Ir al contenido principal

Esta semana en DBM

Spaghetti con Judías Verdes y Coles de Bruselas

Hace un par de semanas me sucedió un hecho insólito, gané un sorteo en Instagram, algo para mí excepcional, ya que nunca he ganado nada de nada, ni tengo suerte en el azar, de hecho es que no participo jamás en concursos, ni sorteos, por lo que me pareció curioso contarlo, ya que para una vez que juego, ¡voy y gano! 😄 Tan solo tenía que decir cual era mi pasta favorita, y como ¡adoro la pasta! pensé que estaba chupado; entonces surgió el dilema “To be, or not to be, that is the question”, parece mentira que una cosa tan simple como definir lo que me gusta, se convierta de repente en un quebradero de cabeza, y es que me gusta tanto La Pasta que decantarme solo por una resulta complicado.  Gracias a que Pastas Romero, los organizadores del sorteo, lo pusieron fácil acotando las posibilidades entre sus seis variedades de Spaghetti, lo supe al instante ¡menos mal!, pues ya me veía sin poder participar por no decidirme a tiempo 😅 El hecho es que fui seleccionada junto a otros nueve afor…

Arroz con Trigueros


Aunque no lo parezca estamos en otoño y con las primeras aguas que cayeron el mes pasado, las esparragueras silvestres, secas después de un verano seco y muy caluroso, comenzaron a retoñecer y dar sus primeros espárragos. 
Los espárragos trigueros, deben su nombre a los campos de trigo, en los que suelen aparecer; también llamados popularmente amarguillos, por su intenso sabor amargo.
Finos y fibrosos, es necesario dar un ligero hervor de al menos un par de minutos (escalfarlos), para que pierdan un poco el amargor y se puedan comer.
Los espárragos que he utilizado hoy son de cultivo, y aunque tienen un sabor más suave que los silvestres, siguen conservando un toque amargo, que hace que recuerden al sabor de los naturales, pero más tenue; además de no tener esa textura fibrosa que si tienen los silvestres, y que a algunos desagrada, no es necesario escalfarlos previamente, por lo que conservan mucho mejor el color verde que los hace tan atractivos.
Este tipo de espárragos es ideal para cocinarlos en guisos con patatas, en revueltos o como en el caso de hoy, con arroz.
Un arroz suelto y a la vez cremoso, con un rico sabor que te fascinará.

ARROZ CON TRIGUEROS

INGREDIENTES

  • 400 gr de Arroz vaporizado redondo
  • 2 Manojos de Espárragos verdes trigueros (500 gr)
  • ½ Cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 c/p de Pimentón de La Vera
  • 1 c/p de Comino molido
  • 5 c/s de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • 1 Hoja de laurel
  • Sal, Agua

ELABORACIÓN

  • Cortar los espárragos en trocitos de unos 3 cm, troceándolos con los dedos, hasta llegar a la parte fibrosa. Esta parte de los espárragos no la tiraremos, los lavamos bien y los ponemos en un cazo con 1 litro de agua, a hervir.
  • Cuando los hayamos cocido unos 5 minutos, los dejamos en infusión, este caldo resultante lo utilizaremos para cocinar el arroz.
  • Hacer un sofrito con la cebolla picada y los ajos prensados en una cazuela con el AOVE.
  • Una vez dorados, añadiremos el pimentón y el comino, removemos y rápidamente añadiremos los espárragos troceados y limpios.
  • Añadir el arroz y la hoja de laurel. Remover y saltear hasta que el arroz quede impregnado del sofrito.
  • Verter el agua de cocción de los tallos de espárragos y desechamos estos.
  • Previamente habremos medido el arroz y le ponemos el doble de agua y un poquito más si fuera necesario, casi al final de la cocción. Sazonamos al gusto y dejamos reposar 5 minutos, una vez cocinado el arroz (unos 18 minutos aproximadamente a fuego medio), antes de servir.