Ir al contenido principal

Esta semana en DBM

Spaghetti con Judías Verdes y Coles de Bruselas

Hace un par de semanas me sucedió un hecho insólito, gané un sorteo en Instagram, algo para mí excepcional, ya que nunca he ganado nada de nada, ni tengo suerte en el azar, de hecho es que no participo jamás en concursos, ni sorteos, por lo que me pareció curioso contarlo, ya que para una vez que juego, ¡voy y gano! 😄 Tan solo tenía que decir cual era mi pasta favorita, y como ¡adoro la pasta! pensé que estaba chupado; entonces surgió el dilema “To be, or not to be, that is the question”, parece mentira que una cosa tan simple como definir lo que me gusta, se convierta de repente en un quebradero de cabeza, y es que me gusta tanto La Pasta que decantarme solo por una resulta complicado.  Gracias a que Pastas Romero, los organizadores del sorteo, lo pusieron fácil acotando las posibilidades entre sus seis variedades de Spaghetti, lo supe al instante ¡menos mal!, pues ya me veía sin poder participar por no decidirme a tiempo 😅 El hecho es que fui seleccionada junto a otros nueve afor…

Revuelto de Champiñones y Patatas con Bacon al Pimentón de La Vera

champiñones-patatas-bacon-pimentón

Cada día estoy más por la labor de cocinar platos que con no más de tres o cuatro ingredientes, no me den mucho trabajo en su elaboración.
Esto de andar cocinando todo el santo día para dos casas (la de mis padres y la mía), y en circunstancias imposibles de coordinar el mismo menú para ambas, por cuestiones estrictamente logísticas, es un poco enredoso; en cada casa tenemos diferentes gustos y preferencias a la hora de comer, lo que gusta a unos, otros ni verlo quieren, para no repetir u omitir platos, ni caer en la rutina, o adquirir malos hábitos alimenticios, es necesario una organización previa que suele ser agotadora.

El caso es que a veces dejo para lo último, lo que voy a cocinar en casa, y acabo improvisando el menú del día sobre la marcha; cuando termino de organizar uno, llego sin ganas de ponerme de nuevo el delantal y meterme en faena, así que más de un día, echo mano de platos sencillos, de los que yo llamo comida rápida, pero que nada tienen que ver con el Fast food; en casa nos gusta comer de todo, pero siempre de modo saludable, así que lo que cocino ha de ser equilibrado.

El plato que os enseño hoy, es la clara muestra, que se puede comer sano sin necesidad de recurrir a la muy sugerente, pero nada recomendable comida para llevar, aunque una vez al año no hace daño, no es para nada conveniente hacerlo con frecuencia.

Para preparar este plato he utilizado huevos ecológicos de nuestras gallinas felices, que son mejores con diferencia a los convencionales. Y para engrandecer a un ya de por sí plato exquisito, le he puesto un toque de Pimentón de La Vera, por el que tengo especial predilección.
No quiero decir que otros tipos de pimentones no sean buenos, los hay de excelente calidad en otros sitios, pero el sabor y aroma que tiene el de La Vera me fascina y por eso está siempre presente en mi cocina.
No obstante, podéis utilizar el que vosotros tengáis por costumbre sin ningún problema, cambiará considerablemente el sabor, pero seguirá estando igualmente riquísimo.

En un, dos, tres, ¡ya! Tendrás en tu mesa un plato completo donde ni falta, ni sobra nada, y lo mejor de todo, se cocina en menos de veinte minutos, ¿a que estás deseando probarlo?
Pues vamos a cocinar.



INGREDIENTES
  • 300 gr de Champiñones pequeños
  • 3 Patatas
  • 1 Cebolla pequeña
  • 6 Huevos ecológicos
  • 100 gr de Taquitos de Bacon
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Pimentón de La Vera
  • Cebollino
  • Sal
revuelto-champiñones-bacon-mise
ELABORACIÓN
  • Pelar las patatas y cortarlas a láminas finas.
  • Freírlas en abundante aceite de oliva virgen extra bien caliente. Una vez doradas, escurrir y reservar.
  • Lavar los champiñones bajo el grifo para eliminar los posibles restos de tierra, escurrir y cortar en cuartos. Reservar.
  • Pelar y cortar en juliana fina la cebolla.
  • En una sartén, sofreír la cebolla, cuando esté tierna, añadir el bacon.
  • Saltear y cuando comience a dorarse, añadir una c/c de pimentón. Remover.
  • Añadir los champiñones y saltear. Sazonar ligeramente.
  • Cuando se hayan evaporado los jugos de los champiñones, añadir las patatas fritas, los huevos y una pizca de sal.
  • Remover y dar el punto deseado al revuelto.
  • Picar muy finamente el cebollino.
  • Servir espolvoreado con pimentón y un poco de cebollino.
revuelto-champiñones-pimentón-pasos


revuelto-champiñones-mesa

revuelto-champiñones-plato








Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!