Trifle de Lima con Frutos del Bosque

trifle-lima-frutos-bosque

Tempus fugit, Carpe diem

Hay cosas que me gustan sobre todo cuando se preparan de manera tan rápida y fácil como el postre que hoy os enseño, y si en un visto y no visto están listas para servir, no puedo negarme a darme un capricho dulce de vez en cuándo, y si promete estar riquísimo y ser equilibrado, lo hago con más ganas. No será necesario que contemos calorías, comeremos sin remordimientos, puesto que en este Trifle brillan por su ausencia, os lo garantizo, aunque me diréis: «Lleva galletas y yogur cremoso»; Bueno, sí pero la galleta es de avena, que ya es sana, y no mucha cantidad, tan solo una por comensal, el yogur tampoco es muy calórico es desnatado, 0% materia grasa, 0% azúcares añadidos, así que no hay nada que contar, solo sentarse y disfrutarlo.
 
Este postre es similar a mis otros 5 Trifle que ya tengo compartidos en DBM pero en casa somos de comer fruta, mucha fruta a todas horas, no concibo un día sin fruta, siempre cumpliendo las recomendaciones de la Pirámide de la Alimentación Saludable para llevar una dieta y estilo de vida lo más sano posible. 

Estábamos sentados, con mi madre, mi santo y yo, el otro día al fresco de la tarde, comentando lo bonito que tiene este año mi padre el huerto; mientras él riega con generosidad las tomateras, es un placer oír el canto de los mirlos y jilgueros al atardecer, y contemplar sin prisas como crecen las matas de todo lo sembrado de manera espectacular, de un día para otro.

Justo ante nosotros tenemos una hilera de jardineras grandes que delimitan el patio con la zona de jardín y a continuación los rosales pletóricos a modo de barrera visual, dejan entrever el huerto, los naranjos y demás árboles frutales, lucen esplendorosamente ante nuestros ojos, mientras se deja caer la noche. Los gatos juegan en el césped y alguno más atrevido se columpia sin pudor en el columpio, Bimba amamanta tranquilamente a su nuevo gatito Negrito y a mi izquierda, al fondo, el gallinero donde nuestras gallinas corretean una tras otra, felices, por el corral, picoteando los últimos insectos antes de irse a dormir.

menta-poleo-mentha-pulegium
Menta Poleo | Mentha pulegium

Suena todo muy bucólico y algo mágico, pero es así, cuando rozas la mano por encima de las matas de aromáticas, te estremeces de puro placer, y cómo si hubieran salido estrellitas y duendes de entre sus ramas, surgió la idea de preparar mi Trifle de hoy. Al mover las hojas de la maceta de Menta Poleo, deseé con todas mis ganas un postre de Frutas de Temporada con Granizado de Hierbabuena y Yogur de Coco que compartí hace tiempo, hubiera querido tener al instante algo así preparado en mi cocina, al llegar a casa, pero no lo tenía hecho, no se me cayó de la cabeza en toda la noche, y más con el olor tan rico que inundaba mi cocina, suelo tener unas ramitas de hierbabuena y de menta poleo en un vaso con agua, que actúan como el mejor ambientador natural que podáis imaginar, no tiene comparación con las hierbas aromáticas de mercado, la de nuestro huerto son de cultivo ecológico 100% y se nota, por su vigorosidad y color, pero especialmente por el olor tan fragante y fresco que las caracteriza.

hierbabuena-mentha-spicata
Hierbabuena | Mentha spicata

Así que fue todo dicho y hecho, le dije a mi santo que comprara fruta del tiempo, y me trajo de nuevo frambuesas, moras y arándanos, yo quería fresas y cerezas, pero no las encontró de primera calidad, como a mí me gustan, así que ni corto ni perezoso, se presentó con una bandeja de cada, sabiendo a ciencia cierta, que no pondría ninguna pega, en realidad no soy puntillosa cuando es él quien hace la compra, pero me dejo llevar por mi pasión por estas frutitas, que en su elección, es una visa de acierto seguro, para que no le caiga ninguna reprimenda ¡Ja, ja, ja...!

trifle-lima-barquillo

Creo que no es necesario añadir nada más, esta delicia ya está vendida solo por su buena presencia, así que si os apetece, os explico detalladamente cómo se hace. Comenzamos.


INGREDIENTES (para 2 comensales)
  • 2 Yogures bífidus 0% con Lima & Limón
  • 2 Galletas de Avena
  • 2 Barquillos de Vainilla
  • 1 Lima
  • 150 gr de Moras
  • 150 gr de Arándanos
  • 150 gr de Frambuesas
  • Hojas de Menta Poleo, fresca
trifle-frutos-bosque-mise

ELABORACIÓN
  1. Picar muy finamente las galletas de avena, se hará fácilmente a cuchillo, poner una en el fondo de cada copa o vaso dónde presentaremos el trifle.
  2. Exprimir la lima y verter la mitad del zumo resultante sobre la base de galleta.
  3. Disponer encima una capa de frambuesas, previamente limpias.
  4. Batir el yogur con una cucharilla para que adquiera una textura cremosa, añadir unas cucharadas encima de las frambuesas.
  5. Disponer encima unas moras, en cantidad necesaria según tamaño y ancho del vaso o copa.
  6. Añadir otras cuántas cucharadas de yogur para cubrir las moras.
  7. Disponer encima una capa de arándanos.
  8. Cubrir con el resto del yogur.
  9. Decorar la copa con tres arándanos, tres frambuesas, un par de moras.
  10. Decorar con un barquillo de vainilla y unas hojas de menta poleo.
trifle-lima-frutos-bosque-pasos


trifle-lima-menta-poleo

trifle-lima-frambuesas


Otros Trifle en DBM












Comentarios

  1. Concha que bueno está eso, casualmente tengo unas cerezas y me acabas de dar una idea para hacer algo parecido, de buena gana me comía uno ahora mismo, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristina precisamente uno de mis Trifles es de Cerezas, con Mango y Albaricoque, tienes arriba el enlace por si te apetece mirarlo, ya verás qué cosa más rica. Besos.

      Eliminar
  2. Según iba leyendo me entraba nostalgia de mi infancia y adolescencia 😑esas charlas que nos dábamos sentados en el porche y ese olor a hierva y frutas frescas...esos tomates que me comía como si fueran manzanas y sabían a gloria 😋 y que ahora no tienen sabor ni olor igual que la fruta🤷‍♀️esas cerezas que iban del árbol a la boca directamente...las moras que se cogían de los matos(zarzales) y te dejaban la
    cara morada..🤣 ains! que nostalgia 🤔este postre que no sabia que se llamaba así es de los que me gustan por la variedad que tiene y si las frutas son de temporada me gustan más 😋besinos wapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fely tener la suerte de poder disfrutar ratitos como el que os cuento, no tiene precio, a veces pasamos años viajando y corriendo de sitio en sitio, para darnos cuenta que la felicidad la tenemos en casa. Reconozco que el pequeño huerto de mi padre contribuye mucho a ello, especialmente por ese sabor que tiene todo lo que se cultiva en sus tierras.
      En esta zona también había muchísimos zarzales, paseando por el campo también nos poníamos toda la cara y las manos moradas mientras nos hartábamos de comer moras, y mi madre desesperada para sacar las manchas de la ropa, Jajajaja...., pero, ¡es que estaban tan ricas!
      Besos, disfruta un bonito Domingo.

      Eliminar
  3. Mamaa aaaaa mía que delicia. Lo probaré

    ResponderEliminar
  4. Buenos dias:
    Este postre en vasitos es uno de mis preferidos, primero porque se prepara enseguida, después porque es a gusto del consumidor, lo de más o menos calórico también, llevas la ración a la mesa y de esta forma no te pasas nunca, el tope está al final del vaso, si sobran se guardan cómodamente en la nevera para otro día, sin necesidad de tener un molde enorme que ocupa un sitio grande. Las capas que has puesto son de mi total apetencia, no dejaría nada.
    Yo, que me crié en el campo, añoro ese olor del que hablas y esa vista. Mi madre sigue viviendo en un pueblo en una casa grande, con patio, jardín y demás, ahora se la diferencia que hay entre eso y vivir en un piso dentro de una ciudad y es abismal. Y aunque es cierto que esa estampa encierra un gran trabajo detrás, para tenerlo todo limpio y arreglado, también se echa de menos cuando no se tiene. Disfruta de ello y de tus padres, cuando te paras a pensar lo rápido que pasa la vida, no se puede perder un segundo en mirar y admirar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así Lola, la vida es un instante, y solemos perder mucho tiempo en cosas sin fundamento, hasta que se nos abren los ojos y nos damos cuenta que lo importante no es el como, ni el cuando, sino el dónde y con quién. No sé si me explico, pero ya hace mucho que intento, y creo estar consiguiéndolo, centrarme en el ahora, sin pensar en el mañana, pero disfrutando de lo vivido, que siempre hay buenísimos momentos que nos reconfortan, sin duda. Así como inevitable es que el tiempo pase, pero si que podemos evitar que pase de largo sin hacer nada, al menos disfrutar de los nuestros, que ya es bastante.
      Ya me conoces, soy así, sencilla como la vida misma, jajaja...
      Besitos y espero que el domingo te vaya bonito.

      Eliminar
  5. Concha, de verdad bucólica la imagen que das de ese precioso huerto... yo quiero ir, (como dice siempre el rubito: “quiero velo”) pues yo lo mismo. Esa imagen de esa Bimba amamantando al negrito y ese silencio roto por los cantos de los pâjaros... no me digas.
    Bueno, todo lo que nos traen nuestros santos lo agradecemos y más si es de motu proprio, has aprovechado para hacer unas copas preciosas y con poco un gran postre, por cierto las copas en sí son divinas y vintage total. Se la haré a mi santo pues le chifla el yogur.
    Muchos besos y te deseo un domingo muy bueno, hay que aprovechar que todavía no hacen esos calores africanos de nuestros veranos.
    Lo dicho, feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patty querida, al menos algo bueno tenía que darnos este 2020 que la inmensa meyoría estamos deseando que termine, y es el buen tiempo, los días de calor estival fuerte aún no han venido, y a estas alturas del año, esperemos que si llegan, sean poquitos y cortos, de todos modos tenemos el cuerpo hecho a lo que nos venga, no creo que haya ser vivo más resiliente que el ser humano, dado nuestra capacidad de razonamiento, a veces, somos capaces de superar etapas incluso más duras que estas, y yo, positiva hasta la médula, me lo monto de maravilla con un postre casi, casi low cost, que no necesita, ni horno, ni fuegos, ni nada de nada, o sea que no se puede decir que no estoy cuidando el medio ambiente dentro de lo que está en mi mano, porque este Trifle el único residuo que ha generado, fue el vasito del yogur, y que además era reciclable, vamos, que estoy hecha una ecologista en acción desde la cocina de mi casa, jajaja...
      Bromas a parte, ya sabes mi porqué, mi cómo y mi cuando, así que es lo que hay, de momento.
      Las copas son auténticas vintage, tienen más de 30 años, tengo media docena, me las regaló mi santo cuando éramos novios, porque me encantaba preparar para merendar copas de helado y fresas con nata, y en los '80 estaban muy de moda estas copas en las heladerías. No son excesivamente grandes, lo justo para darte un capricho. También tengo las cucharillas largas ideales para estas colas, pero se me olvidó ponerlas en las fotos.
      Besitos y disfruta de un bonito domingo de verano.

      Eliminar
  6. Hola Concha, este tipo de postres apetecen muchísimo, con un toque helado y con el calor que está empezando a hacer, sientan de maravilla. La combinación de los frutos del bosque y el yogur siempre es un acierto. Y con la lima mucho mejor. La presentación es auténtica y me ha gustado mucho. Como dice Patty tienen un punto ochentero . El crujiente del postre está muy bien conseguido con esa galletita de avena. Hoy has acertado de lleno . Un fuerte abrazo, cuídate mucho. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mj ya me conoces, voy a lo práctico y rápido, no me da la vida para más, pero eso no quita que lo prepare con mimo para darme el gustazo de comer algo dulce y completito, Jajajaja...
      Besitos, feliz tarde de Domingo.

      Eliminar
  7. ¡¡Hola Concha!! Pues unas galletitas de avena a este postre le van ni que pintado, además, así le añadimos un poquito de fibra extra al postre y un poquito de hidratos, para hacer el postre muy equilibrado, aunque algo parecido, me hago yo para los desayunos de verano, así que por mí, podía empezar ya el día consumiendo tu postre. Y bueno, los frutos rojos me encantan, así que bienvenidos sean todos y con el yogur combinan a las mil maravillas. Yo no podría pedir que me trajeran fresas y cerezas, porque aquí, no traen cerezas hasta que no queda ni una sola fresas. Nos dejan una semana sin fresas ni cerezas, y ya te imaginas que se ha acabado la temporada de fresas y van a llegar las cerezas, pero las pobres, nunca conviven en la estantería del supermercado. Lo mismo pasa en la parte de la pescadería, si hay dorada, no hay lubina y al revés, ja, ja, imposible conseguir todo. Pero bueno, vamos tirando que no es poco.
    Por cierto, mi menta y hierbabuena estaban que se salían de bonitas, creo que nunca han estado mejor, con este tiempo de lluvia y la paz que ha notado toda la naturaleza en este tiempo, ha quedado todo precioso. Hasta que empecé a ver los agujeros en las hojas de la menta y luego se fue a la hierbabuena, y qué rabia da. Sé que eran los gusanos esos que le salen de vez en cuando y como quería algo ecológico, leí que con ajos machacados disueltos en agua, rociando las hojas por dentro, se irían. Pues que si quieres, casi me quedo sin plantas, y por más que miraba, no veía los gusanos. Así que al final, me fui a comprar la pueblo de al lado y compré algo químico, aún sabiendo que ya no iba a poder consumir las plantas, aunque sólo las uso para adornar postres. Y ni aún con el producto químico. Menos mal que insistía en mirar y vi un gusano verde alargado que era exactamente igual que las membranas de las hojas, ¡menudo camuflaje tienen los condenados gusanos! Y yo ya contenta. Le quité todas las hojas nuevas que se había comido y feliz como una perdiz, hasta que al día siguiente, lo mismo, más hojas comidas, así que vuelta a buscar y ¡encontré el segundo gusano! Se lo volvía a quitar y otra vez feliz. Tercer día, ¡y otra vez hojas comidas! Qué rabia da. Menos mal que lo volvía a encontrar y de casualidad, porque era un gusano enano, enano. ¡Y ya tengo las plantas libres de gusanos. Han perdido mucho las pobres, pero las hojas que le quedan, ya pueden descansar, y yo también, pues ya llevo varios días que nadie se come nada. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya Isabel, es curioso ese sistema de ventas, aquí eso sería extraño, la verdad es que ni siquiera en esos días que “supuestamente” había desabastecimiento en los mercados, se dio nada parecido, siempre hay donde elegir, pero claro eso no quita que si llegas tarde, encuentres las cosas realmente a tu gusto.
      Me imagino tu batalla con las aromáticas y los gusanillos, Jajajaja... Yo también me he visto en esas más de una vez, pero mi padre tiene una mano increíble, bueno eso y también el microclima de casa, sumado a la calidad del agua de pozo con que se riega, todo luce precioso. De todos modos cuando pasa, lo mejor es podar, mi padre suele segar las matas y deja las raíces, y en unas cuantas semanas ya están de nuevo super frondosas.
      Mis postres, últimamente son todos de este tipo, ya quisiera yo tener tiempo, y ganas, todo sea dicho, para meterme en faena y repostear algo más elaborado.
      Besitos y disfruta una buena tarde de domingo.

      Eliminar
  8. Concha viendo esas copas me han entrado unas ganas de probarla , se ven buenisima besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ¿a qué esperas entonces, Inma? Ya ves que se hacen en un pispas. Besos.

      Eliminar
  9. Hola Concha. Has preparado en un momento un postre muy bonito, sencillo, rico y refrescante con tanta fruta roja. Es perfecto para un antojo de dulce rápido y con una presentación tan esmerada, ¿quién puede decir que no? La verdad que a mí nunca se me ocurren estos postres y eso que al ser tan versátiles, se pueden hacer con cualquier fruta que haya en casa y con yogur de un sabor que se complemente bien. Te lo voy a copiar, que seguro que me hacen la ola.
    Nunca había visto la planta de menta poleo, pero es que por aquí apenas se venden plantas aromáticas, excepto las típicas. Este año quería plantar menta, mejorana y salvia y como sabía que no las iba a encontrar, tenía pensado encargarlas, pero con lo que estamos pasando no ha podido ser y ya es un poco tarde para ponerlas, así que me tendré que conformar con pasar la mano por el romero (que está enorme), que también huele muy bien.
    Qué suerte que ya tu padre tenga la huerta a tope. Aquí, como el clima es mucho más frío, apenas están recién sembradas y aún tendremos que esperar hasta agosto para comer nuestros propios tomates. No veo el día...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo Isabel, mi padre también tuvo que retrasar la siembra porque este año no tenía semilleros, y hasta que estuvimos en las fases de desescalada no pudo ir a comprar plantines. Las aromáticas si, esas las tiene sembradas todo el año, precisamente tenemos hierbabuena y menta a mano para todo, solo tengo que salir y cortar las ramitas en el momento.
      Ya hemos cogido los primeros calabacines, y las berenjenas están super bonitas, pero pequeñas todavía, los tomates aún en flor, a ver cuándo podemos comerlos.
      Besos y disfruta una buena noche.

      Eliminar
  10. Hola Concha.
    Mientras describes todo lo que tus ojos tenían el alcance, me lo estaba imaginando tanto que parecía estar sentada con vosotros.
    Tu huerto tiene que ser una maravilla y tus plantas lo dicen todo, esran preciosas.
    Y digo yo... que ya le podíais haber ayudado a tu padre... mñn
    Este trifle, de lo mas vistoso se ve maravilloso, lo rico que debe estar.
    Un postre sencillo pero de lo mas sabroso.
    Me encanta como queda.
    Un besazooooo. Y feliz noche ☺😚

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puri el huerto es pequeño, aunque da trabajo, le da vida a mi padre, tiene ayuda por supuesto, de mi hermano, y cuando tiene que podar los frutales también busca ayuda; yo hace tiempo que no puedo, pero lo hacía antes, y la verdad es que a veces lo miro con impotencia, porque mi Salud no me deja.
      Besos, feliz semana.

      Eliminar
  11. Hola Concha!!
    Hoy nos sorprendes con un postre que es toda una delicia, además nos lo has vendido tan bien que quien va a decir ahora que no.
    También pienso que si una vez a la semana se come algo calórico tampoco va a pasar nada. Otra cosa es el diariamente, aquí si que ya afecta.

    La hierbabuena está preciosa. Yo también tengo un macetón grande con menta y este año está preciosa. Verde, verde y con un olor impresionante!!.

    Besos y disfruta de tu Trifle mientras miras toda esa belleza de huerto que tienes en casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Pepi, nunca podré competir con tus preciosas tartas, me da un poco de reparo pero estos postres son tan fáciles de hacer y quedan tan bonitos a demás de ricos, que son mi mejor momento dulce de la semana. En fin que tampoco me quejo, llego a lo que llego y para de contar, jajaja...
      Besitos, que tengas una buena tarde de lunes.

      Eliminar
  12. Qué bonito lo has relatado Concha, me has hecho revivir los momentos felices de cuando mi suegro que en paz descanse, tenía su huerto . Nos ibamos con él a acompañarlo hasta la finca y se nos pasaba la tarde sin darnos cuenta. Cuidaba todo con sumo mimo y cuando terminábamos la faena, bueno más bien él porque no le gustaba que tocáramos nada ja ja , nos sentábamos a la sombra a tomarnos algo fresquito mientras alargábamos una charla que siempre acababa versando sobre productos nuevos que quería incorporar. Ay qué nostalgia, como se pasa la vida en un suspiro y qué poca cuenta nos damos de ello.
    Enfin, vamos con tu postre que es de los que más a mi me gusta preparar , sencillos y sin complicación, pero resultones a más no poder y deliciosos a rabiar.
    Has hecho una combinación perfecta , pero viniendo de ti, no podía ser menos.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bego la vida es así, un imposible y que no valoramos lo suficiente, sin embargo hay momentos de lucidez que tienes la capacidad de ver la realidad y es cuando hay que tomárselo en serio y disfrutar del momento, y de los que nos rodean, especialmente de aquellos a los que queremos, hay que dar amor y demostrar que realmente queremos a esas personas con hechos, que se note y que lo sepan, no hay que sentir pudor por decir te quiero mirando a los ojos, a plena luz del día. Y eso, a veces no lo valoramos. Yo por circunstancias he aprendido mucho, y desde hace años no solo digo te quiero como algo insustancial y sistemático, sino que lo demuestro y al final tiene sus recompensas, sobre todo de conciencia.
      Besos

      Eliminar
  13. ¡Hola Concha! Bajando para abajo para dejarte el comentario no he podido evitar leer... la batalla de Isabel con los gusanos jajaaaa... lo mismo me pasó a mi con dos pobres hierbabuenas peludas que tengo en casa... encima que soy pésima para las plantas... la primera andaba con sus hojillas verdes muy bonitas... (y como me conozco... que no me duran naita...) vi otra chiquitilla en el súper... muy bonita y me la traje para casa... ¡¡pues no venía la jodía con dos gusanos vestidos de camuflaje muertos de hambre!! 🤣 se pasaron a la antigua y se hartaron bien... Eso sí... hasta que los pillé y los lancé al árbol que tengo pegado a mi casa... (y ahora que lo pienso... desde entonces está un poco calvo el probre... espero que no sea de los gusanos... porque estarán como dos anacondas 🤣🤣🤣... Ojú Concha tu te imaginas? Jajaaa... ) El trifle súper apetitoso... creo que es la hora propia para comerse uno ahora... madre mía... que bueno... con sus frutillas.. y no te preocupes porque no te haya traído las fresas y cerezas... otro día cuando haya buenas... nos hace otro y te quitas la espinita... que nosotros estaremos encantados de que nos regales la vista con otro trifle... Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya Elisa, desde luego la botánica no es lo tuyo,muero al menos eres buena naturalista, no recurriste a un insecticida, sino que recogiste los gusanillos y los dejaste plácidamente campando a sus anchas en el árbol de la cera de enfrente, no sé si te vería algún vecino, pero seguro que si lo hizo y ahora ven la decadente vegetación de las ramas del dichos arbolito, tiene que estar pensando en ti y en tus actos de heroicidad salvando animalitos indefensos, Jajajaja...
      Besitos

      Eliminar
  14. Se bien de que hablas cuando estas en el huerto y junto a tus gallinas y ese olor embriagante de la hierba buena, no sabes como me gusta mientras la riego que desprende ese olor tan rico, enseguida me viene a la cabeza un mojito!!
    Yo creo que las horas que son, me llevo una de tus copas con fruta fresca, para mi merienda porque yo me la como con los ojos cerrados y sin remordimientos.
    Mil besos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gusta nada el mojito me sabe a caldo del puchero frío, Jajajaja..., sin embargo me encanta la hierbabuena, seguro que tú los disfrutas más que yo, aunque una ramita en una limonada granizada, también me la tomaría, dentro de la piscina, a la sombra de los árboles, a media tarde.
      Besitos

      Eliminar
  15. Hola Cocha,que postre tan vistoso,lleno de color y olor de esas frutas
    Es sencillo y sano para disfrutar de un maravilloso postre ¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Victoria se come antes con la vista que con los ojos, y este postre te aseguro que te sabrá a poco, tendrás ganas de repetirlo, y repetirlo, y repetirlo...
      Besos

      Eliminar
  16. Un postre riquísimo Concha. Me encantan estos postres. La mezcla de sabores y texturas es una delicia. Y además entran por la vista, porque quedan muy bonitos y coloridos.
    Me encanta como describes las situaciones y los lugares, lo haces tan bien que según voy leyendo visualizo el huerto de tus padres como si lo conociera de toda la vida. Haces que me teletransporte, jaja. ¿No te has planteado escribir un libro? Estoy segura que serías muy buena contando historias. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar, me gustan las cosas sencillas, no porque mi tiempo no me de más de sí, sino porque cuanto menos trabajo tenga, más disfruto de unos buenos resultados. Besos.

      Eliminar
  17. Hola Concha ,te entiendo perfectamente ,esos atardeceres en el porche compartiendo unas charlas y con los olores del campo y el jardín ....inigualables, yo tengo unas jardineras en el porche con geranios de limón y cada vez que se pasa por su lado dejan un olor delicioso
    me encanta este tipo de postres se hacen rápido y a gusto de cada uno y de lo que en ese momento tengamos por la nevera y estos que has preparado se ven muy apetecibles
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary me encanta el aroma de los geranios, son un espectáculo, algunos de hojas redondeadas y con pelusilla son más aromáticos, no conozco esa variedad de limón, pero me has dejado con curiosidad.
      Besos

      Eliminar
  18. Hola Concha. Leyéndote parece como si nos trasladáramos a uno de esos jardines que nos mostraron tantos pintores en sus maravillosos cuadros. como bien dices parte de tu relato refleja una escena bucólica tan bien rodeados de plantas como esa de menta que es todo un espectáculo.
    Con esas frutas que lleva este postre y que todas me encantan junto a ese yogur y la galleta has conseguido un trifle que es una tentación. La boca se me ha hecho agua al imaginar su sabor.
    Espero que sigáis bien.
    Un abrazo y cuidaros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente tengo la suerte de disfrutar un entorno bien bonito, e intento disfrutarlo al máximo con mis padres.
      Este postre es super fácil de preparar, es apto para todo el mundo.
      Besos

      Eliminar
  19. Tu trifle tiene una carta de presentación inigualable, es una tentación en toda regla ahí saliéndose de la pantalla, esperando el "beso" con los frutos rojos sobre la cama de yogur cremoso y el crujiente de las galletas de avena... mientras la envuelve una escena bucólica en la que desearía estar al momento, para disfrutar de todos esos pequeños, pero tan grandes momentos de la vida. Disfrútalo mucho!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esther así fue, un postre tentador que hace volar mi imaginación y desear repetirlo una y otra vez, porque de las cosas que me gustan, nunca me canso.
      Besos

      Eliminar
  20. Concha bonita!!!, primero decirte que llego tarde jajajaja por allí estarán despertando y aquí no he ido ni a dormir, pero no quería dejar pasar más tiempo para llegar con pasitos sigilosos a leer tu entrada y aunque ahora ando con los pies congelados y un saco que me cubre todo mi cuerpo, pude volar a tu casa, sentir ese aire de verano que va llegando, reconfortarme con tus palabras y sentir esa brisa fresca, ver esa división de rosales, a lo lejos los arboles frutales, las gallinas a punto de ir a soñar..., es que fue ver literal estrellitas y duendes, y recordar también esa maravillosa canción de Juan Luis Guerrra (me encanta esa canción), pues me he dejado llevar con esa melodía entre las hojas de menta, con su aroma delicioso y me he fundido entre este trifle de lima y frutos del bosque, he nadado entre este yogur cremoso, con esos arándanos, frambuesas y moras que me hacen ir como Alicia en el País de las maravillas a este festín de fruta fresca. Soy feliz con estos postres de fruta, soy golosa controlada y bueno me ayudo con ejercicio y entrenamiento, eso sí jamás cuento calorías pero sí controlamos las porciones de lo que comemos. Pues mi querida Concha, tu esposo sí que sabe comprar fruta y alimentos, en eso nos damos la mano y nos dejamos volar, me has dejado pensando en aquello del pando y panda (que a estas horas, ya lo que imaginé fue un osito), pero en esa conversación da para que charlemos por horas de ello.
    Me llevo un vaso de tu postre muy feliz,
    a ver si caliento mis pies y duermo, que este clima y encierro me lleva mal con el horario, ando medio perdida...,
    mil besos Concha y seguiré disfrutando de cada puente al sol y al calor, me dejaré llevar por ti y todo lo que viene, para impregnarme de calorcito y buen tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maravillosa fiesta en el jardín que nos contaba Alícia, ya quisiera yo verme sumergida en esa merienda de fiesta de no cumpleaños, y entre el sombrerero loco y el señor conejo, tomar una taza de té, cambiar de lugar a cada taza limpia y un ver como un ratoncillo dese hunde en el azucarero recitando versos.
      Tú sí que sabes leer, mira cómo adivinaste mi cábala de Juan Luis Guerra, me encanta su canción también, es reconfortante y la de veces que mi santo y yo la habremos bailado juntos, son de esas cosas tontas que te hacen sonreír sin más, y que en momentos en los que te sientes al borde del abismo, son como una tabla de salvación, desconectas y disfrutas, aunque sea tan solo durante 4 minutos.
      Besos, me alegra hacerte disfrutar con mis pequeñas cosas.

      Eliminar
  21. Hola Concha, este es un buen postre para terminar una comida de fiesta, o una buena merienda. Me encantan las aromáticas, que verdes están!! Y tienen que oler de maravilla. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia, tengo suerte d poder contar con aromáticas frescas todo el año, nada como salir y cortar la ramita en el momento justo, el aroma es incomparable. Besos

      Eliminar
  22. Créeme que ya estaba disfrutando mentalmente ese postre a tu lado, viendo las tomateras y oliendo la yerbabuena, jajaja. Qué te voy a decir, no se le puede poner un pero a esas copas, sanas, ligeras, dulces y bonitas. Me apunto.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nuria, el verano es mi estación, aunque cada una tiene algo que me gusta, es precisamente en estos días cuando más disfruto de esas pequeñas cosas, será porque estas fechas son muy importantes para mí. Besos.

      Eliminar
  23. Hola, Concha. Sin ver las fotos, sólo leyendo y sabiendo de antemano cómo es el huerto de tu padre, casi puedo oler las aromáticas. En casa teníamos hierbabuena y crecía sin más. Me traje a la playa, la puse en una maceta y aquí no quiso estar. Se llenaba de pulgón y se secaba.
    Me has hecho viajar a tu huerto y a mí pasado.
    Es un placer cualquier postre con yogur y frutos rojos. Bienvenida esa galleta de avena.
    Besos y buen fin de semana. Cuidaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa, tengo fotos y muchas, pero no encuentro el momento de compartirlas, estoy saturada de trabajo, casi que cuando me siento un rato, como ahora antes de almorzar, no llevo un ritmo controlado, entre comentarios y respuestas se me va el tiempo casi sin darme cuenta, tengo que ponerme al día, a ver si las comparto un día de estos, aunque sea en Instagram.
      Me alegra mucho verte de nuevo. Besos. Feliz fin de semana.

      Eliminar
  24. Hola, qué maravillas nos enseñas Concha. Imagino el aroma que despenderán todas esas hierbas, con lo amante que y soy de infusiones de menta poleo, de la hierbabuena en comidas y de mi perejil. Mi madre tenía un arriate con hierbabuena precioso, qué olor. Hasta hace poco tuve un gran macetón en mi terraza que me sembró mi padre con hierbabuena... En fin, hoy tu postre enamora como siempre amiga. Un beso!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.