Chips de Boniatos

Los chips de boniato son todo un clásico de la cocina moderna.
Su sabor es suave y algo dulce, quedando un poco atenuado al servirlos espolvoreados con unos granos de sal fina.
Son ideales como aperitivos o como guarnición de todo tipo de platos, tanto carnes como pescados.
Quedan ideales como acompañamiento de una rica y jugosa hamburguesa, o como no solos, pues con los chips de boniatos, pasa como con las patatas chips…, no puedes comer solo una.
Su elaboración es bien sencilla, tan solo cortar y freír… y ya está, unos deliciosos y crujientes chips listos para comer.



CHIPS DE BONIATOS

INGREDIENTES

  • 1 boniato
  • aceite de oliva
  • sal

ELABORACIÓN

  • Lavar bien con un cepillo el boniato, y pelarlo con un pelador de patatas.
  • Con una puntilla quitar los puntos duros y raíces que tenga.
  • Cortar a láminas lo más finas posibles con un cuchillo de hoja ancha.
  • Si no os atrevéis a hacerlo a cuchillo, siempre está la opción de utilizar una mandolina con protector, para evitar posibles cortes en los dedos.
  • Nosotros lo hemos hecho a cuchillo, porque el corte es más casero.
  • Una vez hechas las láminas de boniato, no es necesario lavarlas, pues al ser una raíz no contiene féculas como las patatas, que son tubérculos.
  • Poner una buena cantidad de aceite a calentar e ir friendo el boniato por tandas para que no se pegue y queden las láminas sueltas, tened cuidado para que no se doren excesivamente pues amargarían si llegaran a quemarse.
  • Escurrir sobre un papel absorbente.
  • Servir con una pizca de sal fina por encima.