Castañas en Almíbar Ligero


Las castañas pilongas, son castañas recolectadas en otoño, y que pasan por un proceso de mondado a mano, una a una, para ser posteriormente secadas para su perfecta conservación. El proceso es bastante laborioso por lo que su precio en el mercado es un poco caro.

Realmente este tipo de frutos secos es difícil de encontrar, pues es una variedad de castañas que sólo se utiliza para elaboraciones muy tradicionales y son pocos los jóvenes que las conocen.
A mí me las inculcó mi madre desde pequeña y por eso, para mí no hay Jueves Santo que se precie de serlo sin unas buenas castañas pilongas en dulce.

Al ser un alimento muy nutritivo y súper calórico, no se comen muchas cada vez, por eso se cocinan en pequeñas cantidades.
Se suelen servir frías, solas o como acompañamiento de un buen tazón de Arroz con Leche, unas deliciosas Poleás o de una bola de rico helado de vainilla.
Yo las suelo tomar solas con un poco de su propio almíbar, generalmente como postre después de una cena muy ligera, acompañadas de un café expresso, una taza de té o una infusión bien calentita.



CASTAÑAS EN ALMÍBAR LIGERO

INGREDIENTES
  • 500 gr de castañas pilongas (castañas secas, sin piel)
  • 1 palo de canela en rama
  • 1 piel de limón
  • 1 piel de naranja
  • 7 clavos de olor
  • 2 c/p de matalahúga (anís en grano)
  • Azúcar al gusto
  • Agua

ELABORACIÓN
  1. Lavar bien las castañas bajo el chorro de agua fría.
  2. Ponerlas en un bol y cubrirlas con agua.
  3. Dejarlas en remojo durante al menos doce horas.
  4. Una vez remojadas, pasar las castañas a una olla, filtrando el agua donde las hemos tenido a remojo durante toda la noche. Esta agua ha de servir para cocerlas.
  5. Poner las cáscaras de naranja y de limón, la rama de canela; los clavos y el anís en grano lo pondremos en una bola para hacer infusiones o en su defecto, haremos una muñequilla con un trozo de gasa de algodón estéril, para que no se dispersen las semillas en el almíbar y al comer las castañas no sea molesto o desagradable encontrarnos los granos de anís entre los dientes.
  6. Se pueden cocer a fuego suave durante una hora aproximadamente, hasta que las castañas se pongan tiernas, pero también se pueden cocinar en olla a presión.
  7. Este es el método que yo utilizo habitualmente, porque abrevia el tiempo de cocción, pasando de una hora a 15 minutos.
  8. Una vez cocidas las castañas y dado el punto deseado de tiernas, las retiraremos del fuego y le agregamos azúcar al gusto, poco a poco y de cucharada en cucharada para que no nos pasemos en dulzor.
  9. Servir frías.










Comentarios

  1. Las castañas pilongas me recuerdan al colegio: las recogíamos del jardín, porque había muchísimos castaños.
    Preparadas de esta forma tienen que estar riquísimas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga es un postre muy sano, comiéndolas con moderación te das el gusto de comer algo excepcional.
      Besos.

      Eliminar
  2. Me encantan las castañas y estas tienen una pinta extraordinaria. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Concha:

    Ya estoy de vuelta aunque mi padre sigue ingresado. Bueno, así es la vida.
    Estas castañas en almíbar ligero le encantaría a mi marido, vamos que lo conquistarías por el estómago, y nunca mejor dicho. Es que adora las castañas. Así pues, voy a tomar nota, por si me animo a preparárselas. Tienen una pinta estupenda. Para chuparse los dedos.

    Aprovecho para invitarte a que veas los cambios del blog, ya que por fin he finalizado la migración a una nueva plataforma. Espero que te guste y seguir contando con tus visitas como antes, y que en cuanto estén habilitadas las suscripciones, cuente con la tuya ;-) Te dejo el enlace porque se están actualizando los robots y puede dar errores www.comerespecial.com

    Un beso enorme, guapa, y feliz Semana Santa,

    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa por pasar por mi cocina, y más en días como estos que supongo estarás super liada.
      Con mucho gusto me pasaré por tu cocina, en cuanto me ponga al día y regrese en mayo, estamos en contacto. Besos.

      Eliminar
  4. Este tipo de recetas me encantan ya que es una forma de poder tener castañas para hacer innumerables postres todo el año, un beset

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, las castañas pilongas son un poco caras, pero cunden mucho, a mí me gusta también tenerlas siempre a mano. Besos.

      Eliminar
  5. Ya sé que no son lo mismo, pero yo de vez en cuando me doy el caprichito con unas que venden en almíbar y que acompañando un helado de vainilla es como tomar el postre en el cielo. Así que estas tuyas que encima son de elaboración propia tienen que ser...Purita Gloria Bendita!!! Bss, corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Sonsoles, no siempre tenemos el tiempo suficiente para hacer lo que nos gusta, y si dispones de una conserva que te satisface, hay que saber aprovecharlo, claro que sí. Yo nunca las he visto por aquí, pero las buscaré, seguro que si las encuentro, se viene en mi cesto de la compra, jajaja.
      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

No te marches sin dejar un comentario, cuéntame alguna cosa, quiero conocer tus dudas, tus sugerencias, tu opinión me interesa siempre.