Judías con Pato y Setas

judías-pato-setas

Hoy comeremos ¡de lujo! Os enseñaré un potaje riquísimo que he cocinado con unas judías blancas con D.O.P., conocidas por su nombre en catalán, Mongetes del Ganxet, una variedad típica de la zona del Vallés, el Maresme y La Selva, en la provincia de Barcelona, y a las que para ilustrarlas, inspirada desde lejos en el tradicional Cassoulet au Confit de Canard de la cocina típica de Toulouse (Francia), añadí un Muslo de Pato Confitado, y una cantidad generosa de setas Shiitake, Trompetas de la muerte y Camagrocs, consiguiendo mi propia versión Gourmet de un otoñal potaje de legumbres.

¿Puede haber algo más exquisito dentro de un plato de judías? Tal vez no, o quizás sí, dependerá de los ingredientes que elijamos, pero ya me conocéis, mi desmesura aflora cuando topo con un plato como el que os enseño hoy. ¡Madre mía! Quedó buenísimo, y sin tenerlo previsto; hace unas semanas, mi Pepita me regaló una delicatessen de las que sabe me gusta disfrutar desde el origen, además tenía reservadas para cocinar un plato especial, un puñadito de setas de mi "Amore" Raquel, las utilizo con mesura porque son un manjar que para mí no tiene precio, y qué mejor ocasión para disfrutarlas, que acompañando a estas preciosas judías.

mongetes-ganxet-judías
Mongetes del Ganxet | Judías de gancho D.O.P.

La verdad sea dicha, judías cocino con frecuencia, pero siempre al estilo andaluz, sencillo, como máximo le añado un choricito o una pringá, que dejan el listón tan alto, que no se lo salta un torero, ¡Ja, ja, ja...! Pero en cuanto puso mi Pepita en mis manos esta maravilla de legumbre, supe que elaboraría algo tan especial con ellas, que dejaría sin palabras a quién lo comiera.

Y así decidí cómo cocinar mi plato, a pesar de mi escasez de tiempo, dediqué un par de tardes, antes de guisarlas, a pasear por la red, visitando blogs amigos, y páginas webs por si me aportaban algo, pero mi idea original ya estaba concebida, desde el principio quería hacerlas con setas y pato, era una de esas cosas que se me meten en la cabeza y no hay manera de sacármelo hasta que lo hago, no es que sea tozuda, más bien tengo las cosas claras, con este potaje deseaba hacer un plato reconfortante, saludable, sin pasos complejos, que a su vez resultara excepcional, y lo conseguí, ya lo creo, no podéis imaginar qué cosa más rica, ¡y cómo olía de bien mi cocina!

camgrocs-trompetas-amarillas
Camagrocs | Trompetas Amarillas

En la mesa fue todo un goce para los sentidos, plato sabroso y aromático donde los haya, la judía es de textura cremosa y fina, fácilmente digerible, el bocado perfecto para definir el sabor Umami que junto con el Dulce, el Salado, el Ácido y el Amargo, componen los cinco sabores primarios que podemos percibir; el umami se ha puesto de moda últimamente, fue identificado por un científico japonés en 1908, y hasta 2001 no se acepto como sabor en sí, pues no fue hasta esta fecha que se localizaba la zona exacta del paladar donde se percibe; su definición es compleja, entre sutil, de regusto prolongado, provoca salivación, sensación aterciopelada y estimula el paladar, la garganta y la parte posterior de la boca; es tan ancestral como la vida misma, dicen que el primer sabor umami que reconocemos nada más nacer es el de la leche materna, de ahí que lo identifiquemos con esos alimentos sabrosamente indescriptibles, que nos aportan un placer infinito.

trompetas-negras
Trompetas de la muerte | Craterellus cornucopioides

Desde luego no me ha sido difícil conseguirlo, teniendo unos ingredientes de calidad en mis manos, no puedo desaprovechar la oportunidad de hacer grandes platos, siempre en mi línea, siguiendo las pautas de lo casero y delicioso, características que definen mi cocina, y no lo digo yo, sino quienes la disfrutan, a veces con palabras y otras no es necesario, solo con mirarles y ver sus caras de satisfacción, es más que suficiente.

Y ahora sí, después de este despliegue de exquisitas tentaciones, supongo que estaréis deseando que os cuente cómo se hace. Comenzamos.

 


INGREDIENTES 
  • 200 gr de Mongetes del Ganxet (Judías de gancho, con D.O.P.)
  • 1 Muslo de Pato Confitado (Confit de Canard)
  • 200 gr de Setas Shiitake
  • 15 gr de Setas Trompetas Negras, secas (Craterellus cornucopioides)
  • 10 gr de Setas Trompetas Amarillas, secas (Cantharellus lutescens)
  • ½ Cebolla
  • ½ Tomate
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 Pimiento Verde ecológico, pequeño
  • 1 Pimiento Rojo ecológico, pequeño
  • 1 Zanahoria, pequeña
  • 2 ramitas de Perejil ecológico
  • 1 hoja de Laurel
  • 2 c/s de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal 
  • Agua 

muslo-pato-confitado
Muslo de Pato Confitado | Confit de Canard

ELABORACIÓN 
  1. Poner a remojar las judías en abundante agua fría, durante al menos 12 horas.
  2. Una vez remojadas, poner en una olla y cubrir con agua limpia. Llevar a ebullición y cuando comience a soltar espuma, verterlas en un colador, enjuagarlas bajo el grifo y volver a ponerlas en la olla. Cubrir de nuevo con agua fría.
  3. Añadir la cebolla, los ajos, el tomate, los pimientos, la zanahoria pelada, el laurel, el perejil y el aceite de oliva. 
  4. Llevar a ebullición, tapar la olla y cocinar a fuego medio, durante una hora y cuarto, antes de añadir el resto de ingredientes.
  5. Poner un cazo con agua a hervir, añadir las setas secas, apagar el fuego y dejar hidratar, antes de añadirlas.
  6. Sacar el pato del envase, ponerlo en un plato junto a una fuente de calor, para que se atempere. Cuando los jugos que estarán gelatinizados y la grasa se derrita, añadir estos a la olla de las judías, reservando el muslo en el plato. La cantidad de jugos y grasa es poca, aproximadamente una cucharada sopera, pero aportará un sabor extraordinario a las judías.
  7. Cuando lleve el guiso cociendo aproximadamente una hora y cuarto, sacar las verduras y triturarlas. Desechando los ajos y el perejil. Dejaremos el laurel.
  8. Las judías seguirán necesitando cocción, este es el momento de añadir el pato, que pondremos encima, con cuidado para no romper las judías.
  9. Limpiar las setas shiitake y cortarlas a láminas. Añadirlas encima del pato.
  10. Añadir las trompetas ya hidratadas, dejando decantar el agua dónde las hemos hidratado, por si tuviera un poco de tierra. Colar con cuidado y añadir este agua a las judías, solo en cantidad necesaria, para que no quede excesivamente caldoso. Reservamos el sobrante, por si fuera necesario añadirlo poco a poco.
  11. Añadir las verduras trituradas y mover con un leve giro en zigzag de la olla, evitando meter la cuchara, para que se mezclen con el caldo de cocción.
  12. Continuamos cocinando a fuego suave, hasta que las judías estén bien tiernas. Aproximadamente una hora más.
  13. Sacar el muslo de pato, deshuesar y cortar la carne en trozos pequeños. Añadirlos a las judías. Desechar la piel y el hueso.
  14. Añadir sal al gusto, casi al final de la cocción. Apagar el fuego y dejar reposar al menos una hora antes de servir. Este potaje está más bueno si se cocina de vísperas. 

judías-pato-pasos1
judías-pato-pasos2


judías-pato-setas-mesa

judías-pato-trompetas

judías-pato










Comentarios

  1. Hasta aquí me llega el olor de esta exquisitez. Menudo plato gourmet nos traes hoy, del que ya me estoy sirviendo un plato porque las judías son comida "non grata" en mi casa y prepararlas para mi sola me da mucha pereza, la verdad, así que invito a tu mesa y listo.
    Lo del umami no termino de pillarlo, creo que es más un sabor rodeado de sensaciones no gustativas, precisamente, que un sabor simple en sí, como lo son los otros cuatro.
    En cualquier caso, sepa o no identificar el umami, lo que sí sé es cuando algo está rico y estas alubias, sin probarlas, no están ricas, sino "lo siguiente" como está tan de moda decir ahora.
    Disfruta del domingo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la comida, pasa como en todo, Isabel, a veces de tanto ver las cosas como algo común y cotidiano, no lo valoramos y le damos de lado, luego resulta que nos lo ponen hecho de otro modo, pasa mucho con la pasta o con la comida asiática, y nos sabe a gloria, quizás con las legumbres es más de lo mismo. De todos modos a algunos no hay modo de hacérselas comer, así se las hiciera un chef con Estrella, Jajajaja...
      Lo del umami es muy abstracto, a mí aún me cuesta hacerme a la idea que exista.
      Besos, feliz día de domingo.

      Eliminar
  2. Que pedazp de receta mas buena amiga, se ve espectacular.Bssss

    ResponderEliminar
  3. Madre mía Q delicia. Tengo q hacerlo

    ResponderEliminar
  4. Ohhhhh!!!!! repito :ohhhhhhh!!! la verdad es que este plato está para decir ohhhh! unas cuantas veces. Puedes estar contenta, te ha quedado un platazo, elegante, delicado y riquísimo. Yo no le llamaría potaje, esto es un guiso de alto nivel, de lo más fino. El pato, las setas tan especiales y las judías, son tres ingredientes de categoría. Ahora estamos en época de setas, y estas que has puesto son excelentes. Te veo contenta y satisfecha de tu creación, y es para estarlo. Te ha quedado divino!!!!!! Besos querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mj, quizás llamarlo potaje, confunda un poco antes de verlo, pero quería plasmar en este plato toda la esencia de lo casero elevado a nivel de cocina de categoría. Ya me conoces, y no me gustan las etiquetas, lo bueno está allá donde cada uno lo busque, pero a veces no se valora lo suficiente lo que es fácilmente asequible, pensando que es mejor lo que cuesta más, sin serlo. Satisfecha, completamente.
      Besos.

      Eliminar
  5. ¡Madre mía Concha! Menudo espectáculo has preparado, solo imaginar el sabor ya me muero por probarlas.
    Me ha encantado la entrada con esas descripciones con todo lujo de detalles, se nota que te gusta el buen comer y el bien escribir.
    Un besazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Merche, cuando consigo poner en el plato lo que realmente me gusta, escribir sobre ello fluye sin dificultad.
      Besos

      Eliminar
  6. Mi querida Concha, estaba deseando poder sentarme un ratito al pc para venir a ver el plato con el que nos obsequiarías hoy, después de ver ayer en IG la foto de las setas y desdeluego no podías haberles dado mejor uso que integrarlas en este plato de judías que junto al pato , lo encumbran a nivel Dios ja ja.

    No me extraña nada que hayáis disfrutado de lo lindo , no es para menos y qué satisfacción da ver que el resultado de lo que teníamos en mente, una vez elaborado, aún supera al pensamiento.

    Hoy he hecho fabes con almejes, el día lluvioso está para este tipo de comidas , así que gracias a eso, me voy de tu casita sin que me cueste tanto, que si no, aquí me quedaba plantada ante tu pantalla, por si me caía algo jaja.

    Vivan las buenas cocineras como tú!

    Un abrazo lindura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bego qué envidia me das, me encantan los días de lluvia, sobre todo si tengo que quedarme en casa y disfrutar de las pequeñas cosas que me ofrece la vida cada día y en cada momento.
      Esas cabes con almejas que haces son un delirio, y es curioso, pero les tengo un montón de respeto, hace tiempo quiero hacerlo para compartirlo, pero quiero que todos los ingredientes sean de primera, incluidas las fabes, que eso sí que quiero sean las auténticas asturianas, a ver si me pongo las pilas y cae antes de que regrese la calor, Jajajaja...
      Besitos y disfruta de lo que tienes en casa, siempre hay motivos para sentirse feliz.

      Eliminar
  7. Hola amore!!
    Que penita tengo, pero sabes de que, de no poder estar ahy, pero para catarlo, porque conozco bien esa judías que se consumen mucho aquí y el confitada me encanta me lo pido mucho en el restaurante y que te voy a decir de mis setas preferidas, lastima que este año con las obras y la mudanza de mi hermana no pueda ir a por ellas a la montaña.
    Solo puedo decir que es un plato de los que sirven en los mejores restaurantes y que me encanta!!
    Como habréis disfrutado y yo que me alegro un montón.
    Mil besos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Raquel, seguro que cuando acabe la obra te echas una escapadita al monte, y alguna que otra setita encontrarás, por lo menos para darte un gustito, a veces menos es más, y te lo digo yo que como verás en los ingredientes solo he añadido 10 gr de una y 15 de otra, o como dice mi madre, para muestra, un botón, Jajajaja..., en serio, el sabor de tus setas es potente, y con una cantidad mínima sabe a gloria, ni imaginar quiero como debe ser un plato hasta la corcha de ellas recién cogidas, ¡mmm...!
      Besitos y no desesperes, todo lo que empieza, acaba.

      Eliminar
  8. ¡¡Hola Concha!! ¡¡Pedazos de ingredientes que traes hoy!! Si uno es bueno, el otro más. Las judías son estupendas, qué buenísima pinta, una estupenda denominación de origen y excelente calidad. Y las setas de Raquel, ¡esas sí que son de lujo! Y hasta pato confitado le has puesto, normal que te haya quedado una receta de 10.
    Yo sólo como pato cuando voy a los restaurantes orientales, que solemos pedir algún platito. El pato laqueado, con la fama que tiene, no es de mis favoritos, los he probado de otras maneras que me están mejor. Y, ahora, me lo veo de esta manera, con unas increíbles judías con setas, que están para morirse del gusto. ¡¡Eres una crack!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel si te gusta el pato, deberías probar este, es de una marca española de prestigio, y el sabor es delicioso, además la carne es muy tierna y jugosa, gracias al modo de cocinado, solo tienes que abrir el envase, puede venir al vacío, o en lata de conserva, una delicatessen, que solo tienes que calentar y servir. Nosotros lo compramos con frecuencia, en navidad compramos 30 porque es un plato perfecto para menús festivos. En este plato queda muy equilibrado, de sabores cálidos sin dominar ninguno, sería perfecto también para un almuerzo familiar festivo porque viste mucho la mesa.
      Besos, feliz noche de domingo.

      Eliminar
  9. Concha un plato de domingo , riquisimo besitos

    ResponderEliminar
  10. Vaya, vaya, a la que me despisto preparas un plato con enjundia y os ponéis finos filipinos, pues que sepas que me la debes, y no perdono otra semejante. A mi me gustan a perder estas recetas y alguna vez las hago, pero no muchas, son de las de capricho, pero las gozamos tanto como vosotros y aunque casi sé lo que es el sabor umami, con los ya aprendidos me basta y me sobro. Con tan buenos ingredientes como los que has empleado, no hay duda que te ha quedado de rechupete. Pues bien hecho querida Concha, qué te puedo decir, que yo también lo hubiera disfrutado al mismo ritmo que los tuyos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi queridísima Lola, no te pongas triste, ni me hagas pucheros, que el primer plato de la olla que saqué llevaba nombre y apellido, Jajajaja..., y no exagero, que te he echado de menos, supongo que disfrutando se te habrá pasado el tiempo, lo primero es lo primero, ya me entiendes, y de visitar nuestras cocinas virtuales, siempre estamos a punto, para eso abrimos en horario ininterrumpido 24 / 365
      Besos y ya hablamos con calma ;-)

      Eliminar
  11. Toma,toma y TOMA AA!! 👏 un placer sería sentarse a tu mesa mi querida amiga😋el plato exquisito con unos ingredientes de lujo y es que lo mires por donde lo mires no tiene desperdicio. Yo sigo aquí por si se cuela algo...😂que tengas muy buena semana solete ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fely, tú sabes de guisos de judías, no en vano en tu tierra tenéis uno de los potajes más famosos de la cocina mediterránea, y que por cierto tengo ganas de hacerlo para compartirlo. Poquito a poco, me estoy haciendo con un recetario de legumbres, sustancioso, de los de “cuchará y paso atrás”, de los de disfrutar hasta el último bocado. Me alegra que te guste.
      Besitos

      Eliminar
  12. Qué buen plato otoñal... a mi dámelo con muchas setas!!!! Yo siempre he querido comprar las judías de ganxet, pues son las más famosas por estas tierras... pero nunca me decido, pues al ser con D.O.P se suben bastante de precio... a ver si algún día me las "auto-regalo" ... jajaja!! Besos y disfruta de esos productos tan ricos y exclusivos. Te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que también lo puedes disfrutar solo con setas, el sabor es igual de rico, no tienes que privarte de comer estos potajes, aunque sin carne, también son muy nutritivos.
      Besitos, yo también te quiero “más que a las pesetas” Jajajaja ❤️

      Eliminar
  13. un plato de lujo ! me encantan los guisos con setas y aunque las trompetas de la muerte me dan cierto respeto (jaja sera por el nombre ) este que has preparado lo disfrutaria mucho el pato me gusta con mesura y en contadas ocasiones ,por eso digo que lo disfrutaria
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary confieso que yo de setas no entiendo, solo me atrevo con las que compro, o con las que Raquel me manda, confío en ella porque lleva años recogiéndolas y solo las que realmente conoce. Las trompetas negras tiene muchos otros nombres, entre ellos el de cuerno de la abundancia, que para las que os de un poco de yuyu, suena mucho más bucólico, Jajajaja..., yo no tengo ninguna pega, una vez te acostumbras, suena como cualquier otra palabra.
      Besos.

      Eliminar
  14. Hola Concha, y llegó la esperada receta, mira que me tenías algo intrigada. Te diré que son típicas de mi zona, fíjate, y las hago poquísimas veces.
    Has elaborado un plato con unos ingredientes de 'alto copete', así que no podía ser más que un 'lujazo' de receta, con esas manos que tienes para la cocina.
    A mí me gusta el pato, reconozco que hay muchas personas que rechazan esta carne pero personalmente y aunque la comemos poquito, sí que nos gusta.
    Estas mongetes son muy gustosas, y quedan bien tanto en caliente como en platos fríos más de verano, tipo ensaladas.
    Ya veo como os pusisteis...Me alegro mucho y con las setas de Raquel pues ya ves..., la guinda de las guindas.
    Feliz semana.
    Sil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sil, como te dije, estuve mirando recetas, incluso en tu cocina, pero es que cuando se me mete algo en la cabeza, no hay quien me lo saque, y al final lo hice. El Pato en confit, es un plato de lujo, a nosotros nos gusta mucho, y son muchas las ocasiones que lo ponemos en fechas señaladas, desde hace más de treinta años que lo probé por primera vez, es imprescindible en nuestra mesa de Navidad, incluso en eventos como bodas, bautizos, etc. es que preguntamos a la familia que levanten la mano si lo quieren y todos lo hacen a la vez, es como un resorte, Jajajaja..., nos gusta a todos sin excepción.
      Si te gustan las setas, y con la posibilidad de conseguirlas ahí en Cataluña con facilidad, deberías probarlo, ya verás cómo sorprendes a quien lo coma, porque está riquísimo.
      Besos, feliz tarde.

      Eliminar
  15. Madre mía Concha que platazo traes esta semana!!
    Está que se sale de rico!! Es que con estos ingredientes tiene que tener un sabor tremendo!!
    Mi madre siempre usa este tipo de alubia desde que las probó por primera vez. Salen muy ricas y con una textura increíble.
    Nunca antes había visto un guiso de alubias blancas tan elegante como este.
    Con mucho gusto me siento a tu mesa :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi a nosotros nos han gustado muchísimo, son finas y sin problemas de digestión, que es lo que más me echa para atrás a la hora de comerlas, y eso que me gustan, pero me privo, hasta ahora que he descubierto esta variedad que no se parece a ninguna de las que haya probado antes.
      Besos

      Eliminar
  16. Hola Concha, has utlizado ingredientes de categoría para un señor plato con pato. LAs setas quedan tan ricas en todo tipo de recetas que da gusto ( para quien nos encantan) sentir el aroma y el sabor en todo su esplendor. Un plato de fiesta, muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia, es cierto que los que somos amantes de las setas, cada vez buscamos más platos donde introducirlas. Son sabores de otoño, que podemos disfrutar todo el año. Besos.

      Eliminar
  17. Hola Concha, este palto no tiene precio. Es una joya, llena de magníficos ingredientes perfectamente combinados. Se nota en todo cuendo utilizamos ingredientes de calida. El resultado siempre es inmejorable. nunca había visto estas legumbes así cocinadas pero vieniendo de tu mano no hay duda de que es una exquisite. Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy muy feliz con los resultados, hay cosas que son evidentes, pero otras cuesta expresar con palabras todo lo que fluye dentro al disfrutarlo.
      Es un plato de diez, tendrás que probarlo.
      Besos.

      Eliminar
  18. Hola Concha! Me tienes aquí de nuevo, encandilada con tus judías, nada más verlas sé que me encuentro con un plato de categoría, por lo bien hecho que está, por los ingredientes usados, por el mimo de rescatar los sabores para que no se pierdan. No se me ha ocurrido poner pato en las legumbres, sí perdiz y codorniz, me estoy tardando. Gracias por tus palabras, siempre las dices de corazón. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alícia por pasar por mi cocina. Las judías con perdiz me gustan mucho, y estas aunque son diferentes y llevan otros sabores, son un plato de los que tiene carácter propio. Besos.

      Eliminar
  19. Desde luego que comisteis de lujo, menudo plato más rico. Se nota que utilizaste productos de calidad, y con tantas setas, que ricas. Vamos, que aunque le quites el pato me parece una receta espectacular. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar como le decía más arriba a mi hermana Pilar, mi otra vegetariana favorita, Jajajaja..., que mi cocina siempre está pensada para que los que no comáis carne, tengáis alternativas, y si a estas judías le quitas el pavo, seguirá teniendo todo el sabor de las setas, que no es poca cosa, Jajajaja...
      Besos

      Eliminar
  20. Hola Concha!!
    Menudo plato de legumbre te has marcado, en casa nos encantan, y aquí alubias las tenemos muy buenas, y las fabas gallegas que más me gustan son las de "Lourenzá" suaves de piel fina y con un sabor divino. Lo del pato ya no lo llevo tan bien, en casa cuando era pequeña tenían patos y bueno, cuando trataban de matar uno para hacerlo a la naranja mi hermana y yo poníamos el grito en el cielo, y la intención de matarlo se paraba en el momento jaja, los pobres acababan muriéndose de viejos, nunca lo ha comido, y cuando veo esos muslitos me vuelve a la cabeza lo de la infancia, no puedo, ni con el magret, nada de nada jaja. Aunque viendo tu plato y me dices que es otra cosa y seguro que me lo zampo sin pensar en nada...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esther conozco esas fabas gallegas pero nunca las he probado, me encantaría algún día, otra cosa más a mi lista de cosas de comer que quiero buscar.
      Lo tuyo con el pato, es como lo mío con el conejo, mis padres los criaban en la azotea y nosotras subíamos a jugar con ellos, eran tan suaves y dóciles que nos encariñábamos con ellos, incluso le poníamos nombre, mi padre llamaba a una vecina para que los sacrificara a escondidas nuestra, y por supuesto que mi madre nunca nos decía que aquel pollo tan sabroso, era nuestra bolita de algodón, Jajajaja..., aunque al final lo superé,, por supuesto, pero nunca más desde chica hemos querido que mi padre volviera a criarlos en casa. Pato también tuvimos, pero como ponían huevos, nunca los destinaba para carne de guiso, Jajajaja..., en fin, que si de esas no nos volvimos vegetarianas, creo que nunca en la vida lo seremos.
      Para las judías siempre tienes la opción de no poner pato, aunque te perderás el sabor delicioso que tiene a jamoncito, jejejeje...
      Besos

      Eliminar
  21. Qué exquisitez, madre mía!! menudo placer sería disfrutar de sus sabores y calidad excepcional de los ingredientes que usaste; desde luego mimas a tus comensales (y a nosotras nos pones los dientes largos...jaja)
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esther es un placer cocinar para quienes agradecen y disfrutas lo que haces. Tengo suerte, en casa, con mi familia y mis amigos. Besos.

      Eliminar
  22. Hola, Concha. Con esa combinación de sabores de las setas, creo que el confit igual se asusta de la competencia. Un vegetariano lo disfrutaría mucho seguro. Yo no soy mucho de pato y no soy vegetariana, pero me apunto con un buen pan porque no dudo de que estará delicioso. Un plato completo de lujo.
    Besos y cuidaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa. Hay alimentos a los que no estamos habituados, como en tu caso con el pato. Aunque en este plato no es estrictamente necesario porque las setas ya son sabrosas por sí solas, merece la pena ponerlo, gana mucho en sabor y presencia. Y para cuatro comensales, un muslo tampoco es mucha cantidad de carne, lo justo para apreciarlo sin excesos, ya me conoces y no me gusta derrochar en ingredientes si no son necesarios.
      Besos, espero que tu pie vaya mejor.

      Eliminar
  23. Bueno, bueno, bueno, pero si esto no es cocina casera de cualquier casa mi querida Concha, este plato para mí es cocina gourmet por donde se le mire, es como llegar a un gran restaurante de esos que hacen las cosas de manera tradicional, pero con todo el sabor y gusto contenido en una receta.
    Leo el primer párrafo con todos esos nombres de platos y quedo lela, porque no tengo la menor idea de esas preparaciones francesas, nunca probé el pato y definitivamente te leo y me parece un plato exquisito de verdad. Cuando dices aquello de que estabas revisando recetas (pero en el fondo de tu ser, ya sabías lo que ibas a hacer), me recuerda cuando Mr.G me pregunta cómo combino sabores, si todo lo imagino en la mente..., y creo que sí; cada sabor y manera en que lo llevaremos a cabo. Creo que eso es lo que pasa con muchos, es tener esos ingredientes especiales, de primera calidad y ese deseo de verlos en un plato, con determinado proceso de cocción, combinado de cierta manera, con la carne con o sin el hueso, que primero sellarla..., en fin esos pasos que hacen la diferencia en un plato.
    Al ver estas preparaciones, con el proceso creativo que llevan nuestras mentes y todos los sentidos trabajando en su ejecución, es una obra de arte efímera que hace del momento final de saborear el mayor premio.
    De igual forma, me encanta saber aquello del sabor umami, de ese primer sorbo de leche materna (que no tuve), y la descripción de ese sabor como umami, que bonito...
    Tu plato es un manjar de productos maravillosos, he visto todo el vídeo y lo contemplo con mucho gusto, en medio de una melodía que me hace soñar con esos sabores. Un plato reconfortante que has elevado a un nivel celestial, de verdad te lo digo. Las caras de quienes disfrutan del plato sin duda son el mejor regalo luego de una ejecución magistral como la que nos regalas en este día.
    No imagino todos los sabores asentados, una vez han reposado y se han potenciado, un manjar especial.
    Te mando un beso grande mi querida Concha, espero que todo vaya bien. Siempre es un placer para mí, venir a tu cocina, sentarme a disfrutar de tus platos, de la manera en que ejecutas todo, de las delicias que haces con tus historias y todo el corazón que nos regalas siempre. De verdad que es un placer estar, (aunque muchas veces llego tarde..., pero que sepas que siempre ando por mis cocinas amigas, rebuscando muchas veces entre sus recetas y contigo siempre ando por allí, recordando todoooo).
    Ayer hice tu risotto de tomates, al que le puse su puñado de guisantes que estoy aprovechando por estas fechas, necesitaba mover el esqueleto rápido y no capturé ninguna foto, porque el señor G. tenía que salir y fue sencillamente hacerlo, ver ese maravilloso color, sus sabores y a zamparnos ese platillo delicioso..., pero te digo que lo repetiré y te mandaré su debida foto, una deliciaaaaa.)
    Tantas cosas ricas que tienes y bueno, no quería dejar de decírtelo. ;)
    besitos y ya me extendí
    muakkk!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Natalia, gracias guapísima por tus palabras que siempre leo con placer, nunca son demasiadas, para mí son un bálsamo de felicidad ciando me llegan tus comentarios.
      La gastronomía, y la alimentación en general, forma parte de mi vida, no por algo estudié muchos años técnicas, teoría y prácticas de la alimentación, además de leer mucho sobre ello porque me gusta, mi marido me dice que soy como una esponja, absorbo todos lo que leo, quedándome con los datos y que a modo de consulta, me despliego en explicaciones como un libro abierto, Jajajaja..., pero es que me gusta estar mínimamente informada, el saber no ocupa lugar y si me pongo, me pongo, para hacerlo mal, mejor ni me molesto, Jajajaja...
      Qué gusto saber que mi Risotto de Tomate es de tu agrado, oye que además me encantaría probarlo con guisantes ya que son una cosa loca lo que me gustan, tengo un Risotto con calabaza y guisantes publicado, y también está riquísimo, al que le pongo una pizca de comino y el sabor es muy parecido al Cocido de calabaza y judías verdes con Pringá, típico de la cocina de Sevilla, es tan similar que tienes la sensación de estar comiendo el Cocido en lugar del Risotto.
      Mándame esa foto, la disfrutaré.
      Besitos, disfruta de tu Primavera brasileira cuanto puedas.

      Eliminar
  24. Que delicado, que lujo, que elegancia, que rico y que contraste de autenticos sabores de un aroma inconfundible en donde ese abanico de riquisimos ingredientes haces de el un gran plato de estrella michelin. Enhorabuena por haber hecho esta maravillosa receta y de darnos por lo menos el gusto de visualizar algo tan exquisito. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Carlos. Es un plato con el que estoy muy satisfecha, cocinado a nivel de mi cocina, pero con matices de Alta Cocina, humildemente creo que puedo sentirme orgullosa. Besos.

      Eliminar
  25. Concha, ¡qué delicia de plato has preparado! Todo un lujo con la combinación de setas y el pato. Esas judías, con los ingredientes que has escogido, seguro que estaban deliciosas. Es que de solo pensarlo se me hace la boca agua. Nunca había visto ni comido una combinación semejante con judías. Salivando estoy. Felicidades por esta "recetaza".
    Un besazo, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa, es una selección muy equilibrada, cada cosa en su justa medida, es equilibrada, sabrosa y espectacular cuando tienes por delante el plato.
      Besos

      Eliminar
  26. Mi querida Concha tú sabes que yo cotilleo tu receta los domingos pero contestar desde el móvil aparte de incómodo es imposible con dos monas puestas por medio empeñadas en subirse a los muebles, pintar con rotulador, echar crema en las paredes... Elena me ha salido muy creativa y tiene una vena artística brutal, pero poco admirada en casa, todo hay que decirlo. Y a la par es muy escaladora y hay que tener veinte pares de ojos con ella así que nada de nuevas tecnologías ni cosa alguna que te distraiga.

    Tu receta es de las buenas. Con semejantes ingredientes pocas cosas pueden salir mal. Creo que pato no he comido nunca más allá de foie y del paté, de hecho no sé si en las carnicerías de mi pueblo, con poco más de 20.000 habitantes tengan siquiera por encargo.

    A ver si a la receta del domingo próximo llego antes y no te hagas mala sangre con Halloween y los tontos que quieren saltarse el confinamiento y el toque de queda, aunque es complicado cuando tú te sacrificas y al final corres riesgo por los que te rodean.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, no te quejes que tienes dos princesitas preciosas, y llenas de vida, a mí me encantan cuando mi Gabriel está en casa, es inquieto, cómo no serlo a su edad, pero es que te deja además de la casa patas arriba, el alma llena de felicidad.
      Yo jamás comento por el móvil ya me conoces, soy extensa por naturaleza, y claro de me hace imposible leer y repasar todo lo que quiero expresar, por eso siempre lo hago desde el Pc, menos cuando mi santo me lo confisca y echo mano del iPad que es como mi tercer brazo, no me separo de el ni de día ni de noche, lo llevo pegado a mí siempre, jajaja..., pero me juega malas pasadas, a veces el traductor chino que lleva dentro, se empeña en trasladar a una verborrea inconexa algunas de mis frases, volviendo loco al teclado, y al final no te digo trigo, por no llamarte Rodrigo, ¿te da'cuen? Jajajaja...
      Es lo que me pasa cuando me cambia las palabras de los comentarios, con faltas de ortografía y me lo vuelve todo patas arriba, ¡Noooo...! Horror, jajaja...
      El pato lo compro cocinado, a veces en latas de conserva, otras al vacío, son de una marca muy conocida Martiko, para mí los mejores con diferencia. aunque a veces los he encontrado de otras marcas, incluso marca blanca Hacendado, que también están muy ricos.
      Besos y feliz noche de Halloween que seguro tus pequeñas lo disfrutan un montón.

      Eliminar
  27. ¡Hola mi querida Concha! Espero que quede para mi... un platito de este manjar que has preparado esta semana... Desde luego que como lo describes tan bien... parece que lo esté saboreando desde casa... aunque lo primero que he pensado cuando has dicho que el sabor umami, (que por cierto... es la primera vez que lo escucho...) dicen que el primero que reconocemos, es el de la leche materna... No he podido dejar de acordarme de lo que mi madre siempre cuenta... que a mí no me gustaba y tan chiquitina... daba arcadas jajaaaa... Menos mal que con los años, el gusto da mil vueltas... me pasa como con el coco... parece que cada vez... lo tolero más... y que quieres que te diga... las alubias, me encantan y el resto de ingredientes... así que me tiene que encantar... Menudo plato más rico para disfrutar de este finde Concha... Un beso corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oye, Elisa! Qué me has vuelto a recordar a mi niña, la que te comenté el otro día con lo de tus murcielaguitos de Transilvania, que le pasaba de bebé igual que a ti, además de mala pa’comer, es que la leche le daba un mal traguito, que no sé ni cómo pudo salir adelante, ¡madre mía! Los malos ratos que nos hizo pasar, hasta ya de mayor, que aunque es una Barbie, ahí toda ella Preciosa y con un tipazo, come de todo, y no sé dónde lo mete, ella dice que solo es cuestión de comer con cabeza, equilibradamente y saludable, y así está, que ni un resfriado pilla. No se me había ocurrido, pero quizás seáis vosotras la excepción que rompe la regla, Jajajaja...
      Este plato, es un platazo, pruébalo y ya me contarás.
      Besos. Feliz fin de semana.

      Eliminar
  28. Concha, como verás llego tarde, he estado muy liada esta semana porque han operado a mi Bimba y he estado de aquí para allá. Te vi el lunes, pero no me dejaba comentar y ya se me había pasado. Vuelvo hoy para decirte que es un plato de reyes magos. Una maravilla de productos con una combinación de primera.
    Las imágenes preciosas como siempre y tus mise en place como siempre que no le falta detalle. Este plato me encantaría probarlo que seguro nos volvería locos en mi casa.
    Un señor plato.
    Muchos besos y cuidaos mucho mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patty, esos pe ludiros nos quitan el sueño, yo le digo a mi santo, que somos masoquistas, con la que tenemos encima y no ganamos para disgusto con ellos. Pero son parte de nuestra familia, y se nos va la vida si les sucediera algo.
      Espero que ya esté mejor. Besos y pasa un buen fin de semana.

      Eliminar
  29. Un plato exquisito y de lo mas completo, perfecto ademas para el invierno. Que buena la combinacion de las judias con el pato! Y las setas que me encantan! Quisiera un buen plato de tus judias!
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.