Ir al contenido principal

DBM | Recetas con Historia

Risotto de Tomate al aroma de Albahaca

De pequeña vivía en una casa, en la que el patio colindaba con los de los vecinos, apenas estaban separados por un muro de no más de un metro de altura, por el que podíamos pasar de una casa a otra sin dificultad, pero aun así, ninguno quebrantaba la privacidad de los demás.

Recuerdo como intercambiábamos, lo que se tenía, que si unas aceitunas recién aliñás, que si unos añejos para el puchero; mi padre se tomaba los domingo al mediodía, una copita de vino "Patacabra" de Espartinas, con José, nuestro vecino, y en el muro a modo de mesa ponían unas tapas de queso o chorizo de la matanza de su pueblo. A mi vecina Isabel, le gustaba el pan "pringao", unas ricas rebanás de pan frito que mi madre hacía los sábados para desayunar, ella entraba a mi casa, como si de la suya se tratara para tomárselas con el café recién hecho, pasándolas por un platillo que se ponía en el centro de la mesa, con azúcar y canela. Mi vecina Rafaela tenía 10 o 12 hijos, y uno de ellos trabajaba…

One Pot Autumn Pasta

one-pot-autumn-pasta

Es Otoño, tiempo de setas, y es en esta época cuando todos las cocinas se llenan de platos repletos con las mejores de temporada. 
No siempre tiene uno la suerte de vivir en un lugar donde se encuentren en los campos o montes con facilidad. Sevilla, ciudad donde vivo, no se caracteriza precisamente por ser el sitio ideal para ir a buscarlas, seguro que algunos dirán que ellos si las encuentran, pero claro son pocos, y yo precisamente no soy la afortunada. 

Gustándome como me gustan, recurro constantemente a las de cultivo, siempre si son de calidad y está recién cortadas. Hace años que no como setas silvestres, el año pasado mi querida Raquel me regaló unas que ella misma recogió y secó, para que me duren mucho tiempo, estando bien guardadas; y de las cuales, aún me quedan algunas que tengo reservadas para cocinar platos muy especiales, como mi delicioso Risotto de Camagrocs con Confit de Pato al Azafrán, un plato para cocinar sin prisas y disfrutarlo más lentamente aún, siempre en la mejor compañía. 
Y hablando de setas, el miércoles pasado, Raquel le comentaba a mi querida Isabel, cuando muy acertadamente añadía Portobello a su Polenta pensando en mí, que ella nunca las compra, y es natural, ¿como comprar setas de cultivo, cuando tienes la suerte de poder disfrutar de todas esas delicias que tu tierra te regala? Yo creedme, que no sé con cuáles me quedaría, porque una vez probadas las dos, me quedo con ambas, y pienso ¿porqué renunciar a lo que me gusta tanto?

Repito con Setas Portobello, de las cuales me declaro absolutamente amante incondicional, pero que vosotros podréis sustituir, en este plato perfectamente, por otras y si tenéis la suerte de tener setas silvestres a mano utilizadlas, y ya me contaréis. Un pequeño cambio quizás, que solo hará sin duda, enriquecer un plato ya de por sí insuperable.
Hoy he cocinado de nuevo un todo en uno, más conocido como One Pot Pasta, y que ya os conté en qué consistía, un modo sencillo y rápido de cocinar la pasta, conservando todas sus propiedades y donde la pasta se impregna de todo el sabor y aromas, del resto de ingredientes. 



INGREDIENTES
  • 200 gr de Pasta Corta (Fusilli)
  • 1 Manojo de Espárragos Verdes
  • 300 gr de setas Portobello
  • 1 Cebolla
  • 2 Tomates de pera
  • Cebollino
  • 1 Pastilla de caldo de verduras concentrado
  • 1/2 c/p de Cúrcuma
  • 1 c/s de Salsa de Soja
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Agua
one-pot-autumn-mise

ELABORACIÓN
  • Picar la cebolla y ponerla en el fondo de la cazuela, con un poco de aceite de oliva virgen extra.
  • Picar los tomates (si la piel fuera muy dura pelarlos previamente); añadirlos a la cebolla y sofreír.
  • Limpiar los Portobello, si fuera necesario con un poco de agua, antes de cortarlos. Cortarlos a cuartos, o en octavos si fueran muy grandes. Añadirlos al sofrito.
  • Lavar los espárragos y trocearlos en trozos de unos 2 cm, dejando las puntas de unos 5 cm. Añadir los espárragos a la cazuela, reservando las puntas, para el final de la cocción.
  • Saltear, sazonar ligeramente, añadir la pastilla de caldo desmenuzada y añadir agua, solo la cantidad necesaria para que la cubra.
  • Añadir la cúrcuma y la salsa de soja.
  • Llevar a ebullición y añadir la pasta.
  • Cocinar hasta que la pasta esté tierna, según recomendación del fabricante. Dejando que se absorba todo el caldo. 
  • Picar el cebollino, y servir la pasta con un poco espolvoreado por encima.
one-pot-autumn-pasos


one-pot-autumn-mesa

one-pot-autumn-plato

one-pot-autumn-calabaza



De Buena Mesa



Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!