Ir al contenido principal

Esta semana en DBM

Risotto de Arándanos | Risotto ai Mirtilli

Siempre que tengo una nueva receta en mente, no puedo evitar sentir mariposas en el estómago, es una extraña sensación que me hace sentir como si fuera la primera vez en mi vida que cocinase, pero que desaparece en cuanto me pongo delante de la cocina y enciendo los fogones. Eso es lo que me sucedía con este Risotto; cuando cociné por primera vez mi Risotto de Fresas, me gustó tanto cocinar con frutos rojos, que tuve la idea de hacer uno similar con Arándanos porque me fascinan, era una fijación que no podía quitarme de la cabeza, pero antes de hacerlo consulté en Google a ver si alguien lo había hecho antes que yo, y casi me quedo "muuuerta" 😵 cuando ante mis ojos aparecieron un sin fin de ellos, llamadme ingenua (porque pensé que era la primera 😂) no podía creer la cantidad de referencias que había (parece ser que ya está todo inventado 😅);  Por lo visto es una receta originariade losAlpes Austriacos, ¡claro! cómo no iba a serlo teniendo los bosques que tienen, seguro …

Judías Blancas


Las legumbres deben estar presentes en nuestra dieta, como mínimo tres veces por semana, o eso es lo que recomiendan los expertos en nutrición, para mantener una alimentación saludable.

Siguiendo esta pauta, tendríamos que comer legumbres todo el año, cosa que puede ser más o menos apetecible, según las estaciones.

En invierno, y con días tan gélidos y ventosos como los que estamos teniendo, es lo mejor para apaciguar el frío.
Y es que un plato de cuchara calentito, sienta de fábula, a la hora del almuerzo.

Las judías, junto con los garbanzos y las lentejas, son las variedades más básicas que siempre suelo tener en la despensa, pero también me gusta y cada vez más tener otras variedades diferentes, por aquello de “en la variedad está el gusto”; concretamente hoy os traigo un potaje de judías blancas, aunque no es la variedad que más me apetece comer habitualmente, prefiero las de color, si las cocino de vez en cuando, sobre todo porque es mi familia quién las demanda y yo las preparo con gusto, para que ellos las disfruten.


 JUDÍAS BLANCAS

INGREDIENTES
  • 300 gr de judías blancas
  • ½ cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 tomate pequeño maduro
  • 2 pimientos verdes pequeños
  • ½ pimiento rojo
  • 1 zanahoria        
  • ½ chorizo de jabugo
  • 1 c/p de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • Unas ramitas de perejil
  • 4 c/s de AOVE
  • Sal y Agua

ELABORACIÓN
  • Poner las judías a remojo, con abundante agua fría, de vísperas.
  • Una vez remojadas, enjuagar y poner en la olla cubiertas de agua fría, cuando comience a hervir y empiece a formarse una capa de espuma en la superficie, volcar en un colador grande y enjuagar bajo el grifo.
  • Volverlas a poner en la olla, cubiertas con agua fría y añadir el resto de ingredientes:
  1. La cebolla entera y pelada 
  2. El tomate, sin pedúnculo, y con piel, también entero
  3. Los dientes de ajo, con piel
  4. Los pimientos verdes, entero, pero sin semillas
  5. El pimiento rojo cortado en cuatro trozos grandes
  6. La zanahoria, pelada y entera
  7. El chorizo, sin piel y cortado en cuatro trozos
  8. El perejil , atado hecho un ramillete
  9. La hoja de laurel
  10. El aceite de oliva
  • Cuando rompa a hervir, tapar la olla y cocinar a presión 20 minutos.
  • Transcurrido el tiempo, comprobar si las judías están tiernas, si aún no lo estuvieran, añadir un poco más de agua (si fuera necesario) y volver a tapar la olla unos 5/10 minutos más. Eso será en función de la calidad de la judías.
  • Sazonar una vez tiernas.
  • Antes de servir, retirar todas las verduras, y poner un trozo de pimiento, zanahoria y chorizo por plato.