miércoles, 29 de abril de 2015

Apple Cake - Bizcocho de Manzana

Cinnamon Apple Cake, by De Buena Mesa

Seguramente este no sea el mejor pastel de manzana que hayáis comido en vuestra vidas, pero para mí siempre tendrá un lugar especial en mi lista de bocados deliciosos favoritos.

Los que me conocéis y me seguís habitualmente, ya sabréis de sobra que yo por un bizcocho tierno y jugoso ¡¡¡muerooooo!!!...A lo largo de los años, son muchas las recetas de bizcocho que he elaborado, pero siempre que voy con prisas, lo que últimamente es lo más normal en mi rutina diaria, entonces tiro de el socorrido bizcocho de yogur, que se hace en un pispas.

Lo he versionado en todas las variedades de yogur que podáis imaginar, pero si me tengo que decidir por uno me quedo con el de coco (que me fascina), seguido por el de manzana. Aunque a veces, si no encuentro yogur de manzana, lo sustituyo por el natural que al tener un sabor neutro, no altera el resultado de mi pastel.

En esta versión que hoy os enseño, he utilizado yogur de limón que es el que tenía a mano, que junto con la ralladura de limón del limonero que tenemos en casa, además de ser ecológico y muy aromático, le ha dado un precioso color dorado muy vistoso.

También os dejo una versión con canela y yogur natural, que está súper bueno, y con un olor divino (en el vídeo lo podéis ver).

Para terminar y por dar salida a esos tarros de mermelada de pera, que aún me quedan de los que hice el verano pasado, lo he pintado con ella, y le ha dado un brillo especialmente atractivo.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo.


APPLE CAKE - BIZCOCHO DE MANZANA

INGREDIENTES

  • 2 Yogures de sabor natural (yo he utilizado sabor limón)
  • 3 Huevos ecológicos
  • 2 manzanas Golden Delicious
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 1 vaso de aceite de girasol
  • 2 vasos de azúcar
  • 4 vasos de harina de repostería
  • Una pizca de sal fina
  • Ralladura de limón
  • Margarina y harina para el molde

ELABORACIÓN

  • Untar un molde corona con margarina y espolvorear con un poco de harina, dar la vuelta y golpear un poco para quitar el sobrante. Reservar.
  • Precalentar el horno a 250º. Arriba y Abajo.
  • En un bol grande poner los huevos y los yogures.
  • Utilizar un vaso de yogur para medir el resto de ingredientes, que añadiremos al bol, excepto las manzanas.
  • Mezclar todos los ingredientes, con una varilla de repostero, hasta que la masa no tenga grumos. Esto lo haremos de forma rápida y sin batir para que la masa quede ligera.
  • Verter la masa, golpear y girar con suavidad para que quede bien repartida, dentro del molde.
  • Pelar las manzanas y cortarla en láminas finas.
  • Disponerla encima de la masa acaballándolas unas sobre otras.
  • Espolvorear con una pizca de azúcar.
  • Introducir el molde en el horno y bajar la temperatura a 175º C.
  • Hornear 40 minutos, pinchar en el centro con una aguja, y si sale limpia el bizcocho ya estará listo.
  • Sacar y dejar enfriar unos minutos en el molde antes de desmoldar.
  • Pintar la superficie con un poco de mermelada de pera.
  • Dejar enfriar completamente sobre una rejilla antes de comerlo.
  • Bien tapado y en lugar fresco y seco, se conserva en perfecto estado unos 4 o 5 días.


Bizcocho de Canela con Manzana y Mermelada de Pera 


Bizcocho de Canela con Manzana y Mermelada de Pera
Bizcocho de Canela con Manzana y Mermelada de Pera








miércoles, 22 de abril de 2015

Solomillo Ibérico a la Casera



Si existe un plato que con la más absoluta seguridad gusta a todos, ese, es el que os presento hoy. 
Al menos en casa, es decir filetitos a la casera, y poner una cara de felicidad infinita. No sé quién se siente más feliz, si los adultos, o los niños, porque no ha pasado por nuestra mesa, ni una sola persona, que no haya disfrutado comiendo este plato, como un niño con juguete nuevo.

Recuerdo cuando éramos pequeñas, mis hermanas y yo, a mi madre metida en la cocina, preparando las cenas de verano. El olor inundaba la cocina, y salía por la puerta del patio perfumando todos los del vecindario con su riquísimo aroma.
Mi vecina Isabel, que como ella misma decía, era muy “escusada” o sea que no tenía impedimento alguno para meterse en casa, se asomaba por las escaleras que daban a nuestro patio, con ojos golositos, y mi madre le sacaba una tapita de pan con un filetito encima para que lo probara, tipo montadito, y disfrutaba como poseída, ja, ja, ja...ya de paso, su marido José, se asomaba, y mi padre, al que no hacía falta insistirle mucho para formar el "tangai", sacaba unas aceitunas aliñás, y una copita de mosto de Umbrete; ¡Ay, qué tiempos!, se formaba una fiesta en un momento, porque los filetitos de mi madre eran únicos, tiernos, jugosos, y sabrosísimos.

Debo decir que yo he tenido la suerte de dar ese punto a la carne, que solo mi madre era capaz de conseguir, pues mis niñas, dicen que solo yo he conseguido hacerlos igual que ella. Y mira que mis hermanas cocinan divinamente, pero el sabor de mi madre, solo lo he conseguido yo.
Ahora, por fin, y después de mucho "apretarme las tuercas", voy a descubrir su gran secreto, ja, ja, ja…que no es otro que poner todo el amor y el cariño en las cosas que cocinamos, para hacer felices a los demás.


SOLOMILLO IBÉRICO A LA CASERA

INGREDIENTES
  • 2 Solomillos Ibéricos
  • 4 Patatas
  • 5 Dientes  de Ajo
  • Perejil
  • 1 Pastilla de caldo de pollo concentrado
  • 1 c/p de harina
  • 1 Vasito de vino blanco
  • 1 Vasito de agua
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN
  • Filetear los solomillos.
  • Sazonar los filetitos.
  • Poner los ajos rajados, con piel, en una sartén con un poco de Aceite de Oliva.
  • Cuando este bien caliente, marcar los filetes por ambas caras (vuelta y vuelta) e ir poniéndolos en un plato.
  • Lavar bien el perejil, y picarlo finamente.
  • Una vez marcados todos los filetitos, añadir un poco más de AOVE, la cucharadita de harina, y remover para que se dore ligeramente, y desglasando los fondos de la sartén.
  • Añadir la mitad del perejil picado.
  • Verter el vasito de vino blanco.
  • Añadir la pastilla de caldo desmenuzada.
  • Verter el vaso de agua.
  • Añadir los jugos que los filetitos hayan soltado en el plato donde los tenemos reservados.
  • Llevar a ebullición, y cocinar unos 5 minutos, hasta dar el punto deseado de espesor.
  • Introducir los filetitos en la salsa hirviendo, y cocinar 1 minuto (como los filetitos está ya casi hechos, solo será necesario calentarlos, no cocer en exceso, pues se secarían volviéndose duros y correosos). Añadir el resto del perejil.
  • Pelar las patatas y cortarlas en bastón. Lavarlas, escurrirlas y freírlas en abundante AOVE. Una vez doradas, escurrir bien y sazonar ligeramente con una pizca de Sal Rosa del Himalaya.
  • Y listos para servir. 











viernes, 17 de abril de 2015

Revuelto de Tagarninas




Conociéndonos

El Blog de EliaQue no te falte un perejilDe Buena Mesa


¡Hola a tod@s!
Hoy no es un día cualquiera, al menos para mi. Hoy es el día, en el que por fin he conocido a dos de mis bloggers favoritas. Me siento especialmente contenta, pues después de varios meses de:
- ¡Ojalá!, pronto nos veamos...
- A ver cuándo quedamos...
- Tengo ganas de conocerte...
En fin, que un día por otro nunca encontrábamos el momento.
Elia " me obligó", y bendita la hora, ja, ja, ja... Tenía que venir a Sevilla, y Elisa la esperaba, así que yo si, o si, tenía que estar allí. No había excusas que dar, tuve que juntar Roma con Santiago para poder estar, y estuve. De ahí surgió nuestra primera cita, luego un mini grupo en Hangouts de Google+, para inmediatamente pasarnos a Wathsapp, comenzamos siendo dos, luego tres y ahora cinco, porque Victoria Eugenia ( Cocinando con mandil) y Raquel ( Mi diversión en la cocina), también se unieron al grupo; pasamos un finde, de mensajitos que ya os imagináis, acabamos con el índice " hecho polvo" del " dale que te pego", ja, ja, ja... Hasta por la noche soñé que estaba pegada a la pantalla de mi iPhone; no sabía que teníamos tantas cosas que contarnos, pensé:
-No voy a tener nada que contar el martes cuando nos veamos.
Porque a todo esto, fue el martes cuando quedamos. Pero que va, si me pareció mucho, el día en cuestión nos faltó tiempo, ¡que de cosas nos contamos!, parecíamos viejas amigas que después de años, se volvían a encontrar, teníamos un millón de cosas que contarnos, pero nos quedamos en el medio millón, por falta de tiempo, que si no, ja, ja, ja...
Que bonito encuentro, corto pero súper emocionante, nos abrazamos, nos besamos, como si fuéramos familia, y es que nada más verlas las sentía como si hiciera años que nos conociéramos. 
Es en momentos como estos, cuando me encantaría estar dotada con el don de las palabras, no tengo suficientes para expresar lo que me alegra haberos conocido.
Chicas, ¡¡¡muchísimas gracias!!! por esta experiencia única, a ver si repetimos, porque me he quedado con ganas de más, y más, pero mucho más, ja, ja, ja...
Un millón de besos y muchas cosas bonitas a mis niñas, ¡¡¡guapas!!!




En realidad la parte comestible, es como decía anteriormente, el nervio central de dicha hoja. Para poderla consumir, es necesario sacar el nervio, quitando el resto de la hoja, que se desecha. Esto habrá de hacerse con extremado cuidado, ya que al tener tantas púas, puede producirnos cortes y pinchazos.
Yo las que he utilizado, son regalo de un conocido de mi hermana, que ha estado este fin de semana en el campo, y conociéndolas, me las ha regalado ya limpias.
Pero también las podéis encontrar ocasionalmente en algunos mercados tradicionales, incluso las he llegado a comprar en alguna que otra ocasión en supermercados.
En crudo su sabor es muy amargo y no se pueden comer, pero una vez cocinadas, se vuelven suaves y muy sabrosas. Tienen un sabor muy particular, aunque con matices parecidos a los espárragos trigueros.
Las Tagarninas, también llamadas Cardillos, es el nervio central de la hoja de una planta silvestre. Caracterizada por sus hojas espinosas, están cubiertas de una vellosidad en toda su superficie.


INGREDIENTES

  • 1 kg de tagarninas limpias
  • 1 Cebolla
  • 2 Patatas
  • 5 Huevos ecológicos
  • Sal, AOVE


ELABORACIÓN

  • Lavar bien las tagarninas, y trocearlas en el caso de que estén enteras.
  • Poner abundante agua con un poco de sal a hervir, añadir las tagarninas cuando llegue a ebullición.
  • Cuando alcance el hervor de nuevo, cocer 1 minuto. 
  • Dejar en infusión, 5 minutos.
  • Escurrir bien.
  • Pelar las patatas, y cortarlas a láminas como para tortilla.
  • Freírlas en abundante aceite. Escurrir bien, una vez estén doradas.
  • Cortar una cebolla y sofreírla en un poco de aceite de oliva, cuando esté tierna y ligeramente dorada, añadir las tagarninas bien escurridas.
  • Saltear y añadir las patatas fritas. Sazonar.
  • Romper los huevos en un plato, y añadirlos al revuelto.
  • Remover y cuajar al gusto.
  • Servir y disfrutar.









viernes, 10 de abril de 2015

Rosada a la Roteña



Hoy pescado para comer.
La Roteña es una salsa de la cocina tradicional de Rota (Cádiz), generalmente se sirve con Urta, los ingredientes básicos son verduras y tomates, con un toque imprescindible de nuez moscada, que la hace deliciosa.
La Rosada, habitualmente se encuentra en el mercado en formato congelado, pero hoy la he encontrado en la pescadería fresca y a un precio espectacularmente económico, por lo que no he podido resistir la tentación de comprarla, aunque no lo llevaba en mente, mi marido me animó a hacerlo, y con su ayuda, el pescado quedó limpio de piel y sin espinas, así es súper cómodo comer pescado, y sin sus inconvenientes.

Algunos datos interesantes
  • La Rosada es un pescado blanco con excelentes propiedades culinarias y nutritivas, su carne es sabrosa y tersa, y sin apenas espinas.
  • A la plancha, en el horno o microondas, y también guisada, la Rosada siempre ofrece buenos resultados; su aspecto recuerda al Congrio.
  • Por su suave sabor, la Rosada es muy parecida a la Merluza, pero su textura es más tersa y firme, razón por la que es tan versátil en la cocina. Además, apenas presenta espinas, por lo que es perfecta para los niños y los no tan niños.
  • Es ideal para cocinar al horno o en microondas, a la plancha o frita, en suculentos guisos o como ingrediente de ensaladas, la Rosada admite tantas elaboraciones diferentes como se nos ocurra.
  • Su alto contenido en colágeno, aporta a las salsas una textura más espesa y ligada.
  • Entre sus propiedades nutricionales hay que destacar que es un pescado blanco bajo en grasa (contenido graso <1%) que aporta tan sólo unas 80 kcal por 100 g. 
  • Su bajo contenido en grasa es básicamente rico en ácidos grasos Omega-3 EPA y DHA, que son beneficiosos para la salud cardiovascular.
  • La Rosada también aporta proteínas de elevado valor biológico, vitaminas y minerales como vitamina B12, fósforo y selenio, imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo.

ROSADA A LA ROTEÑA

INGREDIENTES

  • 1Rosada
  • 4 dientes de Ajo
  • 1 Cebolla
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 Tomate
  • 4 Patatas
  • Perejil
  • Una copa de Brandy de Jerez
  • Nuez moscada
  • Una hoja de Laurel
  • Un poco de salsa de tomate frito
  • AOVE
  • Sal

ELABORACIÓN

  • Una vez limpio el pescado y abierto en libro, separarlo en dos lomos, y quitar la piel, para ello comenzar por la cola, deslizando el cuchillo entre la piel y la carne del pescado, haciendo movimiento firmes en zigzag, sujetando la piel con la mano, y tirando de ella tensándola para que el lomo se despegue con facilidad.
  • Si os resulta complicado, siempre podéis pedir al pescadero que os facilite el trabajo, haciéndolo él.
  • Sazonar los lomos por ambos lados, y reservar.
  • Pelar los ajos y cortarlos en láminas.
  • Cortar los pimientos y la cebolla en juliana.
  • Pelar el tomate y cortarlo a tiras.
  • En una cazuela, poner aceite de oliva virgen extra y dorar los ajos, sacarlos y reservar.
  • En la misma cazuela, pochar la cebolla y sin que se dore, añadir los pimientos, para hacer un sofrito.
  • Una vez dorados los pimientos, añadir el tomate, el laurel y un poco de nuez moscada recién rallada.
  • Remover un poco, y añadir el brandy, dejar reducir un poco, y sazonar.
  • Añadir los ajos, y un poco de salsa de tomate frito, cocinar unos minutos.
  • Pelar las patatas y cortarlas a rodajas.
  • Ponerlas en la freidora con AOVE frío, y freír.
  • Una vez doradas las patatas, escurrir y ponerlas en el fondo de una rustidera. Sazonar.
  • Poner encima los lomos de rosada y espolvorear con un poco de perejil fresco picado.
  • Cubrir con la Roteña, añadir un poco de salsa de tomate frito por encima.
  • Precalentar el horno.
  • Hornear 18 minutos a 180 ºC.
  • Listo para servir.












domingo, 5 de abril de 2015

Smoothie Fruits


Los Smoothies, son un tipo de batidos a base de frutas frescas, a los que se les puede añadir algo de leche o crema, para darles una consistencia más suave, de ahí su nombre.
No existen reglas fijas a seguir, lo único imprescindible es que la fruta sea de la mejor calidad, y lo más fresca posible, en cuanto a fresca me refiero a recién cosechada, no a sacada de la nevera, ja, ja, ja…Pueden contener mezclas, de zumos naturales, licuados o triturados, con algo de pulpa, que aparte de darle consistencia, aporta todos los beneficios de la fibra natural de la fruta.
En verano también se les puede añadir un poco de hielo pilé, lo que les da una textura tipo granizado muy agradable.Aprovechando que estamos en plena temporada de fresas, y comienza a hacer calorcito, es muy agradable merendar en la terraza o jardín, oyendo el cantar de los mirlos, las golondrinas llenando los aleros con sus nidos, los gorriones abandonan su cortejo, apenas para comer, el agua fluyendo regando el huerto.
Los naranjos por fin rebozan de azahar, inundándolo todo con su maravillosa fragancia.La semana transcurre lentamente, y yo viendo la vida pasar, disfruto cada segundo como si fuera el último.
Carpe Diem, ¡¡¡disfruta y sé feliz!!!


INGREDIENTES

  • 15 Fresones
  • 1 Manzana Royal Gala
  • 1 Pera Conferencia
  • 1 Plátano de Canarias
  • 4 Naranjas (de nuestros naranjos)
  • 2 Kiwis
  • Azúcar al gusto

ELABORACIÓN

  • Lavar y escurrir bien la fruta.
  • Trocear en pedazos no muy grandes.
  • Ponerlos en un bol grande.
  • Exprimir las naranjas y añadir el zumo al bol donde tenemos la fruta troceada.
  • Añadir un poco de azúcar para corregir la acidez del zumo de naranja, esto además ayuda a potenciar el sabor de los fresones.
  • Servir frío.











jueves, 2 de abril de 2015

Torrijas, #Primavera 2015


Hoy quiero compartir con vosotros un dulce tradicional, e imprescindible, en nuestra casa, para la merienda del Jueves Santo y Viernes Santo.
No ha habido ni un solo año, sin excepción, que no las hayamos cocinado.
Recuerdo, cuando era niña, a mi madre los primeros días de la Semana Santa, metida en la cocina desde el amanecer, haciendo todo los platos, postres y dulces típicos de estas fechas, para cuando llegaran el jueves y el viernes, no tener que hacer nada en la cocina, tan solo calentar y servir la mesa.
Era tan eficiente, que no sé cómo era capaz de hacer tantísimas cosas ella sola, sin ayuda de nadie, y en algunas ocasiones ayudada por mi padre que después de estar todo el día en el trabajo, llegaba a casa, y ya nos tenía mi madre a todas acostadas, y él sin dar muestras de cansancio, se arremangaba, para ayudarla a hacer lo que ella ya tenía medio fraguado:

     · Torrijas
     · Arroz con leche
     · Poleás
     · Castañas en almíbar
     · Pestiños
     · Roscos
     · Empanadillas 

Además de todos los platos salados:

     · Bacalao con tomate
     · Espinacas con garbanzos
     · Potaje de Bacalao
     · Pavías de Bacalao
     · Buñuelos de Bacalao
     · Arroz con Bacalao

Estos son los básicos más esenciales de nuestra casa en Semana Santa, pero además ahora que ya somos nosotras las que en cada caso, tenemos que poner para nuestras familias, nuestros propios menús, los vamos intercalando con un sinfín de nuevas recetas, eso sí, siempre a base de Bacalao, con lo que la lista de platos se hace interminable.
Valga esta pequeña muestra como ejemplo:

     · Bacalao Dorado
     · Bacalao a la Portuguesa
     · Bacalao al Pimentón con crema de Guisantes
     · Bacalao a la Florentina
     · Bacalao a la Roteña
     · Bacalao en Papillote
     · Bacalao en Salsa de Eneldo Sobre Base de Tagliatelle Verde
     · Pimientos del Piquillo rellenos de Bacalao y Langostinos

Y un largo etc., que por falta de tiempo aún no he podido subir al blog, pero no os preocupéis que todo se andará.




INGREDIENTES
  • 1 Barra de pan especial para torrijas
  • 1 Kg de Miel
  • Un vaso de agua para la miel
  • ½ l de vino blanco
  • ½ l de agua
  • Canela molida
  • Clavo molido
  • 4 Huevos
  • Un chorrito de leche (para los huevos)
  • Un chorrito de agua (para los huevos)
  • 1 l de Aceite de girasol

ELABORACIÓN
  • Orear el pan un rato antes de utilizarlo.
  • En un bol mezclar a partes iguales el vino y el agua, mezclar con una pizca de canela y clavo.
  • Mojar las rebanadas de pan en dicha mezcla, y ponerlas en una fuente o bandeja.
  • Batir los huevos con un poco de leche y agua (esto es necesario, para que al freír las torrijas, el aceite no se vuelva espumoso)
  • Pasar las rebanadas de pan por el batido de huevos, y freír en el aceite, que tendremos en un perol bien caliente, (iremos controlando la temperatura del aceite para que no se caliente en exceso, ni llegue a humear, ni tampoco se enfríe demasiado).
  • Freírlas por tandas de a dos, y sacarlas a una bandeja.
  • Calentar la miel con un poco de agua, cuando comience a hervir, ir enmelando las torrijas, dejándolas dentro de la miel hirviendo al menos un minuto.
  • Una vez bañadas en la miel, disponerlas en una fuente amplia, y rociar con la miel sobrante para que queden bien jugosas.
  • Es necesario que se enfríen bien antes de comerlas.
  • No introducirlas en el frigorífico para que no se pongan duras.