Ir al contenido principal

Esta semana en DBM

Risotto de Arándanos | Risotto ai Mirtilli

Siempre que tengo una nueva receta en mente, no puedo evitar sentir mariposas en el estómago, es una extraña sensación que me hace sentir como si fuera la primera vez en mi vida que cocinase, pero que desaparece en cuanto me pongo delante de la cocina y enciendo los fogones. Eso es lo que me sucedía con este Risotto; cuando cociné por primera vez mi Risotto de Fresas, me gustó tanto cocinar con frutos rojos, que tuve la idea de hacer uno similar con Arándanos porque me fascinan, era una fijación que no podía quitarme de la cabeza, pero antes de hacerlo consulté en Google a ver si alguien lo había hecho antes que yo, y casi me quedo "muuuerta" 😵 cuando ante mis ojos aparecieron un sin fin de ellos, llamadme ingenua (porque pensé que era la primera 😂) no podía creer la cantidad de referencias que había (parece ser que ya está todo inventado 😅);  Por lo visto es una receta originariade losAlpes Austriacos, ¡claro! cómo no iba a serlo teniendo los bosques que tienen, seguro …

Chips de Boniatos

Los chips de boniato son todo un clásico de la cocina moderna.
Su sabor es suave y algo dulce, quedando un poco atenuado al servirlos espolvoreados con unos granos de sal fina.
Son ideales como aperitivos o como guarnición de todo tipo de platos, tanto carnes como pescados.
Quedan ideales como acompañamiento de una rica y jugosa hamburguesa, o como no solos, pues con los chips de boniatos, pasa como con las patatas chips…, no puedes comer solo una.
Su elaboración es bien sencilla, tan solo cortar y freír… y ya está, unos deliciosos y crujientes chips listos para comer.


CHIPS DE BONIATOS

INGREDIENTES

  • 1 boniato
  • aceite de oliva
  • sal

ELABORACIÓN

  1. Lavar bien con un cepillo el boniato, y pelarlo con un pelador de patatas.
  2. Con una puntilla quitar los puntos duros y raíces que tenga.
  3. Cortar a láminas lo más finas posibles con un cuchillo de hoja ancha.
  4. Si no os atrevéis a hacerlo a cuchillo, siempre está la opción de utilizar una mandolina con protector, para evitar posibles cortes en los dedos.
  5. Nosotros lo hemos hecho a cuchillo, porque el corte es más casero.
  6. Una vez hechas las láminas de boniato, no es necesario lavarlas, pues al ser una raíz no contiene féculas como las patatas, que son tubérculos.
  7. Poner una buena cantidad de aceite a calentar e ir friendo el boniato por tandas para que no se pegue y queden las láminas sueltas, tened cuidado para que no se doren excesivamente pues amargarían si llegaran a quemarse.
  8. Escurrir sobre un papel absorbente.
  9. Servir con una pizca de sal fina por encima.