Poleás (Receta Mejorada)



El postre que os traigo hoy, es uno de esos postres tradicionales, típicos de la Semana Santa de Sevilla, que casi todo el mundo conoce pero pocos saben hacerlo.
Es mucho más fácil, hoy en día, sacar del frigorífico cualquier postre lácteo comprado en el Supermercado, pero os aseguro que estas Poleás os dejarán sin aliento y cuándo las probéis pasaréis de postres industriales.
Muchos son los que nos dicen cuando les comentamos que vamos a hacerlas:
-¡Ay! Como las que hacía mi madre, pero yo no las sé hacer.
-Pues son bastante sencillas y si no sabes cómo, yo te lo explico…
· Primero freímos los picatostes.
· Segundo freímos el anís.
· Después vertemos el aceite en el agua, añadimos la harina y los aromas elegidos (canela, limón, etc.).
· Y por último cocemos a fuego suave y sin dejar de remover, para servirlas ya endulzadas y con un toque de canela por encima.
- Sí, sí, muy fáciles ¡ehhh perooo!... ¿por qué no me las haces tú?
Y como no, ahí estoy yo liada entre fogones, dale que te pego, jajaja, para satisfacer a todo el que me lo pide.
Buen provecho y que las disfrutéis tanto como las de vuestra madre.

POLEÁS CON PICATOSTES

INGREDIENTES

  • 250 gr de Harina de Repostería.                                                          
  • 1l de Agua.
  • 1l de Leche.
  • 1 Rama de Canela.
  • 1 Cáscara de Limón.
  • 3 c/s de anís en grano (matalahúga).
  • 250 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Pan de miga blanca y compacta.
  • 275 gr de Azúcar.
  • Canela molida para decorar el plato.                            

ELABORACIÓN

  1. Cortar el pan en dados pequeños (1 cm x 1 cm).
  2. Freír los picatostes, en el aceite de oliva bien caliente. Sacarlos a un plato con un papel absorbente, dejarlos enfriar y reservarlos.
  3. Colar el aceite y usar la mitad para freír el anís.
  4. Colar y verter sobre 1l de agua fría, con la cáscara de limón y la rama de canela.
  5. Añadir la harina y unos granos del anís frito. Remover para deshacer los posibles grumos.
  6. Batir a fuego suave, con unas varillas de repostero, hasta conseguir el espesor deseado. Añadiendo la leche fría poco a poco. Esto ha de hacerse muy lentamente y con el fuego muy bajo para evitar que se peguen en el fondo de la olla. El tiempo que tardaremos aproximadamente será una hora.
  7. Una vez hayan hervido, tamizar por un colador chino.
  8. Agregar el azúcar y remover.
  9. Espolvorear con canela sobre los platos o tazoncitos donde vayamos a servirlas.
  10. Dejar enfriar antes de comerlas, aunque también se pueden tomar templadas.
  11. Bien tapadas con film transparente, se conservarán en el frigorífico varios días.
  12. Los picatostes igualmente se conservan crujientes en un recipiente hermético varios días.
  13. Añadir los picatostes al momento de comerlas para que no se pongan blandos con la humedad de las poleás y éstas no se queden secas.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...