jueves, 14 de mayo de 2015

Arroz Caldoso de Espárragos



El arroz que os enseño hoy, es uno de esos platos tan sencillo, que no sería necesario dar la receta para elaborarlo. 
Está basado en la cocina heredada de mi madre. Una cocina realizada en el hogar para La Familia.
Aprovechando que hoy es el día internacional de La Familia, he creído interesante, cocinar un plato que despierta en mí, recuerdos entrañables.
Lleno de sensaciones aromáticas, que hacían que a pesar de ser niñas, sus guisos fueran todo un motivo de festejo; ni uno solo de ellos me desagradaba, si bien he de decir que yo nunca tenía reparos a la hora de comer, si reconozco que había algunas cosas que no me apetecían mucho, pero ella siempre se las ingeniaba para hacer de lo más simple, una comida triunfal.
La mejor de las recompensas era ver nuestros platos, rebañados y sin un grano de arroz al terminar de comer, para ello, nos decía que si no lo comíamos todo, no nos casaríamos.
Y allí estábamos, mis hermanas y yo, dando fin de su arroz, hasta el último grano.
¡Y tiene que ser verdad!, pues hoy estamos todas felizmente casadas (y por muchos años).
Quizás la sabiduría de una madre haya convertido en realidad, una ilusión.




ARROZ CALDOSO DE ESPÁRRAGOS


INGREDIENTES
  • 500 gr de Espárragos Verdes
  • 250 gr de Arroz Bomba con D.O.
  • 1 l de Caldo de Verduras
  • ½ Cebolla
  • 2 dientes de Ajo
  • 3 Tomates de Rama, rojos y maduros
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
  • Un poco de agua, si fuera necesario


ELABORACIÓN
  • Trocear los espárragos en trozos de dos centímetros aproximadamente.
  • Sumergirlos en agua y lavarlos bien. 
  • Escurrir y reservar.
  • Picar la cebolla, pelar los ajos y prensarlos.
  • Cubrir el fondo de una cazuela con AOVE, para hacer un sofrito con la cebolla y los ajos. Dorar.
  • Cortar los tomates por la mitad, y rallarlos en un plato. Añadirlos al sofrito. Reducir.
  • Añadir los espárragos a la cazuela, remover y saltear.
  • Calentar el caldo en el microondas.
  • Añadir el arroz, una vez pesado, a la cazuela.
  • Remover y dejar que se impregne bien con el sofrito.
  • Verter el caldo bien caliente, cubriendo el arroz.
  • Llevar a ebullición, cocinar 18 minutos a fuego suave, rectificando de sal casi al final de la cocción, y añadiendo un poco de agua, si vemos que se evapora demasiado caldo, en función de lo caldoso que queramos el resultado final del guiso.
  • Una vez tierno el arroz, servir inmediatamente. No será necesario el reposo, pues de lo contrario, absorberá todo el caldo, quedando seco y pasado.