Papas con Choco

patatas-choco

Hoy os enseño un guiso tradicional de la gastronomía andaluza, aunque son varias provincias las que se atribuyen su origen, es en la provincia de Huelva donde más se ha popularizado, haciendo de su ingrediente principal el Choco, toda una insignia de su gastronomía local.

En Sevilla dada la cercanía a la costa onubense, el Choco se encuentra a diario fresco en los mercados; en casa este plato se ha cocinado toda la vida, sobretodo durante los días fríos de otoño e invierno por ser un plato de cuchara que apetece comer bien calentito.

Aunque la base fundamental para este guiso es bien sencilla, partiendo de un sofrito de cebolla, ajos, pimientos, tomates y las imprescindibles patatas (co-protagonistas del plato); son varios los ingredientes facultativos, como el azafrán, el pimentón de La Vera, el cominos, la pimienta o el clavo de olor, el vino, amén de algunas verduras como los guisantes y zanahorias, que pueden hacer que este riquísimo guiso varíe de sabor y aspecto sin desmerecer unas de otras.

Ciñéndome a la manera en que mi madre lo ha cocinado toda la vida, solo me he permitido la licencia de cocinarlo en olla a presión, antes de añadir las patatas, porque no me fío de lo duro que pueda ser el choco, y no es ningún dislate si os digo que en ocasiones he necesitado horas en el fuego para poder comerlo; sin embargo con este método, en 20 minutos, más el tiempo necesario para las patatas, queda completamente tierno y muy sabroso.

En cuanto a la densidad del caldo, este me gusta que no quede demasiado espeso, pero si un poco ligado, todo depende del tipo de patatas que utilicemos, del corte de las mismas y de la cantidad de agua que añadamos al guiso. Prefiero cortarlas en trozos irregulares no muy grandes (hendiendo la puntilla en la patata y rompiéndolas al crac o chascadas), con el agua justo para que las cubra, y así no quede caldoso como si fuera sopa.
Seguro que tú también tienes tus preferencias, ¿cómo te gustan los guisos de patatas?
Espero que a mí querida Elisa  le guste como he cocinado este plato tan típico de su querida tierra choquera, porque siempre que lo cocino pienso en ella.



INGREDIENTES
  • 2 Chocos limpios (1,200 Kg Aproximadamente)
  • 4 Patatas grandes
  • 1 Cebolla blanca
  • 1 Tomate maduro
  • 2 Pimientos rojos ecológicos
  • 2 Pimientos verdes ecológicos
  • 2 Dientes de ajos
  • 1 Hoja de laurel
  • Unas hebras de azafrán
  • Unas ramitas de perejil
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Agua

chocos

ELABORACIÓN
  • Cortar los chocos en tiras de unos 3 o 4 cm de largo por 1 cm de ancho. Dejara las patas enteras, separándolas con un corte unas de otras por la parte que están unidas.
  • Pelar y picar la cebolla.
  • Pelar y picar los ajos.
  • Cubrir el fondo de la olla con aceite de oliva virgen extra, para sofreír la cebolla y los ajos.
  • Lavar, quitar las semillas y cortar los pimientos a tiras o picarlos, y añadirlos al sofrito.
  • Picar el tomate, al que previamente quitaremos la piel, si fuer muy dura. Añadirlo al sofrito.
  • Sazonar, y dejar reducir hasta que el tomate esté bien frito.
  • Sazonar ligeramente el choco y añadirlo a la olla. Remover y dejar que tome color, a fuego fuerte.
  • Añadir las hebras de azafrán, el laurel y el perejil. 
  • Cubrir con agua y llevar a ebullición.
  • Tapar la olla, y cocinar a presión 20 minutos, contando el tiempo a partir de que suba la válvula y comience a soltar vapor.
  • Transcurrido el tiempo, destapar la olla una vez haya perdido la presión.
  • Lavar y trocear las patatas.
  • Ponerlas en una cacerola, poner encima el choco.
  • Cubrir con el caldo de cocción, y cocinar unos 20 minutos o hasta que las patatas estén completamente tiernas. Rectificando de sal y agua si fuera necesario.
  • Y listo para servir.

patatas-pimientos-choco


patatas-chocos

Con esta receta participo de nuevo en el Reto de Noviembre 2016 de CdM - Cocineros del Mundo
Patata, Mandarina & Hinojo
En el apartado Salado


Otros guisos con Patatas



De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!