jueves, 30 de enero de 2014

Quiche de Coliflor y Tomatitos

Hoy os traigo otra de las riquísimas “quiches” que cocinamos mi hermana Pilar (La Olla Vegetariana), y yo para la cena de Nochebuena, los ingredientes son bien sencillos y a modo de tarta vegetal, os puede sacar de más de un apuro, en cenas con invitados vegetarianos.
Este tipo de tarta se debe servir siempre en caliente o templada, pero se puede cocinar con antelación dejándola poco hecha y calentándolas en el momento de servirlas en el horno, terminándolas de hornear si fuera necesario.


QUICHE DE COLIFLOR Y TOMATITOS

INGREDIENTES

  • Una base de masa quebrada precocinada
  • ½ coliflor
  • 2 huevos
  • 125 ml de nata liquida ligera
  • 8 tomatitos cherry’s rojos
  • 8 tomatitos cherry’s amarillos
  • ½ cebolla morada de Figueras
  • Sal, pimienta negra y nuez moscada
  • Unas hojas de perejil
  • Aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

  • Extender la masa quebrada sobre un molde para tartas cubierto con papel de hornear.
  • Recortar un centímetro alrededor del borde y reservarlo.
  • Cortar la coliflor en pequeños ramilletes y cocerla durante 15 minutos con una pizca de sal. Escurrirla bien y secarla con papel de cocina.
  • Repartirla por encima de la masa quebrada, uniformemente.
  • Cortar la cebolla de Figueras en daditos y pocharla en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Una vez tierna escurrir y reservar.
  • Batir en un bol, los huevos con la nata, una pizca de sal, pimienta negra recién molida y nuez moscada recién rallada. Añadir el perejil picado y la cebolla, remover.
  • Cortar los tomatitos por la mitad y distribuirlos por encima de la coliflor.
  • Repartir así mismo, el batido por el relleno de la quiche.
  • Precalentar el horno a 220º C.
  • Doblar los bordes de la masa por encima del relleno, y con las tiras recortadas que teníamos reservadas decorarla tarta.
  • Hornear durante 25 o 30 minutos, hasta que el relleno esté cuajado.
  • Servir caliente o templada.

















martes, 28 de enero de 2014

Quiche de Calabacín

La “quiche lorraine” es la tarta salada más famosa de Francia.
Originaria de la Lorena en Francia, se tiene constancia de recetas aparecidas en libros de cocina, de más de 400 años de antigüedad.
El ingrediente protagonista absoluto es el tocino ahumado de la región.
Posteriormente, con el consumo extendido ya por toda Francia, se introdujo otro ingrediente del cual los franceses se sienten especialmente orgullosos, el queso.
Siendo ambos y en combinación con otros ingredientes, la base fundamental junto con la mantequilla y los huevos, condición indispensable para triunfar en su elaboración.
La “quiche” que os traigo hoy, la preparé junto con mi hermana que es vegetariana y tan solo come, a veces, huevos o quesos de origen animal, la nata utilizada es nata convencional, pero si preferís una versión más vegetariana, la podéis sustituir por alguna derivada de la soja.
Así mismo la masa que he utilizado es masa fresca de pasta quebrada de la marca Buitoni, pero si tenéis tiempo, os animo a que la realicéis vosotros mismo, pues el sabor es incomparable, os dejo la receta, por si os animáis a hacerla.



QUICHE DE CALABACÍN

Para 2 a 4 personas

INGREDIENTES

Para la masa quebrada

  1. En caso de elaborar la quiche con la masa precocinada, omitir estos ingredientes.
  • 150 gr de harina
  • 75 gr de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo

Para el relleno

  • 1 calabacín blanco
  • 8 tomate secos
  • 2 huevos
  • 125 gr de nata ligera
  • 125 gr de queso emmental rallado
  • Unas hojas de perejil
  • Una pizca de sal
  • Pimienta negra recién molida
  • nuez moscada recién rallada

ELABORACIÓN

De la masa quebrada

  1. En caso de elaborar la quiche con la masa precocinada, omitir este paso.
  2. Para la masa precocinada, procederemos como ponga en las instrucciones del paquete.
  • Tamizar la harina, haciendo una cavidad en el centro.
  • Añadir una pizca de sal, el huevo ligeramente batido y la mantequilla cortada en pequeños daditos.
  • Amasar todo dando forma de bola, deshacer la bola y volver a recomponerla, envolverla en film transparente y reservar durante dos horas en el frigorífico.
  • Precalentar el horno a 220º C.
  • Extender la masa con ayuda de un rodillo de repostero, formando una capa fina.
  • Untar un molde para tarta con un poco de mantequilla o cubrirlo con papel de hornear. Extender la masa encima y recortar el sobrante, dejando unos centímetros para hacer el borde, para ello iremos dando pequeños pellizcos en la masa doblándola sobre sí misma o bien si no os atrevéis a ello, simplemente dejamos el borde liso.
  • Pinchar la masa con un tenedor y hornearla unos 10 o 15 minutos a 185º C, antes de poner el relleno.

Del relleno y horneado

  • Pelar el calabacín dejando partes de la piel, y cortarlo en medias lunas. Distribuirlo por el fondo de la masa de forma acaballada.
  • En un bol, mezclar los huevos con la nata, los tomates secos cortados en trocitos, el perejil groseramente cortado, el queso rallado, una pizca de sal, pimienta negra y nuez moscada.
  • Verter sobre el calabacín, repartiéndolo por toda la superficie.
  • Hornear a 175ºC durante 25 minutos, o hasta que el relleno esté completamente cuajado.
  • Servir caliente o templada. 










*También puedes ver este vídeo del paso a paso




*QUICHE DE SETAS Y PIÑONES (Ver Receta)
*QUICHE DE COLIFLOR Y TOMATITOS (Ver Receta)



lunes, 27 de enero de 2014

Fresones y Fambuesas


FRESONES Y FRAMBUESAS, UN PLACER PARA LOS SENTIDOS



Hola de nuevo, hoy quiero compartir con vosotros, no una receta ni la elaboración de un plato específico, en concreto; lo que me apetece es enseñaros estas fotos que he tomado de los primeros fresones de éste año.
Esta semana he pasado unos días en la playa de El Portil, en Huelva y allí compré esta delicia de fruta, además no pude resistirme y también compré unas ricas y aromáticas frambuesas.
La frutera tuvo todo el arte, y me dijo: "niña, llévate estas fresitas que son las más ricas que te vas a comer en tu vida, las siembra mi "marío" en nuestra parcelita y las frambuesas también, y encima son bio-ecológicas", vamos que como para no hacerle caso, y encima tenía toda la razón, estaban exquisitas y dulces como el caramelo.
Ya sé que podía haber realizado algún postre para compartirlo con vosotros, y es que con los fresones se pueden cocinar verdaderas delicias, pero es que a veces la naturaleza es sabia y porqué hartarnos de trabajar si tal cual están buenísimas.



Algunos datos y curiosidades sobre las fresas y fresones

Originarias de América, llegaron a España en el siglo XIX.
Los fresones españoles, son famosos por su gran calidad, concretamente los de Huelva donde se cultivan de forma intensiva, siendo demandados por ello en toda Europa, especialmente en Francia, Alemania o Reino Unido.
Su aporte calórico es mínimo.
Compuestos principalmente por agua e hidratos de carbono en forma de fructosa, contienen gran cantidad de sales minerales (potasio, magnesio y calcio), así como vitaminas (C y E).
Fáciles de digerir, muy nutritivos, e interesantes por aumentar las defensas de nuestro organismo.
    -Por su alto contenido en fibra, facilitan el tránsito intestinal.
    -El ácido cítrico hacen de ellos que tengan acción diurética.
    -Contienen un alto nivel de potasio, ideal para el sistema nervioso, muscular y celular, así como para reducir la tensión arterial.
    -Su alto contenido en vitaminas C y E, bloquen los radicales libres, debido a su efecto antioxidante, protegiendo el sistema cardio y cerebro vascular. Así como la producción de colágeno, protegiendo huesos y dientes.

    -También contienen ácido salicílico, de amplia acción anticoagulante y antinflamatoria, y ácido fólico que potencia la producción de glóbulos rojos y blancos.





miércoles, 22 de enero de 2014

Scones Integrales con Parmesano

Los scones son unos bollitos, que los británicos hornean justo en el momento de comerlos.

De origen escocés, su consumo está extendido por toda el Reino Unido, extendiéndose en diferentes versiones a Estados Unidos, o incluso en Argentina podemos encontrar su variante para acompañar al mate.

Son una delicia, su masa esponjosa es similar al pan, delicados y tiernos.
Son ideales como acompañamiento de cualquier comida, solos o untados con mantequilla, también resultan riquísimos rellenos de queso o jamón cocido, etc.
Tradicionalmente se les da forma redonda, aunque también los podemos encontrar en forma de triángulos o cortados con cortapastas.
Entre otros ingredientes, podemos encontrar scones elaborados con quesos como el parmesano o el cheddar, pasas de Corinto, frutos secos, pepitas de chocolate, manzana, canela, calabaza, etc.
No te lo pienses más y pon manos en la masa…
Disfrútalos y si te sobran, los calientas un poco mañana para desayunar.


SCONES INTEGRALES CON PARMESANO

Ingredientes

  • 225 gr de harina integral Gallo
  • 40 ml de aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • 10 gr de levadura Royal
  • 100 ml de leche
  • 100 gr de queso parmesano rallado
  • Finas hierbas provenzales

Elaboración

  • Mezclar en un bol la harina, la levadura, el aceite y la sal.
  • Trabajar con las manos hasta conseguir una especie de migas.
  • Incorporar la leche poco a poco, amasando hasta obtener una masa de textura blanda y que no se pegue a las manos.
  • Volcar la masa en una superficie ligeramente enharinada.
  • Extenderla con el rodillo dejando un grosor de 1 o 2 centímetros.
  • Cortar en porciones con cortapastas de diferentes formas.
  • Disponer los scones sobre papel vegetal en la bandeja de hornear.
  • Reposar unos 20/30 minutos.
  • Precalentar el horno a 200º C.
  • Pintar los scones con un poco de leche y repartir el queso rallado mezclado con las finas hierbas por encima.
  • Hornear los scones durante 15/20 minutos, deben subir un poco y dorarse, dejando una corteza ligeramente crujiente.
  • Servir recién hechos, solos o rellenos de lo que más nos guste.
  • Deliciosos.













lunes, 20 de enero de 2014

Ensaladilla Rusa - Decoradas

Como lo prometido es deuda, aquí os traigo una nueva selección de imágenes de nuestra rica y siempre reclamada Ensaladilla Rusa.

Y es que, cuando me pongo a hacerla, la imaginación vuela; a veces aún estoy mezclando los ingredientes, y ya me salen las ideas de las posibles decoraciones.

Realmente, siempre uso la improvisación a la hora de decorar una ensaladilla, y jamás, jamás... dejo una sin terminar.

La verdad es que en casa somos dos los creativos, mi marido y yo, así que no todo el mérito es mío, pero puedo contar con los dedos de mi mano, las veces en que no me involucro en el acabado final, pues para mi aunque sea una sencilla decoración, debe quedar perfecta.

Espero que os gusten y pronto volveré con más. 

*Ensaladilla Rusa (Ver Receta)

*Ensaladilla Vegetariana (Ver Receta)

*Ensaladilla, otras decoraciones (Ver Receta)