domingo, 25 de septiembre de 2016

Patatas Asadas con Tomates Cherrys Amarillos y Chalotas


patatas-tomatescherry-chalotas

Que la Patata es la guarnición o complemento perfecto, es bien sabido por todos, si hiciéramos un sondeo, cosa que no he hecho por supuesto y basándome únicamente en el número de manitas arriba y por decisión "popular" cuando pregunto en casa, ganarían por goleada las Patatas Fritas, pero claro no son precisamente lo más saludable que te puedes comer, a menos que tengas mucha fuerza de voluntad, y te comas solo dos o tres; no sé si vosotros podréis hacerlo, yo no, lo confieso, son una de las tentaciones a las que no me puedo resistir, sucumbo a ellas solo con verlas, cosa que no sería un problema si no me sobraran unos cuantos k..., bueno de esto mejor no hablemos.
Otra forma de prepararlas como alternativa de cocina saludable, son las Patatas Asadas, aunque necesitas un poco más de tiempo, ya que para que queden bien tiernas y no resecas, hay que hornearlas con calor moderado para que se cocinen lo más lentamente posible, os aseguro que así quedarán perfectas, y nadie echará de menos las tentadoras patatas fritas.

Durante las vacaciones de verano, es cuando puedo cocinar y compartir mesa con la parte de mi familia que vive fuera de Sevilla, mis niñas y sus maridos; entonces aprovechamos para hacer grandes reuniones al borde de la piscina si hace calor al mediodía, o en el patio si es de noche.

Un domingo, del mes de Agosto pasado, hicimos una barbacoa en casa de mis padres para unas 12 o 14 personas, en la que ya os imaginaréis el lío que se armó, y en la que hubo casi de todo un poco, incluso verduras en grandes cantidades, ya que además de a los 2 vegetarianos de la familia, también nos gustan bastante a los que solemos comer de todo.

En este tipo de eventos familiares, nunca saco la cámara, ni cocino nada para subir al blog, pero a veces, como ese día, teniendo ante mí una magnífica selección de productos ecológicos, que mi hermana Pilar trajo de su huerto, y que habían cultivado ella y su marido con sus propias manos, no pude dejar de tomar algunas fotos con mi móvil para tener constancia de ello.
¡¡Y menos mal que lo hice!!
Al principio pensaba guardarlas como documentación para alguna posible futura receta, ya que estas patatas no solo se veían bonitas en la bandeja mientras las preparaba, sino que conforme iba añadiendo ingredientes a discreción y sin premeditación, la cosa ya prometía ser una delicia.
Cuando empezó a calentarse aquello, una vez dentro del horno, la cocina se inundó de un exquisito y fragante aroma, al que todos venían atraidos como abejas a un panal de rica miel; una vez fuera del horno el resultado fue espectacular, ¡¡qué olor y qué color!! (hasta yo misma me toqué las palmas, de la buena pinta que tenían), pero el éxito rotundo lo tuvieron una vez servidas en la mesa, tanto que si alguno no se hubiera andado con cuidado, se habría quedado sin probarlas, porque estaban ¡buenísimas!

Por eso he querido compartirlo con vosotros, para dejar constancia de una de las patatas más exquisita que jamás he probado, a pesar de no haber sacado una foto de presentación en el plato, como se merece, así que os prometo volver a repetirlas, aunque ya no tenga esta suerte de poder disfrutar de ingredientes únicos como estos, y subirla para mejorar el post.
Espero que lo entendáis, cocinar, y fotografiar a la vez que estás intentando pasar un buen rato con los tuyos, no te deja pensar en nada de eso, además de no ser tampoco el momento oportuno, porque si comer en familia, de por sí es lento y se suele prolongar hasta horas intempestivas, mucho más largo sería si tengo que hacer esperar a quienes se sientan hambrientos a la mesa, mientras yo me dedico a bloguear.

INGREDIENTES

  • 2 kg de Patatas ecológicas (pequeñas para guarnición)
  • 1 kg de Tomates Cherry Amarillos ecológicos
  • 1/2 kg de Chalotas ecológicas
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal y Pimienta
  • Perejil liofilizado
  • Tomillo
  • 1 c/p de Azúcar Moreno
  • Un chorrito de Vinagre balsámico
  • 1/2 vasito de Agua
  • Una hoja de Papel sulfurizado o de Aluminio 
patatas-chalotas-tomates

ELABORACIÓN

  • Lavar las patatas con un cepillo con abundante agua. Escurrir.
  • Cortar las patatas en gajos, conservando la piel. Si son grandes las patatas trocearlas en bastones de unos cinco centímetros de largo por uno de grueso, y si la piel es muy dura pelar las patatas.
  • Disponerlas en una rustidera grande.
  • Lavar las chalotas bajo el chorro de agua caliente, para quitarles la piel exterior más dura.
  • Cortarlas en dos mitades y poner encima de las patatas.
  • Lavar los tomates y añadirlos enteros y sin cortar, a la fuente.
  • Salpimentar, y espolvorear con las hierbas aromáticas, al gusto.
  • Remover y mezclar para que se repartan bien las especias por las patatas.
  • Espolvorear por encima una pizca de azúcar moreno, no más de una cucharadita pequeña, queremos potenciar el sabor, pero no endulzar las patatas.
  • Rociar unas gotas de vinagre balsámico, no os recomiendo que sea reducción pues es demasiado dulce.
  • Rociar con un buen Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Verter el agua en un rincón de la fuente, para que las patatas no pierdan la cobertura del resto de ingredientes.
  • Tapar la fuente con el papel sulfurizado, o aluminio en su defecto.
patatas.aove-especias
  • HORNEADO
  • Precalentar el horno a 250º C durante 10 minutos.
  • Introducir la fuente en el horno, y hornear durante 40 minutos a 175º C
  • Quitar el papel a la fuente, y terminar de cocinar 20 minutos más, hasta que las patatas estén bien tiernas y haya tomado un bonito color dorado toda la superficie.
  • Estas patatas son ideales como guarnición de cualquier plato de carne o pescado, asado, a la plancha o a la parrilla.
  • Servir rociadas con un poco del jugo del asado, que estará depositado en el fondo de la bandeja.
patatas-azúcar-vinage


patatasasadas-tomatesamarillos


De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!