miércoles, 22 de abril de 2015

Solomillo Ibérico a la Casera



Si existe un plato que con la más absoluta seguridad gusta a todos, ese, es el que os presento hoy. 
Al menos en casa, es decir filetitos a la casera, y poner una cara de felicidad infinita. No sé quién se siente más feliz, si los adultos, o los niños, porque no ha pasado por nuestra mesa, ni una sola persona, que no haya disfrutado comiendo este plato, como un niño con juguete nuevo.

Recuerdo cuando éramos pequeñas, mis hermanas y yo, a mi madre metida en la cocina, preparando las cenas de verano. El olor inundaba la cocina, y salía por la puerta del patio perfumando todos los del vecindario con su riquísimo aroma.
Mi vecina Isabel, que como ella misma decía, era muy “escusada” o sea que no tenía impedimento alguno para meterse en casa, se asomaba por las escaleras que daban a nuestro patio, con ojos golositos, y mi madre le sacaba una tapita de pan con un filetito encima para que lo probara, tipo montadito, y disfrutaba como poseída, ja, ja, ja...ya de paso, su marido José, se asomaba, y mi padre, al que no hacía falta insistirle mucho para formar el "tangai", sacaba unas aceitunas aliñás, y una copita de mosto de Umbrete; ¡Ay, qué tiempos!, se formaba una fiesta en un momento, porque los filetitos de mi madre eran únicos, tiernos, jugosos, y sabrosísimos.

Debo decir que yo he tenido la suerte de dar ese punto a la carne, que solo mi madre era capaz de conseguir, pues mis niñas, dicen que solo yo he conseguido hacerlos igual que ella. Y mira que mis hermanas cocinan divinamente, pero el sabor de mi madre, solo lo he conseguido yo.
Ahora, por fin, y después de mucho "apretarme las tuercas", voy a descubrir su gran secreto, ja, ja, ja…que no es otro que poner todo el amor y el cariño en las cosas que cocinamos, para hacer felices a los demás.


SOLOMILLO IBÉRICO A LA CASERA

INGREDIENTES
  • 2 Solomillos Ibéricos
  • 4 Patatas
  • 5 Dientes  de Ajo
  • Perejil
  • 1 Pastilla de caldo de pollo concentrado
  • 1 c/p de harina
  • 1 Vasito de vino blanco
  • 1 Vasito de agua
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN
  • Filetear los solomillos.
  • Sazonar los filetitos.
  • Poner los ajos rajados, con piel, en una sartén con un poco de Aceite de Oliva.
  • Cuando este bien caliente, marcar los filetes por ambas caras (vuelta y vuelta) e ir poniéndolos en un plato.
  • Lavar bien el perejil, y picarlo finamente.
  • Una vez marcados todos los filetitos, añadir un poco más de AOVE, la cucharadita de harina, y remover para que se dore ligeramente, y desglasando los fondos de la sartén.
  • Añadir la mitad del perejil picado.
  • Verter el vasito de vino blanco.
  • Añadir la pastilla de caldo desmenuzada.
  • Verter el vaso de agua.
  • Añadir los jugos que los filetitos hayan soltado en el plato donde los tenemos reservados.
  • Llevar a ebullición, y cocinar unos 5 minutos, hasta dar el punto deseado de espesor.
  • Introducir los filetitos en la salsa hirviendo, y cocinar 1 minuto (como los filetitos está ya casi hechos, solo será necesario calentarlos, no cocer en exceso, pues se secarían volviéndose duros y correosos). Añadir el resto del perejil.
  • Pelar las patatas y cortarlas en bastón. Lavarlas, escurrirlas y freírlas en abundante AOVE. Una vez doradas, escurrir bien y sazonar ligeramente con una pizca de Sal Rosa del Himalaya.
  • Y listos para servir.