hace tiempo que no me metía en la cocina a hacer unos dulces, el tiempo lo tengo ajustadísimo a las obligaciones del día a día, y yo particularmente, necesito de un buen rato, para hacer las cosas como me gustan.

Hoy y haciendo un tremendo esfuerzo, he sacado un momento justo antes de almorzar, y es que desde el día que Isabel Rescalvo del Blog Cakes para ti, publicó unos exquisitos Donuts de Calabaza, me volví como loca por probarlos.
Lo cierto es que no hay una delicia que Isabel publique y no me conquiste al instante, lo cual no es difícil, dado que ella lo hace tan bien y tan extraordinariamente bonito, no me cuesta ningún trabajo enamorarme de sus post. Sus fotografías son excelentes, la ejecución perfecta y las recetas correctas.

Esta es la primera vez que cocino algo para De Buena Mesa, sacado de una receta de otro blog.
Lo que realmente me ha llevado a hacerlo es la fiabilidad de la receta, y eso es lo que realmente me gusta de un blog cuando lo sigo habitualmente, que tenga buenas recetas, bien dadas y que si decido probarlas los resultados sean óptimos, creo que es muy importante dar bien las recetas, esa es la mejor carta de recomendación que una bloguera puede tener.
No me gustan para nada esos sitios plagados de recetas incompletas, donde si bien la puesta en escena puede ser fastuosa, las recetas no están bien dadas o son inexactas, lo cual nos conduce al fracaso.

En esta receta, no quería comparaciones, por lo que he decidido transformar sus deliciosos Donuts, en unos tiernos y esponjosos Muffins que han sido todo un éxito a la hora de la merienda.
Estaban tan buenos que sin duda los volveré a repetir muchas veces más, pues gracias a sus explicaciones, ha sido “pan comido”.
¡Gracias Isabel!, por la receta y por compartir con nosotros tu maravilloso trabajo.


INGREDIENTES (Para 12 Muffins grandes)

  • 300 g de Calabaza cocida
  • 250 g de Harina de repostería
  • 1 y ½ c/p de Levadura Royal
  • 1 c/p de Sal fina
  • 1 c/p de Canela molida
  • Una pizca de Nuez moscada recién rallada
  • ¼ de c/p de Jengibre en polvo
  • 175 g de Azúcar blanco
  • 150 g de Azúcar moreno de caña
  • 125 ml de Aceite de maíz
  • 3 Huevos ecológicos
  • 1 c/p de extracto de vainilla
  • Margarina de maíz para engrasar los moldes
  • Azúcar glasé para espolvorear los Muffins
  • Canela molida para decorar los Muffins 

ELABORACIÓN

  • Cortar un trozo de calabaza de ½ kg de peso aproximadamente, en pedazos y le quitamos la piel y las semillas.
  • En una olla con abundante agua hirviendo, introducimos la calabaza y la cocemos a fuego fuerte hasta que se ablande.
  • Una vez cocida la escurrimos y dejamos que se enfríe.
  • Una vez fría pesamos unos 300 gr que es lo necesario para esta receta, y la trituramos. Reservar.
  • En un bol grande ponemos la harina con la levadura, la sal, la nuez moscada, la canela y el jengibre. Mezclamos y reservamos.
  • En un bol grande ponemos el azúcar blanco y el moreno y lo mezclamos.
  • Añadir los huevos y batimos con la varilla hasta obtener una crema espumosa.
  • Agregar el aceite y el extracto de vainilla. Mezclar y añadir la calabaza triturada.
  • Añadir la mezcla de harina poco a poco y batir con la varilla de repostero, hasta obtener una mezcla fina y homogénea, sin grumos.
  • Pintar unos moldes para muffins con un pincel embadurnándolos con margarina (se pueden utilizar capsulas de papel acanaladas, en tal caso, no será necesario engrasar los moldes).
  • Verter con un cacillo la masa en los moldes hasta dos tercios de su capacidad.
  • Precalentar el horno previamente a 220 ºC.
  • Hornear a 155 ºC unos 25 minutos.
  • Desmoldar en templado y enfriar en una rejilla.
  • Decorar espolvoreándolos con azúcar glas y un toque de canela.