Mermelada de Calabaza Ecológica


No sé si recordáis todas aquellas preciosas calabazas que os enseñé en Otoño y que mi padre cultivó el Verano pasado en su pequeño huerto. Comer estas hortalizas no tiene precio, a sus 88 años aún sigue en activo con la ayuda de mi hermano, lo que me hace sentir orgullosa. Todo lo que siembra está buenísimo, es muy cuidadoso en sus cultivos, no utiliza ningún tipo de abonos químicos, ni pesticidas, solo la tierra, el agua y la luz del sol, que hacen que todo tenga un sabor como lo de antaño, comerlo es puro placer. 

Aunque pensemos en la calabaza como hortaliza de otoño, hoy en día no es necesario esperar a que llegue dicha estación para cocinar platos con ella, ya que en el mercado disponemos de variedades diversas, durante todo el año, a las que le podemos sacar mucho rendimiento.

Unos días antes de Navidad tuve que cocinar una de las calabazas más grandes que teníamos guardadas, pesaría aproximadamente unos 8 kg, no la pesé completa; había comenzado a estropearse y no podía esperar más, o en un par de días habría que tirarla, así que cuando me vi de nuevo con la cocina, de punta a punta repleta de calabaza, cociné una riquísima Alboronía para el almuerzo, guardé unos trozos para mis hermanas y también para un Cocido de Calabaza y Judías Verdes que cociné al día siguiente, aprovechando bien el tiempo esa misma mañana, con el resto me lié en un momento a hacer mermelada, que por cierto nunca había elaborado antes en casa, tomé la idea de la que comercializan como mermelada de temporada y que he comprado en ocasiones, aunque no es mi intención quitarle mérito, la que hice en casa, para mi gusto, es de una calidad superior, en sabor, color, textura y aroma. 

Participo de nuevo en el proyecto de reciclaje de mi amiga Marisa 1 +/-100, desperdicio 0, en el que se recogen ideas de todo tipo para contribuir, con nuestro granito de arena, a vivir en un mundo mejor, más limpio, y dónde no se derroche nada, empezando por la comida, dando un buen uso a todo lo que nunca hubieras pensado que podría tener salida de otro modo.
Como hice en mi Ensalada de Judías Verdes y Queso Azul con Vinagreta de Arándanos y Melocotón, en mi cocina nunca se tira nada; pero en este proyecto de Marisa no todo son propuestas de cocina, también podéis ver cosas tan interesantes como hacer un romántico candelabro con un pocillo roto, e incluso un coqueto bolso con tapetes de ganchillo. Reciclar es importante y todos debemos tenerlo en cuenta.

DBM | 1 +/- 100, desperdicio 0

Esta mermelada es perfecta para comer en desayunos y meriendas, en tostadas o rellenos de bizcochos, también para aperitivos salados, con quesos tipo crema, frescos, curados o incluso con patés, es un bocado exquisito. 
Nosotros la servimos para la cena de fin de año, presentada en pequeños vasos de cristal, junto a otra mermelada de pimientos rojos que hicieron mis hermanas, preparamos varias tablas de quesos y patés surtidos, y fue un éxito. El contraste salado y picante, de los quesos y patés, con el dulce de calabaza, es una delicia, que sin duda repetiremos en más de una ocasión, porque las bandejas además de lucir preciosas presentadas con unos tomates cherry, unos frutos secos y unas hojas de brotes tiernos, pusieron en la mesa un toque fresco y delicioso, creando un ambiente alegre y distendido.

A continuación indico las proporciones que utilicé, en ingredientes y medidas, si queréis hacer menos cantidad o aumentarla, solo tenéis que aplicar la siguiente regla: (1/½) Peso de calabaza limpia / mitad de azúcar. 
Yo la guardo en el frigorífico, pero no es necesario. Si seguís las medidas adecuadas de conservación al vacío y esterilización de los frascos, se conservará en perfecto estado durante meses. 
Y como a nadie le debería amargar un dulce, ¿que tal si nos endulzamos un poco la vida?
Comenzamos.

mermelada-calabaza-mesa


INGREDIENTES
  • ½ Calabaza Ecológica, de nuestro huerto (1'800 kg una vez limpia)
  • 900 gr de Azúcar
  • 2 Limones ecológicos (si tienen mucho zumo, aprox. 1 por kg)
  • 1/2 l de Agua
  • 1 o 2 ramas de Canela
  • Tarros de vidrio

calabaza-nuestro-huerto-pipas

ELABORACIÓN
  1. Poner una olla grande con agua al fuego, introducir los tarros destapados y las tapas, cuando comience a hervir, mantenerlos a fuego medio durante 10'. Sacar con cuidado y dejarlos escurrir y secar con un paño limpio. Reservar. (Aunque los tarros están lavados previamente en el lavavajillas, me gusta esterilizarlos de este modo)
  2. Quitar la piel y las pipas a la calabaza, trocear en dados.
  3. Una vez limpia y troceada, pesar y añadir la mitad de su peso, en azúcar.
  4. Exprimir los limones y añadirlo a la olla, si tuvieran pepitas quitarlas.
  5. Añadir la canela y el agua.
  6. Poner la olla a fuego fuerte y cocinar removiendo hasta que comience a hervir. Cocer durante unos 40' hasta que la calabaza esté bien tierna.
  7. Triturar y volver a poner al fuego, cociendo a fuego medio, hasta conseguir el espesor deseado. Aproximadamente unos 15'/20' más.
  8. Con ayuda de un embudo, para no manchar el exterior, rellenar los tarros hasta el borde.
  9. Cubrir con un trozo de film transparente, y cerrar con su tapadera.
  10. Voltear los tarros y dejarlos (sin mover) enfriar completamente para que haga el vacío. Mejor si lo dejáis hasta el día siguiente.
  11. Una vez hecho el vacío, se pueden esterilizar los frascos para prolongar la duración de la mermelada, introduciendo en una olla en la que habremos cubierto el fondo con un paño, cubrir por completo con agua y llevar a ebullición, hervir a fuego medio durante 20'. Dejar enfriar completamente dentro del agua antes de retirar los tarros de mermelada.
  12. Una vez secos los tarros, etiquetar debidamente, indicando como referencia, el nombre del producto y la fecha de envasado.
mermelada-calabaza-pasos


mermelada-calabaza-vaso








Algunos os preguntaréis como me encuentro después de todo lo acaecido la semana pasada con G+, es indescriptible, no sé como sentirme, ¿bien, mal? Malamente (tra, tra)  😂 
Disculpad mis altibajos emocionales, que quizás solo pueden entenderse si eres blogger.
Los cambios ya son evidentes, el sistema de comentarios, a los que voy tomando el ritmo poco a poco, mi Perfil que ahora es de Blogger, los gadgets del banner lateral en la página de inicio, mis colecciones de G+ y todos mis seguidores se han volatilizado; amén de que mi post esta semana ha caído en picado, supongo que es un toma y daca.
Por supuesto ya tengo el cuerpo hecho a este tipo de disgustos blogueros. Así que como no me queda otra, solo resta mirar adelante y seguir con lo mío que no es otra cosa que cocinar y compartirlo. 
Ya de paso, os ruego, si os apetece, echéis una miradita al menú (≡) hamburguesa, en la página de inicio, arriba a la izquierda, y os hagáis seguidores de este blog, si aún no lo habéis hecho, ya que la mayoría me seguíais por mi antiguo perfil, a ver si entre una cosa y otra esto se anima, porque cada vez que lo miro es abrumador, no puede ser que después de seis años y las miles de visitas que tiene mi cocina, en su mayoría fieles habituales, el contador sea tan bajo, quiero ver subir la cifra como la espuma, aunque eso no está en mi mano, por pedir que no quede, ¡Ja, ja, ja!
Gracias anticipadas por vuestro apoyo, y muchas gracias también por todos esos bonitos comentarios que durante esta semana he recibido y que me ayudan a pensar que en unas cuantas semanas, todo esto solo habrá sido un mal recuerdo.





Comentarios

  1. Que rica y menudo color que tiene.Me quedo con tu propuesta.Bssssss

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Concha. ¡Madre mía qué calabaza! ¡Es preciosa! ¡Qué colorido!
    ¡Me encantaría verlas en el huerto de tu padre!. Justo antes de la cosecha.
    ¡Qué receta tan rica para hacer con calabaza!.Nunca se me hubiese ocurrido.
    Siempre preparo la calabaza en puré, a ver si me animo a cambiar y preparar alguna de tus recetas de calabaza. Besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elvira el color que ves es el natural, era un espectáculo precioso, a veces cuando tengo estas cosas por delante me pongo como niña con muñeca nueva, hasta pena me da meter el cuchillo, Jajajaja. Pero vas oliendo el resultado y solo te dan ganas de volver a repetir.
      Anímate a probar la calabaza de mil maneras, ya verás como os gusta lo bien que queda con todo.
      Besos, disfruta de un buen día.

      Eliminar
  3. Hola guapa, pero que envidia me das, poder disfrutar de productos cultivados en huerto propio no tiene precio , pero que encima lo haga tu padre con su edad y todo su cariño .....ni te cuento. La calabaza se ve preciosa, con un color perfecto y en mermelada ya veo que lo conserva muy bien. Me imagino el sabor...😋😋😋 bueno que la disfrutes querida Concha. 😘😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mj, la verdad es que ya no cultiva tanto como antes, pero todo lo que siembra nos sabe el doble de rico. El color de esta mermelada es precioso, tal cuel lo ves en las fotos, cuando abres el tarro se mete por la vista, y ya ni te cuento lo bien que huele, seguro te gustaría. Besos.

      Eliminar
  4. Yo veo una calabaza y me derrito, mi madre dice que no sabe como me pueden gustar tanto, hasta la forma y el color me parecen divinos. Y es que tienen tantas aplicaciones en la cocina, ha sido leer lo del acompañamiento de esa mermelada para quesos y patés y he abierto los ojos como platos, pues en dulce no la he probado aún y ese puntito sobre unas tostas saladas me priva.
    Me alegro que estés más tranquila con la desaparición de G+ lo importante será continuar con nuestras recetas y comentarios, yo he aprendido a valorar la calidad y no la cantidad de visitas y seguidores porque me ocurre como a ti, cantidad hay poca, pero calidad amiga mia, hay muchísima, y en eso somos afortunadas.
    Un beso. Pasa un buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola creo que te entiendo, a mí me dicen mis hermanas lo mismo, y es que el compartir todas las semanas nuestra cocina, nos agudiza los sentidos y nos hace disfrutar hasta de lo más mínimo. La calabaza también fue algo que no valoraba tanto cuando yo no cocinaba para el blog, pero fue visitar tantas cocinas donde se ven tan ricos platos, que es verlas y dejar volar la imaginación para conseguir sabores nuevos e incorporarlos a nuestro recetario habitual.
      Tú lo has dicho, nos debemos sentir dichosas de tener este enorme circulo con tanta conexión, donde ninguna somos rivales, sino buenas amigas y blogueras con el deseo de compartir lo nuestro y disfrutar con el trabajo de las demás.
      Besos. Feliz tarde.

      Eliminar
  5. Buenos días, querida Concha. Me despierto con sorpresa y alegría.
    Un placer tenerte en mi proyecto y más, con esta deliciosa mermelada de calabaza.
    Claro que recuerdo las calabazas de tu padre y no me extraña que te sientas tan orgullosa de él. No es para menos. El mío tendría 87 y va a hacer 40 años que no está. Que con esa edad tenga ilusión y pueda llevar el campo, es maravilloso. Eso también le da vida y para vosotros disfrutar de todos los productos ecológicos, es un goce enorme. Felicítalo de mi parte.
    La mermelada de calabaza falta en mi blog y es raro porque tengo muchas recetas y la calabaza me gusta mucho. Aquí en Valencia es ingrediente principal de muchas recetas.
    Me quedo con la tuya y así me animaré a hacerla.
    Ya sabes que siento lo que te ha pasado bon G+ pero como bien dices, los blogueros, pasamos por problemas que con nuestro trabajo e ilusión, se van superando. Con lo activa que tu eres y con la de gente que te sigue, en nada está solucionado.
    Gracias por explicar tan bien en qué consiste #unomasmenos100.
    Ahora ya tenemos una rica mermelada ecológica y hará compañía a mis caquis. Bonitos colores y sabores ecológicos y cocina con cariño.
    Gracias amiga 😘🌷

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, ayer tarde no quise decirte nada para que te llevaras esta pequeña sorpresa, y me alegra que te haya gustado. Sabes que si pudiera estaría cada semana en uno de tus proyectos, pero no siempre es fácil, y tampoco puedo llegar a todos los sitios que quiero. Pero aunque sea con este pequeño granito de arena, espero que algunos se conciencien de esa obligación que tenemos con el planeta, cuidándolo como es debido, y no abusar de lo que no es necesario.
      Besos y espero no tardar tanto en la próxima cita, jejeje.

      Eliminar
  6. ¡¡Hola Concha!! ¡¡Qué delicia nos traes!! Con lo fan, fan que soy de las mermeladas caseras. Y esta es preciosa, porque las mermeladas las encuentro bellísimas, con ese brillo que tienen tan bonito, su espesura, textura, ¡¡su sabor!!....lo dicen todo. Mi despensa siempre tiene mermeladas caseras, me gustan regalar muchas, pero también me guardo muchas, porque para los fines de semana, mis desayunos son con mermelada casera y pan de molde integral con semillas casero también (una receta que hizo una vez Nuria de El cuaderno de Recetas y ya me la quedé para mí para siempre).
    Es maravilloso, que tu padre, aunque ya sea con ayuda, siga cultivando su huerto, eso le hace estar más activo, física y mentalmente, además de ilusión por ver crecer sus plantas y ver nacer sus productos. ¡¡Y que vaya frutos que le nacen!! ¡¡Cuántos quisieran que su huerto diera esos frutos tan maravillosos!!
    Y vaya con lo de que te ha bajado las visitas, no imaginaba que llegaría hasta ese extremo. Yo he notado un repunte esta semana precisamente de las visitas desde las comunidades de Google+, hacía tiempo que me habían bajado las visitas desde estas plataformas, pero últimamente, la gente parece que le da pena que se cierren y está de nuevo activa por ahí hasta que cierren totalmente. A mí me gustan estas comunidades, me ayuda para ver qué hacen los demás, para no repetirme con ellos o para inspirarme. Es una pena que cierre, precisamente los blogueros las usamos y mucho, ahora tendré que estar más por Facebook, y te confieso una cosa, odio Facebook, no me gusta nada, pero si queremos que vean nuestro trabajo, ahora o es por ahí o nada. Mucho ánimo, Concha, poco a poco todo volverá a la normalidad, y a ver si se animan a seguir tu blog, que merece la pena y mucho. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel tenemos un buen número de blogs amigos donde recurrir para sacar esa receta que tanto anhelamos, pero por una cosa u otra no lo cocinamos para publicar. A mí particularmente, ya sabes que no me gusta ser una máquina de fotocopias, cocinando lo mismo que los demás todo el tiempo, me gusta que cada cocina que visito tenga su propio sello de identidad, así es como tener una inmensa enciclopedia gastronómica siempre disponible, donde encontrar un montón de recetas diversas, y que no sean un clon unas de otras.
      Ya sabes también que en cuestiones de mermeladas es difícil innovar, o no repetirse. Yo también las hago en casa, pero no tengo muchas publicadas, porque si bien no son de ingredientes inusuales, algunas si están elaboradas con ingredientes extraordinarios, porque no es lo mismo un producto ecológico, que uno convencional, sobre todo en el sabor, la diferencia es inmensa, y esas son las que tengo publicadas.
      Yo no sé ya que pensar, nunca había notado un bajón tan evidente en mis post, desde hace años, y fue por una cuestión de publicidad gratuita. Ahora vuelve a suceder, parece ser que por hablar demasiado claro, pero me da igual, solo estoy diciendo lo que pienso sin faltar al respeto a nadie. Por otro lado tampoco creo que les haga mucho daño con mis supuestas críticas, ya que el cierre es inminente, y lo han anunciado ellos mismos. De Fcbk tampoco me fiaría, como dice el refrán, Torres más altas han caído. Pero es lo que tiene hacer uso de lo que nos dejan.
      Besos, disfruta una buena tarde de domingo.

      Eliminar
  7. Buenos días Concha, ya ves de nuevo los domingos desayuno y veo tu receta semanal, que gusto da ver esas calabazas y más sabiendo que son de tu huerto, es de admirar a tu padre con la edad que tiene y aún mimando esas calabazas. Que te voy a contar que son las mejores calabazas que pueden haber están criadas con mucho amor.
    Sabes no he probado nunca esa mermelada y imagino que debe estar bien rica, sabes voy a preparar una tarta de manzana para acompañar nuestro George, tu ya sabes y me imagino que con esa mermelada debajo de la manzana debe ser deliciosa, a que si? Bueno me conformaré con imaginarlo!!
    Ainnns el tema de Google + el otro día entre a ver y ya no estaba en mi blog, que pena da no ver ese rinconcito, espero que lo vallas asumiendo y con la subida de seguidores en bloguer te quite las penas.
    Bueno preciosa que pase un feliz domingo, besos para ti y tu costillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel hace años siempre desayunaba leyendo el periódico, me levantaba, iba a por el pan y la prensa, mientras mi Santo me preparaba el cafecito matutino. Desde que soy blogger, esa rutina cambió, ahora mi prensa son los blogs amigos, y las redes sociales, y la verdad es que cuando lo puedo hacer con calma, es un verdadero placer.
      Quien pillara un trocito de esa rica tartita, la de manzana es mi favorita, y ahora que estaba a punto de tomarme mi café vespertino, no me iría nada mal una buena porción.
      Besos, y disfrútala tú que puedes.

      Eliminar
  8. El color naranja es un color estrella en mi vida. Bueno, sin exagerar, me gusta mucho y vale. Ese color tan vibrante de tu estupenda mermelada es maravilloso y seguro que está riquísima sobe una tostada.
    Tu padre y su huerto me despiertan una enorme ternura. Con su dedicación me recuerda al mío en su momento.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El naranja es color bonito, solo hay que tener buen gusto al combinarlo y eso seguro que a ti no te falta.
      Esta mermelada es preciosa al natural, sola o como complemento en unas tostadas dulces o saladas, gusta a todo el que la prueba.
      Besos.

      Eliminar
  9. Queda muy buena , yo la preparo igual es un lujo besitos

    ResponderEliminar
  10. Que rica Concha,no solo por el sabor que seguro será exquisito sino tb por ese color tan maravilloso e intenso¡¡¡¡¡
    Hoy yo tb he participado en el proyecto de Marisa de 0 desperdicios y he hecho muna receta de reciclaje
    Muchos besitos y feliz semana bonita¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Victoria he visto esta tarde tu #lovecake y me ha encantado, especialmente ese amor incondicional que tu madre te regalada día a día. Besos y disfruta igualmente de una semana fantástica.

      Eliminar
  11. Mira, ahora mismo me estoy imaginando desaynando en mi cocina como cada mañana con nuestro George que nos espera cada día y con una tostada unada con esata delcia de mermelada!!!!! Ainssss, qué maravilla, un manjar de dioses Concha. tengo mermeladas de calabazas publicadasen el blog, combinadas con otros ingredientes, pero esas calabazas de tu padre son caso a parte , para quitarse el sombrero ante ellas, Tienes suerte amiga mía. Ya sabes que una mermelada natural y casera me peierde. Un beso preciosa y disfrútalas mucho!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tus desayunos son para disfrutarlos, ese George sabe bien en qué cocina quedarse, jajajaja.
      Y tus mermeladas son un referente, pero es que a mí me hablas de poner o quitar la mariposa, o temperatura varoma, velocidad cuchara y es como si me hablaras en chino, Jajajaja, en serio te lo digo, eso de la Tmx me confunde y claro al final voy por libre y sale lo que sale, aunque la mayoría de las veces acierte, Jajajaja.
      Besos, disfruta de un lindo día.

      Eliminar
    2. Jajjaja!!! Aquí estoy de nuevo, aunque no te lo creas me fui a la cama pensando en tu mermelada y caí en la cuenta que no te había dicho nada, ni agradecerte la mención que has hecho de mi reciclaje de los tapetes de ganchillo. Mil gracias por acordarte de mí, me hace mucha ilusión y estas pequeñas cosas ( grandes para mí), son las que alegran el dia, Un beso muy grande y el achuchón que no falte.

      Eliminar
    3. Mi querida Elisa, ya sabes que yo siempre te tengo en mente, y no olvido jamás las cosas que me gustan, se me vino a la cabeza tus bolsitos cuando estaba escribiendo este post, y no lo pensé uní un momento porque hacer referencia a tu bolso o al candelero de Nati, no me cuesta trabajo, y más si ayuda a que quien nos lea, sea consciente de lo que queremos transmitir junto a Marisa en este proyecto.
      Besitos, y ya sabes que el trasnochar no es buen compañero a la hora de escribir, a mi me pasa constantemente, jajajaja.

      Eliminar
  12. Una joya de mermelada y un placer para los 5 sentidos, un beset

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Concha! Me encantan las mermeladas y más sin son caseras... era una de las cosas que solía hacer desde que vivía en casa de mi madre, pero nunca la he hecho de calabaza y la verdad que me gusta mucho cocinar con ella, no sé como no se me ha ocurrido antes... con la de calabazas que me trae mi tío del campo... suerte que tienes de tener un padre, entregado al campo... a parte de que no hay cosas más buena que los alimentos que recibimos directamente del huerto... si no como ellos dicen... que el campo les da vida... y mira que es duro... pero que no les quite nadie sus horas metidos en la tierra, sembrando... regando... verdad? Bueno corazón... que me encanta tu mermelada y feliz semana... besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, ya ves que no es una cosa complicada, solo tener la materia prima adecuada en las manos y ponerte a funcionar, que no sea complicado no quiere decir que no sea laboriosa, aunque para mí hacer mermeladas es toda una terapia de bienestar, no sé si el factor psicológico tiene algo que ver, pero es que con las cosas del comer no me la juego, la calidad es lo más importante, siempre.
      Me padre no se dedicó al campo en su vida laboral, fue desde que compró la parcela donde ahora vivimos que comenzó como recreo, y de esto hace ya más de cuarenta años, pero la verdad es que sí, el campo siempre le ha dado vida, y desde que se jubiló, es lo que le da sentido a su día a día.
      Besos.

      Eliminar
  14. Qué preciosidad de calabaza Concha!!
    Desde luego que ya puedes estar más que orgullosa de tu padre.
    La idea en emplearla como mermelada es fantástica!! Además veo que vas a tener mermelada para un buen tiempo jeje
    Nunca la he probado. Siempre suelo comer las básicas de siempre, fresa, albaricoque y de ahí no salgo. A no ser que sea para acompañar algún queso y entonces me inclino a otros sabores.
    Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi siempre que hago mermelada a penas me quedo con un par de tarros, los demás los regalo a mi gente que entre unos y otros _arramblan_ con todo ¡Ja, ja, ja! Besos.

      Eliminar
  15. Hola Concha !
    Leyéndote , me he recordado de mi suegro que en paz descanse . También trabajaba la tierra con tanto mimo y cuidado que era un gustazo comerse aquellos productos ecológicos cíen por cien .
    Esta mermelada es de mis preferidas , me encanta para desayunar , aunque yo le pongo manzana y zumo de mandarina .
    Se ve deliciosa realmente , como la vas a disfrutar .
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bego, me gusta la idea de poner manzana a las mermeladas porque aportan un poco de espesor extra, que en ocasiones no está de más, y el zumo de mandarina nunca lo he puesto, pero lo anoto para probarlo en otra ocasión, sin duda tiene que estar riquísima como me dices. Besos.

      Eliminar
  16. Hola Concha. Desde luego tienes una inmensa suerte al tener a tu padre que con esos 88 años todavía mantiene la vitalidad de un joven jj. Y es que no hay nada mejor para eso que estar siempre haciendo algo. El que se abandona lo paga caro.
    No hago mermeladas, soy un tanto remiso por el tema de la esterilización y veo que lo explicas perfectamente. Si en alguna ocasión me animo a preparar alguna seguiré tus consejos.
    La mermelada que has hecho tiene un color maravilloso, llama la atención y solo con verla invita a coger una cuchara y comenzar a saborearla porque no dudo de que tiene que estar exquisita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan mi padre siempre repite como un mantra lo que uno de sus médicos, Don Simón se llamaba, le decía cuando comenzó con sus primeros achaques: “José, Ud. no me trabaje, pero tampoco se me pare”, y eso es lo que lleva haciendo toda la vida. Nosotras le decimos siempre que es “culillo de mal asiento” porque no para ni un minuto sentado, y lo que nos ayuda en casa con mi madre, no tiene precio, eso sí que tiene valor y mérito. Yo soy de las que saben valorar lo que tengo continuamente y por ello me siento agraciada.
      Desde mi experiencia con las mermeladas, te digo que es una experiencia muy gratificante hacerlas, en todos los sentidos, a mí particularmente me relaja hacerlas. Pero solo las hago cuando tengo excelentes ingredientes y en exceso, sino no,me merece la pena. Tampoco interesa comprar cantidades enormes de fruta para hacerlas en casa, sino te salen caras, jejejeje.
      Besos.

      Eliminar
  17. Vaya pedazo de fotos!! El color de esa calabaza brilla por si solo. Me encanta. En mi frigorífico tengo un botecito que me traje de Navidad, y me queda la mitad. Lo comemos a poquitos, y lo guardo como oro en paño, pues está riquísima, doy fe.

    Vaya trajín que traes con lo del G+, ... si, es cierto que nos están bajando las visitas a todas, yo también lo he notado... pero también creo que es, porque hay un poco de saturación general de blogs... y la gente se va más a Instagram, que es más rápido, porque en esta sociedad lo que prima es la inmediatez... y ya no nos apetece tanto, estar leyendo recetas, es mi apreciación, claro, pero también lo que se lee por ahí...

    Besos bonita, te quiero mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que no voy con los tiempos, vamos quiero decir que caí de casualidad en este mundo blogger y he trabajado hasta lo imposible cuidando hasta el más mínimo detalle las páginas de este blog, y eso incluye las redes sociales, pero claro hay cosas que se nos escapan de las manos, y tenemos que aceptarlo queramos o no, pero otra cosa es que me sienta contenta cuando me afecta, los comentarios en un blog es como recoger el fruto de un montón de trabajo, y más cuando no nos lucramos de ningún modo, por eso me siento mal, porque los miles de bonitos y buenos comentarios de mis post se perdieron y no he podido remediarlo.
      Ahora disfrutando de cositas ricas como está mermelada, se me pasan todas las penas, Jajajaja. ¡Ah! Además si no protestara, no sería yo, Jajajaja.
      Besitos y yo también te quiero muchísimo.

      Eliminar
  18. Hola Concha!
    Me acuerdo perfectamente de tus calabazas de otoño, qué espectáculo más bonito fué verlas... catarlas no puedo, porque es imposible (encontrarlas ni la cuarta parte de esa calidad y mimo) pero la mermelada tiene un color y una textura como para ponerle un monumento!! o bueno, mejor a tu papi por cultivarlas y otro a tí por saber aprovecharlas tan bien, cocinándolas de mil maneras! Ya me estoy imaginando una tostadita con esta delicia para desayunar o merendar y un buen cafelito... umm
    Voy viendo que a más compañeras (de manualidades) les ha pasado lo mismo que a tí con el tema g+ y están desconsoladas, ni me imaginaba que te bajaran tanto las visitas...vaya, bueno, ya verás cómo todo va a a mejor, ni lo dudes!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esther, ya lo tengo un poco asimilado y lo voy llevando mejor, al menos no se me revuelven las tripas cada vez que miro mis post sin sus bonitos comentarios.
      Mientras tanto, como me gustan los retos, es como si fuera un nuevo comienzo, pero con la basta experiencia que seis años de ser blogger te da, y eso sí que no me lo quita nadie, jejejeje.
      Besos.

      Eliminar
  19. Buenas noches preciosa, las mernmermel me encantan, aún no he probado una que no me guste, unas mas que otras, pero nada, nada ninguna.
    Yo también suelo hacer alguna que otra mermelada aunque tampoco las publique, pero una de calabaza la hice no hace mucho para una tarta de queso, además darte la razón en que hay mucha diferencia entre comprar las cosas ecológicas a no, yo suelo comprarle a una amiga que tiene un huerto ecológico y se nota mucho.
    Te ha quedado con un color precioso y seguro que riquísima.
    Un besazo y disfruta de tus padres, tu que puedes y tranquila por el blog, todo volvera a su sitio, relájate y respira.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merche para mí, hacer mermelada es algo que asocio al verano, básicamente porque era en esa época cuando más fruta recogía mi padre y claro había que hacer algo con ella, además de regalar a todos los amigos. Y me gustaba, es una sensación reconfortante y muy gratificante, cuando le coges el punto, pero ya te digo, solo tengo estas publicadas porque me gusta que sean excepcionales, y creo que esta lo es por la calidad de la calabaza. El color es natural, yo misma aluciné conforme la iba cociendo, porque es tan bonito, y mira que es difícil conseguirlo, porque como no tengas cuidado pueden terminar de un color tan oscuro, que cuando se enfría se vuelve mate. Pero si ya has hecho mermelada de manera tradicional, sabes a qué me refiero.
      Besos

      Eliminar
  20. La verdad es que pocas veces he comido mermelada de calabaza casera y pensándolo ahora no lo entiendo ya que está deliciosa, así que me apunto tu receta para realizarla en casa. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura la verdad es que es una delicatessen, tanto en dulces como en aperitivos salados, la diferencia con la de conserva es evidente. Besos.

      Eliminar
  21. Concha, nunca se me había ocurrido hacer esta mermelada, tampoco la he probado y debe ser deliciosa.
    Esta idea de aprovechamiento invitadas por Marisa es estupendo, siempre es un placer leeros y que me den ideas para no tirar (¡oh!).
    Me alegro que se te vaya pasando el sofocón con lo de G+, no pasa nada, paciencia y ya sabes, al toro por los cuernos.
    Tengo ganas de probar esta mermelada. A ver si la preparo para quitarme las ganas.
    Muchos besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patty a ti que tanto te gusta sorprender a tus amigos destinándoles con ricas viandas, esta mermelada te va a sorprender, a mí personalmente me encanta combinada con quesos, y con el paté a la pimienta, incluso con una mousse de oca, queda fabulosa. Seguro a ti se te ocurrirían otras muchas maneras de degustarla. Y por cierto, si quieres para un consumo inmediato, no es necesario hacer tanta cantidad, y tener uno o dos frascos en el frigo es más que suficiente para darte el gusto.
      Besos.

      Eliminar
    2. Lo voy a hacer. Creo que con presa estaría de miedo y patatitas made in Jamie Oliver. ¡Para qué más! Besos

      Eliminar
    3. Patty seguro que sí. Otra cosa, donde pone "destinándoles" debería poner "obsequiándoles". Este corrector del iPad me tiene frita, jajaja.

      Eliminar
  22. Me encanta la receta!! Soy una fans de la calabaza y cualquier cosas que se cocina con ella me resulta delicioso. Además, la mermelada te ha quedado de lujo!! Besos.

    ResponderEliminar
  23. Hola Concha! Anoche vine y mi mensaje se borró 3 veces :( espero que hoy si me deje! Pues bellezas estas calabazas de tu padre y son grandotas que rinden para hacer mil cosas con ellas. No creo haber probado mermelada de calabaza y creo que me estoy perdiendo de algo muy rico a juzgar con el color y la textura, se ve deliciosa. Unas de tus fotos del paso a paso me recordó a mi receta del dulce de papaya.
    Con G+ pues te comento que los últimos días he subido en seguidores allí, jaja! Y tener ese tic tac con fecha de cierre me mata, jaja, es como estar con la espada pendiendo de un hilo sobre tu cabeza y que en cualquier momento va a caer, terrible esto! Mucha gente ha hecho chistes de la situación (aquellos quienes nunca pudieron sacar provecho de esta plataforma) pero era una realidad que habían comunidades muy activas allí y para quienes no nos gusta facebook, será cuesta arriba adaptarnos a este cambio, pero de que sobrevivimos, sobrevivimos mi querida Concha, ya lo verás. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Angélica, cuánto lo siento!, pero yo desde que están estos comentarios de Blogger, no he tenido problemas, todos me llegan. Quizá a veces sea problema de conexión. Pero ¡¿Quién lo sabe?! Ja, ja, ja.
      Yo ya he cambiado el chip, no pienso más en ello, borrado, anulado, bip..., bip..., bip..., ¡¡desconexión!!, ¡¡Boom!!, ¡Ja, ja, ja!
      Besos.

      Eliminar
  24. Hola Concha!
    Ya sé que sabe muy mal lo de blogger pero no te hagas "mala sangre". Muchas veces pienso que un día optará por cerrar los blogs y a ver qué hacemos entonces..., espero equivocarme y que ese día no llegue.
    Bueno la mermelada que nos aconsejas es súper saludable además del huerto de tu papi, pues ¡ya ves! no se puede pedir más. La calabaza "casa" con todo pero a mí me llama más acompañarla con aperitivos salados. Lo tendré en cuenta.
    Te ha quedado perfecta de aspecto, color y seguro que sabor.
    Espero que todo siga bien.
    Besitos,
    Sil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia ¡qué alegría verte de nuevo!
      Bueno no ha sido para tanto, solo he perdido más de 1000 seguidores y todos los comentarios de seis años, pero a parte de eso, todo va fenomenal, ¡Ja, ja, ja!
      Crucemos los dedos para no atraer al mal fario, jajaja, nunca jamás.
      Ya verás si la haces, como es perfecta con todo, échale imaginación y ahí brillará con luz propia, porque esta mermelada tiene carácter propio.
      Todo va ¡ok! Gracias. Besitos, deseando leerte de nuevo.

      Eliminar
  25. Hola concha ,esa mermelada esta para chuparse los dedos ,hago yo una de calabaza especiada que esta también muy rica ,aunque claro esas calabazas criadas con el cariño de tu padre no tienen igual ,se ve divina
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary ya que esta ha sido mi primera mermelada de calabaza no quise aventurarme con las especias, a excepción de la canela. Pero mi próxima vez tendrá cambios, y seguro pongo más de una chispa picantita, a ver que pasa, jajaja. Besos, gracias por la idea.

      Eliminar
  26. Yo creo que ya era seguidora, pero con este lío de Google+ no lo puedo afirmar con seguridad, así que, en cuanto escriba el comentario, voy a comprobarlo.
    La mermelada tiene un colorcito espectacular, nunca la he probado de calabaza, pero seguro que está deliciosa.
    Y la idea del reciclado me parece fantástica: yo también procuro tirar lo menos posible, y aprovecharlo todo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  27. Juraría que te había dejado un comentario, pero no lo veo... :(
    Bueno, no pasa nada, lo repito, jajajaja.
    Decía que creía que ya era seguidora, pero que lo iba a comprobar por si acaso. Y sí que lo soy.
    Respecto a la mermelada, tiene un colorcito espectacular. De calabaza nunca la he probado, pero tiene que estar de muerte.
    Y es una idea fantástica reciclar los alimentos (y otras cosas). A mí me da una rabia horrible cuando tengo que tirar algo que, por despiste, he dejado caducar, así que procuro reciclar todo: lo uso para otras recetas, lo congelo para otra ocasión...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por partida doble, jejeje.
      Marga desde que he cambiado los comentarios a Blogger, los he puesto con revisión antes de publicar, y es que ya que me he visto obligada a hacerlo, al menos ahora yo decido que aparece en esta página.
      El color de esta mermelada es impresionante, tiene un brillo precioso, y está igual de bonita después de meses de haberla cocinado.
      Besos y disfruta de un buen fin de semana.

      Eliminar
  28. Hola Concha, no hay nada como la mermelada casera, ya sabes lo fan que soy de ellas. Y si es para aprovechar doblemente buena, quedan tan ricas. Yo hice una de mermelada de calabaza con cítricos y gustó mucho, me quedo tu versión para ir probando. Te ha quedado con un color preciosos, me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia ahora que ya le he tomado el gusto a esta mermelada, me apetece probar con otros ingredientes combinada, estoy tomando ideas de todas las sugerencias que me estáis haciendo, y de la tuya con naranjas, es mi primera opción ya que con las naranjas del huerto de mi padre debe estar espectacular.
      Besos, disfruta el fin de semana.

      Eliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.