Estofado de Pavo con Níscalos

estofado-pavo-níscalos

No sé si a vosotros os pasa, pero a mí me suele suceder que estando en el mercado sin tener idea de lo que quiero comprar, pero con la necesidad imperante de hacerlo y aún sin haber planteado los menús de la semana (algo que no es habitual en mí, lo normal es planificarlos ya que me resulta más fácil llegar a casa, sacar del frigo y calentar); y surge el eterno dilema, en el que te sientes perdida cuando te planteas ¿Qué comemos hoy?
El caso es que estando en el supermercado el otro día, pasé por la sección de carnicería por echar una ojeada, a ver si me venía la inspiración. Cuando me veo en este brete, siempre acabo comprando lo mismo, y es que tirar por la vía fácil es la solución a mi agobio en momentos como estos. Pero ahí estaba, frente a mí, una bandeja probablemente recién puesta porque era bien temprano, con unos tozos fantásticos de pavo, y con tan buen color que daban ganas de comerlo tal cual (que no es el caso porque la carne cruda no me va 😅)  y no me pude resistir; Al instante supe como lo iba a cocinar, así que metí en mi carro de la compra la bandeja, y deseando estaba de llegar a casa y ponerme el delantal.

especias-marruecos
Tienda de especias en un zoco en la ciudad de Fez en Marruecos

El estofado que os enseño hoy, no deja de ser un clásico de la Cocina Casera, pero lo que hace excepcional este guiso son algunos de los ingredientes que he utilizado para cocinarlo, los primeros y protagonistas casi absolutos son unos deliciosos Níscalos o Robellones en conserva que mi querida Raquel me regaló este verano y que ella misma recoge y envasa. Los tenía reservados para una ocasión especial, porque quería que lucieran en el plato, y creo que no podría haberlos puesto en otro plato donde tuvieran tanto protagonismo como en este estofado, al que además en lugar de añadir mi adorado Pimentón de La Vera, del que sabéis que soy consumidora incondicional, en su lugar utilicé un Pimentón dulce de Marruecos que mi hermana me ha traído en su último viaje, y que me ha cautivado, tiene unos matices florales riquísimos, no es ahumado y su textura en crudo es algo menos seca que el pimentón español, pero al cocinarlo es un pimentón de primera, tiene un color rojo precioso que se mete por la vista nada más abrir el paquete, sino fuera porque me pilla un poco lejos, lo compraría para hacerlo un nuevo básico imprescindible en mi cocina. 

pimentón-marruecos
Pimentón de Marruecos

¿Os Apetece ver cómo lo cociné? Comenzamos



INGREDIENTES
  • 600 gr de Carne de Pavo, troceada
  • 400 gr de Níscalos (Rovellons), en conserva
  • 1 Cebolla Morada
  • 2 Zanahorias
  • 1/2 Pimiento Rojo de asar
  • 1 Pimiento Verde italiano
  • 3 dientes de Ajo
  • 1 c/p de Pimentón dulce
  • 1 pastilla de Caldo de Pollo concentrado
  • 1 Guindilla Cayena
  • 1 hoja de Laurel
  • 1/2 copa de Brandy
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Agua
  • Sal
  • 1 c/p de Maicena (facultativo)
  • Patatas para la guarnición

estofado-pavo-níscalos-mise

níscalos-robellones-rovellons
Níscalos | Robellones | Rovellons (de mi Raquel)

ELABORACIÓN
  1. Cortar las zanahorias en rodajas y las verduras en brunoise, previamente lavadas y peladas.
  2. Cubrir el fondo de la olla a presión con aceite de oliva, añadir las verduras y sofreír a fuego medio.
  3. Añadir la cayena y el pimentón. 
  4. Añadir la carne y fondear con el sofrito.
  5. Añadir la pastilla de caldo desmenuzada y la hoja de laurel.
  6. Escurrir los níscalos y añadirlos a la olla.
  7. Verter el brandy y reducir un minuto a fuego fuerte.
  8. Cubrir con agua, llevar a ebullición, tapar la olla y cocinar a presión unos 20 minutos. Transcurrido el tiempo, destapar la olla una vez haya bajado la válvula y rectificar de sal si fuera necesario. Si consideramos que la salsa está demasiado clara, podemos triturarla, retirando previamente los trozos de pavo, o como en mi caso diluyendo 1 cucharadita de maicena en un poco de agua (menos de 1/2 vaso será suficiente), y llevando a ebullición 1/2 minuto hasta conseguir el espesor deseado, esto dará brillo a la salsa y consistencia suave.
Para la guarnición
  • Pelar las patatas, cortarlas en cerilla, freírlas en abundante aceite, escurrir y servir un bouquet junto a la carne.
estofado-pavo-níscalos-pasos


estofado-pavo-níscalos-mesa

estofado-pavo-níscalos-plato

estofado-pavo-níscalos













Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de la cocina de nuestra casa.
Todo lo que comparto lo hago sin interés ni ánimo de lucro, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible. Espero que os haya gustado, y que no os marchéis sin dejar un comentario con vuestra opinión o sugerencia.
¡¡Gracias!!

Comentarios