Risotto de Setas, Espinacas y Judías Verdes

risotto-setas-espinacas-judías

Creo que lo mío con el Arroz es de pronóstico reservado, caso enigmático donde los haya, digno de ser estudiado por Iker Jiménez para su programa Cuarto Milenio (¿a que sí ma Belle?) y es que es oír solo la palabra Arroz y me pongo como poseída, pierdo la cabeza, es una cosa mala lo que me gusta 😅 
Por eso hoy me apetece enseñaros el Risotto que cociné el otro día sin intención de publicarlo, iba deprisa y corriendo, pero no pude resistir la tentación, y es que a mitad del guiso, era tal el espectáculo visual y olfativo, que no tuve más remedio que tomar unas cuantas imágenes para inmortalizarlo, y creed si os digo que estaba para chuparse los dedos  ¡Qué bueno! 😋

Hace tiempo que hice una recopilación de todos mis Arroces para tenerlos a mano, donde además os cuento algunos datos interesantes y os enseño las variedades de Arroz que suelo utilizar en mi cocina; Nunca pensé que podría llegar a publicar más de 50 recetas distintas, ahora no me sorprende porque el mundo del Arroz es un lugar sin límites, constantemente estoy indagando para cocinar recetas tradicionales o innovadoras, cuando no surgen de la nada como en el caso del risotto de hoy, y así lo estoy consiguiendo, no hay ni uno solo al que le pondría una pega, todos han sido un éxito total, y es que en nuestra casa cuando de comer Arroz se trata, no tenemos límites.

risotto-setas-espinacas-plato

Volviendo al cómo y el porqué de este risotto os cuento; el jueves pasado, no sabiendo que hacer de comer, abrí mi frigorífico para ver que tenía y allí estaba una bandeja de setas de ostra con un aspecto fabuloso, las saqué y sin ser la primera vez que lo hacía, acabaron en un riquísimo risotto.
El añadir espinacas y judías verdes fue solo por pura casualidad, primero se me ocurrió añadir las espinacas para cambiar el color; pensé que con 100 gr apenas cambiaría el sabor, pero ¡vaya si cambió! Aunque me seguía faltando algo visualmente; En otra cacerola, estaba cociendo judías para una Ensalada de Judías Sevillana, como eran bastantes, tomé unos 150 gr y las añadí a mi risotto, y ¡bendita sea la hora!  El color tan espectacular que tenía, me decía que aquello prometía ser un éxito, y así fue, porque el delicioso sabor al probarlo, me hizo vibrar de placer 😍, y es que cuando algo me vuelve loca 😉, no veo la hora de compartirlo, así que hoy es el día perfecto.

risotto-setas-espinacas-zoom



INGREDIENTES
  • 200 gr de Arroz Arborio
  • 200 gr de Setas de Ostra
  • 100 gr de Espinacas Picadas Congeladas
  • 150 gr de Judías Verdes
  • 3 c/s de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 20 cl de Vino Blanco
  • 20 gr de Mantequilla
  • 50 gr de Parmigiano Reggiano
  • 1 pastilla de Caldo de Verduras Concentrado (o 1l de caldo de verduras)
  • Agua
  • Sal
judías-verdes-vapor

espinacas-congeladas

ELABORACIÓN
  1. Hervir el agua con la pastilla de caldo y reservar caliente (si utilizamos caldo casero calentar y reservar)
  2. Cortar las judías en pluma y cocinar al vapor durante 5 minutos. Reservar.
  3. Poner una cazuela al fuego con Aceite de Oliva Virgen Extra, añadir la cebolla picada en brunoise, sazonar y sofreír. 
  4. Cortar las setas en trocitos pequeños y añadirlos al sofrito. Cuando haya reducido el jugo que desprendan casi por completo, añadir el arroz y remover para que se impregne con el fondo.
  5. Verter el vino blanco y dejar evaporar antes de comenzar a añadir caldo.
  6. Añadir un cacillo de caldo caliente y remover. 
  7. Añadir las espinacas y remover para que se disuelvan en el caldo.
  8. Cocinar 15 minutos a fuego suave, añadiendo caldo y removiendo para que adquiera cremosidad, dejando que se consuma casi por completo antes de repetir la operación.
  9. Añadir las judías y continuar la cocción 3 minutos.
  10. Añadir la mantequilla cortada en dados y el Parmigiano recién rallado. Mezclar y rectificar si fuera necesario de punto de sal.
  11. Apagar el fuego y reposar unos minutos antes de servir.
risotto-setas-espinacas-judías-pasos


risotto-setas-espinacas-judías-mesa











Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de la cocina de nuestra casa.
Todo lo que comparto lo hago sin interés ni ánimo de lucro, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible. Espero que os haya gustado, y que no os marchéis sin dejar un comentario con vuestra opinión o sugerencia.
¡¡Gracias!!