Feliz 2021

feliz-año-nuevo

En nuestra casa somos de campanadas en La Puerta del Sol, de manera simbólica y delante del televisor, llevamos toda la vida tomando las uvas al son del famoso reloj, sin despegar la vista de la pantalla, para no acabar haciéndonos, entre risas, un lío con los cuartos, es un ritual que llevamos repitiendo desde que tengo uso de razón, hasta que llegaron la Pedroche y sus vestidos imposibles, aunque para algunos, benditas sean las curvas que Dios le dio ¡Ja, ja, ja...! Yo prefiero unas campanadas más clásicas y sosegadas; pero el plan perfecto no existe y pudiendo presumir de tener una familia modélica, siempre hay alguno que da la nota imponiendo sus gustos televisivos; el año pasado, al final, acabamos zapeando para no perdernos ni la una, ni la otra, ¡Ja, ja, ja...! En el fondo tuvo su puntito divertido, y es que el romper los hábitos puede ser una cosa buena, o no.

Sin ser para nada supersticiosa, me da igual ocho que ochenta, jamás discutiré con el que teniendo el poder del mando a distancia, quiera poner el canal que le plazca. Digamos que no se me va la vida viendo la tele, por eso lo mismo me da ver La1 que A3. Pero mi subconsciente tiene que tener algo de neurótico, pues no deja de repetirme que a ver si va a ser que por el hecho de no tomarnos, el año pasado, las uvas con la elegancia impecable de la Igartiburu, este 2020, que por fin dejamos atrás, hemos ido de cabeza. 

Así que esta noche, solos los dos en casa y preparados para recibir con los brazos abiertos al tan ansiado año nuevo en Solaunque no hayamos cantado con alegría Un año más, de Mecano:

« En la Puerta del Sol
Como el año que fue
Otra vez el champagne y las uvas y el alquitrán,
De alfombra están.
Los petardos que borran sonidos de ayer
Y acaloran el ánimo para aceptar
Que ya pasó uno más.
Y en el reloj de antaño, como de año en año,
Cinco minutos más para la cuenta atrás.
Hacemos el balance de lo bueno y malo,
Cinco minutos antes de la cuenta atrás...»

Repetimos ritual, tomando las uvas acomodados en nuestro sofá, sin familia ni allegados, sin confeti ni fuegos artificiales, pero brindando con la misma ilusión de siempre, para que el 2021 nos traiga mucha salud y ese rayo de esperanza que tanto necesitamos.
Desde la tranquilidad de nuestra casa, junto a nuestra gata Bolita y una copa de Cava, mi “santo” y yo, os deseamos ¡Feliz Año Nuevo!



dos-copas-una-botella-cava-champanera







Comentarios

  1. Mis mejores deseos para ti y los tuyos, por supuesto, en el año que hoy comienza y en el que tantas esperanzas ponemos. También anoche zapeamos lo nuestro para ponernos de acuerdo con qué cadena nos tomábamos las uvas, al final es la primera, como siempre, pero hay que marear la tele, otro ritual que se impuso con la llegada del mando. Lo bueno de la noche, poder estar todos juntos, los cuatro, y disfrutar de ello. Al igual que tú, me quedo con lo positivo, que penas ya tenemos como para regodearnos en ellas.
    Un beso preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí Lola, bastante tenemos ya encima, como para no permitirnos el pequeño lujo de echar unas risas con lo más trivial.
      La noche acabó en la uno, pero esta tarde vía WhatsApp hemos pasado un rato tremendo con el vestido de marras, Jajajaja...
      Besos y feliz año nuevo.

      Eliminar
  2. Feliz año , que este año nos traiga la cura a este virus besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá, Inma! Esperemos que llegue pronto. Besos, feliz año nuevo.

      Eliminar
  3. ¡Feliz año Concha y "santo"! La imagen que capto de esa noche viene a ser calcada a la mía, la variante es que lo mío es un perro y se llama "Brian"
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final no fue tan traumático, creo que el hecho de vivir estas navidades tan atípicas solos en casa, ha sido incluso más gratificante ya que hemos (al menos en mi caso) trabajado mucho menos.
      Besos y una rascasita de orejas a tu Brian, Jajajaja...

      Eliminar
  4. Hola Concha, que este año nos traiga mucha salud que buena falta hace.
    Y que todo esto termine pronto y podamos llevar la vida que hasta el momento antes de llegar ese virus llevábamos.
    Estoy leyéndote y me estoy acordando del lio de las campanadas, del vestido, de lo poco que pudo lucirse la chica y de la cadena que un poco más y no les da tiempo ni de comerse las uvas, casi las tuvieron que tomar licuadas...
    Nosotros dimos unas vueltecitas antes de empezar a tomarlas para ver como iba todo por los diferentes canales, pero nos la tomamos con la elegancia de la 1ª, dicho sea de paso nos vino para darnos unas risitas con el lio de la 3.
    Te deseo todo lo mejor en este Nuevo Año y que continúes cocinándonos tan sabrosos y suculentos platos como los que nos traes.
    Un beso enorme para tí y toda tu familia.
    FELIZ 2021 !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puri al final no zapeamos, al llegar a casa después de dejarles la cena preparada a mis padres, encendí la tele y lo dejamos estático y casi sin volumen en la 1, te aseguro que con mi santo no necesito sonido de fondo porque tiene “carrete” para largo, Jajajaja...
      Comimos temprano, y nos dio tiempo a quitar la mesa con tranquilidad, ponerla de nuevo con los Dulces y el cava, las uvas para los dos preparadas y a esperar, la verdad es que ni me acordé de la chica, pero ayer con mis cuñados, nos reímos un buen rato, con el “no vestido” que a mí me pareció más un mandil con plumitas y mucho brilli brilli, que otra cosa, o quizás es que la chica es como el famoso Emperador y su traje nuevo invisible, que iba desnudo y solo la inocencia de un niño fue capaz de hacerle ver como su vanidad le hizo hacer el ridículo ante la multitud de los que lo miraban con ojos de asombro, Jajajaja... Me perdí el show, y ahora me has creado necesitas de ver cómo se tomaron las uvas casi licuadas, jajaja..., en fin que si con -2º la chica no pilló una pulmonía, tuvo suerte. Y yo mientras tanto, con mis babuchas calentitas debajo de la mesa, Jajajaja...
      Besos y feliz año ❤️

      Eliminar
  5. Hola Concha. Es bonito lo que nos cuentas y lo comparto. La salud es lo más importante y dejar esta situación tan dura, no lo es menos.
    Una pena que todas las televisiones no transmitieran la canción de Nacho. Es precioso y lo he visto esta mañana, me ha emocionado.
    Tenemos suerte de celebrar vida y esperemos que la esperanza nos acompañe cada día.
    Un beso y Feliz Año Nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Marisa, lo del tema de Nacho Cano fue bonito, pero bueno, tampoco era el momento para un micro concierto, vimos lo justo, y hoy que vivimos en la era de visionar no más de tres segundos para opinar sobre algo, lo que nos pusieron fue más que suficiente para disfrutarlo.
      Besos y feliz año nuevo.

      Eliminar
  6. Feliz Año Concha querida!!!!, las uvas creo que las tienen en tantos lugares que me parece que es uno de esos rituales más globalizados en el fin de año, en Colombia y Brasil también lo tenemos. Este año con uvas, vino y pato (un descubrimiento total y maravilloso de sabores que he descubierto en la cena de fin de año, lo hemos tazado para 4 comidas y hoy ya lo hemos acabado). Pues que bonito es vivir esos rituales, nosotros no somos tanto de tele, más bien sí de radio y de escuchar las campanadas y el conteo por radio para luego abrazarnos y brindar. Así que, Salud!!!!, mucha salud, y los mejores deseos.
    Te mando un beso
    PD. al son de mecano, voy escribiendo este mensaje ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año nuevo mi Nati Preciosa, esas viejas y buenas costumbres son lo que nos hace sentirnos unidos, aunque también gustan adoptar nuevos rituales, especialmente si son deliciosos platos wue descubrimos y de repente queremos hacerlos nuestros para toda la vida.
      Algo ví de tu pato, estilo pavo, en Instagram, y se me hizo la boca agua.
      Besos

      Eliminar
  7. Feliz año nuevo, seguro que es mucho más positivo en todos los sentidos. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Mi querida Concha ¡feliz 2021 para todos vosotros!

    Este año nos hemos tomado las uvas en TVE con Anne y Ana. Hace un tiempo, desde que mi hermano se casó, las campanadas se han ido tomando según el canal que mi cuñada eligiera, en función de quién las presentara en cada cadena. Últimamente en A3, con el boom del dichoso vestido, que no es más que una campaña de márketing muy bien montada (por no decir circo, que suena poco elegante) por la cadena para ganar audiencia.

    Yo no tengo nada contra esta chica, pero me cae mal, así que como esta nochevieja no estaban mi hermano y mi cuñada regresamos a la elegancia de TVE, a ver si rompemos la racha de 2020.

    Que por cierto, sigo sin haber visto el modelito, ni tentación tengo de buscarlo en internet.

    En fin, costumbres, supersticiones y circos mediáticos aparte, a ver si 2021 nos da tregua, que 2020 nos ha dejado marca a todos.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, como dice mi Pepita, en toda familia siempre hay “cayo malayo” dando la nota, Jajajaja..., y aunque nos quejemos de si este año hemos estado solos, entre pitos y flautas, al final más de uno por fin ha podido hacer lo que le ha dado la real gana, incluso no tener que soportar a ese ser insoportable que te fastidia la cena, Jajajaja..., pero en el fondo es que tenemos que tener algo de “masoquistas” porque hasta lo hemos echado de menos, o no, Jajajaja...
      La verdad es que si no has visto el famoso vestido, por llamarlo de alguna manera, no ta has perdido nada en el sentido más literal, porque no había por donde cogerlo, un poco más y sale la chica en bragas, bueno eso es si las usa, Jajajaja... Lo peor de todo, y no es por envidia, porque lo cierto es que tiene un cuerpazo que para mí lo quisiera yo, pero ver a algunos babear porque enseña un poco de “teta” es patético. Pero bueno, allá cada uno con lo que le de gusto.
      Besos y feliz año nuevo para ti y tu familia.

      Eliminar
  9. ¡¡Feliz Año Nuevo Concha!! Nosotros también somos clásicos para eso de las campanadas y también nos las tomamos con las campanadas de la primera, aunque reconozco que una vez tomadas y hemos brindado, cambiamos lo justo para ver qué vestido lleva esta vez la Pedroche y volvemos a cambiar enseguida. Aunque, han sido un poco raras este año, con esas floretonas que han puesto de fondo y sin el ruido y las imágenes de la gente que inundaban la puerta del sol en años anteriores. Pero hay que reconocer que Ana Obregón iba de lo más elegante y Anne Igartiburu, elegante, pero con una cara como de frío o no sé, muy rara. La Pedroche, sin comentarios.
    Nosotros siempre somos de Tardevieja, pero este año, no la hemos celebrado, ha sido la Nochevieja más aburrida que he pasado nunca. Normalmente nos juntamos gran parte de los amigos a comer y la comida pasa al pub hasta casi la hora de la cena, que esa ya es familiar, y después de las uvas, a casa, mi marido a dormir directamente, pues la tardevieja le perjudica que ni te cuento, es lo que tiene ya beber de vez en cuando y como yo no bebo, estoy serena y me quedo viendo Cachitos de Cromo y Hierro de la 2 hasta que se acaba. Bueno, este año sólo ha sido la cena con mi suegra que la pobre no tenía su mejor noche, con eso de que su otro hijo hace un año que no viene que ya no tenía ánimo para nada y nos ha deprimido a todos, que ni con Mota hacía que aquello resurgiera. Nos hemos tenido que saltar el toque de queda, que aquí era hasta las doce (normalmente es a las once) y hemos tenido que andar por la calle con el toque vencido para poder tomar las uvas con ella. Y luego, lo de siempre, mi marido a dormir aunque esta vez no iba perjudicado y yo con Cachitos, que por cierto, este año ha sido muy flojo. En fin, menos mal que al día siguiente nos desquitamos haciendo una escapada de fin de semana a Valencia y hemos podido disfrutar y subir un poco ese ánimo.
    Mucha salud para este Nuevo Año, Concha. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja, ja, ja...! Isabel, oye, el otro día leí no recuerdo dónde, fue antes de la Nochevieja, que Anne Igartiburu se había hecho no sé qué arreglos con bótox en la cara, y se le había deformado totalmente, incluso se le quedó un párpado caído, dicen que es por una afectación de un nervio, y es ahora cuando ya se está recuperando, pero no lo entiendo, como una persona se puede hacer esas cosas, por el simple hecho de no tener arrugas, y la verdad es que al final, acaban con el rostro desfigurado, y continúan teniendo arrugas, Jajajaja...
      Yo sola con mi marido, pero estoy acostumbrada a estar mucho tiempo con él, y nunca jamás me aburro, con él es imposible, y aunque echo de menos las reuniones con mis hermanas y sobrinas, la verdad es que disfruto mucho de mi espacio, solo es cuestión de mentalizarse. Otra cosa es que quien tengas a tu lado sea una persona “plana” de las que no aportan ni un resquicio de buen humor, y si además tampoco es de las que intenten hacer lo posible para que los demás no se vean afectados, pues ¡Apaga y vámonos!
      Nosotros tampoco bebemos, ni cuando estamos acompañados, ni solos, así que la verdad es que aprovechamos el tiempo al máximo. Y lo mejor de todo, es que ni tenemos que abandonar la fiesta por efectos de alcohol, antes de tiempo, ni tenemos resaca al día siguiente, como ya sabes, él no beber, tiene todas las ventajas.

      Eliminar
  10. Mi querida Concha, te deseo un muy Feliz 2021 junto a tu santo y a los que más quieres.
    Espero que este año sea más benévolo y al menos nos brinde salud y a la vez, nos devuelva un poco de normalidad de la buena, de la de antes, de la de compartir sin temores , de abrazos y de sentires .
    Espero que los Reyes Magos te traigan muchas cosas, con lo bien que tú te portas, estoy segura que así será.
    Yo solo pido salud, salud y saluddddd !!!
    Un abrazo enorme amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bego, esperemos que si, que 2021 nos traiga Salud para todos. Besos y un fuerte abrazo de vuelta.

      Eliminar
  11. Hola mi dulce Concha!!
    No había visto tu felicitación de año. Cómo dijiste vacaciones hasta el 17 de enero pues pensaba que no publicarías nada.
    Tus publicaciones me llegan por correo, cuenta que tengo solo para los Blogs. Pues, en todas las vacaciones no lo había abierto. Cuando por fin tengo algo de tiempo y miro... tengo casi 400 Mails por abrir. He visto DBM y te he abierto enseguida.
    Muchas gracias!! Yo te deseo un 2021 llenos de cambios buenos y lleno de salud y amor.
    Yo también soy de comerme las uvas en la Primera y nunca he visto a la Pedroche con sus espectaculares vestidos.
    Tan solo un año nos decidimos comer las uvas por Canal Sur, y fue el año que se metió los anuncios a la mitad de las uvas jajaja. Aquello nos dejó marcados para siempre jaja
    Menos mal que tenemos Canarias y lo volvimos a repetir jaja. Vaya cachondeo el de ese año. No lo olvidaremos nunca.
    Bueno mi dulce Concha, un beso muy grande y a seguir cuidándonos porque esto va para largo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi Pepi Preciosa, si, tengo mi cocina virtual cerrada hasta el domingo 17 de este mes, pero este Post y el de Navidad, los dejé programados, suelo hacerlo desde el primer año al estilo casa real, Jajajaja..., solo que en mi último post de Diciembre, olvidé hacer alusión a mis mensajes navideños, y tampoco pasa nada, siempre es bien recibido un beso y un abrazo de año nuevo, aunque sea agosto, Jajajaja...
      Besitos y feliz año nuevo, de nuevo 😅

      Eliminar
  12. Que llego tarde ......pero ya nos hemos felicitado en otras redes y personalmente. Me ha pasado como Pepi, pero no pasa nada, aquí estamos unos 9 días después para mandarte un montón de besos y un fuerte abrazo. Que no me he olvidado de ti, ya lo verás, tengo una deliciosa tortilla que sale en breve, irá directa a tu club. Feliz año nuevo querida Concha!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde, si la dicha es buena, y más si vienes cargadita de regalos como los Reyes Magos, Jajajaja...
      Aquí de bajona, aterida de frío y sin ganitas de ná, y eso que hoy he tenido saque madrugar bastante y a estas horas ya llevo metido entre pecho y espalda, una “peoná” Jajajaja...
      Deseando ver tu Tortilla, hasta el 17 que vuelvo a publicar.
      Besos

      Eliminar
  13. ¡Ay, Concha, que como te despediste hasta el día 17, no había vuelto por aquí! Y claro, me había perdido tus felicitaciones navideñas, que he visto de milagro, pues he venido por si habías cambiado de opinión y habías publicado antes. Vale, lo confieso, la impaciencia me consume, pero ya tengo ganitas de ver qué has cocinado.
    Pero a lo que nos ocupa, feliz año nuevo, aunque con retraso y con las campanadas de la 1, porque en casa nos cuesta cambiar de canal, pero es que las uvas me parecen menos uvas retransmitidas por otra cadena y eso que este año cambié un momento de canal para ver el vestido de la Pedroche y sólo porque los compañeros de la oficina habían comentado que hacían zaping un minuto antes de las campanadas para ver el modelito, así que este año hice lo mismo para ver el edredón en el que salía envuelta, porque decir que llevaba un vestido me ofrece dudas, ya que, ¿cuánta tela tiene que tener un vestido para ser calificado como tal y no como "trozo de tejido puesto encima del cuerpo"?.
    A por un nuevo año lleno de ilusiones, esperanzas, buenas recetas y mejores ratos en estos nuestros rincones blogueriles.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, suelo escribir estos post con tiempo, antes de cerrar el blog por vacaciones, pero este año como no los tenía terminados y sin saber si tendría tiempo para corregirlos y editarlos con un mínimo de coherencia, sin que sonaran fatalistas, por eso, no dije nada en mi último post de receta. Al final, sorprendentemente me cundió ya que al no tener que cocinar para una familia de 30 comensales, tuve hasta horas “muertas” Jajajaja..., y que yo por supuesto, no desperdicié ni un segundo, así que esto es lo que me pasó por la cabeza y así lo dejé plasmado, con un poquito de buen humor, porque últimamente parece que nos cuesta reírnos un poco.
      Yo no lo vi, solo al día siguiente me lo enseñaron mis cuñados y ahí si hubo un poquitito de coloquio sobre si era o no era un edredón lo que llevaba la chica, porque lo otro de vestido tiene poco, a mí más bien me parece un homenaje a su marido, el cocinero, y a una pieza imprescindible en su uniforme de trabajo, el mandil, en versión minimalista de luxe, Jajajaja...
      Besos, y nos vemos el domingo que viene.

      Eliminar
  14. A brindar 🥂por este ansiado año, al igual que tu también tomamos las uvas solos pero con ilusión 👍que este año nos traiga algo bueno y sobre todo que no nos quite nada🙏 un abrazo grande ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Fely, ha sido tan atípico, y el año ha comenzado con tanto lío por todos lados, que pensar que solo llevamos 10 días de este 2021, se me hace extraño, tengo la sensación de como no haber cambiado de año, y como si hiciera meses que nos tomamos las uvas.
      Besitos

      Eliminar
  15. Hola Concha. Quiero también desearte que tengas junto a tu santo un muy feliz 2021. Esperemos que podamos volver a la normalidad, no a la nueva sino a la antigua, creo que era y estaba mejor.
    He leído tu comentario y tengo que darte toda la razón. Después de tantos años por estos lares, yo dentro de poco haré los 13, gafe de número jj procuraré que deje de serlo,
    dices que nos vamos conociendo ya que cada uno expresa sus pensamientos que pueden gustar más o menos pero que hay que respetar, en eso radica la educación. Como también ha dicho Pepi, aunque sin conocernos personalmente, nos consideramos formando parte de una familia virtual. Sinceramente siempre os echo en falta al núcleo de quienes nos visitamos con asiduidad.
    Las campanadas de Nochevieja han sido muy distintas. Aunque no comulgo con la 1ª, siempre he visto las campanadas por esa cadena. Nunca he visto a la Pedroche con sus vestidos más o menos escuálidos jj. Esta vez estuve solo ya que tanto mi mujer como mi hija no aguantaron pero soy fiel a la tradición ya que pienso que si no la cumplo algo falla jj y eso que no soy supersticioso jj. Me tomé las uvas, abrí la botella de cava, me escancié una copa y brindé por todos, luego me tomé otra y a las 12.18 o 00.18, según se diga, me fui a la cama. Unas campanadas no muy normales pero es lo que mandaba. Lo cierto es que el programa previo a las campanadas en la 1ª fue un tostón, al menos eso creo, así que no es de extrañar que hiciera que muchos se fueran a descansar antes de tiempo jj.
    Seguiremos viéndonos, al menos eso espero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan no te agobies por el 13 que es un número igual que cualquier otro, no hay números mejores ni peores, todos (si esto fuera la lotería) entran en el bombo, Jajajaja...
      Ser blogger es una experiencia especial y única, solo sabemos lo que implica y lo que se siente, si lo vives en primera persona. Yo no busco que mi gente lo entienda, pero si al menos que lo respete, porque después de tantos años, lo sabes tan bien como yo, esto forma parte importante de nuestras vidas aunque no nos aporte beneficios económicos.
      Yo creo que el pasado no volverá, ni siquiera esa normalidad a la que nos habíamos acostumbrado, ahora estamos sometidos a esta pandemia y sus consecuencias, y no nos queda otra que adaptarnos, echar adelante con lo que venga y sobrevivir.
      Mientras tanto, disfrutemos haciendo esto que nos gusta y compartiendo para que muchos vengan a disfrutarlo.
      Un abrazo y cuídate, después de la tempestad, llega la calma.

      Eliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.