Pollo Braseado al Oporto

pollo-braseado-oporto

Todo tiene su porqué, pues no hay domingo en mi vida que no me entren unas ganas terribles de comer el "Pollito con Papas" de mi madre, era nuestro plato estrella de domingos o festivos, para mí no había nada que me gustara más que llegar a casa, después de misa y el olorcito que inundaba la cocina despertaba mi apetito dispuesto a disfrutarlo, nadie lo hace tan rico como ella, ni siquiera yo, aunque me digan que es idéntico, pero su Pollo en Salsa Andaluza era lo más bueno del mundo, y acompañado con unas "papitas" fritas "pa'sus" niñas, me hacía delirar de lo que me gustaba rebañar esa salsa densa y sabrosa, con buenos sopones de pan, ¡Ja, ja, ja! Siempre he tenido buen saque, no tengo remedio, lo sé. Daba gusto ver esa mesa de la cocina, todos sentados alrededor, entre charlas y risas, ¡come que te come!, disfrutando de los excelentes platos que nos cocinaba.

Hoy lo he cocinado para DBM de un modo que a mí también me encanta, braseado con patatitas, por supuesto que no falten, también he añadido un buen puñado de mis adorados Portobello, unos ricos orejones de albaricoque y unas ciruelas pasas, y que ponen el puntito dulcemente sabroso a un pollo tierno y jugoso, sobre todo la pechuga que por lo general suele ser más bien seca, y cocinado de este modo queda bien rica, además con este método conseguimos que todos los jugos de cocción impregnen la carne con sus aromas concentrados, haciendo que el pollo quede delicioso.

braisière-braseadora

El braseado es un método de cocción lenta, utilizado para cocinar carnes y pescados, en trozos de gran tamaño, hecho en una cacerola ovalada de fondo grueso llamada Braisière (braseadora, bresera o brasera, en español); Similar al estofado, con la diferencia de ser este un tipo de cocinado con menos líquido, o solo con los jugos de las verduras en función del líquido que contengan, y de hacerse en dos tiempos o modos, es decir, la primera parte se hace en seco, dorando el pollo salpimentado (que es lo que he cocinado hoy) en aceite, troceado en cuartos, y la segunda fase del guiso, consiste en añadir verduras, cortadas en mirepoix, continuando el cocinado en su propio jugo, con la adición de vino, caldo, o agua, en pequeñas cantidades, y agregando especias al gusto. 

Con esta cocción lenta y prolongada, conseguimos que la carne resulte tierna y jugosa, y que el resto de ingredientes se ablanden, sin romperse. Los jugos de cocción quedan concentrados, obteniendo una salsa sabrosa y aromática. Al finalizar el braseado, quedará una cantidad de jugo, más o menos abundante, que se puede desgrasar, reducir, triturar (retirando previamente las patatas y las frutas), incluso se le puede dar consistencia ligándolo con un poco de maicena, usad vuestro criterio, o servirlo tal cual,  para mí queda en su punto. 

El resultado, un estupendo Pollo Braseado, riquísimo, completo, saciante y reconfortante, con el que disfrutar de un almuerzo de domingo perfecto, y en el que únicamente será necesario poner una buena cantidad de pan, pues os adelanto que será imprescindible rebañar el plato.
Y ahora tan solo queda preguntar ¿Qué prefieres, muslo o pechuga? Comenzamos.



INGREDIENTES
  • 1 Pollo de Corral
  • 300 gr de setas Portobello
  • 12 Patatas de guarnición
  • 12 Chalotas
  • 2 Zanahorias pequeñas
  • 16 Orejones de Albaricoque
  • 16 Ciruelas pasas, sin hueso
  • 2 hojas de Laurel
  • 1 c/p de Tomillo
  • 1 pastilla de Caldo concentrado de Pollo
  • 1 pizca de Nuez Moscada, recién rallada
  • 225 ml de vino de Oporto Tawny
  • 75 ml de Agua
  • Aceite de oliva Virgen Extra
  • Sal y Pimienta
pollo-braseado-oporto-mise

ELABORACIÓN
  1. Trocear el pollo en cuartos, lavar y secar con celulosa de cocina. Salpimentar.
  2. Cubrir el fondo de la cazuela con aceite y a fuego fuerte, dorar los trozos de carne, uniformemente.
  3. Una vez dorada la carne, disponer encima las chalotas peladas.
  4. Pelar y cortar en rodajas gruesas las zanahorias. Disponer por encima del pollo.
  5. Añadir las hojas de laurel, el tomillo, la pastilla de caldo desmenuzada, y la nuez moscada recién rallada.
  6. Verter el vino y el agua. Llevar a ebullición.
  7. Limpiar los Portobello y cortarlos a cuartos. Añadirlos a la cazuela.
  8. Disponer encima los orejones de albaricoque y las ciruelas. Sazonar.
  9. Pelar y lavar las patatas, disponerlas encima de la fruta.
  10. Tapar la cazuela y cocinar a fuego fuerte 5 minutos, bajando a fuego medio otros 15 minutos. Continuar la cocción a fuego lento, sin destapar la cazuela, unos 30 minutos, destapar y remover suavemente en zigzag, asiendo la cazuela por las asas, y sin meter ningún utensilio dentro del guiso. Terminar de cocinar hasta que la carne esté en su punto, aproximadamente 10 minutos más.
Presentación del plato
  • Servir una porción de pollo por comensal, acompañado de las patatas y el resto de frutas y verduritas, al gusto.
  • Si resulta demasiado grandes los trozos de pollo, se pueden cortar en dos cada muslo, y las pechugas por la mitad, antes de cocinarlo.
  • Si se desea, en función de la cantidad de líquido que haya resultado, espesar con un poco de maicena diluida en agua fría.
  • Rectificar de sal si fuera necesario.
  • Espolvorear con un poco de hierbas aromáticas al gusto, yo he utilizado eneldo liofilizado.
pollo-braseado-oporto-pasos1
pollo-braseado-oporto-pasos2


pollo-braseado-oporto-mesa

pollo-braseado-oporto-plato

pollo-braseado-oporto-primer-plano










Comentarios

  1. El guiso de hoy no tiene desperdicio, tanto la carne como la guarnición son para rebañar. Estas recetas también las he visto en casa hechas de distinta forma, se hacían en cazuela normal con el acompañamiento de patatas, sin el toque dulce de las frutas secas, que he descubierto después y tanto me gusta, y tan bien va en casi todas las comidas, incluída la de hoy. El resultado no era tan bueno, pero si que apreciábamos el sabor único del pollo casero, junto a la salsa que hacía con las verduras, a menudo recogidas del huerto un rato antes. Tus platos guardan ese punto tradicional que tanto me atrae, con la adaptación que requiere vivir en este tiempo, que no tiene porqué ser peor si lo comparamos con el de atrás. Es una comida de domingo, de las que se merece una buena mesa y mejor compañía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Lola, antes tampoco había tantas posibilidades de conseguir todos los ingredientes, por muy comunes que fueran, si no eran de la zona, tampoco se conocían, y se echaba mano de lo que daba el huerto, y sin duda también se conseguían platos magníficos, aunque fueran sencillos, pero hablamos de los sabores, y los de antes eran más auténticos, po poco que le pusieran nuestras madres a esta cazuela de pollo, ya estaba rico.
      Besos. Feliz domingo.

      Eliminar
  2. Hola Concha....
    Como me río con la pregunta... pues creo que siempre nos lo han preguntado, sabiendo cada madre las preferencias de cada hijo ... pero por si a caso ....
    Pechuga o muslo ? Yo siempre pedía pechuga... a pesar de que el muslo esta más jugoso.
    Este plato es de domingo o de fiesta de guardar... porque debe de estar de lo mas riquísimo.
    Mi madre lo hacía a la cazuela pero diferente a este tuyo... nos poníamos las botas.... y nos chupabamos hasta los dedos...jjj...literalmente.
    Mi suegra con los frutos secos lo prepara cada navidad... un buen pollo criado para la ocasión e ingredientes que lo hacen especial junto a ciruelas, orejones, almendras y más... y es que cada año queremos que siga repitiendolo a pesar que quiera hacer nuevas propuestas... pues queremos que los nietos sigan teniendo en recuerdo el delicioso pollo que su abuela preparaba para dicha ocasión.
    Esa cacerola llamada Braisiere me ha conquistado y mas si hace que los guisos queden como el que nos traes.
    Las fotos de lo mas gustosas, muy bonitas y el pollo braseado al Oporto exquisito... que con ese vino no puede ser para menos.
    Un platazo.
    Besossssss y Feliz Domingo.!!! 😚

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es así en la mayoría de las casas, a sabiendas que cada uno tiene su parte favorita, es inevitable preguntarlo, incluso habiendo puesto los trozos exactos, aún así, se pregunta, Jajajaja...
      A mí solo me ha faltado ponerle unos clavos de olor, y un trocito de canela, para haberme sentido como el día de Navidad, y es que no sé porqué, pero estos sabores de frutas secas con especias lo asocio a esas fechas. Haces bien en querer que las nuevas generaciones de tu familia, recopilen esos sabores, ellos no lo saben, pero llegado el día, será igual que nos pasa a nosotras ahora, nunca pensamos en hacernos mayores, hasta que lo somos, Jajajaja...
      Yo estoy loca con mi braisière, desde que la tengo, todo me sale más rico.
      Besos. Disfruta una buena tarde de domingo.

      Eliminar
  3. Concha me has recordado los domingos en mi casa , ese pollo en cazuela y ese olor que dejaba y que ya oliamos a 500 metros jaja, por supuesto las patatas y el pan no podían faltar las verduras para mi eran opcionales ,entonces no me gustaban nada de nada y ahora un plato como el tuyo me lo como a ojos cerrados, eso si guardarme una pechuga
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el pollo en salsa está para perder el sentío, siempre nos hace retroceder en el tiempo, cuando lo estamos comiendo.
      Besos.

      Eliminar
  4. ¡Qué maravilla de pollo!. Quién pillara un platito, ¡es que lo tiene todo!. Jugoso, con salsita, con el toquecito del fruto seco, los Portobello, las patatas... Es espectacular.
    Me lo anoto para probarlo en cuanto pueda, es un plato de lujo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo Marga, es que se cocina solo, una vez lo tienes doradito, añades el resto de ingredientes, tapas la cazuela, y el tiempo y el fuego lento, hacen todo el trabajo. Besos.

      Eliminar
  5. Este plato ideal para hoy fiesta👌....Recuerdo cuando niña y ya mas mocita...que en casa se comía en ocasiones especiales( en aquella época no teníamos tanto) y como olía 🤤🤤Tu plato querida Concha no tiene desperdicio yo con un plato y media barra de pan me conformo..😊. feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Fely, o no había medios, o simplemente apreciábamos mejor las cosas de toda la vida, ahora es más normal comer fuera de casa, y elegir comida internacional o dudosamente saludable, pero yo apuesto por lo tradicional en casa, y si salgo fuera , que por supuesto también lo hago, miro con lupa lo que como. Besos.

      Eliminar
  6. Concha!!
    Solo leer el título de la receta y es saber que la receta es una maravilla.
    Ya cuando veo las fotos y veo tantos ingredientes ricos... me relamo los labios. Qué rica por dios!!!
    La receta de hoy es maravillosa, de esas que sabes que todos van a comer y que nadie va a rechistar :)

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Pepi, una buena comida, y la compañía adecuada, es lo que más disfruto en domingo, y más cuando será un plato de los que deja a todos satisfechos. Me alegra que te guste.
      Besos, pasa una buena tarde de domingo.

      Eliminar
  7. Hola guapa, en mi casa los domingos mi madre siempre hacia canelones de primero y pollo rustido de segundo, éramos 8 y siempre había varios invitados ( tíos, primos, amigos) . Disfrutábamos muchísimo, y aún lo seguimos haciendo, mi madre sigue cocinando muy bien. Así que tu relato me ha hecho recordar viejos tiempos. En casa casi todos éramos de muslo, por suerte, cuando empezaron a llegar los novios casi todos eran dd pechuga, con lo que eran unos complementos perfectos. Tu pollo hecho con tanto amor y ricos ingredientes desprende un sabor a recuerdos y un aroma a hogar que hace que sea irresistible. La imagen lo dice bien alto. Delicioso querida Concha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué suerte tienes Mj! Poder seguir disfrutando de la cocina de tu madre, yo lo hecho mucho de menos, ella está muy mayor, es imposible, además le tiene hecho un veto a la cocina y no entra en ella para nada, ni siquiera para mirar lo que hacemos, jajaja...
      Besos, que pases buena tarde de domingo.

      Eliminar
  8. Concha, hoy llego sin prisas y en su día. Pues mire usted, muslo, por favor.

    Yo creo aunque no la veo bien, si es redonda u ovalada, pero creo que tenemos la misma. La uso muchísimo pues me encanta cocinar a fuego lento y sobre todo que sirve para cocinar al horno, ahí creo que hice el bouef bourgignon de la Child que me la regaló mi hija hace ya muchos años y no dejo de usarla; fantástica. En la casa de mi padre la usaban mucho pues su mujer era parisina y a ella le encantaba cocinar en su preciosa Le Cruset naranja, dónde hacía unos braseados deliciosos; cocinaba muy bien y con mucho gusto y lo sigue haciendo igual de bien.
    Me ha gustado mucho la receta por sencilla y tan completa, con setas y frutas secas que me encantan. Me gustaría ver la receta del pollo de tu mami, imagino que sería una cosa estupenda e imagino la fiesta en la mesa, todas juntas y charla que te charla, pudiendo compartir esos buenos momentos, que está claro que no se te han olvidado.

    Una receta estupenda y una paciencia infinita la que tienes para hacer fotos “paso a paso” que yo no puedo, ya que muchas veces se me olvida sacar algunas fotos y siempre me digo: ”la próxima vez no me pasa”, pues nada, me sigue pasando, no tengo remedio.

    Me encantan tus introducciones a las recetas y por supuesto tus resultados. Dan ganas de meter pan en esa salsa, ya me imagino hasta el olorcito que sale de esa braseadora.

    Muchos besos y feliz semana de carnaval.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patty mi braisière es ovalada, y bastante grande unos 5l o 6l de capacidad, tengo otra pequeña redonda y estoy super contenta con las dos desde que las tengo, sé que se puede terminar este guiso en el horno, pero no es imprescindible, además lo he hecho en otras ocasiones, y me gusta más así como lo comparto hoy, es como más jugoso queda el pollo.
      La cocotte de Le Creuset aunque son preciosas, nunca he querido comprarla porque pesan un quintal, perfectas para las antiguas hornillas de hierro fundido, pero en las cocinas modernas hay alternativas mucho más prácticas, además mi lesión en el hombro y las muñecas, me hicieron pasar por quirófano, y no es muy recomendable para mi coger cosas de mucho peso, luego me paso días adolorida.
      Gracias por lo de las fotos, solo es cuestión de marcarte unas pautas, aunque para hacerlas elijo un día que no tenga prisas, porque todo se vuelve más lento y prolongado con las pausas para tomar las fotos.
      Besos.

      Eliminar
  9. ¡¡Hola Concha!! Qué bonita tu receta, me ha encantado las fotos del paso a paso donde se ven esas bellas chalotas, le da un color divino al guiso. Me gusta mucho cocinar con chalotas, tengo casi siempre en la despensa, me da mucho juego en la cocina. Y bueno, la guarnición, otra belleza, con esos orejones y ciruelas, dándole ese sabor dulzón que tanto me gusta en la comida. Preciosa también tu braisière, ideal para hacer todo tipo de guisos que requieren mimo y un buen chup-chup. No se me ocurre mejor plato para un domingo. Por cierto, yo también he comido pollo, pero al horno. Cuando comía con mi marido en casa los fines de semana, los domingos tocaba pollo al horno, me resultaba cómodo hacerlo para un domingo, pues no me ponía a hacerlo hasta las doce y así estiraba un poco más la mañana del domingo. Este finde, como mi suegra lo ha pasado en Valencia, nos ha dado una tregua y hemos podido comer los dos en casa, ¡la de tiempo que no comíamos los dos un fin de semana solos! Y es que en casa de mis padres, los domingos, también había pollo, la paella la dejaba más para cuando estaban mis hermanos mayores y venían a comer un domingo, pero para mi hermana, mi padre y yo, mi madre hacía pollo que nos venía mejor, pues las paellas que tenemos son para más raciones, Y oye, que comíamos tan ricamente y bien sano. A mí me gusta tanto la pechuga como el muslo, y más si es a olla, al horno prefiero el contramuslo, pero utilizo la pechuga mucho para otras recetas, no soy quisquillosa en eso (será en eso y poco más, ja, ja). Pero lo que si que tengo claro, es que tus recetas me gustan todas, y la de hoy, muchísimo. Besitos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel me alegra saber que has disfrutado por fin de un domingo solos, a veces hay cosas que por simples que parezcan son un regalo del cielo, y es que el casado casa quiere, jajaja, y una vez te casa, quieres tu independencia, y tu propio espacio, aunque sea para no hacer nada, o comer un pollo cocinado a tu manera. Yo son cosas que valoro tanto, y más desde que para mí los domingo por la mañana son como cualquier día de la semana, pero con el handicap que todo el mundo sale maqueado, y yo voy en zapatillas y pantalón de andar por casa, jajaja...
      Bueno tampoco me quejo, que es lo que hay.
      Las chalotas son una delicia, así cocinadas a fuego lento quedan melosas y suaves, también las tengo siempre en mi despensa, desde que las consigo con facilidad en el super de mi barrio, nunca me faltan.
      Besitos, espero que pases una semana por lo menos nada complicada.

      Eliminar
  10. ains........Concha,que guiso tan rico ,está de rechupete......un placer para quien lo haya podido degustar.........¡¡¡¡
    Besitos miles¡¡

    ResponderEliminar
  11. Concha que pinta tiene ese pollo , desde luego este es un plato de fiesta besitos

    ResponderEliminar
  12. Buenos días !
    Fíjate que son las diez de la mañana y los ojos ya me han hecho chirivitas, viendo las fotos de este rico pollo .
    Qué maravilla de plato , como lo habrás disfrutado Concha, no es para menos.
    Muy cierto que como la comida de las madres no hay nada, aunque queramos copiarlos y nos digan que está muy rico, en mi caso siento que falta el toque especial que ella le pone , me imagino que a todos nos ocurrirá lo mismo.
    Un abrazo y feliz lunes amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bego, la verdad es que este pollo se come con la vista, así es, te puedes imaginar el olorcito tan Rico que desprende. Yo apuesto por el siempre, por sencillo, por saludable y por delicioso. Un acierto. Besos.

      Eliminar
  13. Y a quien no le gusta un plato como este, por que a mi me encanta.
    Para mi un trozo de pechuga por favor yo llevo el pan casero para acompañar esas ricas verduritas, te parece?
    Feliz semana preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece perfecto Raquel, porque con uno de tus panes ya sí que sería un auténtico festín. Para no levantarse de la mesa en un rato largo, jajaja... Besos.

      Eliminar
  14. Hola,pues si puedo elegir me quedo con un musliyo, de ese pollo que te quedó tan jugoso y con esa guarnición que quita el sentío. jjjjj. Yo voy saliendo ya, seguramente llegaré antes que Raquel y así te voy ayudando a poner la mesa. Mil besos !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería genial reunirnos las tres en la misma mesa, es algo pendiente, quizás algún día. Por supuesto te espero con la mesa puesta, que a mis invitados, no les hago trabajar, Jajajaja..., tú ven con ti cuerpo serrano, y a disfrutar. Besos.

      Eliminar
  15. Hola Concha. Pues a la pregunta que haces te respondo que preferiría el muslo porque es más jugoso pero como debes suponer en casa siempre me ponen la pechuga porque es más seca jj pero me gustan los dos.
    No tengo esta cazuela así que solo me queda cocinarlo a la manera tradicional que creo tampoco debe quedar mal aunque creo que su sabor no será igual.
    Ya me gustaría poder probar un trozo de muslo o de pechuga de este pollo que nos propones porque viendo las fotos ya sé que tiene que estar de vicio. Siento no poder saborearlo, no es mi día jj.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Juan, en mi cocina virtual siempre hay de todo al gusto de todos, por eso ese muslito te lo tengo reservado, porque sabía que vendrías a por el, jajaja..., bueno lo de la braisère es algo prescindible, que porque cocines esta receta en una cazuela de las que tengas en casa tampoco te va a quedar mal, ten en cuenta que con buenos ingredientes, y mejor mano para la cocina, como tienes tú, el éxito está asegurado. Solo es cuestión de cocinarlo a fuego lento y con mimo, y ya verás lo rico que te sale.
      Besos.

      Eliminar
  16. Yo no necesito el pollo Concha. Si solamente con las verduritas que has puesto estoy salivando. Esos Portobello que me encantan, los orejones, las pasas, si es que no necesito más. Pero me ha gustado el método de cocción que has utilizado, le paso la receta a mi marido que también suele preparar pollo con patatas para mi hijo y para él los domingos. Por cierto, aunque llevo bastantes años siendo vegetariana, cuando no lo era siempre prefería muslo, me parecía mucho más jugoso. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar mi hermana suele cambiar la carne por seitán, o algo similar, ya sabes que todo lo convencional se puede adaptar a la cocina vegetariana, seguro a ti te sobran ideas. Y a tus chicos, verás cómo les gusta, con pollo, por supuesto, jajaja... Besos.

      Eliminar
  17. Buenos días Concha, en casa de mis padres se solía hacer un pollo al estilo que llevaba también frutos secos y acompañamientos. La verdad que viendo tu plato me ha traído unos buenos recuerdos de la cocina de casa de los papás. Tiene una pinta muy buena tu pollo braseado con patatitas, y tan bien acompañado, me gusta mucho, y si no es porque me estoy tomando un café con leche, me siento hasta el aroma.
    Feliz dia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, es cierto que estos guisos nos recuerdan a la cocina de casa, de la de toda la vida, hoy solemos comer más ligero, cocinar de modo "aquí te pillo, aquí te mato" Jajajaja, por eso creo que hacemos bien en recuperar estos sabores con tradición, y que lo tienen todo para considerarse cocina de lo más saludable.
      Besos

      Eliminar
  18. Hola Concha!
    Ya me has puesto a soñar con tu receta...que viendo este pollo rustido y su buen acompañamiento ya quisiera, ya, dar buena cuenta del plato... que hoy estoy a base de suero y poco más, pues pillé una gastroenteritis de cuidado; pero vaya, que inapetente y todo es una delicia ver las fotos e imaginarme ese olorcito tan rico que desprendería al cocinarse.
    Buenas noches, besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya por Dios! Esther, espero que a estas horas ya te hayas recuperado totalmente, yo llevo también unos días con bronquitis, secuela de la gripe que pasé, así que desde Navidad, estoy que no levanto cabeza. Pero comer hay que comer, que ni estando mala, se me cierra el pico, jajajaja...
      Besos

      Eliminar
  19. Mi querida Concha te leo y me veo sentada en esa mesa compartiendo comida, risas y buenos momentos. Los domingos antes eran un remanso de paz en mi vida (y entre medias algunas veces un remanso de resacas ja ja ja) que espero dentro de un tiempo, cuando Elena sea un poco más grande, vuelvan a ser así.

    Sí que intento ese día cocinar algo especial, rico, no demasiado pretencioso, sino uno de esos platos que saben mejor recién hechos, no como otras recetas que admiten (o incluso piden) ser preparadas con antelación y calentarlas el día que las vayamos a consumir (mi comodín en estos tiempos, por cierto)

    ESte pollo tiene una pinta estupenda. No será el de tu madre, pero habéis salido todas las hermanas Cabello aventajadas alumnas ¡no me cabe duda!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca lo de recuperar el tiempo perdido, es imposible, doy fe de ello, pero no te agobies, que estás viviendo un momento muy bonito, tus niñas son un tesoro que la vida te ha regalado, y ya verás cuando se hagan mayores, como te alegras de todo, incluso de la experiencia de trasnochar, aunque sea sin resaca, sino por estar dándoles tus mimos y cuidados.
      Bueno ya sabes que mi mesa es tu mesa, y si tiens ocasión algún día de venir a Sevilla, aunque sea para un café nos daría tiempo, que el tiempo es oro, y lo vivido aunque sea breve, si es placentero, nos ayuda a sobrevivir.
      Besitos, y gracias de parte de mis hermanas, ellas lo saben, son buenísimas cocineras, pero se agradece cuando te lo dicen, jejeje...

      Eliminar
    2. Cuca lo de recuperar el tiempo perdido, es imposible, doy fe de ello, pero no te agobies, que estás viviendo un momento muy bonito, tus niñas son un tesoro que la vida te ha regalado, y ya verás cuando se hagan mayores, como te alegras de todo, incluso de la experiencia de trasnochar, aunque sea sin resaca, sino por estar dándoles tus mimos y cuidados.
      Bueno ya sabes que mi mesa es tu mesa, y si tiens ocasión algún día de venir a Sevilla, aunque sea para un café nos daría tiempo, que el tiempo es oro, y lo vivido aunque sea breve, si es placentero, nos ayuda a sobrevivir.
      Besitos, y gracias de parte de mis hermanas, ellas lo saben, son buenísimas cocineras, pero se agradece cuando te lo dicen, jejeje...

      Eliminar
  20. Querida y estimada Concha,

    Este pollo braseado al oporto que has preparado tiene una pinta espectacular. Me encanta todo, desde el pollo hasta las verduras. Además, las chalotas y las ciruelas pasas me pierden, por lo que me has conquistado con tu rica receta. Aquí me tienes, chupándome los dedos. ¡Rico, rico!

    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa seguro disfrutarías de este guiso, ya ves que no lleva ingredientes que te puedan sentar mal, ni especias en cantidad, y aún así el sabor es tan especial, que nadie lo diría.
      Besos. Feliz fin de semana igualmente para ti.

      Eliminar
  21. Ains madreeeeeeeeee me namorao de la olla y de este maravilloso ademas de delicioso pollo braseado a mi tanto me da que me des muslo que pechuga me gusta todo en casa las alas se las rifan mi costillo y mi hijo .
    Para no variar receta y fotos son de 20 points no dejan de decirme comeme ,una pena no poder meter la mano y llevarme un plato para la cena me encantaaaaaaaaa todo lo que le has puesto asi que me tienes babeando .
    Aprovecho para felicitarte pues lei en algun sitio que ayer tu blog cumplio 7 años ,el tiempo pasa volando parece que fue ayer cuando vine a visitarte por primera vez .
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapísima, como tus cocottes me tienen enamorada igualmente, me he comprado un juego de dos brassières que también me tiene loca, Jajajaja..., aquí la cuestión es que no falte la calidad, y de eso ya me encargo yo, Jajajaja...
      El miércoles 26 fue el 7º Aniversario, y lo celebraremos el domingo por todo lo alto, ya lo tengo todo preparado, incluso una buena mesa para que nadie se quede sin comer, jejejeje... Besos

      Eliminar
  22. ¡Hola de nuevo Concha! Ojú con el señor pollo que te has marcado... un kilo de pan cateto me haría falta para disfrutarlo enterito y rebañarte el plato, como tú dices... La verdad que nunca lo he hecho así... tampoco tengo una olla como esta para poder meterlo... pero vamos... viendo el color que tiene y esas verduritas que son una maravilla... me animaré a buscar una para hacerlo...
    Un beso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Elisa, que no te frene el no tener una braseadora en tu cocina, que igual lo puedes cocinar en una de tus ollas, que sea de fondo grueso y con una tapa que encaje bien. Yo lo he hecho muchas veces y lo único que tienes que controlar es el calor, para que no se asiente en el fondo. Mientras tanto ve cortando unas rodajas de ese pan cateto que eso sí que me vuelve loca, Jajajaja...
      Besitos.

      Eliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.