Ensalada de Judías Verdes y Queso Azul con Vinagreta de Arándanos y Melocotón

ensalada-judías-quesoazul-arándanos-melocotón

Tenía previsto publicar durante este mes recetas de la cocina tradicional casera, que evocan en mí recuerdos entrañables, esos platos que saben a gloria bendita y que son todo un cúmulo de sensaciones agradables cuando los comes muy de tarde en tarde; como os contaba hace un par de semanas en mi Ensalada de Pasta con Fruta, Langostinos y Vinagreta de Mango, pero realmente lo que me apetecía hoy era cocinar algo distinto, algo nuevo, con el calor que hace, qué mejor que otra riquísima y refrescante ensalada de las que son, al menos para mí, plato único, y que además de ligera es muy fácil de preparar.

Esta semana en el mercado compré unas judías verdes fresquísimas, y me parecieron ideales para hacer una ensalada, pero quería que fuera diferente a la que cocino habitualmente, tenía claro que la quería con fruta y queso, ¡Me encanta esa combinación! Así que me fui a la compra y seleccioné ingredientes muy básicos, pero que siempre gustan a todos en casa.

Otra cuestión fue el tema aderezo, os he contado más de una vez, que suelo optar siempre por el clásico: sal, vinagre y aceite, pero una vez me puse a cocinar, fueron sobrando poquitos de cada cosa, que si unos tomates, que si un poco de melocotón, un montoncito de arándanos (bueno arándanos, en mi caso, nunca sobran porque me los como como pipas 😂), y no me apetecía para nada dejarlos en un tupper en el frigorífico, hasta ¡quién sabe cuándo! 😅

El caso es que se me ocurrió hacer una vinagreta sabrosa y aromática, aunque nunca he cocinado un salmorejo de frutas, ahora que tan de moda están, me vino la idea que podría hacer algo similar, pero en versión exprés y mini. Y resultó una vinagreta deliciosa, nos ha encantado, incluso nos supo a poco 😋 Su increíble sabor a fruta, es muy refrescante, me recuerda a unos vinagres, de frambuesa y mango, que mi hermana Pilar me trajo hace un par de años de Francia y que estaban increíblemente buenos, ¡lástima! porque muy lamentablemente nunca llegué a compartirlos en ningún post.
Así que le he puesto remedio, esta vinagreta es en sabor muy parecida al vinagre de frambuesas a pesar de no llevarlas incluida, y pasará a ser un básico imprescindible en mi cocina, y seguro cuándo más de uno de vosotros la pruebe también la incluirá en la suya.
Si os apetece saber cómo se hace, vamos a cocinar. Comenzamos.



INGREDIENTES
  • 500 gr de Judías Verdes Redondas
  • 100 gr de Queso Azul Danés
  • 125 gr de Arándanos
  • 1 Melocotón
  • 7 Tomates Cherry
  • 1 Limón Ecológico
  • 30 gr Cebollino
  • Sal Rosa del Himalaya
  • 1 c/s de Vinagre de Manzana
  • 2 c/s de Aceite de Oliva Virgen Extra

ensalada-judías-queso-arándanos-mise

ELABORACIÓN
  1. Lavar las judías y cortar los extremos.
  2. Cocer al vapor unos 10 minutos. Una vez tiernas, enfriar para detener la cocción y que conserven un color verde intenso.
  3. Pelar el melocotón y cortarlo a dados pequeños.
  4. Lavar los tomates cherry y cortarlos a cuartos.
  5. Lavar, secar y cortar el cebollino, finamente.
  6. Lavar y secar los arándanos.
  7. Exprimir el limón.
  8. Disponer las judías verdes en una legumbrera. Sazonar.
  9. Disponer por encima los tomates a cuartos.
  10. Disponer el melocotón alrededor de las judías.
  11. Repartir los arándanos y espolvorear el cebollino.
  12. Añadir el queso azul troceado en dados pequeños.
Hacer la Vinagreta 
  • Poner en un bol una cucharada de melocotón troceado, la mitad de los tomates cherry y la mitad de los arándanos.
  • Sazonar y añadir el zumo de limón, el vinagre y el aceite. Triturar.
  • Añadir la mitad del cebollino picado.
Servir la ensalada bien fría, acompañada de la vinagreta en salsera aparte.

ensalada-judías-queso-pasos1
ensalada-judías-queso2


ensalada-judías-mesa

ensalada-judías-queso-azul

ensalada-judías-verdes-vinagreta

Me uno con esta ensalada al proyecto creado por Marisa de Thermofan,  1 +/- 100, desperdicio 0, para concienciarnos que desde nuestras cocinas podemos contribuir a aprovechar al máximo lo que compramos, sin desperdiciar nada, sin tirar nada, sacando partido a todo lo que va quedando en un rincón sin saber cuando lo consumiremos, tal como yo he hecho en esta ocasión con unos trocitos de fruta, creando una vinagreta que ni en sueños hubiera imaginado lo rica que está.


Y ahora sí, por fin ha llegado el momento de cerrar mi cocina, me tomo un descanso bloguero, serán solo vacaciones virtuales, el calor y las obligaciones me agotan y no puedo rendir al cien por cien en todo, pero en casa seguiré cocinando cosas ricas para enseñároslas a mi regreso, no faltéis a la cita del domingo día  2 de Septiembre, aquí estaré con otro plato delicioso de la cocina de nuestra casa, cuento con todos.
Hasta entonces, os envío un fuerte abrazo y muchas cosas bonitas.

dbm-cerrado-por-vacaciones












Agradezco vuestro paso por este rinconcito de la cocina de nuestra casa. Todo lo que comparto, lo hago pensando en enriquecer vuestra cocina. Espero que os haya gustado y no os marchéis sin dejar un comentario.
¡¡Gracias!!