Trucha Arcoíris con Verduritas al Eneldo

trucha-arcoíris-verduritas-eneldo

No suelo compartir con frecuencia platos de Pescado porque desde hace un tiempo casi todo el que cocino lo hago en Papillote al Horno, y ya son muchas recetas las que tengo compartidas cocinadas de este modo, pero en casa comemos todas las semanas al menos una o dos veces, pescado fresco.

Esta semana cuando fue mi marido a la compra, trajo un par de Truchas Arcoíris magníficas, es un pescado azul de carne fina y sabrosa, de color asalmonado; A los dos nos gusta limpiar el pescado en casa porque no nos fiamos que en la pescadería hagan exactamente lo que pedimos, manías de profesionales, más de una vez he visto ante mis ojos cómo algún pescadero poco mañoso, ha destrozado una hermosa pieza que ya había visualizado mentalmente en una fantástica receta, por eso no quedo satisfecha a menos que lo haga yo misma. De pequeña ya me gustaba ayudar en la cocina a limpiar los boquerones o pelar las gambas para un arroz, con mis pequeñas manitas de niña lo hacía con una rapidez y delicadeza, que hasta mi madre se quedaba admirada, y es que siempre he sido muy habilidosa para los trabajos manuales ¡Ja, ja, ja...!

La trucha, siendo fresca, es un pescado muy resbaladizo, está recubierto de una película gelatinosa que dificulta su manipulación, pero con un poco de destreza lo agarras por el cogote y no se te escapa, ni aunque estuviera vivo, o casi vivo, como estas dos que estaban “vivitas y coleando” Cuando están recién pescadas, se nota por la rigidez y el color de las agallas, debe presentar un color rojo intenso y brillante, y a penas huele a pescado crudo.

Como no pensaba publicarlas, no tengo foto previa de las piezas enteras, una lastima porque eran muy bonitas, pero una vez limpias recordé que Elisa | Que no te falte un perejil publicó unas cocinadas de modo similar y me apeteció compartirlo, suprimí la manzana porque puse verduras suficientes para los dos, así es como las suelo hacer en papillote, pero horneadas. La diferencia es mínima en el resultado final, ya que el pescado lo cocino con piel, y queda muy jugoso, quizás con el método de cocinado en papillote, es más limpio y fácil para quienes no tienen controlados los tiempos de horneado, ya que en estando bien cerrados los paquetes, solo hay que esperar a que se inflen y contar entre cinco y diez minutos según el grosor del pescado.

Una vez cocinadas, la piel se desprende con facilidad, al igual que las espinas, que son finas, por lo que hay que poner especial atención en retirarlas antes de comer, pero con un tenedor y la pala de pescado salen sin problemas, lo cual te permite disfrutar de uno de los pescados más finos en textura que podemos consumir frecuentemente, ya que no es caro y si muy sano, además de ser uno de los pescados azules con menos contenido en grasa, siendo estas ricas en ácidos grasos omega-3 beneficiosos para nuestra salud cardiovascular. 

Y ahora si, os explico cómo se hace. Comenzamos.


INGREDIENTES
  • 2 Truchas Arcoíris (1 por comensal)
  • 1 Calabacín Verde
  • 2 Cebolletas Frescas
  • 1 Tomate de Pera Maduro
  • ½ Pimiento Rojo
  • 1 Limón Ecológico
  • Eneldo Liofilizado
  • Perejil Liofilizado
  • Sal
  • Aceite de oliva Virgen Extra
trucha-arcoíris-verduritas-eneldo-sin-hornear

ELABORACIÓN
  1. Limpiar las truchas, quitando las vísceras y agallas, enjuagar con abundante agua para eliminar cualquier resto de sangre que pudiera quedar en el interior, pegado a la espina central, para ello podemos pasar la punta de las tijeras arrastrando los restos. Cortar la cabeza y la cola, con las tijeras o con un cuchillo sobre la tabla. Escurrir.
  2. Sazonar el pescado y espolvorear con eneldo, tanto el interior como el exterior.
  3. Lavar el calabacín, cortar con una mandolina en rodajas finas. Ponerlas en una cazuela apta para el horno.
  4. Cortar las cebolletas, incluido el tallo verde y disponer encima del calabacín.
  5. Lavar y picar el tomate. Disponerlo encima de las verduras que tenemos en la cazuela.
  6. Trocear el pimiento y añadirlo igualmente.
  7. Salpimentar y espolvorear con perejil.
  8. Disponer las truchas encima de las verduras.
  9. Cortar unas rodajas finas del limón, y exprimir el jugo de las mitades restantes encima del pescado.
  10. Rociar con un poco de aceite de oliva y espolvorear un poco más de eneldo.
  11. Precalentar el horno 10' / 250 ºC
  12. Calentar la cazuela al fuego unos minutos antes de introducirla en el horno, para que las verduras tomen calor.
  13. Hornear  de 15' a 18' / 180 ºC
  14. Servir con un poco de verduras y rociar el pescado con un poco de jugos del fondo de la cazuela para dar brillo en el plato.
trucha-arcoíris-pasos



trucha-arcoíris-eneldo-mesa

trucha-arcoíris-lomo










Comentarios

  1. Buenos dias de domingo:
    Hoy vienes con un producto que a mi me encanta, el pescado, pero no precisamente las truchas, no las he comido mucho porque la primera vez que lo hice, creo que fue en la adolescencia, no me gustaron y debe ser que mi disco duro guarda esa experiencia, ya que las veo y no me llama nada el comprarlas. También preparo mucho el pescado al horno, en el fondo de la fuente, además de verduras, incluyo también alguna patata, ya que es como le gusta a mi marido, por lo que tengo que introducir la bandeja un rato antes que el pescado para evitar que éste se pase. Tengo que reconocer que te han quedado muy apetecibles, seguro que si las probara recién hechas me gustarían, la presentación es exquisita, hasta el plato es bonito. A lo mejor un día me decido y las compro, la blogosfera invita a degustar lo que no creíamos, solo con verlo y de unos expertos como vosotros hay que fiarse.
    Buen domingo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, es que estas cosas suelen pasar, y más con el pescado, o lo amas o lo detestas, no hay nivel medio.
      Hay que tener en cuenta que no es un pescado fácil, por sus finas espinas, pero quizá deberías darle una oportunidad, como dices a veces sucede que descubrimos cosas que teníamos descartadas, y nos sorprende como hemos podido estar tanto tiempo con prejuicios.
      En fin, que sí, que hay cosas por las que yo tampoco pasaría, al menos cuando tenemos la opción de elegir.
      Besos, espero que tengas un buen domingo.

      Eliminar
  2. Un pescado que me gusta, a pesar de esas espinas tan finitas que tiene, al horno o en cazuela con las verduras quedan estupendas
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece la pena, es de sabor riquísimo y buena presencia en la mesa.
      Besos

      Eliminar
  3. Hola Concha, en casa comemos mucho pescado fresco, tengo cerca un par de pescaderias muy buenas y , al memos, cuatro días a la semana lo comemos (muy a pesar de mi hijo). Me pasa como a ti, si ya conozco al pescadero me fío de que me lo limpie y arregle, pero si es un novato tengo mis recelos y les digo "deja que ya lo hago yo en casa". La trucha es un pescado que no suelo comprar mucho y eso que me encanta, en el Montseny hay un restaurante en la montaña donde te las hacen a la brasa y están muy ricas también. Estas que hoy nos has hecho tienen un aspecto delicioso, me ha encantado como las has preparado, ya imagino lo bien que habrás comido. Te mando un montón de besos , sigue cuidándote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Mj, por el placer de estar en el Montseny, ya merece la pena echar el día, y si además conoces sitios donde te ponen de comer de maravilla, mejor todavía, si es que no hay nada como que te lo pongan por delante, siempre que sea calidad. Besos, disfruta de la tarde.

      Eliminar
  4. Hola Concha, a mi me encanta la trucha y las hago mucho en casa, para mi tu plato de hoy es un plato del que disfruto mucho.
    Feliz domingo 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel, es cocina sencilla, pero que satisface hacerla, y mucho más comerlo.
      Besos.

      Eliminar
  5. Hola Concha.
    Aunque no somos muy de pescado, éste concretamente me encanta, sobre todo lo pido cuando voy a Riofrío (Granada) que ponen unas truchas de escándalo, si alguna vez pasas por allí no dudes en pararte y probarlas, te van a encantar.
    Como encantar me encanta a mí éstas que has preparado.
    Tienen una pinta increíble y hechas al horno, todo un gustazo y de lo más sano.
    Tu marido si que sabe, cuando estaba comprando estas piezas ya sabia que terminarían en un momento de lo más agradable para el paladar.
    Mira por donde a mí el pescado no me gusta limpiarlo, mi madre siempre me lo daba limpio, pues es una manía que le tengo. Y casi siempre cocinado, así me encantaba mucho más comerlo.
    Siempre que compro ahora, recuerdo cuando me pedía que se lo dejara para devolvérmelo listo para cocinarlo.
    Lo dicho que es un plato que luce de maravilla y en la ultima imagen se ve lo jugoso y gustoso que te ha quedado.
    Un besazoooooooo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puri cuando tengo oportunidad de salir de ruta y paramos a comer en sitios de esos que yo llamo “con encanto” me gusta pedir lo típico del lugar, uno de ellos en Cáceres, concretamente en Cuacos de Yuste comí las truchas más ricas de mi vida, aún las recuerdo y se me hace la boca agua, pero eran fritas y con una salsa de almendras deliciosa, no quería repetir con las almendras, quizá en otra ocasión las publique. Ojalá pueda algún día ir a ese lugar que me recomiendas, no te quepa duda que pediré esas ricas truchas.
      Yo no tengo manías en la cocina, bueno alguna vez que otra, si estoy cansada, prefiero que lo haga otro por mí, pero eso sucede muy de tarde en tarde, Jajajaja. Besos y feliz semana, voy a ver tu pizza que ya le he echado el ojo.

      Eliminar
  6. ¡¡Hola Concha!! Qué plato tan estupendo, Concha, me gusta muchísimo y más saludable, imposible. Yo cocino muchísimo la trucha, además, va siempre muy bien de precio, y al igual que a ti, me gusta arreglar en casa los pescados. Además, no siempre hay que hacerle tanto, la trucha sí, por el montón de espinas que tiene y ni te cuento las salvajes, que de esas he comido muchas, no en vano he vivido casi toda mi vida al lado de un río. Cuando hago truchas rellenas, la dejo limpia, limpia, pero nunca le quito la cabeza, no tengo costumbre. Y si es gallo, lo meto entero al horno, con la guarnición que sea, o sin ella, si primero pongo una buena ensalada. No es necesario y los pescados hechos así cerrados, sin ninguna abertura, quedan muy, muy jugosos. A las doradas y lubinas tampoco le quito la cabeza, las tripas y escamas (como no sea a la sal, que se les dejo las escamas), además, los ojos de los pescados, son un buen indicador para saber cuando están cocinados. Con verduras es mi forma preferida de acompañarlos, rara vez le pongo patatas, me gustan más con las verduras, tampoco soy muy patatera, realmente, tienen muy poco valor nutricional, y por eso prefiero poner verdura y el calabacín que has usado, los tomates y las cebolletas frescas, son ideales para los pescados. También soy de comer pescado fresco, es un imprescindible, y eso que aquí la pescadería que tenemos es muy floja, cuando llegué a vivir aquí, había una buenísima, pero duró un año abierta, qué pena, en cambio, hay tres carnicerías, ya te puedes imaginar qué es lo que más come la gente aquí. Pero bueno, con lo que traen, me voy apañando y menos mal que hace un tiempo, empezaron a traer gallo, con lo que me gusta, que antes, ni eso. Aún así, procuro variar todo lo que puedo, para no comer siempre lo mismo, y mi marido, que no estaba acostumbrado a comer pescado porque a su madre no le gusta nada, salvo los boquerones en vinagre o fritos, el bacalao y el mero porque le recuerda más a una chuleta. Pues eso, que menos mal que mi marido le va pillando el gusto al pescado y ya se le da maña en eso de retirar las espinas y le va pillando el truco a cada uno dónde tiene las espinas y cómo retirarlas y ahora veo que ya lo disfruta, y yo tan contenta, porque así podemos comer muchos más días a la semana, sin que sea bacalao, que por cierto, a mí es el único que no me gusta, ni mero, que tampoco me mata, aunque reconozco que ese bien hecho, está bueno (y no como suela de zapato que es como lo hace mi suegra, ja, ja). Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también los suelo hacer enteros, pero en esta ocasión como no pensaba publicarlo, quité cabeza y un poco de la cola ya que así los papillotes cabrían enteros en la plancha que suelo asarlos, fue un cambio de última hora, tomé la decisión de compartirlo al recordar la receta de Elisa, pero es cierto para cuando no tienes mucha práctica, el ojo es un “chivato” buenísimo del punto de cocinado, que por cierto mejor poco hecho, que pasado, es una lástima gastar tiempo y dinero en un plato pésimo si no tratamos adecuadamente el producto.
      A mí me gusta todo el pescado, y he probado muchísimo, aquí hay buen pescado en casi todas las pescaderías, Sevilla es una gran ciudad y por su cercanía a la costa, hay buena mercancía, eso sí, tienes que tener ojo avizor, porque siempre hay algún pescadero espabilado de turno que te quiere meter la bacalá, Jajajaja...
      A mí me gusta el mero, pero creo que ese refrán popular, es más que nada una rima fácil, porque para mi gusto hay otros pescado mucho mejores, y no te digo uno en concreto porque tendría una lista más larga que la de la compra que le hago a mi santo, Jajajaja...
      No soporto la comida mal cocinada, el pescado o la carne pasados de punto es un sacrilegio, hay gente que parece que no quieren aprender, llevando tantos años cocinando, al menos podrían aprender lo más básico, lo siento por ti, que seguro más de una vez lo habrás tenido que comer a las “trágalas” Jajajaja..., menos mal que luego, tienes toda la semana por delante, para quitarte el “disgusto” de encima. Bueno no sigo que al final la lío, Jajajaja.
      Qué suerte esas truchas de río que comías de chica, me da envidia, porque estas seguramente son de piscifactoria, y aunque están riquísimas, las salvajes las superan con creces. Besitos, feliz semana.

      Eliminar
  7. Toda la vida se comieron truchas en casa de mi madre, sobre todo escabechadas y yo las sigo comprando porque me encantan, más esta variedad que la de carne blanca, que es un poco más seca y hay que tener cuidado con no cocinarla en exceso, aunque la trucha más rica que he comido en mi vida fue una salvaje que le dieron a mi madre, nada que ver con lo que se compra en la pescadería, que tanto las blancas como la arco iris (que aquí se le llamaba antes "asalmonada") son de acuicultura, pero bueno es lo que hay, así que lo comeremos y si además lo hacemos con esta receta que nos traes hoy, nos va a quedar un plato de lujo. Me la apunto, pues el pescado con mucha verdura me encanta, pero tendré que hacer como Lola y ponerle alguna patata para que "cuele" y me pareja no proteste mucho por tanto verde.
    También me apunto el truco de cómo controlar el tiempo del pescado en papillote pues aunque sí hago así el pollo, nunca he hecho pescado y es verdad que al no verlo puedes no saber cuándo está hecho.
    Un beso y que pases una buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel es cierto, la trucha blanca suele quedar un poquito más seca al ser menos grasa, la verdad es que sí le tomas el punto puedes conseguir un plato delicioso con poco trabajo.
      Las truchas en escabeche nunca las he hecho, pero seguro me gustaría, no soy delicada en el comer, además los escabeches me encantan. Lo tendré en pendientes para hacerlo lo antes posible.

      Eliminar
  8. Nunca la he comido , pero se ve con toda esa verdura un plato completo y muy sano besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma si tienes oportunidad te recomiendo que las pruebes, están buenísimas. Besos.

      Eliminar
  9. Hola concha, al igual que tu soy de pescados de horno ,papillote salsas y estas truchas están para no dejar ni una miguita😋 imagino que serán como la trucha salmonada🤔besinos wapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Fely, la trucha arcoíris es muy parecida a la trucha asalmonada, básicamente lo que cambia es el tamaño, estás son más pequeñas, de tamaño parecido a las truchas blancas. Besos.

      Eliminar
  10. En este caso yo me quedo con las verduras, y con el plato que me parece muy bonito ;) Feliz semana Concha!! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar sé que por tu condición de vegetariana el pescado es totalmente nulo para ti, este plato no sería lo mismo sin la trucha, pero para ti tendría verduras con mucho sabor para que quedaras bien satisfecha.
      Besos.

      Eliminar
  11. Concha, se ve un plato sano y con muy buena pinta. Yo he comido muy pocas veces truchas y las hacía con jamón y al horno. Desde que estoy en Andalucia (mil años) no las he vuelto a comer, me gustan sólo algunos pescados y sé que hay que comerlos habitualmente pues es sano y me sientan muy bien, lo tienen todo, pero antes me costaba más trabajo, ahora no me resisto a uno bueno al horno o frito.
    También es verdad que no es un pescado común en la dieta de nuestras casas familiares, así que tampoco me lo hemos echado mucho de menos, pero cuando lo vea quizá compre alguno para probarlo otra vez y disfrutarlo si me sale así de rico como a ti.
    Muchos besos y te deseo una semana estupenda y con mucho cuidado todavía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es natural Patty, por regla general solemos comer y repetir aquello que tenemos por costumbre. A mí me gustan las truchas a la navarra mucho, y en salsa de almendras, pero quizá más con trucha blanca. Esta prefiero comerla así tal cual, porque el sabor tan delicado que tiene, no hay que camuflarlo con ninguna otra cosa.
      Si las ves cómpralas, ya verás qué cosa en la mesa tan rica, y con el mínimo trabajo las tienes en el plato.
      Besos y disfruta también la semana, espero que el levante no azote muy fuerte.

      Eliminar
  12. ¿ No pensabas publicarlas? Hubiera sido una pena dejarlas guardadas porque se salen de la pantalla. Qué ricas. nada más verlas me apetecen cocinarlas de nuevo y es que cuando el pescado es tan bueno el éxito lo tenemos asegurado. Gracias por la mención y sobre todo por acordarte de mí, de "Que no te falte un perejil". Ya sabes que es todo un honor. Me llevo mi plato, el que ya me dejas limpio de espinas y tan bien preparado, je je je.
    Mil besos preciosa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.