Rape con Gambas en Salsa Marinera


¿Quién dijo miedo? No os podéis hacer una idea, los que vivís en zonas más frescas del planeta, de lo que hemos pasado esta semana en Sevilla, con esta ola de calor sahariano que ha cruzado todo el país y parte de Europa, oportunamente llamada El Dragón Africano, que no sé muy bien el grado de resistencia al que estaréis acostumbrados vosotros, pero os aseguro que yo he superado con creces todos mis límites, ¡madre mía! Esto no hay quien lo aguante, por si no fueran suficientes todos los padecimientos que llevamos a nuestras espaldas, entre pandemia, tormentas y calimas, conflictos interterritoriales, crisis económicas, energéticas, bélicas y demás, ahora nos llega con semanas de antelación el mal llamado calorcito veraniego, como si la naturaleza hubiera dejado abierta de par en par las puertas del mismísimo infierno ¡Ojú, qué caló! De esta no sé si será posible salir ilesos salvando el tipo estoicamente, o explotaremos como triquitraquepero es que no nos da la vida ni un respiro ¡Ja, ja, ja…! Vamos, que me río por no llorar, ya veremos este mes cuando nos llegue la factura de la luz, si no tendremos que empeñarnos, y volver a hacer como el anuncio radiofónico de toldos y carpas Quitasol, llamando a Leopoldo para que me eche el toldo, pero en mi casa no pasamos calor aunque sea a ritmo de pai pai, porque estos pequeños lujos de la vida, son lo único que la hacen más soportable.

El caso es que hace unos días compré rape fresco, un pescado que es más feo que pegarle a un padre ¡ja, ja, ja…! Pero rico como él solo, y al que previamente el pescadero le había cortado un trozo incluyendo la cabeza, para otro cliente, como tenía la opción de comprar el cuerpo entero, también llamado cola, cortado en rodajas fabulosas, limpias, sin piel ni nada, listas para cocinar, me lo traje para casa encantada de la vida, porque con el calor no me apetecía pasar media mañana metida en la cocina, que por mucho que me guste preparar el género yo misma, da pereza cocinar cuando el termómetro del patio roza los 40 ºC, aunque dentro de casa a 25 ºC no se nota tanto, pero por poco que se mueva una, acaba como recién salida de una sauna finlandesa, y eso que yo no soy de las que sudan la gota gorda fácilmente, tengo un autocontrol de temperatura corporal bastante sofisticado, pues aún después de una jornada intensa, mi piel huele a gloria bendita, que ya quisiera el Heno de Pravia patentarlo para su desodorante por el bien de la humanidad, y no como otros, que cuando levantan el alerón, no veas como les canta, y no precisamente a piel canela, pero es que con estas calores mejor guardar las distancias, por si acaso.

"Piel Canela" | Eydie Gorme y Los Panchos | ℗ 1964 Sony Music Entertainment México, S.A. de C.V.

Admiro a los atrevidos que encienden el horno hasta para hacer una tostada, porque yo para eso no tengo valor, que luego, al calor natural del ambiente, habría que sumarle el extra del horno encendido, no soy yo de las que comulgan con ruedas de molino solo por compartir un post, en mi cocina voy a lo práctico, sin descuidar el plato, por supuesto, me gustan las cosas bien hechas, que no se diga que en nuestra casa no comemos como Dios manda por no encender el horno, este guiso se prepara en menos de lo que canta un gallo, una magnífica cazuela a la marinera, con el rape y unas gambas frescas, que lo acompañaron en mi cesta de la compra, y casan fenomenal. 

El rape que os enseño hoy, no sólo está riquísimo, con esta salsa, ligera y sabrosa, que invita a ser acompañada de un generoso trozo de pan, sería un pecado no rebañar el plato, que según el protocolo de las buenas maneras, no deberíamos hacer en público, pero en casa nos podemos permitir esas pequeñas licencias ya que entre familiares hay confianza, aunque sin perder la compostura, rebañar el plato hasta dejarlo reluciente, en este caso, será de obligada necesidad, pues renunciar a ese momento de deleite, sí que sería un pecado capital, ¡ja, ja, ja…!


La salsa marinera es un clásico de la cocina mediterránea, en la que no son necesarios excesivos ingredientes, pero que los pocos que lleva, bien utilizados, hacen parte de uno de los platos de pescado más ricos que podamos preparar. Es muy común preparar con esta salsa, todo tipo de pescados blancos, con merluza fresca está de lo más rico, aunque como veréis con rape también queda de lujo. Además siempre que el rape sea fresco, sin pasar por la congelación, el resultado será excelente, queda muy tierno y jugoso, por el contrario cuando es congelado, suele resultar duro, incluso con textura correosa, lo que hace que después del trabajo, el resultado sea penoso, así que lo más importante será no escatimar en calidad, y así siempre merecerá la pena todo el calor que hayamos pasado metidos entre fogones.

Por último puntualizar que no os paséis en tiempos de cocción. El pescado agradece mejor poco hecho que no pasado de punto, porque quedaría reseco e iríamos al fracaso. Igual para con las gambas, yo suelo añadirlas en el último minuto, las distribuyo bien por toda la cazuela, la tapo, apago el fuego, y con cinco minutos de reposo, quedan perfectamente cocidas, no estarán crudas, ni secas, visualmente son un espectáculo para los ojos, que invita a sentarse a comer y disfrutar de un delicioso plato con todo el sabor del mar, sin moverse de la mesa. Comenzamos.


INGREDIENTES
  • 4 Rodajas de Rape fresco, limpio
  • ½ kg de Gambas
  • 400 gr de Guisantes congelados
  • 1 Cebolla blanca
  • ½ Pimiento rojo
  • 3 dientes de Ajo
  • Azafrán en hebras
  • Perejil liofilizado o fresco
  • 1 copa de Vino Fino de Jerez o Manzanilla de Sanlúcar 
  • ½ l de Caldo de Pescado
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Agua
  • Sal
Para el rebozado a la Romana
  • 1 Huevo
  • c/n de Harina
  • c/n de Aceite de Oliva Virgen Extra

azafrán-hebras
Azafrán en hebras

rape-limpio-harina
Rape fresco limpio - harina

ELABORACIÓN
  1. Sazonar los trozos de rape. Reservar.
  2. Pelar las gambas. Sazonar y Reservar. Utilizar las cabezas y pieles para hacer el caldo, junto con la cabeza del rape (en el caso que la tuviéramos, sino puede ser caldo preparado previamente)
  3. Batir el huevo en un bol. Enharinar y pasar los trozos de rape, por el huevo batido. Freír en abundante aceite caliente. Sacar y reservar.
  4. Decantar el aceite sobrante de la fritura, y poner un poco en el fondo de la cazuela, para hacer el sofrito.
  5. Picar la cebolla, pelar y prensar los ajos, cortar el pimiento. Sofreír.
  6. Añadir las hebras de azafrán y los guisantes. Verter el vino y dejar reducir unos minutos.
  7. Añadir el caldo de pescado, llevar a ebullición. Cocinar unos 8 minutos a fuego medio, hasta que los guisantes estén tiernos.
  8. Espolvorear con el perejil fresco picado, en su defecto puede ser liofilizado, e introducir en la salsa los trozos de rape.
  9. Tapar la cazuela y cuando lleve un par de minutos hirviendo, añadir las gambas bien repartidas por toda la cazuela. Tapar y apagar el fuego. Reposar 5 minutos y listo para servir.

rape-pasosI
rape-pasosII










Comentarios

  1. Concha de mi alma, menuda pintaza tiene tu plato, el pescado cada vez me gusta más y este tipo de guisitos me vuelven loca, te mereces un 20 jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Aquí estoy escuchando los truenos y oyendo como llueve una noche fresquita sin agobio. Me encantan los guisos de pescado al pixin le queda genial por ser el un poco desaborio igual que la merluza. Un plato de fiesta para comer cuando nos apetezca. Buenas madrugadas y feliz domingo corazón abrazo gigante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte tenéis en tu Asturias, Fely, aquí llover como Dios manda no llueve, ni me acuerdo desde cuando, la otra noche cayó un chaparrón, y volvió a ser de polvo sahariano, no veas cómo lo puso todo de sucio. Anoche refrescó un poco, dice Brasero que ya hemos llegado al final de esta ola, a ver si es verdad. A mí me gusta mucho el rape, precisamente porque admite salsa muy sabrosas como esta, y no me parece que sea desaborido, y la merluza mucho menos, en fin, para gusto los colores, Jajajaja… besos achuchaos corazón.

      Eliminar
  3. Buenos días Concha, imagino el calor sofocante que habéis pasado esta semana. A ver si empieza a remitir.
    Por mí estaría encantada si se 'saltaran' el verano. No me gusta nada, nadita. No entiendo las personas que les encanta. Si no tienes piscina o vives en primera línea de mar, vas 'apañao'.
    Que si los días son más largos...pero si no se puede salir hasta pasadas las 20:30 horas, al menos donde yo vivo. A esa hora excepto los supermercados, todo está cerrado.
    Yo también tengo la suerte que soporto muy bien el calor/sudor pero te aseguro que con la humedad aquí nadie se libra de ducharse y estar pegajoso en 5 minutos otra vez. Prefiero el calor seco. En fin, que esto del calor si que es un rollo y eso que acaba de empezar. Pobres los que trabajen en la calle con duros trabajos.
    Bueno tu receta de hoy aunque hay que encender el fuego invita a cocinarla. El rape es un pescado que me encanta, no tanto su elevado precio pero qué no está elevado hoy en día...eso es otro tema.
    Yo mojaría pan hasta terminar con la salsa. Delicioso Concha, como te ha quedado.
    Que pases un feliz día.
    Sil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Sil
      El verano es lo que tiene, así son en la mayoría, todos los que recuerdo de mi vida, cálidos y largos, afortunadamente aquí es calor seco, lo único es que cada vez se adelanta más, y si, tienes que tener piscina o mar cerca, Lena su defecto, no hay ducha fría que no lo sustituya con éxito, sobre todo de madrugada, Jajajaja…
      Es cierto que el rape es uno de los pescados más caro, pero a veces una tiene ciertas debilidades, y prefiero quitarme de otra cosa, que del placer de disfrutar un riquísimo plato como este, en mi mesa.
      Besos guapísima, disfruta un bonito día, aquí ha amanecido fresco, así que voy a votar tempranito.

      Eliminar
  4. Buenos días:
    El calor lo estamos pasando todos, aquí con humedad, para que luego duden del cambio climático.
    Tu guiso es habitual en mi cocina, especialmente en ocasiones, aquí hay muy buen pescado, y si bien es cierto que el rape es feo con avaricia, también que se aprovecha todo de él, hace un caldo con cabeza y restos divino. A esta receta añado algunas almejas, no sobran y suman sabor. De cualquier forma está riquísimo y esa salsita se come a cucharadas con lo demás, aunque esté feo hacerlo.
    Ahora me voy a escuchar la música tranquilamente. Que tengas buen domingo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola hija mía, tú siempre juegas con ventaja, vivir en la costa es un privilegio para los que somos amantes del pescado fresco y de calidad. Y mira, no añadí almejas porque no caí, sino poco hubiera importado, al contrario, aún más grande hubiera sido el placer que nos dimos rebañando el plato, Jajajaja…
      Besos guapísima, y feliz domingo.

      Eliminar
  5. Querida Concha, hoy te has superado ¡¡¡ Qué plato tan extraordinario nos has cocinado. Un ingrediente de lujo ¡¡, El rape guisado con todo el buen hacer y cariño que sabes dar, ha quedado espectacular. La foto está genial, se aprecia muy bien lo rico que está. Y yo a estas horas , sin comer y viendo esta fotografía. El calor y este tiempo loco queda totalmente minimizado con tu platazo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mj, nada me gusta más que hacer que los alimentos luzcan por sí solos, sin excesos de elaboración, para que no lo camuflen, lo natural, con poquito resulta un plato de lujo.
      Besos, feliz tarde de domingo.

      Eliminar
  6. Ojú qué calor y ojú qué maravilla de plato mi Concha!!

    Pues sí, aquí estoy hoy leyendo tu Post y viendo tu receta porque no hay quien salga a la calle.
    Qué aunque son 38°C en la sombra, el sol en este país pica como el que más.
    Por suerte la casa se mantiene fresca sin necesidad de aire acondicionado, eso sí, todas las persianas bajadas para que no entre nada de flama.
    Por suerte mañana ya nos baja la temperatura. Llegarán algunas tormentas por la noche y calmará todo esto.

    El rape es uno de mis pescados favoritos, pero en este país está a precio de solomillo de ternera, carísimo!! Y cómo encima tengo a alguien en casa que de pescado nada, pues cualquiera paga ese dineral por unos lomos.
    La receta me encanta!! Y lo de mojar pan... pues yo lo hago esté donde esté. Creo que no está escrito qué esté prohibido hacerlo jeje.

    En fin, qué tengo mi horno encendido haciendo un pan jajaja
    Si no aprovecho estos momentos que estoy en casa, no puedo nunca ;)

    Besos y feliz domingo ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uf! ¿38º en tu pueblo? ¡Madre mía, ya imagino cómo estaréis. Aquí ahora hace 27º y con un poco de viento que aún hace la sensación más fresca, a ver si nos dura.
      Aquí también es carísimo, y más cuando es tan fresco, pero fue una tentación irresistible, y no me arrepiento, porque estaba riquísimo.
      El pan sí que no lo pienso hacer, y no solo por el calor del horno, Jajajaja…, pero es que aquí hay unas panaderías estupendas que hacen pan a diario y no del precocido.
      Besos guapísima, que la calor de la tarde te sea más llevadera en casa.

      Eliminar
  7. Concha que rico me gusta mucho este plato , se la calor que hace en sevilla por mi hija que vive ahy besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente no hay mal que cien años dure, y hoy por fin, han bajado las temperaturas. Gracias Inma. Besos.

      Eliminar
  8. CONCHA cariño mío, hoy dejo el plato para el final, porque quiero hacer mención de lo que dices acerca del calor. Puedo imaginar el INFIERNO que estaréis pasando los del sur y centro de España, aunque por lo que he visto, en el norte no se libran por esta vez.
    En Cataluña, y personalmente, jamás había sentido un calor tan intenso, mala estaba anteayer, que solo quería cama, sillón tele y dormitar de día porque de noche había sido imposible pegar ojo.
    En mi casa anteayer en el comedor a las 11 de la mañana estábamos a 31 grados, yo dispongo de ventiladores en cada habitación y un aire acondicionado portatil pero ni con eso era suficiente porque en mi salón comedor da el sol desde mediodía hasta que oscurece, y ahí no sirven para mucho toldos ni persianas bajadas. Como bien dices veremos la factura que nos vendrá teniendo en cuenta que tienen que estar soplando a toda pipa ventiladores y aire conjuntamente (al menos en mi caso que no es un aire muy potente)
    Fíjate que ayer cuando el hombre del tiempo dijo que hoy bajarían un poco las temperaturas, me eché a llorar, tan mal me sentía y tan mal llevo los veranos desde hace unos años.
    Hoy ha sido más soportable veremos que pasa mañana, estaremos con las antenas abiertas como los grillos, y voy a dejar julio sin mencionar porque me horroriza nombrarlo:)))
    Y ahora como colofón paso a decirte que tu plato me ha hecho salivar, que gozada!!!
    Esos sabores marineros sientan de maravilla especialmente en verano, una buena sangría al lado o un blanco heladito y a disfrutar.
    En fin querida mía, vamos a seguir, no queda otra, por lo que parece si la cosa sigue subiendo, vamos a poder asar un espetón en el patio sin necesidad de prender el fuego :(
    UN ABRAZO CARÑO, CUÍDATE MUCHO
    Conxita ^:^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Conxita, ha sido una semana infernal, aunque en casa estaba bien fresquita, no tenía más remedio que salir, eso sí, solo a primera hora de la mañana y a última de la tarde, toda una proeza por mi parte, ya que en mi camino no me cruzaba no con mi sombra, Jajajaja…
      De momento ya ha pasado, a ver cuánto nos dura, probablemente poco, visto como está el clima en todo el planeta, por eso no nos queda otra que adaptarnos y aguantar el temporal que nos llegue, sea de calor, o un paquidermias lluvia, por favor, que se acuerden los vientos suaves de que el Sur, también existe, Jajajaja…
      Me apunto a esa copa que invitas, aunque no bebo, una tampoco me sentaría mal.
      Besos y paciencia que seguro no serán así todo los días de verano, afortunadamente.

      Eliminar
  9. ¡¡Hola Concha!! Esta receta me encanta, yo hago algo parecido pero no con rape, aquí en esta pescadería ni siquiera lo traen, lo único que tienen de él son los huesos para hacer caldo y algunas colas congeladas. Y me encanta, está riquísimo, y como bien dices, fresco es divino. Me lo pido cuando salgo por ahí a algún restaurante, que es cuando suelo pedir cosas que no como en casa. Tu plato es para chuparse los dedos, de principio a fin, no tiene desperdicio. La salsa te ha quedado para mojar pan y no parar, y saborear y saborear. El rape es que tiene un sabor intenso único, que no tiene otro pescado y es bien sabroso. Y como siempre, tú lo sabes combinar perfectamente, con sentido, lógica y mucho sabor.
    La verdad que el calor que tenéis que estar pasando por allí tiene que ser horrible, pues lo hace aquí que suele hacer calor, pero no tanto.
    Tengo una mujer nueva que ha venido a clase, viene a gimnasia terapéutica a primera hora, de nueve y media a diez y media. Ella quería ir a la de mantenimiento, pero esa está más que llega y la lista de espera no ha bajado de las 75 personas, así que le ha sido imposible entrar, y eso que tengo tres turnos diferentes a la semana. La metieron a la pobre a la terapéutica y cuando la saludé el primer día me di cuenta de su acento andaluz. Me dijo que era de Sevilla y que llevaba aquí todo el invierno pues su hijo había tenido un niño hace seis meses y le pidió ayuda para que ellos pudieran trabajar y ayuda con el bebé. Había tenido que cerrar su casa en Sevilla, dejar a su otro hijo que fue el que la animó para que se vinieran, pues él ya había recibido ayuda cuando fue padre por parte de ellos. En fin, el viernes, como fue el último día, me dijeron los alumnos que a las 10 cortara la clase y nos fuéramos al bar del centro donde doy clases a tomar algo. Estuvimos hablando todos mientras tomábamos algo del calor, claro está, gran protagonista de estos días. Al final, la mujer sevillana, nos dijo que no entendía que nos pareciera que hacía tanto calor, pues para ella estaba siendo un junio muy normal en temperatura, como la que hace en Sevilla en este tiempo, que no sabíamos lo que era calor de verdad. Decía que lo que hacía aquí en Requena de verdad era frío, que se había tenido que poner este invierno, gorro, bufanda, guantes y un plumas nuevo para aguantar el horrible frío. Nosotros nos echamos a reír, pues este invierno no ha hecho a penas frío, ha sido muy suave. Así que nosotros nos vamos a tener que acostumbrar a este horrible calor y mi pobre alumna, al frío de aquí, ja, ja.
    Bueno, después de toda la parrafada me despido. Que pases una feliz semana. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Isabel, cuando te gusta el pescado, este es un clásico imprescindible, y más con rape, que tiene un sabor a marisco delicioso, a mí desde luego me encanta, y aunque es caro, de tarde en tarde merece la pena, lo malo es que suelen ser ocasiones especiales que no me dan para fotografías, y con este me dije, de hoy no pasa, ya que no era para una comida con invitados, sino en plan familiar. Lo único que pasa es que no me demoré tomando fotos, el pescado es hacerlo y servirlo, para disfrutarlo en su mejor punto, de ahí que solo hiciera unas cuantas de la cazuela.
      La verdad es que entiendo a tu alumna, aquí tenemos un clima muy suave, y aunque en invierno podamos pasar algunos días de frío, no son intensos, ni tan agobiantes como el calor, que es más difícil de combatir. Con el frío te abrigas bien, y casi es agradable, pero con el calor, o te metes en sitios climatizados o casi que no lo cuentas, Jajajaja…
      Besos y buena semana

      Eliminar
  10. ¡Y el calor que nos queda por pasar, que sólo estamos en Junio...uf, uf! pero mira, parece que has espantado la calor con tu receta marinera, que ya se está más fresquito hoy ¡qué alivio xd! Asi que a disfrutar a tope del rape y la salsa tan sabrosa!! yo por mí te dejaba el plato rebañado y reluciente, qué delicia más grande!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Esther, parece que mi post ha ahuyentado el calor, que aquí hoy hemos tenido un día buenísimo, con pocas horas de calor, las justas del mediodía.
      Besos

      Eliminar
  11. En Madrid también hemos sudado la gota gorda y si a eso le unes que en mi barrio están levantando todas las calles es una locura, el calor ,el ruido y el polvo me dejan kao, pero bueno ya queda poco y esta semana nos ha dado un poco de tregua el calor y llegan las vacaciones, para mi entrecomillas por que el trabajo de abuela es a tiempo completo, en fin de cada momento hay que tratar de sacar lo mejor y siempre sumar.
    Me encanta el rape y fíjate que el sábado por la tarde pasamos por mercadona y les quedaba uno grande y fresquísimo y como mi marido de eso entiende se vino con nosotros, el mío tiene cabezota que ya he preparado y tengo caldo y sopa riquísima con la carne de la cabeza, Ya lo tengo congelado y este fin de semana lo hare siguiendo tu receta que es un poco distinta a la que yo hago que le pongo almejas o chirla gorda y huevo duro, como esta ya se la conocen, esta vez en honor a Concha que lo has explicado y presentado de autentico lujo y tendré el éxito asegurado, te lo contare
    Felicidades por lo bien que lo haces y lo presentas, siempre es un placer visitarte Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cecilia, sé de sobras el trabajo agotador que supone ser abuela de verano, por mi madre que ejerció de ella hasta que sus nietos se hicieron mayores, aunque en realidad lo hacía durante todo el año, pero con gusto, por supuesto.
      Por supuesto que añadir almejas y huevo, supone un extra de sabor riquísimo, a mí ya me pareció suficiente tal cual, entre mi dieta y que cada vez comemos menos, quedó un plato completo muy equilibrado, pero por supuesto que son ingredientes que suman, nunca restan calidad en el resultado final. Igualmente ya sabes que estoy siguiendo una línea de cocina cada vez más sencilla, y en la medida de lo posible asequible al día a día, con bastante éxito en mi mesa.
      Besos y gracias por la confianza que depositas en mí.

      Eliminar
  12. Buenas tardes Concha. Pues de calores en madrid hemos desfallecido literalmente, aunque en Sevilla hace más que aquí y meimagino lo que habreis pasado estos días. Calores aparte estos platos me encantan . Tan bien guisados y presentadosgomo el tuyo aún más... muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Olga, la verdad es que con el calor no sé si cómo tengo ganas de publicar, pero todo sea por vosotros. Besos

      Eliminar
  13. Llegando este tiempo siempre me pregunto cómo aguantáis ahí abajo, sois de otra pasta o estáis acostumbrados. Yo he pasado unos días de morirme y unas noches toledanas, tanto que odiaba y temía la hora de ir a la cama y así he andado, a la rastra y de mal humor todo el día, porque encima soy de las que sale de la ducha, no se seca y a los diez minutos ya está sudando la gota gorda, q

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno hija, a la fuerza ahorcan, jajaja…, aquí sí no fuera por el A/A no se podría dormir, y durante el día más de lo mismo, saliendo lo imprescindible, pero hay que salir, no hay más remedio…

      Eliminar
  14. Ay, que no sé que ha pasado con el comentario, que debí dar a publicar o qué. Que tengo la cabeza en otra cosa y se nota. No puede ser....
    El rape es el pescado que más me gusta, de siempre. Aquí (para variar) no es fácil encontrarlo bueno de verdad, ni grande, así que, cuando me lo ofrecen en alguna carta no lo dudo, me vuelve loca, como tu receta, sencilla, clásica, con todo el protagonismo del pescado y las gambas, que ya hubiera quedado redondo con esas almejas que le hubiera puesto Lola, puro deleite, pero que así no le pongo pegas, tú ponme un plato delante de este guiso y ya verás que limpito te lo devuelvo, ¡a la porra las normas de urbanidad, jajaja...!
    Feliz y espero que más fresca semana. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El rape es un pescado de lujo, a mí me encanta el sabor a marisco tan bueno que tiene y si lo acompañas de algún que otro extra como hoy lo he presentado yo, ya es delirium tremens, jajaja…
      Besos

      Eliminar
  15. ¡Menudo pedazo de receta! El rape es uno de mis pescados favoritos, aprovechable casi al 100%, y esta forma de prepararlo es magnifica. Todo un festival de sabor.
    Respecto al clima, como soy muy friolera, el calor no me afecta mucho, al contrario estoy feliz como una perdiz, o mas bien estaba porque en Madrid las temperaturas han bajado más de 15º y eso ya no me mola tanto jajaja. Pero, al menos, por el sur estaréis más a gusto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gloria. La verdad es que sí, ojalá el verano fuera así siempre, con temperaturas más suaves y agradables, especialmente porque dentro de casa se está super a gusto sin tener que encender el A/A
      Besos

      Eliminar
  16. ¡Ay Concha! La semana pasada fue como vivir en el infierno. Y ahí estaba yo en la calle, a las cuatro de la tarde para ir al trabajo con 39 grados a la sombra... no sé cómo entre el calor, el trabajo, las niñas, la casa y ese marido estropeado que me ha tocado he salido ilesa. No sabes cómo agradezco el desplome de las temperaturas. Alabo a quien le guste el verano. Para gustos los colores. Pero esto es un infierno y no hay forma de quitarse el calor de encima.
    Con el frío es todo más fácil. Capa sobre capa y a la calle o a dormir tan calentito bajo el nórdico.
    Yo tampoco me atrevo con el horno. Las locuras con medida, la verdad, ni por el blog ni por el mismísimo Papa. La salud es lo primero.
    Y tu rape es el vivo ejemplo de que se puede cocinar sin morir en el intento ¡que menuda pinta buena tiene!
    Sabes que voy más liada que la pata de un romano, así que si alguna semana no me ves no es por falta de interés o ganas, sino porque mis días son demasiado cortos. ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí demuestras, con esa valentía, lo que vales Cuca, que salir con esa temperatura no solo es arriesgado, sino que hay que tener ganas, me rio yo de la tormenta Filomena esa, jajaja… Que aquí capeamos con dragones africanos, sin despeinarnos, Jajajaja… ¡Madre la que hemos aguantado! Y que viene otra, que lo ha dicho el hombre del tiempo, ¡noooo…!
      Ya sabes que soy consciente de tu ajetreada vida, así que ni te preocupes, cuando puedas, sin más y aquí las dos tan contentas de la vida, charlando entre tu balcón y mi ventana.
      Besos

      Eliminar
  17. Concha bonita he disfrutado de lo lindo especialmente esta entrada por los colores y la luz de tu plato, siento un poquito ese calorcito tan bueno y también veo que si por allí la cosa esta de chamuscarse, por acá siento que hoy que inicia oficialmente el invierno en este otro lado del planeta, la cosa pinta de extremos porque por aquí pareciera que hubiera comenzado hace días..., se dice que será el más frio de la década. Es muy cierto, venimos de días y días de tanta cosa, sucesos, locura, pandemia, conflictos, que también la tierra esta calentándose cada vez más, y ve tu a saber cómo será luego. He disfrutado mucho toda tu descripción de los aromas corporales al son de piel canela. Pues menester será mantener las distancias porque nunca se sabe con golpes de ala complicados jajajajaja. Mi Concha bonita, llegar a tu cocina es relajarse, soltar una buena sonrisa y lo mejor disfrutar de este plato. Alguna vez cociné rape que acá le dicen "tamboril" (eso fue en San Carlos mi anterior ciudad). Es cierto que no es lindo, pero sí muy rico. Yo veo la ejecución de tu plato y sabes que me gusta siempre además de los maravillosos sabores que lleva, los colores del plato, un manjar, lo delicioso de todo esto en verano es que el pescado se hace muy rápido. Me encanta tu plato, te mando un beso bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Natalia, cuando escribo me gusta dejar constancia de aquello que me viene a la cabeza de repente, o de lo que me inspira el plato. A veces no tiene nada que ver, porque te aseguro, y te puedes hacer una idea, que está cazuela huele a gloria bendita, Jajajaja…, pero se me vino de repente una escena a la cabeza y ahí que lo encadené.
      Este es uno de los pescados más ricos que he comido, y eso que son muchos y difícil decir cuál es el mejor, pero sigue siendo un producto caro, y quizás eso tenga que ver por su calidad.
      Ya quisiera yo que en lugar del verano, ayer hubiera empezado el invierno en este lado del charco, que aunque el calor nos está dando hoy un respiro, se avecina de nuevo días terribles de calor.
      Besos guapísima y gracias por tu doblete.

      Eliminar
  18. No me deja comentarte desde mi celu, creo que perdí todo lo que te había escrito antes. Plop!!!

    Disfruté mucho al son de piel canela tu entrada, me reí y eso me encanta porque siempre que vengo a tu mesa me siento virtualmente y disfruto de pedacitos de ti que nos compartes y me rio y me encanta porque me pierdo en tus historias y me llega incluso hasta estas tierras al otro lado del planeta un poquito de calor.
    Por acá el invierno siento que início hace varios días, se dice que será uno de los más fríos de los últimos 10 anos y ya lo creo. El año pasado no lo sentí tan temprano y por lo visto allí también el verano será salvaje. Cuentas de luz que tampoco querré ver o_o pero bueno. A tomar cuidado y distancia con el golpe de ala como le decimos a esos aromas complicados.

    Tu alegras siempre mis ratos con tu toque mi querida Concha.

    De tu receta te digo que entra por los ojitos, el rape que por acá se consigue bajo el nombre de tamboril (lo preparé cuando vivíamos en San Carlos mi anterior ciudad). Ahora no lo he vuelto a ver, siempre combinas las especias de maravilla, lo más delicioso que lo es todo es que en verano lo cierto es que entre menos estés en la cocina mucho mejor y npescado es una preparación rápida que no requiere mucho tiempo en la estufa, más bien un poco más la salsa deliciosa. Besos mi querida Concha

    Att. Nati

    ResponderEliminar
  19. Buenos días Concha, desde luego que la receta es de fiesta. Se ve de categoría. Yo sí que soy de las que enciende el horno para hacer un poquito de pan en verano, pero a veces contadas, excepto la coca de San Juan o alguna cosita más. De todas maneras con lo de este año que ha venido este calor tan tremendo por adelantado, se te quitan las ganas.
    Me quedo con tu plato, que se ve de categoría, y con una salsa riquísima. Que pases una buena semana. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia. Yo soy de las afortunadas que aún compramos pan de calidad, en la panadería del barrio, así que ese tormento que me quito, jajaja…, pero entiendo que hay ciertas cosas que o se hornean, o no es lo mismo.
      Besos

      Eliminar
  20. Hola mi querida Concha, platazo de categoría que nos ofreces hoy con ese rape de calidad. A los míos les encanta pero solo en fechas señaladas llega a nuestra mesa, por aquí es pescado de calidad y de precio prohibido. Te leo con esas calores que pasáis por ahí abajo y no deja de picarme una poquita de envidia, llevamos todo lo que va de mes con abundantes lluvias y con bajadas de temperaturas, que no se yo si lo que llega es el verano o el otoño, mira que llevamos casi dos semanas sin regar el pequeño huerto, con lo que le gusta a mi marido la regadera ! Jajaja no veas que afición tiene. A ver como va, porque al ser ecológico, toda la bicheria que hay pasa por allí y se da el banquete, que también te digo que es divertido, porque se ha creado un grupo de WhatsApp entre los usuarios y todos los días se generan comentarios y recomendaciones, todas ecológicas, que si leche, no se pa que, que si bicarbonato, que si yogur griego para plagas, que digo yo haber si los vamos alimentar de más y se corre la voz entre los bichito vienen más, jajajaja. Bueno corazón que me llevo tu receta, porque me gusta y cuando lo vea me lo traigo ea.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que por aquí es barato, para nada, de hecho solo lo hay en pescaderías de categoría, y claro te las clavan si pueden, Jajajaja…, pero un día es un día y mereció la pena, ya está más que comido, y ni me acuerdo de lo que costó, jajaja…
      Imagino a todos a la caza del caracol, con la cucharita de yogur, y me parto, Jajajaja…, es que tener un huerto es complicado, y mucho más si es ecológico, lo sé de primera mano, en fin guapísima, que luego llegan los frutos y se te olvida todo el trabajo.
      Besos y ya nos enseñarás, imagino, algo.

      Eliminar
  21. Me daba error y le di a publicar tres veces, al final hice un copia y pega y así si que salió. Si te salen los tres comentarios no los publiques que son iguales jajaja. Que loco está Blogger, o seré yo? Jajaja. Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Un ottimo piatto di mare, e mi immagino il profumino!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazie, spero che ti piaccia, quando cucini la mia ricetta.

      Eliminar
  23. Hola Concha. Pues como puse en mi última entrada pasamos también mucha calor el día que estuvimos en Zaragoza, ni a propósito escogimos mejor día 😂😂🥵🥵.
    Tienes razón en lo que dices sobre los alerones de ciertas personas. Hay algunos y algunas que al pasar por tu lado más que perfume dejan un olor como si estuvieran en las calderas de pedro botero 😂😂.
    Has elegido una receta que me encanta. Y es que el rape es uno de mis pescados favoritos. Feo con ganas pero rico a más no poder. En esta época suelo hacerlo mucho aunque te diré que de esta forma no lo he cocinado. Tomo nota porque la siguiente vez que lo haga será así. Y es que tiene que estar exquisito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal Juan que ya pasó, aunque dicen que el verano será muy caluroso, esperemos que no sea con olas de calor continuadas.
      Ya ves que para sacar el máximo partido a un pescado sabroso como ningún otro, no es necesario manipularlo en exceso, ni añadir más cosas de la cuenta, este es un gran plato, a pesar de lo sencillo que parece.
      Besos

      Eliminar
  24. Hola Concha, buenos días. Desde esa ola de calor, creo que no voy cara al aire. Sé que ahí es mucho más fuerte, pero aquí con la humedad tan alta que tenemos, llegar a 34º y no bajar de 25 por las noches, agobia y las ganas de cocinar o de hacer cualquier cosa, disminuyen.
    Me parece que con un rape de esa calidad, cualquier plato saldría de 10, pero lo has cocinado junto a unas gambas y una salsa deliciosa. Apetece no dejar de mojar pan.
    Espero que sigas deleitándonos con delicias como ésta. Soy más de pescado y el rape para mí, es uno de mis favoritos.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Marisa, es lo que nos espera, el verano sólo acaba de comenzar y ya se nos está haciendo largo. Ese fin, que resistiremos, aunque sea a base de platos como este, al. Enos que no nos den mucho trabajo.
      Besos

      Eliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.